ObamaWORLD

jueves 18 de febrero de 2010

El Dalai Lama está en la Casa Blanca, pero la noticia está en Hong Kong

Barack Obama recibe en estos momentos, mientras escribo, al Dalai Lama en la Casa Blanca. Están en la Map Room -la sala de los mapas- desde donde el presidente Franklin Delano Roosevelt dirigía la Segunda guerra mundial.

No habrá noticia más allá de la importancia del encuentro: el gobierno ofrecerá sólo un comunicado y una foto oficial. La única posibilidad de que haya novedades es que el Dalai Lama hable a la salida con los medios.

La noticia sin embargo está en otra parte: China ha permitido que el portaaviones Nimitz atraque durante cuatro días en el puerto de Hong Kong. Los cinco mil marineros saldrán de visita y de juerga. Pueden dejar un millón de dólares en la ciudad (son 200 dólares por cabeza; es razonable). A pesar de que miembros del Ejército Popular chino no asistieron a la recepción que dieron sus colegas americanos en la isla, la prensa oficial china dice aquí que el permiso concedido por el gobierno chino es “una señal fuerte de su sinceridad para construir unas relaciones bilaterales sólidas”. ¿Precisamente hoy?

A China le disgusta que el presidente de Estados Unidos reciba al Dalai Lama. Para el gobierno chino, el Tíbet es una parte inseparable de China. Si el papel del Lama en el mundo es notorio, las cosas en casa se le complican: los monjes tibetanos tiran fuegos artificiales y los activistas ganan fuerza. No hay sin embargo que llevarse a engaño. Pocos discuten la independencia del Tíbet. Ni tan siquiera el Dalai Lama lo hace. Su intención pública es pacificadora: “Mientras viva, estoy totalmente comprometido con la amistad entre tibetanos y chinos”, repite siempre. El Dalai Lama lamenta la violencia y su sincera intención es que los tibetantos encuentren un espacio dentro de la República Popular China.

Ahora es difícil. La estrategia de Pekín es inundar la región de chinos han para diluir la influencia tibetana. Lo consiguen en parte. Pero provocan más desafección entre los tibetanos. Lo mismo les pasa con los musulmanes de Xinjiang. El gobierno quiere disolver sus identidades mediante la inmigración interior. No ocurrirá a corto plazo. Es una estretagia arriesgada y equivocada. Esta es quizá la mayor prueba de la inseguridad de la postura china: no se atreven a soltar lastre por miedo a perder el control. El control tiene que ser absoluto. El Dalai Lama podría ayudarles; no quieren hacerle ningún caso y puede salirles mal.

Pero la noticia importante hoy está en Hong Kong porque, a pesar de la visita del Dalai Lama y de la venta enorme de armas de Estados Unidos a Taiwán de finales de enero, China ha permitido que el Nimitz atraque. En 2007, en una situación similar, canceló la visita poco antes. ¿Qué ha cambiado? Nadie lo sabe. Primero, hay que dejar claro que desde hace décadas Estados Unidos vende armas a Taiwán y sus presidentes reciben al Dalai Lama. Cuando lo hacen, los chinos se enfadan de cara a la galería y luego todo vuelve a la normalidad. Sin embargo, ahora, el enfado ha durado menos. Las armas que Obama ha vendido a Taiwán son sobre todo defensivas; no hay aviones F-16. Las implicaciones económicas entre los dos países son tan grandes que no se pueden permitir bromear. Pueden ser dos razones, pero es especulación.

Hay para mí sin embargo otra cuestión clave: Irán. Estados Unidos está a punto de proponer sanciones mas duras contra Irán por su plan nuclear. El Consejo de Seguridad de la ONU deberá aprobarlas. Allí se sientan Rusia y China, además de Estados Unidos, Francia y Reino Unido. ¿Qué harán chinos y rusos? Un Irán nuclear no iría especialmente en contra de sus intereses, como bien razonan aquí. Los países se hacen con la bomba nuclear no para tirarla, sino para evitar que te la tiren. Una guerra nuclear entre países es improbable: si alguien lanza un ataque nuclear, firma su suicidio. Si Irán destruye Tel Aviv, la capital de Israel, apenas haya caído la bomba, Israel habrá ya lanzado una caterva de bombas que borrarían Irán del mapa.

Por eso, si uno tiene la bomba, su capacidad defensiva -y no ofensiva- crece. Los chinos pueden pensar que les conviene que Irán tenga la bomba. Es un modo de contener el dominio americano en Oriente medio. Además, Irán es uno de los principales proveedores de petróleo de China. Les interesa proteger sus intenciones.

Es lógico que China tenga sus intereses, aunque a nosotros no nos gusten. Francia ayudó a Israel con su plan nuclear para contener a Egipto. China ayudó a Pakistán para frenar a India. La proliferación nuclear es una gran partida de ajedrez: siempre que las armas no caigan en manos de grupos terroristas que sólo tienen intereses y no países que defender.

China pues debería estar enfadada en público. Claramente no lo está porque deja que un portaaviones suyo aparque en su casa. Es algo que se nota mucho, como se ve en este vídeo de 2008.

Imagen de previsualización de YouTube

Las imágenes están tomadas desde un barco veloz que une las islas de Hong Kong y Park Island, en plena bahía de Hong Kong.

¿Por qué lo hace China? ¿Le importa poco lo de Taiwán y el Dalai Lama? Yo creo que sí, que le importa ya poco. La pregunta difícil es sin embargo la de Irán. Hay más intereses en juego. El Dalai Lama y Taiwán son historias que vienen de lejos. Los otros países respetan el dominio chino en esos territorios y su papel en rifirrafes diplomáticos hoy es relativo. Irán, no.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 7 comentarios

Comentarios

  • 20.02.2010 Pintor

    desafecció? de qué em sona? caram, el Montilla!
    “La estrategia de Pekín es inundar la región de chinos han para diluir la influencia tibetana”. Aquesta expressió la podem usar amb la Xina i amb els soviètics,oi? Però si la utilitzéssim a l’Europa occidental, ja parlaríem de racisme, no?
    L’interesant amb la Xina és que la relació de poder canvia cada dia a favor d’ella. O sigui que, els EUA no podran mantenir aquesta prepotència amb la Xina durant molt de temps. Poser és un farol, però m’il·lusiona sentir que la Xina creu que s’ha de crear una moneda internacional. El que no va aconseguir l’ ONU i Keynes, entre d’altres, ho podrà fer la Xina? D’aquesta manera, s’acabarà d’una vegada per totes l’eina de por i la que exporta inflació a tot el món a través de l’emissió il·limitada de dolars?
    Podríem parlar també del funcionament democràtic de la societat tibetana. Un model teocràtic més semblant al feudalisme que al model de democràcia occidental.
    Dius mès o menys: “siempre que no caigan en manos de terroristas” La diferència entre terroristes i estats no és tan clara. Si no, que li preguntin als ciutadans britànics les identitats dels quals van ser usades per matar a un dels líders de Hamas. També el paper de l’estat francés darrera dels cops d’estat i guerres a l’Àfrica (Níger aquesta setmana) ens porta a la confusió. No parlaré de la política exterior dels EUA. Però no puc reprimir recordar les manifestacions dels republicans ianquis aquesta setmana sobre la turtura. “Ha servit perquè els americans estiguin més segurs”. O sigui que no cal perdre més temps en dret internacional.

  • 21.02.2010 Jordi

    Pintor, gràcies pel comentari. Contesto en castellà, si em permets.
    1. Muchos gobiernos han promovido la emigración interior para diluir una identidad. No sé si siempre es racismo. Lo que está claro es que tenemos que llamarlo igual en China que en Europa.
    2. China ha demostrado que tiene intereses propios, igual que Estados Unidos. Uans veces coincidirán con los europeos y otras, no. Los chinos no harán favores gratis.
    3. Tïbet no era ninguna democracia, es verdad. Ahora, sin embargo, el Dalai Lama no pide ser un líder político, sino espiritual. No discute el control político chino de la región; aunque China tampoco sea una democracia.
    4. Cuando hablo de diferencia entre estados y grupos terroristas, lo hago sólo porque un estado tiene un territorio y unos ciudadanos que, en teoría, defender. Los terroristas, no.
    5. La opinión de los republicanos americanos, por suerte, no es la base del derecho internacional. Obama había dejado claro que ese no era el camino. Y ganó las elecciones.

  • 23.02.2010 Horrach

    En este contexto, Jordi, ¿cómo crees que podrían interpretarse estos últimos ataques cibernéticos llevados a cabo desde China y que han conseguido incautarse de datos importantes y delicados de miles de ordenadores en EEUU y Europa? Según una información ofrecida por El País este pasado fin de semana, tras estos ataques podría encontrarse la mano del gobierno chino.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/red/r....isoc_2/Tes

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/ataqu....isoc_9/Tes

  • 23.02.2010 Jordi

    Horrach,
    son dos ataques distintos. El primero es puro cibercrimen. Hackers roban nombres y números de tarjeta de crédito y los revenden. Es un simple delito informático. No creo que el gobierno esté implicado. Yo mismo me encontré en un cibercafé de Chongqing con un chaval que jugaba por internet con una tarjeta de un señor norteamericano. Por un euro había comprado centenares de tarjetas de crédito. Usaba siempre números distintos para compras pequeñas, normalmente en juegos.
    El otro, contra Google, es más probable que esté detrás del gobierno. Desde China se habría entrado en el correo electrónico de personas relacionadas con los derechos humanos en China y en el extranjero. El gobierno americano protestó con razón, pero el espionaje chino a sus disidentes viene de lejos. Si Estados Unidos olvidó rápido el encarcelamiento hace unas semanas de Liu Xiaobo, también lo hará ahora con este asunto.

  • 24.02.2010 Horrach

    Otra cosa quería preguntarte, que seguro lo sabes: ahora el Dalai Lama se ha significado públicamente contra las corridas de toros. No me parece mal que lo haga, aunque yo tengo otra opinión sobre el tema. La cuestión más criticable que se me plantea es la siguiente: ¿sabes si alguna vez se ha solidarizado públicamente con las víctimas de ETA? Ese desnivel sí que me sorprendería, porque, en un país imagino que periférico para él, que le interese más la salud de los toros catalanes antes que unas personas perseguidas y victimizadas…

  • 24.02.2010 Jordi

    Horrach,
    no se ha solidarizado, que yo sepa. Pero hay que hacer una aclaración. Como se ve aquí: http://www.addaong.org/eng/noticias.php la Asociación Defensa Derechos Animal le pidió al Dalai Lama sólo la firma -yo diría que incluso le hicieron la carta. Es cierto que eso no quita que no se haya solidarizado nunca con las víctimas de ETA, pero también es cierto que nadie lo vaya a buscar por sorprendente o útil (y si el Dalai Lama debiera solidarizarse con todas las víctimas de violencia del mundo, no podría hacer otra cosa). En cambio, para ADDA tiene más sentido. No dudaría de la apuesta firme del Dalai Lama por la no violencia. Sus declaraciones a favor de la calma en Tíbet han sido consistentes. Podría haber sido más cauto, pero si te fijas en la carta no cita España, sino Cataluña. Quizá es mucho pedir que la oficina del Dalai Lama desde el norte de la India relacione Cataluña con España y con ETA.

  • 15.03.2010 Ramon Pintor

    Erre que erre, este Horrach. La visión del Tibet y del Dalai Lama a partir de tangentes lejanas que conectan al líder religioso con el demonio catalán.
    No importa que sea una teocracia 2.0, y si no lo es más, es porque no puede. Lo criticable es que no coja una bandera rojo y gualda de 20 metros en la sede de la ONU. Seguid así; que si no, los independentistas se relajan.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29