ObamaWORLD

viernes 9 de abril de 2010

Río se inunda pero la noticia está sólo en las favelas

Llevo dos días de paseo por Río de Janeiro. Desde Barcelona, me han mandado mensajes como este: “En la tele salen imágenes terribles. ¿Qué está pasando? Dime la verdad”. Recibo esto en una parada de autobús. El cielo está medio cubierto, pero hace un poco de sol. Llueve aún a ratos, pero la gran tormenta pasó.

Si en Río no hubiera habido favelas construidas en laderas inestables, nadie fuera de Brasil se hubiera enterado de estas inundaciones. Se desbordó una laguna interior, se cortaron avenidas y calles, se cayeron árboles y barrios se quedaron sin electricidad. Pero sin las favelas, nada de esto merecería mucho más de un breve en un periódico extranjero.

En estas fotos se ven algunas de las peores consecuencias del temporal en un barrio acomodado. Son en Cosme Velho. Hablé allí con un cantante de ópera mientras miraba cómo desbrozaban los árboles. El tenor había cantado en el Liceo de Barcelona en los años 80. Hacía unas semanas había estado en Barcelona y a su mujer le habían robado el bolso, algo que no le había ocurrido aquí. No tenía luz en casa por la caída de un árbol. “Esta calle era un río”, me dijo. Pero los problemas no pasaban de esos incordios.

El político de turno también intenta dar explicaciones vestido para la ocasión:

En otras partes sí que hubo sin embargo dos particularidades específicas de estas inundaciones de Río. Los ladrones aprovecharon el caos para robar a gente que se había quedado atrapada en su coche. Sale en el periódico la historia de una chica cerrada en su Fiat Palio. El agua lo había bloqueado y empezaba a entrar por las ranuras de la puerta. Cuatro chicos se acercaron a ayudarla. Ella bajó la ventanilla y uno le puso un cristal roto en el cuello. Se llevaron el bolso y el móvil. Río no está lleno de delincuentes. Pero hay más que en otros lugares.

La otra característica de Río son las favelas. Las favelas son barrios construidos en laderas. El gobierno hace la vista gorda y permite esas casas ilegales. Los interesados llegan y se construyen su casa donde pueden. Les sale gratis, no hay registro de propiedad. Como es lógico, nadie cumple con ninguna regla legal de construcción. Los políticos, según parece, no ponen trabas a este proceso porque es un modo de aparecer como defensores de los pobres. Dejarles vivir en favelas es evitar que sobrevivan en la calle. Salen baratos.  Cuando hay grandes desgracias, vuelven a las portadas. Luego pasa lo que pasa: “La favelización se dio o se da debido a los políticos”, decía el editorial del Globo de ayer. “En el poder o en la oposición, acostumbran a asumir posturas demagógicas de defensores de los ‘pobres sin techo’. Que se quedan, entonces, en las laderas de Río. Cuando llega el agua, les piden que se retiren, por seguridad. Es más que irónico; es cínico.”

Nadie se retira a tiempo y llegan las muertes. No sólo en Río. En Brasil ha habido más trescientas muertes por causas naturales. Ahora, con los muertos sobre la mesa, es el momento de las medidas públicas urgentes. El gobierno vuelve a hablar de la recolocación de las familias que viven en las zonas de riesgo. Le será difícil acertar los lugares. La alcaldía tenía identificadas 32 zonas de peligro y estos días sólo murió gente en tres de ellas. Han aparecido nuevas áreas. Habrá que revisarlas, dicen ahora.
Las soluciones son simples, pero difíciles de llevar a cabo. El presidente del Estado de Río va a pedir a Lula que dicte una medida provisional para que los habitantes de las favelas en peligro puedan recibir una indemnización para que abandonen sus casas; la legislación hoy no permite pagar nada por una expropiación alguien que no tiene el título de propiedad. Con ese dinero, podrían comprarse una casa de protección oficial en un barrio mucho más lejos del centro. Para eso, el problema es que las infraestructruras de comunicaciones no están aún suficientemente desarrolladas para irse a vivir tan lejos.

La noticia pasará rápido, como la reacción de los políticos. Los arreglos quizá lleguen esta vez. Parece improbable la inmediatez, aunque el próximo mundial y los Juegos Olímpicos se hagan en Brasil. Ya hay tiempo para mejorar, piensan seguro algunos brasileños.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios No hay comentarios

Comentarios

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47