ObamaWORLD

lunes 14 de junio de 2010

Marruecos no es un país libre pero lo será, como todos

Marruecos no es un país libre según dos de los principales indicadores de democracia y libertad del mundo. Para Freedom House, Marruecos es “parcialmente libre”, y este año además ha empeorado por “la creciente concentración de poder en manos de las elites ligadas a la monarquía”. Según el Índice de Democracias (pdf) del Economist, Marruecos es un país “autoritario”, el 115 en una lista de 167 (el último es Corea del Norte).

Las elecciones son aparentemente libres, pero pesa más quien está más cerca del rey Mohamed VI, que manda desde que murió su padre, Hassan II, en 1999. El sistema judicial depende más del miedo que de la ley. La censura reina.

En mis días en Marruecos he podido comprobar la falta de libertad en dos ámbitos: la libertad de expresión y la de culto. Cada día he comprado la prensa francófona (no hablo árabe). La noticia del día en Le Matin -que presume de ser el periódico principal en francés y es el único que está en todos los quioscos a los que he ido- siempre era la inauguración que el rey había hecho el día anterior.

Por ejemplo, el 5 de junio: “S. M. el Rey inaugura el club sociodeportivo S.A.R. el Príncipe Heredero Moulay El Hassan en Al Aroui, de un coste de más de 5 millones de dirhams”, que son medio millón de euros más o menos. El resto de noticias no eran apasionantes: “El gobierno llama a la paciencia y a la sabiduría”, otro titular magnífico. Libération, L’Opinion, Aujourd’hui fueron los otros que compré. Quizá el más atrevido era Aujourd’hui. Ninguno decía sin embargo nada atrevido.

Un día me dio por comprar revistas. Había varias: MarocHebdo, Telquel, L’Observateur du Maroc, Actuel y hasta una edición marroquí del francés L’Express. Qué diferencia con los periódicos. Actuel cumplía un año, 50 números. En el editorial, el director: “La vía es cada día un poco más extrecho en el camino de la libertad de expresión. El ‘poder’ público no es poder inocentemente”.

Mejor aún era Telquel, que sacaba en la portada el fotograma de una película marroquí con una pareja desnuda en la bañera. En el editorial firmado, titulado”Hay que decirlo”, criticaba la influencia en la política marroquí de dos personas que han llegado donde están por ser amigos íntimos de infancia del rey: “¡Míralos hoy, gracias a eso, los dos hombres públicos más poderosos del reino! Otra verdad que no hay que tener miedo de afirmar: esta situación es profundamente anormal, al menos en un país que aspira a la democracia”. Juegan con fuego. Telquel ya ha sido sancionado otras veces. Sólo unos días antes, la radio Radio Mars había sido condenada sin emitir durante dos días y con una multa por esta pregunta y respuesta en directo:

Locutor: “¿Si fueras una esperanza [cuál serías]?”

El director de cine Hicham Ayouch: “Ah, sería bonito [ser] la presidencia de la República de Marruecos”.

Los periódicos no dijeron ni pío. Lo leí sin embargo en estas dos revistas. La circulación media de las revistas es de unos 30 mil ejemplares. Una sanción puede conllevar su cierre.

Esto son sólo algunos ejemplos. Está claro que no hay libertad de expresión. Como ocurrió en España en los 60 y 70, las revistas, de menos difusión y más independientes, se sienten con más capacidad para decir lo que creen y forzar los límites. Los periódicos van con más cuidado. (Aquí explican con detalle las dificultades y esperanzas de la libertad de prensa marroquí.)

*

Hace unos días, en un comentario, Horrach puso este enlace a El País: en el último párrafo decían que habían expulsado de Marruecos a 28 cristianos porque “la caridad cristiana se ha convertido en terrorismo religioso”, en palabras del Vaticano. Ni el número de expulsados -parece que fueron al menos cuarenta en distintos momentos- ni las circunstancias están tan claras, aunque se ve que la mayoría eran evangélicos americanos.

El gobierno acusa aparentemente a varias familias que han adoptado a niños marroquíes en el Atlas de intentar convertirles al cristianismo. Un congresista, Frank Wolf, puso el grito en el cielo y hay prevista una comparecencia en el Congreso sobre esto el 17 de junio. Una de las congregaciones afectadas ha pedido a Wolf calma y poca publicidad; prefieren arreglar el asunto con las autoridades marroquíes en silencio.

Faltan datos, pero el proselitismo en Marruecos es anatema. Los extranjeros pueden practicar su religión. En la iglesia católica de Marrakech hay un sacerdote francés y una congregación formada sobre todo por católicos africanos. Al lado viven algunas monjas. Como contaba aquí, los judíos pueden también practicar sus ritos con tranquilidad. Pero nadie puede intentar convertir a musulmanes. Es una libertad de culto justita.

*

En Marruecos hay tres líneas rojas. Dos ya las he mencionado: la monarquía y el islam. La tercera es el Sáhara Occidental, el territorio al sur de Marruecos que se lo quedó junto a Mauritania en los 70. Mauritania se retiró. Desde hace años debe celebrarse un referéndum por la independencia en la región y Marruecos lo bloquea. La frontera con Argelia -que apoyaría la independencia del Sáhara- está cerrada desde hace años por este motivo.

Está claro pues que Marruecos no es un país libre. ¿Cómo sé que lo será? No lo sé, pero la sensación es que el progreso es irremediable. Mohamed VI empezó su reinado con cierta apertura. Hubo en 2002 unas elecciones casi libres. Luego frenó, por el motivo que fuera. De momento pocos exigen más libertad. Marruecos crece; en 2009, un 4,9 por ciento.

Las exigencias de la creciente clase media son por ahora económicas. Cuando estén saciadas, querrán más. Ahora los periodistas que luchan por la libertad de expresión son pioneros valientes. En todas partes siempre hay los adelantados a su tiempo. Pero pronto son secundados. Es una sensación que he tenido ya en varios países: en Malasia, Tailandia o Taiwan, por ejemplo.

Las sociedades son democráticas antes que sus gobiernos, que luego ceden ante el peso de lo obvio y el ejemplo de los vecinos (con la globalización casi todos somos vecinos). Por el camino, es cierto, se quedan esperanzas y por desgracia algunas vidas. Pero es inexorable. Se mire donde se mire, la libertad llega de modos distintos pero llega. Incluso en China -que tardará más- es inevitable.

En Marruecos hay un ejemplo fascinante de este progreso lento: las mujeres. En Europa nos peleamos por el burka. Es interesante saber qué ocurre en los países de origen: ¿por qué sería bueno prohibirlo o no? Será el próximo post.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 5 comentarios

Comentarios

  • 14.06.2010 Horrach

    Como siempre, muy interesante tus reflexiones y tu punto de vista. Sólo pondría una pega: no creo que esté históricamente justificado que se pueda creer en un avance imparable, al ritmo que sea, de la democracia. Y mucho menos en un país islámico, aunque no sea de los más fundamentalistas. Viendo el panorama desde la 2ª Guerra Mundial puede darnos esa impresión de ‘democratización progresiva’, pero lo que se está cociendo con la Crisis, a nivel político y social, puede devolvernos a una realidad que estos últimos 70 (al menos en Europa)pudimos llegar a olvidar.

  • 14.06.2010 Jordi Pérez Colomé

    Horrach,
    la clave para mí es el gran dibujo. Lo que ha pasado en los últimos 70 años en Europa no tiene vuelta atrás. El otro día decía Pedro J Ramírez, el director de El Mundo, que para él Zapatero quizá era el peor presidente de la democracia, pero era de largo el más demócrata. Es una magnífica señal.
    No digo que en otros países calquen nuestro modelo de democracia, pero la gente al final quiere libertad, sean musulmanes o budistas. Montarán algo parecido. Estoy bastante convencido de que a medio plazo será así. Aunque a corto, el camino esté lleno de curvas.
    Gracias como siempre por el comentario.

  • 15.06.2010 Horrach

    Caramba, Jordi, te veo antropológicamente tan optimista como nuestro (todavía) presidente, jajaja. Yo no acabo de ver claro lo que dices. Que exista una tendencia, en todos los grupos, a aumentar los límites de su libertad parece bastante indiscutible. Pero ese impulso no permite que se pueda hablar automáticamente de un avance de la democracia, porque el aumento de libertad de estos grupos no tiene por qué ir necesariamente relacionado (de hecho, en muchos casos no se da en absoluto esa relación) con un respeto a la libertad del otro. Lo que decide un marco como democrático es el espacio de confluencia de libertad de unos y de otros, y ese pluralismo no lo veo tan arraigado como para que nos lleve a pensar en una democratización progresiva del mundo.

    PD: ¿a qué se refería exactamente Pedro J con que Zp sea “más demócrata” que Suárez, González o Aznar?

  • 15.06.2010 Jordi Pérez Colomé

    Horrach,
    es un asunto complicado y es muy progresivo. La primera generación que logra unas elecciones libres no es obviamente tan plural como sus hijos o nietos. Es un esfuerzo continuo y creciente, y siempre con altibajos. No creo por tanto que a medio plazo la lucha por conseguir más libertad propia no vaya ligado a aceptar esa libertad para los demás.
    Pedro J se refería al modo en que acepta las críticas -por ejemplo, las de su periódico- o en cómo ha procurado que los medios públicos sean realmente plurales. Aquí está la entrevista: http://noticias.lainformacion.com/economia-ne....COimtn1v3/

  • 27.12.2011 mohamed rifi amazigh

    marruecos no es que no tiene libertad o no quiere libertad todo eso lo puede tener pero nicisita ayuda de su propio pueblo de fueras. si el pueblo paga las rentas y todos los seguros marruecos sultara denero para ser un pais mas democratico pero donde estamos nosotros que somos el pueblo cada uno de nosotros quiere lo suyo eso es lo malo porque tenemos que estar todos juntos y alado de nuestro pais y respetar a los leyes de nuesto parlamento y aprobarlas asi podemos llegar a un acuerdo con nuestro pasi muy facil……………..,,,,,,,,,,,,,, si deverdad queremos a nuestro pais mas que ningun pueblo mas es dicer que no existe ningun pueblo que puede querer su pais como el pueblo marruque… si eso es veradad pues empizaremos ya y ponemos mano a mano y seguiremos adelante pero esta vez nosotros solos no……………el gobierno que tenemos…………….segui siendo igual….bye os quiero mucho y a mi pais mas que nadie…

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia