ObamaWORLD

domingo 25 de julio de 2010

Los dos grandes enemigos internos de Israel

Israel es una democracia laica. Pero no es como España. La relación de los españoles con el catolicismo -la religión mayoritaria- no es igual que la de los judíos con el judaísmo. Un español ateo puede vivir sin toparse con aspectos religiosos y formar su identidad sin rasgos cristianos. En Israel, es más difícil. El estado de Israel, al fin y al cabo, está en Palestina por razones religiosas. No es sólo la tierra donde los judíos vivieron hace dos mil años, sino que en su capital, Jerusalén, estuvo el templo. Si Jerusalén es algo casi innegociable en el proceso de paz, es por eso.

La religión es esencial en Israel y por tanto en el conflicto con los palestinos. Si la religión no pesara, la disputa sería más sencilla de resolver. Si Israel estuviera en parte de lo que hoy es Uganda -donde un plan británico de principios de siglo XX quería colocarlo-, el conflicto no existiría o los acuerdos de fronteras serían menos intrincados. Pero incluso judíos radicalmente seculares reconocen que Israel en Uganda sería ridículo y que la tierra de los judíos -si debe existir- está en Palestina.


La desunión

El sionismo es la creencia de que los judíos necesitan un Estado para vivir juntos. Es una creencia laica. El sionismo moderno nació a finales del siglo XIX y su momento culminante fue la creación de Israel en 1948. La base del estado de Israel es, por tanto, secular. Por eso Israel es aún hoy una democracia laica. Pero su relación con el judaísmo es ambigua. Estos días en Israel se discutía una ley de conversión. Decidir quién es judío es un asunto esencial. Los partidos ortodoxos querían que el rabino jefe de Israel lo controlara. Un judío es en principio hijo de una madre judía. Pero por ejemplo en matrimonios mixtos -sobre todo fuera de Israel- ¿son judíos los hijos padre judío? Es una cuestión espinosa. Si esa decisión recae en un rabino ultraortodoxo y empieza a poner pegas para convertirse, la unión de los judíos y el apoyo de los judíos de Estados Unidos puede diluirse; su implicación con Israel si no pudieran ser reconocidos como judíos sería obviamente menor.

El gran mérito del sionismo y de Israel ha sido su carácter integrador para los judíos. La división de opiniones, sí, pero la unión por un objetivo común por encima de todo. Hoy la izquierda es minoría, por tanto el peligro de desunión llega más del lado ortodoxo. Su creciente poder puede hacer perder interés por Israel a judíos seculares y que sientan que ya no forman parte de un país que roce la teocracia en asuntos sociales. El primer ministro, Netanyahu, ya ha dicho que su prioridad es la unidad nacional. Intentará congelar este proyecto de ley sobre conversiones hasta 2011, para entonces suprimirlo sin que nadie se acuerde. A ver si lo consigue.


La democracia débil

El otro peligro para Israel es la falta de confianza en la democracia. En Israel viven un millón y medio de árabes. Son ciudadanos de Israel y pueden votar, pero no pueden por ejemplo ir al ejército. Según un árabe de Acco con el que charlé, “los israelíes vinieron hasta aquí a decir que esta tierra era suya, pues al menos que nos den la jodida ciudadanía”. Israel intentó echar o asustar en 1948 a tantos árabes como pudo, pero a los que se quedaron los aceptó como ciudadanos. Los árabes israelíes hablan hebreo y parecen más seculares que sus hermanos palestinos: se ven menos velos, por ejemplo.

Los árabes en Israel viven normalmente en barrios o pueblos separados, sin estar ni mucho menos aislados o en guetos. Crean pocos problemas. Un policía que iba sentado a mi lado en el autobús en el trayecto entre Jerusalén y Tsfad me señaló un pueblo a un lado: “Ese es un pueblo árabe, pero bien”. Se portan bien, quería decir. Algunos árabes sin embargo se consideran ciudadanos de quinta. El árabe de Acco me hizo la clasificación: “Primero, están los judíos askenazí [de origen europeo], luego los sefardíes [que se utiliza para los que no son askenazís: de origen hispano o países árabes], los drusos, los no judíos [los ciudadanos israelíes que no son ni judíos ni árabes; los inmigrantes, por ejemplo] y al final los árabes”. Es una opinión extendida. Pero pregunté a varias personas si había pruebas que demostraran el dominio de una comunidad sobre otra y nadie me supo dar ninguna. Es una cuestión de mentalidad, decían.

Sea como sea, los árabes israelíes conviven con sus compatriotas con cierta normalidad. No tienen privilegios, pero sus derechos básicos están garantizados. Estos días también se ponían en duda algunos. Una ley apenas aprobada dice que para conseguir la ciudadanía, los cónyuges palestinos de árabes prometieran fidelidad a un “estado judío, democrático”. Sólo debían hacerlo cónyuges palestinos. Si un español se casa con una judía, no debería hacer ese trámite. También hace unas semanas el Parlamento israelí suprimió algunos privilegios políticos a una diputada árabe que había apoyado la flotilla. El presidente del Parlamento dijo esto: “Los miembros del Parlamento, somos escogidos por nuestras creencias. Creo que todos debemos tener el derecho de decir lo que pensamos, incluso si eso me hiere”. Eso es la democracia y eso es lo que en Israel puede peligrar. (Aquí hay más ejemplos.)

La unidad entre judíos y una democracia secular son dos de los pilares en los que se basa Israel. En la situación tensa que viven a veces es fácil olvidarlos. Israel ha llegado donde está por la unión de tendencias diferentes por una causa común -el estado y su supervivencia- y por su capacidad de aceptar opiniones diversas y respetar los derechos básicos de todos. El gran problema de sus vecinos árabes a la hora de luchar contra Israel es que ni están unidos ni son democracias sólidas. Eso les debilita. Israel debe tenerlo en cuenta.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 11 comentarios

Comentarios

  • 25.07.2010 pim

    creo que los judíos vivieron en Palestina no desde hace 2000 años sino desde mucho antes. En el año 1000 a.C David ya era rey en Jerusalen. Era ya para ellos la tierra prometida. Fue el Imperio romano quien les hechó y dipersó.Y creo también que uno puede “convertirse” por motivos religiosos al judaísmo, aunque su madre no sea judía. Lo que ignoro es si entonces adquieren la ciudadanía judía. ¿Cuál es la situación de los creyentes judíos que no son ciudadanos judíos? Lo que queda claro es que la confusión entre fe judía y pertenencia judía complica la situación (si no estuviera ya bastante complicada)

  • 25.07.2010 Horrach

    Otras entrevista interesante, a otro ex-ministro laborista, en este caso el ex-embajador en España Shlomo Ben Ami:

    http://www.itongadol.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=32132

    Punto de conexión con Obamaworld: Ben Ami critica que Obama diera tanta importancia a la cuestión de los asentamientos cuando tuvo su desencuentro con Netanyahu, porque eso daba alas a los palestinos, elevando sus expectativas enormemente de cara a una negociación.

    Otra cuestión: cada negociación le cuesta al primer ministro israelí de turno la carrera política o al menos (en el caso de Netanyahu, que ha vuelto) las elecciones. Dice Ben Ami que Sharon fue el más hábil, cosa en la que discrepo: la edad de Sharon precisamente hacía que, al tener poco futuro político, pudiera haber tomado una decisión más arriesgadaque sus predecesores. Podría haber firmado un pacto cargando con el peso político consecuente, dado que salir de la política para él ya no debería haber supuesto demasiados problemas.

  • 26.07.2010 Jordi Pérez Colomé

    Pim,

    sí, sí, claro que vivieron hace más de dos mil años. Disculpas porque la frase puede ser confusa. Y por supuesto que decidir quién es judío es un gran dilema y complica aún más la situación.

    Horrach,

    leí la entrevista con Ben Ami en La Vanguardia. Muy interesante. Es cierto lo de Obama, aunque como todo en este conflicto, los matices son básicos.

  • 26.07.2010 rojobilbao

    Me parece que un ciudadano israelí árabe tiene muchos más derechos reales y teóricos que un copto en Egipto o un católico en Arabia Saudí, y eso es algo que desde muchos (interesados) medios españoles no se refleja.

  • 28.07.2010 Ismael

    RojoBilbao, estoy totalmente deacuerdo contigo. Cuando estuve en Israel me sorprendió ver en las puertas de los negocios a judios y musulmanes tomando cafe y fumando shisha juntos. Por lo que uno ve en la tele se imagina que eso es algo imposible. Ni en algunos paises “arabes” los propios arabes tienen tantos derechos y libertad de expresión como en Israel. Y mucho menos los cristianos.
    Te lo digo yo. Un cristiano magrebí.

  • 03.08.2010 lol

    Vaya, se presta uno a leer algo, aparentemente que tiene cierta objetividad, y la primera en la frente…y en la primera línea.

    “Israel es una democracia laica.”

    Wikipedia: Israel:
    “Con una población de alrededor de 7,59 millones de habitantes,[3] la mayoría de los cuales son judíos, Israel es el único Estado judío del mundo.[5] Es también el hogar de árabes musulmanes, cristianos, drusos y samaritanos, …”

    El sionismo es laico, sí, el estado de Israel, no.

  • 04.08.2010 Anonimo

    ¿estas a sueldo de Israel? Tus articulos no pueden ser mas propaganda sionista.

  • 04.10.2012 Liah

    no acabo de entenderlo, pq hablas de la ciudadania q no tienen cuando tu mismo dices q son ciudadanos? oO

  • 24.07.2014 NOE

    Que cantidad de mentiras pro-judías. Espero que te paguen al menos por soltar tanta patraña…

  • 14.09.2014 isabel

    Lo importanto en esta vida es seguir a jesucristo el mesias y sus mandamientos , no hay mas nada.

  • 11.11.2017 claro picon

    Esto no tendra solucion hasta el fin de Los tiempos y esta escrito Que el mundo y sus inclinaciones MAs sus palabras blasfemas contra el divino creador del universo se Iran intensificando hasta el dis Que el juez del universo llame a juiciio a todos sis enemigos incluidos arabes e israelies. .pero estos ultimos tendran que reconocer al verdadero mesias que Ellos mismo rechazaron !!

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47