ObamaWORLD

domingo 4 de abril de 2010

Cómo es un buen profesor y cómo usar un sistema federal para conseguir más

El sistema educativo está siempre en crisis en la mayoría de países. Los culpables suelen ser los típicos: un sistema ineficaz, unos colegios inútiles, unos padres irresponsables, unos alumnos vagos. Ahora en Estados Unidos van a probar con un responsable nuevo: los profesores. Parece lógico que la poca eficacia de los maestros pueda causar la pobreza de un sistema educativo. Pero no se habla de eso. En España nunca he oído cuando alguien dice “la escuela va mal”, que luego diga “porque los profesores son malos”. Arne Duncan, el atrevido secretario de Educación de Obama, ha dicho: “Es la ola del futuro. Es hacia donde tenemos que ir -ver qué funciona y qué no [con los profesores]. Parece sentido común, pero es revolucionario”. Es una de las propuestas estrella de Obama para estos meses.

Una vez conocí a una finlandesa. Quería ser profesora. Era una de las carreras más difíciles de entrar. La formación requerida era sobre todo pedagógica. En España es justo lo contrario. Cuando alguien estudia historia o física y no alcanza su objetivo, se conforma con ser profe. Es a menudo un mal menor. Sus futuros alumnos acabarán pagando su falta de vocación.

En Estados Unidos hay una organización, Teach for America, que hace años que se dedica a analizar cómo es un buen profesor. Ahora acaban de publicar unos datos extraordinarios. En este artículo de The Atlantic dan los detalles. Teach for America se dedica a reclutar a profes para zonas pobres. En sus campañas de contratación, buscan en los candidatos sobre todo dos cosas: perseverancia y satisfacción. La perseverancia significa compromiso con objetivos a largo plazo, que es el objetivo de la educación; la satisfacción en la vida de cada cual es el mejor modo de trasladar entusiasmo.

Estas dos son las características generales. En el aula se convierten en seis modos de actuar:

1. Los grandes profesores marcan grandes objetivos a sus alumnos.

2. Cambian sin cesar el modo de enseñar y reevalúan sus métodos.

3. Hacen que los alumnos se impliquen en la clase y que los padres estén al tanto.

4. Se centran únicamente en lo que sirve para aprender.

5. Planifican exhaustivamente lo que los pupilos tienen que saber día a día, mes a mes.

6. Trabajan sin parar, más allá de preocuparse por la burocracia o la pobreza de los contenidos.

Arne Duncan tiene más dinero que nunca para intentar que los estados americanos tomen medidas para hacer que todos los profesores se parezcan más a los de Teach for America. El modo en que lo quiere conseguir es un buen ejemplo de cómo utilizar un sistema federal para tratar de mejorar el país: la competencia entre estados.

Obama colocó cuatro mil millones de dólares para educación entre los 787 mil de su plan de reactivación económica de principio de su mandato. Ese dinero iría a parar a los estados. Para conseguirlo debían cumplir con algunos requisitos. Los estados americanos tienen con la crisis un déficit de 16 mil millones de dólares. Todo dinero es bueno.

Las medidas que el gobierno quiere que los estados tomen tienen que ver con la mejora de los profesores: eliminar por ejemplo cualquier barrera legislativa que impida saber qué nota han sacado los alumnos de cada profesor en exámenes estatales -este es el mejor método para comparar entre profes-, permitir que se suba el sueldo a los profesores cuyos alumnos saquen mejor nota, incentivar con dinero las plazas en escuelas en áreas pobres. Los mejores recibirían el dinero. Es un buen modo de poner en práctica un sistema federal. En España, aunque sea con autonomías, también podría hacerse a veces algo así.

Los sindicatos de profesores no están lógicamente contentos. Hasta ahora el único examinado era el alumno. Ahora ya no. Por eso, la administración valoraba que los planes de cada estado fueran aceptados por escuelas y sindicatos. La semana pasada se supieron los dos primeros estados que recibirán fondos: Delaware y Tennessee. En ambos, el acuerdo entre los miembros de la comunidad educativa es casi total. Delaware recibirá 107 millones; Tennessee, unos 500. Aún queda mucho dinero para nuevas entregas.

El movimiento de Obama es atrevido. La iniciativa más célebre del gobierno de Bush -No Child Left Behind, que ningún niño se quede atrás- se centraba en incentivar la elección de escuelas para los padres, una iniciativa conservadora. El planteamiento de Duncan y Obama -que juegan al baloncesto juntos desde hace años- pone en peligro la tranquila vida de los profesores, típicos votantes demócratas. Es más atrevido e innovador.
Este programa -que se llama Race to the Top, carrera hacia la cumbre- ha recibido sobre todo dos críticas. Desde la izquierda, es fácil de imaginar: el modo en que el gobierno federal quiere conseguir que los estados cambien su legislación es chantaje. Los estados necesitan dinero y por tanto harán los cambios que sea para obtener dólares federales, lo quieran en realidad o no. Desde la derecha han criticado que busca demasiado el consenso de todos los miembros. Deberían tirar adelante sin miramientos.

La iniciativa tiene sin embargo apoyo republicano. El senador Lamar Alexander y el congresista Mike Castle echaron una mano con la redacción. Curiosamente Alexander es de Tennesse y Castle de Delaware, los dos estados que se han llevado primero el gato al agua. No hay nada como tener algún topo en la Casa Blanca para que cuente en su estado de origen qué es lo mejor que hay que hacer para conseguir el dinero. Por muy federal que sea, el sistema no es perfecto.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 04.04.2010 Whitard

    Esto me recuerda a un capítulo del Ala Oeste de la Casa Blanca, en el que un candidato demócrata inicia su campaña apuntando un método similar y su asesor se tira de los pelos, ya que considera un suicidio político meterse con los privilegios de los profesores.

    Un apunte más: Obama ha hecho algunas alusiones al sistema educativo coreano, que también enfatiza mucho la figura del respeto al profesor. He vivido en Corea y creo que llevan al exceso la competitividad de los estudiantes, pero desde luego es hacia donde deberíamos empezar a ver.

    Y como bien dices, esto en España es un tabú. Me gustaría que se empezasen a medir las repercisiones económicas de un sistema educativo tan obsoleto en el que abundan profesores incompetentes. Y el problema es que los profesores incompetentes no son un defecto del sistema sino el producto lógico de él. En la universidad tenía un profesor que dedicaba el 90% del tiempo de clase a hacer chistes y bromas estúpidas. Tenía también otro que se documentaba, actualizaba los apuntes y planteaba propuestas creativas que demandaban mucho de su parte. Creo que los dos cobraban lo mismo y los dos tenían el mismo contrato. Así es lógico que el primer profesor no se corrija y que el segundo pierda motivación para seguir haciendo bien su trabajo.

    Espero que ahora que esta medida lleva el sello de Obama, no se tache de neocon privatizador al que ose plantearla para España.

  • 30.03.2012 pablo garzon bermejo

    no se la tacha de neocon privatizador porque lleva el sello de obama, ese nobel de la paz presidente de un pais que reconoce abiertamente su disposicion a usar armas nucleares no como disuasion, que permite la caza de personas en todo el mundo en defensa de no se que valores, y que se preocupa de garantizar la impunidad de les suyes, hagan lo que hagan. (creo que obama hubiera hecho una gran labor, pero desgraciadamente gano las elecciones).

    decia, no se tacha esta medida de neocon privatizador a quien ose plantearla en españa porque lleva el sello de obama, sino por que lo es.

    si partimos de que la diferencia esencial es entre los que piensan que cada persona es responsable de sus horrores y meritos y los que creemos que fundamentalmente somos frutos de las circunstancias que nos han tocado vivir, elles defenderan ideas asi, con premios a los estados para que premien a les profesores para que premien a les alumnes y se consiga una competicion para ver quien tiene mejores alumnes. eso servira para que alumnes muy adaptades al sistema puedan aprovechar mucho mas y obtener muy buenos resultados. un sistema tan competitivo como el que permite que les atletas hayan ido superando muchos recordos… y que deja en la cuneta a la amplia mayoria, que no pueden seguir el ritmo, y a las elites, que rapidamente se agotan.

    una sociedad que parta del presupuesto contrario, que somos fruto de lo que hemos bebido y lo que nos rodea, permitira buscar otro tipo de soluciones. si todos tuvieramos la vida resuelta, lo que con la tecnica acumulada por la historia de la humanidad no seria algo complicado, si no hubiera personas obligadas a trabajar con un rebaño de niñes insoportables durante años para ganarse un salario, se podria construir entre personas con ganas de aprender pedagogia para poder transmitir sus conocimientos y niñes curiosos por aprender, mecanismos que permitieran la adquisicion de saberes y habilidades por parte de les niñes. sin el individualismo radical que caracteriza al neocon privatizador que propone que se aplique esta idea en españa, en corea o en usa.

    basicamente, creo que la idea de que gran parte del problema de la educacion radica en quienes educan es correcta. pero la de mejorar la educacion organizando una competicion entre personas no tan profesionales de la educacion evaluandolas a traves de los resultados de sus pupiles me parece coherente con la ideologia dominante… y agravara los problemas que esta causa.

    bueno, mi primer comentario en tu blog… se ve que vamos llegando las hordas de escolar, yo llegue a ti a traves de eldiario…

  • 16.05.2012 lolailo

    Antes de loar y loar, mirad un poco quién está detrás de Teach for America y Teach First. Es un movimiento destinado a formar futuros tecnócratas y gestores educativos y de paso afianzar más el modelo de charter schools, parecidas a nuestros colegios concertados. En USA el último reducto público es la educación y van a por él, así de simple. Pero si os gusta ese modelo para España, adelante.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia