ObamaWORLD

martes 16 de febrero de 2010

Mira por dónde, Obama no es un mesías

El artículo de opinión principal de El País de hoy se titula “El despertar del sueño de Obama” y es de Enrique Gil Calvo, profesor de sociología. Gil Calvo confió en que Obama “sería capaz de transformar su país y con ello también el planeta”. Creía esto hasta el mes de agosto, cuando atribuyó a los discursos de Obama “la capacidad de redefinir la realidad transformándola en consecuencia”.

Ahora el profesor Gil Calvo se ha dado cuenta -“quizá pequé de idealista”, dice- de que Obama no es un mesías y sus palabras no van a cambiar el mundo. Da en su pieza tres razones: el mito de Obama fue un espejismo, la derecha lo ha destruido y el sistema americano es difícil de cambiar. Los motivos son lo de menos porque el argumento principal no se tiene en pie.

No tiene sentido llamar mesías a Obama y compararle con otros: Mandela, Gandhi, Luther King. Por dos motivos. Primero, la lucha de Obama no es desigual, no ha venido a salvar al mundo. No quiere derrumbar el apartheid ni el Imperio británico. Simplemente aspira a mejorar las cosas, o como mucho a cambiar la política. Que sea negro no dice nada en favor de él, sí del país que le votó. Segundo, su labor acaba de empezar. Es imposible juzgar el papel de alguien en plena actuación. Churchill perdió las elecciones apenas ganada la Segunda Guerra Mundial. Hoy todos nos acordamos de él, pero nadie sabe quién le derrotó en las urnas.

Sé de una mujer viuda cuyo marido, un personaje público, fue un gran hombre, incluso de toques proféticos. A veces le dicen: “Tu marido fue un santo”. Pero ella: “De santo, nada”. No es lo mismo recordar a alguien años después y de lejos que convivir con él. La memoria borra los recuerdos desagradables. Sólo queda el ejemplo. No sabemos aún cómo será el ejemplo de Obama. Su labor acaba de empezar.

Obama fue un candidato excelente y ganó. Entonces era fácil valorar su capacidad: si ganaba las elecciones, era el mesías laico; si perdía, no. Ganó de calle y se disparó la emoción. Su gran mérito fue precisamente negar a los cínicos que se preguntaban “dónde va ese negro”.

Pero ser presidente es distinto. Hay que ocuparse de China, la energía nuclear, los gays en el ejército, Afganistán, la financiación en las campañas, Irán, la reforma sanitaria, Sarah Palin, entre otras cosas. Nunca todos estarán de acuerdo con él. Ni aunque fuera el mismísimo mesías. Sus posibles aciertos se verán más adelante.

Aunque lo diga Gil Calvo, las palabras no cambian la realidad; cambian en todo caso la percepción de la realidad. Son cosas distintas. El profesor Gil Calvo imaginó que Obama llegaba con la varita mágica y el mundo cambiaría en un santiamén. No ha sido así. Pero esto no prueba el fracaso de Obama, sino la fe excesiva del articulista en los sueños laicos. El título justo de su artículo era “El despertar del sueño de Gil Calvo”. Aunque eso igual no merecería la tribuna más importante de la prensa española.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios Un comentario

Comentarios

  • 10.11.2015 Mala

    I am excited about wiinnng dinner at Rio Balsas and was wondering how to go about being able to use it.I look forward to your show each Sat. You are so up beat and obviously love what you do and that comes through.Thank you for this prize and I look forward to hearing from you.Patricia

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47