ObamaWORLD

martes 2 de marzo de 2010

La campaña de Obama vuelve a tener nervio

El 20 de enero, Scott Brown ganaba las elecciones en Massachusetts por un puesto en el senado. La supermayoría demócrata desaparecía. A partir de ahora tendrían sólo 59 votos. La reforma sanitaria que estaban a punto de aprobar necesitaba 60.

Pocos días después, el jefe de campaña de Barack Obama, David Plouffe, se incorporaba a la Casa Blanca. Pocos días después, un anuncio en Mediabistro.com buscaba “promotores por correo electrónico”, que se encargarían de “planear, escribir y ejecutar campañas de base para hacer avanzar la agenda por el cambio del presidente”. Tanto Plouffe como los nuevos promotores trabajarían en Organizing for America (OFA), la organización que tomó la herencia de Obama for America cuando Obama ganó las elecciones.

Tanto Plouffe como los nuevos trabajadores han empezado con ganas su labor. Yo recibo sus correos -junto a otros 13 millones de personas. Entre el 20 de diciembre y el 20 de enero recibí cuatro; entre el 21 de enero y el 26 de febrero han mandado doce. Ha habido dos temas principales: la reforma sanitaria y una petición para dedicar horas como voluntarios al partido hasta las elecciones de noviembre. De la reforma me enviaron un vídeo de Obama y el texto del plan de Obama. Para las horas me animaban y enviaban los resultados momentáneos. Llevan 8,8 millones de horas prometidas. Quieren llegar a 10 millones. En 2009, según Mitch Stewart, director de OFA, los voluntarios dedicaron 200.000 horas a la organización.

La diferencia es enorme. ¿Qué ha pasado? En el primer año OFA se ha dedicado a dos cosas básicamente: conseguir el apoyo de congresistas para la reforma sanitaria y afianzar las comunidades de apoyo a Obama que se habían creado durante la campaña. Esto lo conseguían de dos maneras. Por un lado, te pedían que llamaras a tu congresista para que votara a favor de algo. Por el otro, promovían reuniones para ver algún acto con tus vecinos de la OFA. Se creaba calidez y comunidad. En este exhaustivo informe, se dan todos los detalles de OFA durante el primer año.

Está claro que estas dos estrategias no han sido suficientes. Durante la campaña, Obama y su equipo dominaron la agenda. Ya no. Hay una razón esencial: gobernar es mucho más difícil que ganar unas elecciones. Ya lo dije en el primer post de este blog. En unas elecciones el objetivo está claro y el candidato que uno intenta vender también; todo el mundo al final sabía quién era Obama. En cambio, la reforma sanitaria es un ley difícil de entender y de explicar. Su aprobación es además un galimatías. La posibilidad de influir en ese proceso de un ciudadano es aún menor que en unas elecciones. Es lógico pues que OFA se haya diluido. La Casa Blanca ha cometido el error de dejarla diluir. Se ha centrado en otras cosas. En Massachusetts despertaron. Era una elección que tenían ganada y la echaron a perder. Obama aún debe tirarse de los pelos, aunque una de sus virtudes es sacar petróleo de la derrota. Están aún a tiempo de subsanarlo antes de la primera semana de noviembre, cuando hay las elecciones al congreso y al senado.

Para ese cambio de intensidad entre los voluntarios, no ha pasado nada más que un tirón de orejas generalizado. La Casa Blanca ha visto que sin el apoyo de su organización de base igual les barren. Los voluntarios se sienten de nuevo más importantes. Nada es garantía de nada. Pero algo se mueve de nuevo.

*

El gobierno de Obama es el primero que vive completamente en la época de internet. En 2004, a punto de acabar George W. Bush su primer mandato, no había Facebook, ni Twitter, ni Youtube. Los periódicos aún daban beneficios. Hoy el 63 por ciento de los americanos usan internet para informarse.

Si vamos aún más atrás, en 1961, cuando se empezó a construir el muro de Berlín, John F. Kennedy estaba de vacaciones. Tardó seis días en decir algo. Hoy Obama no tendría ni un par de horas. El modo en que la prensa cubre al presidente merece un post aparte. Pongo este apunte aquí para que se vea el nivel y la novedad de la apuesta de OFA. El primer año ha sido flojo. Están descolocados y por supuesto aún no han conseguido cambiar el modo en que la política de Washington funciona. Pero en el segundo año hay nuevas elecciones al final. Hay premio al final. Vuelve el nervio. Obama ya dio un aviso el jueves de que no se conformará con seguir la agenda republicana. Habrá que ver si su organización de base aprende y mantiene el tipo.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios No hay comentarios

Comentarios

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47