ObamaWORLD

miércoles 25 de agosto de 2010

Los sentimientos no son razones, aunque sean contra los musulmanes

En la parte baja de Manhattan hay dos mezquitas. La mezquita Manhattan abrió en 1970 y está a cuatro manzanas de la zona cero. En mayo de 2008 les echaron del local, donde cabían mil quinientas personas, y encontraron otro temporal al lado. Es más pequeño y parte de los fieles debe rezar en la calle. Siguen buscando un sitio en la zona.

La otra mezquita es la Al Farah. Fue fundada en 1983 y está a doce manzanas de la zona cero. Su imán es Feisal Abdul Rauf y caben sólo 65 personas. Allí hombres y mujeres rezan juntos y la oración la dirige a veces una mujer. Es sufí y es una de las más progresistas de la ciudad, según el New York Times, mientras que la mezquita Manhattan es “conservadora”.

El imán Rauf y su segunda mujer, Daisy Khan -él de origen egipcio y ella india-, llegaron de adolescentes a Estados Unidos. Hace más de 10 años que quieren construir un centro comunitario musulmán, una especie de equipamiento con servicios para el barrio, abierto a todo el mundo. En 1999 vieron una oportunidad, pero los problemas de financiación impidieron seguir adelante.

Poco después, se unieron a Sharif El-Gamal, dueño de Soho Properties. Buscaban un edificio para colocar este centro musulmán. En 2006 encontraron dos inmuebles juntos, en Park Place 45-51, aquí. en una antigua tienda de ropa de la Burlington Coat Factory. En julio de 2009 pagaron 4,85 millones de dólares por el edificio 45-47. Por el otro dieron 700 mil dólares para continuar con el contrato de alquiler vigente, que caduca en 2071. Aún no han podido comprarlo; los vendedores estudian el trato. Por eso, algunos dudan que puedan sacar adelante la idea. El plan -sin arquitecto aún- necesita además una financiación de 100 millones de dólares, que no han empezado a reunir.

El edificio está a dos manzanas de la zona cero, a 2 minutos 45 segundos a pie según un cámara de la ABC. No se ve la zona cero desde ahí. Hace unos meses, vista la falta de lugares de culto de la zona, habilitaron los bajos como mezquita. Caben 450 personas, los hombres y mujeres están separados y dirige las plegarias el imán Rauf. (En Nueva York hay entre 600 y 700 mil musulmanes.)

El proyecto se llamaba Cordoba House y, tras la polémica, lo han bautizado como Park51. La propuesta consiste en construir un centro social que incluya una sala de actos para 500 personas, un gimnasio, una piscina (no he podido comprobar si hombres y mujeres se bañarán separados), una galería para exposiciones, una escuela de cocina, un restaurante, tiendas, un espacio para bodas y una mezquita para dos mil personas. El 13 de septiembre de 2001 la comunidad judía de Nueva York inauguró algo muy parecido en la calle 76. La rabina de ese centro judío, Joy Levitt, forma parte del consejo asesor de Park51.


Cómo se ha montado el lío

La primera noticia sobre la Cordoba House salió en el New York Times el 8 de diciembre de 2009. Se decía que el edificio estaba cerrado desde el 11-S. Aquel día una parte del tren de aterrizaje de uno de los aviones había entrado por la azotea. No hubo heridos. Los empleados de lo que entonces era la tienda de ropa desayunaban en el sótano.

Unos días después, la mujer de Rauf, Daisy Khan -que forma parte del equipo asesor del museo de las víctimas que un día habrá en la zona cero-, fue entrevistada en un programa de la cadena conservadora Fox News. La presentadora, Laura Ingraham, al final de la charla sobre la Cordoba House, dijo: “Me gusta lo que tratáis de hacer”. Ahí quedó todo.

Hasta mayo de este año no pasó nada más. Ese mes se presentó el proyecto a un comité de vecinos del distrito. Sin ser vinculante, aprobaron el proyecto por unanimidad. El New York Post tituló así su información: “Un comité aprueba la mezquita del World Trade Center”. El grupo Stop The Islamization of America lanzó al día siguiente la campaña “Stop 911 Mosque”. Su directora, Pamela Geller, sería la voz principal a través de su blog. Entre Geller y el New York Post hicieron crecer el asunto. Pronto llegaría a Fox News y a los medios principales. Hoy es el tema del verano.

A principios de agosto un consejo urbanístico votó por unanimidad que los edificios de Park51 no tenían interés arquitectónico. Sus propietarios por tanto podían hacer allí lo que quisieran. Park51 tenía vía libre. Ahora más de la mitad de americanos pide que se reconsidere el lugar. Las críticas más sensatas al proyecto nunca han negado el derecho: la libertad de culto es un principio constitucional. Cada persona o grupo puede montar una iglesia, sinagoga o mezquita donde le parezca. Las dos quejas principales son otras:

1. Es de mal gusto. Los 19 terroristas que atentaron contra Estados Unidos el 11-s eran musulmanes. Quizá gritaron “Alá es grande” cuando se estrellaban. Su fe no era un tema menor. La construcción de una mezquita tan cerca del memorial sería una afrenta a la memoria de los muertos.

2. No está clara la tendencia del imán. La figura principal de Park51 es Faisal Rauf. Desde hace semanas, los medios americanos dan su versión acerca de qué ha dicho exactamente en los últimos años. ¿Está a favor de Hamás? ¿Ha condenado al terrorismo? Según los críticos, sus ideas no están claras.

El imán Rauf ha estado este agosto de gira por países árabes pagado por el Departamento de Estado para difundir que la democracia americana y el islam no se oponen. Estos viajes empezaron en 2007, con George W. Bush en la presidencia. Rauf ha escrito en sus libros que nada mejor que la Constitución americana refleja los verdaderos valores del islam. Ha colaborado con el FBI, ha dicho que apoya el estado de Israel y que asesinar es pecado. Sus opiniones parecen fuera de toda duda. Las dudas que se entreven son, según el gobierno, fruto de frases sacadas de contexto.


Un sentimiento no es una razón

Para quien cree que a una mezquita siempre pueden acudir terroristas, todo esto no basta. Piden aún a los promotores que tengan a bien buscar otro lugar. Que no hieran la sensibilidad de las víctimas. Este argumento tiene un problema de fondo: un sentimiento no es una razón. Los sentimientos son inexplicables. No se puede legislar según su tendencia. El gobierno tiene deberes más firmes:

1. Evitar nuevos atentados. Al Qaeda necesita pruebas para conseguir más seguidores. Este movimiento le hace la campaña de marketing gratis: “Estados Unidos persigue a los musulmanes”, dirán.

2. Defender los principios en que se basa la convivencia. Las emociones son variables. En seguida se rebasan. Alemania y Japón fueron despreciados hace 60 años y hoy son países ejemplares. Si hoy se cede, el resultado puede ser que las mezquitas no se construyan ni en Manhattan, ni en Long Island ni en Kentucky ni en California. O peor, un reverendo de Florida ha declarado el 11 de septiembre el día de la quema de Coranes. Una cosa lleva a otra. En Estados Unidos hay libertad religiosa y el proyecto es legal: el centro debe seguir adelante.

El futuro y los intereses de Estados Unidos están en juego. El general Petraeus, que dirige las tropas en Afganistán, cuando se enteró hace unos días que los talibanes habían volado una mezquita allí, pidió que lo difundieran tanto como fuera posible. En la guerra por las ideas, estos detalles cuentan. La seguridad de Estados Unidos depende también de su imagen y de ese centro musulmán en Manhattan: un gesto vale más que muchos discursos.

Al Qaeda ha matado sobre todo a musulmanes. Sin embargo, su capacidad de reclutar militantes se mantiene, incluso en occidente. Una manera de detenerles es conseguir que un musulmán americano se sienta primero americano y luego musulmán. Esta campaña provoca lo contrario. En Europa ya es así. Los hijos de musulmanes, que nunca han vivido en sus países de origen, se sienten más de allí porque aquí les rechazan. Estados Unidos era un ejemplo de lo contrario, de integración. El burka allí nunca se prohibiría, presumían. Ya no. Hay que ser más listos.

Los judíos vivieron esto en los países árabes (y antes en otros lugares). Tras la creación de Israel, los musulmanes les acusaban de sionistas y les animaban a irse. Esto es lo que puede pasaren Estados Unidos. Los musulmanes pueden no sentirse bienvenidos. A la larga pone en peligro más vidas. No puede ser el objetivo de un país serio.

*

Sin embargo no es tan fácil. Hay un problema más complejo. La libertad de prensa también es un principio intocable. Sin embargo, muchos medios occidentales no publicaron las viñetas de Mahoma hace unos años. El motivo era similar: no herir sensibilidades. O, por ejemplo, ¿si el centro estuviera financiado por una pequeña parte de dinero dudoso? ¿Habría entonces que prohibirlo? ¿Cómo?

Es obvio que es una cuestión difícil. Hay que ir caso por caso. La libertad de prensa está garantizada por el estado. No debe haber censuras. Luego los propietarios y directores deciden en cada caso. También en la otra dirección: a pesar de la libertad de prensa, hay vídeos del 11-S que no se han visto para no herir sensibilidades.

Si la mezquita estuviera financiada por dinero sucio, habría que investigar. Siempre dentro del marco legal y prohibirla si hubiera motivos. Es más difícil razonar cada caso, con sus detalles pesados, y abandonar el sentimiento, tan eficaz. Pero es lo necesario.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios 14 comentarios

Comentarios

  • 25.08.2010 Arkaitz Mendia

    Por desgracia, me temo que Imanes tan razonables como el que mencionas son algo poco frecuente.El Islam es una religión incompatible con la modernidad. Y bien que lo siento, pero he llegado a esta conclusión. Para empezar, es demasiado rígido. Exige a sus fieles demasiados rituales diarios y anuales que, en mi modestísima opinión les dificultan lintegrarse. Quiero decir que los católicos van a misa los domingos, pero no tienen que rezar 3 veces al día, no se les exige ninguna indumentaria especial, ningún ayuno completo, ninguna peregrinación. Digo exigir. No hay un sólo país musulman que funcione.Los hay que funcionan económicamente, pero socialmente todos tienen problemas. No hay más que ver la India, que va prosperando (poco a poco) y Pakistan. Las democracias tenemos un problema: debemos salvaguardar la libertad religiosa de todos, pero no todas las religiones salvaguardarían nuestra libertad. Y lo de que en Europa los hijos de los musulmanes no se sienten del país es cierto, pero creo sinceramente que eso es sobre todo en Francia, un gran castillo de naipes en lo que a convivencia se refiere que espero que nunca se venga abajo. Sólo quieren a los hijos de los musulmanes para que jueguen al fútbol. En fin, gran artículo. Con la ley en la mano “mezquita sí”, pero en mi caso muy muy a regañadientes.

  • 25.08.2010 Jordi Pérez Colomé

    Arkaitz,

    olvidamos algo importante. Hay más de mil millones de musulmanes en el mundo. La variedad es infinita. También en imanes.
    “El islam es una religión incompatible con la modernidad”. Míralo por el otro lado. Las costumbres sociales de los países musulmanes son incompatibles con la modernidad. El islam es un instrumento más en el dominio de unos pocos. Las mujeres es el ejemplo más lamentable. En España, hace pocas décadas un gobierno usaba la religión para afianzarse. Todo cambiará a su ritmo. China, por ejemplo, ha cambiado más rápido porque no tiene ese corsé. La India sería un buen ejemplo de lo contrario. Su sistema de castas -hinduista- impide también el progreso. Pero como no matan a occidentales, no nos enteramos.
    “El islam es rígido”. Sí, pero no todos siguen cada ritual. Si la sociedad se vuelve más laica, la religión podrá exigir menos. ¿Cuántos musulmanes hacen el ramadán porque toca, porque socialmente es lo que hay que hacer? ¿Cuántas abuelas rezaban el rosario?
    “No hay un solo país musulmán que funcione”. ¿Turquía, Malasia?
    “Las democracias tenemos un problema”. Bendito problema. El cristianismo no fue siempre tan tolerante como hoy.
    Los hijos de europeos. Los atentados de Londres los cometieron jóvenes que hablaban con un acento impecable del Yorkshire.
    Sólo un detalle final, que enlaza con la variedad de musulmanes. A mí me molesta, por ejemplo, que alguien porque soy catalán me atribuya la opinión de otros que también lo son y gritan más que yo. Supongo que a un musulmán también. No los encasillemos.
    Gracias.

  • 25.08.2010 Ismael

    Esperar que las sociedades islámicas se vuelvan laicas es como esperar que el sol salga por el oeste…

    Es algo que nunca pasará. Quién haya vivido en un pais arabe lo sabe.

    En occidente no existre ese problema. Moisés nunca gobernó en Canaan, y Jesús nunca alcanzó el poder político. Mahoma si.

    Mahoma goberno casi toda Arabia antes de su muerte. Fué cabeza de un estado teocrático. Por lo que para la mentalidad islámica separar política, vida social y religión es algo inimaginable. Forman parte de un todo que en occidente no podemos concebir.

    Es por ello que islam y democracia nunca casarán juntos. Uno de los dos conceptos debe ceder para convivir con el otro. ¿Cual lo hara?

  • 25.08.2010 Albert Medrán

    Jordi, excelente post. Un lujo leer todo de una forma tan clara e instructiva.

  • 25.08.2010 Jordi Pérez Colomé

    Ismael,

    es cierto lo de Mahoma y es así sobre todo en países árabes. Pero hay países musulmanes no árabes que intentan otro camino. Y en los países árabes, no pasará obviamente mañana, pero la democracia tiene ventajas para todos. No descarto que el sol salga por el oeste algún día. “Nunca” me parece demasiado. Sólo hay que mirar la historia. Somos el país de la inquisición.

    Albert,
    gracias.

  • 25.08.2010 Arkaitz Mendia

    Jordi:
    El post era bueno y la respuesta a mís comentarios mejor. Sólo que no sé si Turquía funciona. Me refería a países consolidados. ¿Hay una Holanda musulmana? ¿Una Italia (con todos sus follones)?. De Malasia no sé nada. Pero en Turquía existen desde siempre tensiones con el ejército (hace no mucho han destituído a varios altos cargos militares por consipración. De todas maneras gracias por tu respuesta y un abrazo.

  • 25.08.2010 Mackero

    Hola: En el fondo,muy en el fondo, parece que el verdadero pensamiento de quienes creen que debemos colaborar con los musulmanes, en general, es lo de”Así evitaremos que se sientan discriminados y sigan poniendo bombas”.

    ¿Qué hay de las campañas de destrucción de iglesias y asesinatos de cristianos en muchos países musulmanes?

    ¿Y de la prohibición de construir templos cristianos en esos países?

    Marruecos ha comparado la evangelización cristiana con el terrorismo.

    Explicadles a ellos lo del talante, por favor.

    Un saludo.

  • 25.08.2010 Gaze

    Como siempre, Buena nota, Jordi

    Aunque el asunto este lo veo desde esta perspectiva:

    “El reinado del imperio musulmán en la Península Ibérica se concretiza cuando la dinastía de Umayyad-musulmana se posesiona de la Península Ibérica el año 700 y en lo que va el 929-hasta el 1492 cuando la reconquista y finalmente la Isabela los puso a la parrilla a fuego lento, a menos que se convirtieran al cristianismo.

    Bueno, el asunto es que este clérigo-musulmán, Rauf, naturalizado norteamericano, quiere hacer cree que los americanos son todos idiotas o ignorantes, puesto que con el levantamiento del edificio o proyecto Córdoba vendría a emular por analogía esa riqueza-ideológica- teocrática y experiencia invasora de los años de Oro y de conquista musulmana en la España-ibérica. Pues, el militar Abd-ar-Rahman III se proclama Califa de Córdoba , y hace levantar una mezquita de Córdoba en Andalucía para conmemorar ese fatídico día de imperialismo islámico que duró casi 800 años en la península….
    Como pueden ver, no es difícil adivinar las intenciones demoníacas del imán Rauf y claro, este quiere y busca la santidad de la Primera Enmienda Norteamericana al compararla también con la Sharia que son dos cosas distintas para Levantar el Proyecto Córdoba frente a la “conquista-simbólica” de las Torres Gemelas precisamente en la ciudad que representa el ultimo eslabón de libertad y democracia en el planeta. Como saben ustedes, los musulmanes por nativismo cultural y paganismo teocrático, siempre construyen mezquitas en aquellos lugares donde se hace vencedores…”

    No hay duda, que Rauf , después de escuchar los últimos discursos de su viaje, es un enemigo de América, enemigo de lo que representa la Cultura y civilización del Occidente… y claro, esto se capitaliza con la actual situación que el país vive bajo el régimen de Obama.

    Saludos!

  • 25.08.2010 Gaze

    Nota interesante:

    ¿Por qué los EEUU está pagando la reconstrucción de mezquita alrededor del planeta con dinero fiscal? ¿Qué tal si reconstruimos nuestra economía primero?

    “WASHINGTON (AP) – The good will tour of the Middle East by the imam behind the proposed mosque near ground zero is just part of the U.S. government’s efforts to reach out to the Muslim world.

    This year, the Obama administration will spend nearly $6 million to restore 63 historic and cultural sites, including mosques and minarets, in 55 nations, according to State Department documents.”

    http://weaselzippers.us/2010/08/24/obama-regi....the-ummah/

    ahora si me voy…

  • 26.08.2010 Horrach

    Tu reportaje sobre la situación es muy bueno, Jordi, felicidades. Pero disiento en algunas de las valoraciones, las más personales.

    1. Hablas de ‘razones’ y ‘sentimientos’, pero podríamos añadir un término que es más adecuado a la cuestión: lo simbólico. Y es que parece que determinados musulmanes defensores del terrorismo (los de Hamas, sin ir más lejos, que lo han dicho claramente) defienden este proyecto por lo que supone a nivel simbólico: el Islam se asienta en la Zona Cero, humillando al Gran Satán yankee. Y esa simbología triunfal sí que podría generar más vinculaciones a la causa de Al Qaeda (o al menos un cierto envalentonamiento beligerante).

    2. Recurres mucho a un elemento judeocristiano que es difícil de manejar en un contexto musulmán. Me refiero a eso de ‘nosotros-debemos-ser-buenos-para-que-ellos-no-se-radicalicen’. Eso me parece menos un razonamiento que un sentimiento, la verdad, aquel que cree que con buenos actos los adversarios se acabarán adheriendo (fruto de su buen corazón) a la causa pluralista. Decir que oponerse a la construcción de este mezquita implicará necesariamente que habrá más terroristas y más atentados me parece poco riguroso racionalmente hablando, porque supone establecer unas relaciones de causa-efecto discutibles, más que nada porque luego suelen darse a la inversa (todavía recuerdo aquellos histéricos que con la construcción del Muro en Cisjordania decían que eso iba a multiplicar los atentados… y justo ha acabado sucediendo lo contrario). El Islam radical no ve las cosas en esa clave judeocristiana, sino más bien en la inversa: valoran como debilidades las buenas acciones.

    3. ¿Qué diríamos de las ‘sensibilidades ofendidas’ si los israelíes pretendieran construir una sinagoga a dos manzanas de Sabra y Chatila? Recordemos lo de las ‘viñetas’ sobre Mahoma, hagamos un poco de memoria y pensemos en Lars Vilks, por ejemplo. Lars Vilks y otros viviendo encerrados en sus casas, con protección policial día y noche, pero lo importante es que la mezquita de Manhattan llegue a buen puerto… Hay algo aquí que no me cuadra. Esta puñetera manía que tenemos (tan etnocentrista, en el fondo) de querer demostrar que somos más tolerantes que nadie.

  • 27.08.2010 Jordi Pérez Colomé

    Horrach,

    esto va a ser muy largo para un comentario, pero en resumen:

    1. El imán Rauf es tan enemigo de Bin Laden como Obama. Podemos encontrar matices en las palabras de Rauf, pero no se puede dudar de su bando. Está por la democracia y la libertad. Tenemos ya que olvidarnos de asociar islam con violencia, aunque sea sin querer. George W. Bush fue de los mejores en eso. Hoy todos lo reconocen. Es de los pocos republicanos que no ha dicho nada sobre Park51, para no molestar a su séquito. El islam es la religión de más de mil millones de personas. Si fuera una religión sólo violenta, la tierra sería un caos. El islam es una posible fuente de violencia, está claro. Se ha visto de sobras en la historia, con otras religiones también. Pero la mayoría de musulmanes son pacíficos y no quieren matar a nadie. Ellos también existen. Además: Hamás nunca alabará del todo a un imán cuya mujer va vestida como Isabel Preysler.

    2. “Nosotros debemos ser buenos”. Nosotros somos así a pesar de todo. Nuestras constituciones lo dicen. No es un sentimiento. Siempre que nos hemos salido de madre, ha ido mal (desde el GAL a Guantánamo). Si aquí impera la ley, es para todos igual. Los límites están claros. No vamos a hacer distinciones. No es una “buena acción”; es así desde hace siglos. Es nuestra fuerza. Es verdad, algunos lo pueden ver como debilidad. Allá ellos. Veremos, a la larga, quién gana. De momento, sólo pueden luchar con el terrorismo, el arma de los débiles. Si fueran tan valientes y fuertes tratarían de conquistar Europa a sangre y fuego. No pueden ni saben. Entre otras cosas, porque una dictadura no construye nada, es de cartón y piedra. Ni en Egipto, ni en China, ni en Pakistán. El terrorismo siempre pierde. No le demos argumentos cobardes.

    3. Lo de las viñetas de Mahoma, lo respondo al final de mi pieza. Es verdad. Ahí hay un problema de tolerancia mal entendida. Hay que resolver caso por caso.

    Espero que esto también responda otros comentarios. Se ha puesto muy interesante. Gracias.

  • 30.08.2010 Horrach

    1. Muy cierto lo que dices de Bush, aunque habría que ver los verdaderos motivos de su actitud para valorarla positivamente o no. Me refiero a que determinadas conductas de tolerancia con aspectos del Islam (el burka, por ejemplo) tienen que ver más bien con cierto ‘corporativismo entre religiones’ (¿no está en contra de prohibir el burka la Conferencia Episcopal?), y eso ya no me parece tan elogiable.

    2. Tienes razón… a medias. Porque es cierto que la ley occidental implica una determinada moralidad muy exigente, pero esa ley implica a todos los ciudadanos en occidente por igual, y no sólo a aquellos que proceden de una determinada cultura (la cristiana, en este caso). Pero con lo de ‘ser buenos’ no me refería exactamente a cuestiones legales, sino a actitudes públicas. Evidentemente es legal que se pueda construir la mezquita famosa en Manhattan, pero en esta cuestión se dan otro elementos que van más allá de lo legal (lo que decíamos anteriormente sobre su conveniencia o no). La ‘exigencia buenista’ que se da en Occidente no se circunscribe al cumplimiento estricto de la ley, sino que, por contra, a veces parece aconsejar su incumplimiento en determinadas circunstancias. Y eso tampoco me parece especialmente elogiable. Es lo que dices en el punto 3º, el “problema de tolerancia mal entendida”.

    saludos y gracias de nuevo por entradas tan logradas como ésta

  • 29.12.2010 Converso

    Buenas tardes

    Como persona que ha abrazado el islam quería dar mi pequeña opinión, primero a pesar de la divergencias de opiniones veo que se guarda el respeto y eso es de admirar, no siempre ocurre en blogs/foros donde se habla del islam.

    Uno de los grandes problemas del islam son los musulmanes, tan simple y llano como eso, puede chocar mi opinión,pero ya lo dijo Cat Stevens (su nombre de converso, Yussuf Islam): “Doy gracias a Dios de haber conocido al islam antes que a los musulmanes.”

    Yo me sentí identificado con esta afirmación, a veces cuando tratas con musulmanes “de origen” te da la sensación que solo se basan en prácticas arraigadas y retrogradas que no tienen nada que ver con el islam, yo lo sentí cuando fui a paises musulmanes, donde me quedé muy indignado con ciertas costumbres que seguramente una persona que desconozca el islam, las hubiera relacionado con la religión, pero nada tienen que ver.

    Por otro lado cuando estoy con gente de mi país (no musulmanes) me sorprende que la gente sea tan intolerante con estas prácticas que ni les incumben ni les afectan, son comentarios de gente que supuestamente defienden que son democráticos y abiertos, pero que parecen desconocer la libertad religiosa que existe en este pais y que está garantizada por nuestra constitución, el hecho de practicar una religión minoritaria en este país no me convierte en alguien de fuera.

    Sobre el tema de que nuestra práctica nos aisla, os comento, una oración solo me toma 5 minutos (5×5=25, seguro que hay gente que emplea más tiempo viendo la tele o cualquier otra cosa que le guste).
    Cuando ayuno no dejo de cumplir con mis obligaciones, y el estar ocupado lo hace más llevadero, tampoco mis hábitos alimenticios me limitan, también hay gente que directamente es vegetariana o abstemia por los motivos que sean…

    Lo que me aisla y distancia son las ideas preconcebidas de algunas personas y el mal ejemplo que dan otras.

    Un saludo

  • 07.03.2011 Verónica

    Siento no estar de acuerdo con la mayoría de los comentarios pero, como siempre, analizamos lo que sucede en otros países desde nuestro propio prisma y eso no siempre nos permite ver la realidad, lo que hay en la botella. El hecho de que los países de mayoría musulmana, cuyos gobiernos se autodenominan islámicos, no funcionen, no quiere decir que el problema sea de la religión. Como casi todo en esta vida, normalmente el problema es del hombre cuya naturaleza imperfecta, egoísta y tendente a caer en la tentación hace que leyes que se dictan para nuestro beneficio sean aplicadas de manera incorrecta. Es una obviedad decir que si el Islam fuera una religión peligrosa, intransigente y belicosa, habría una guerra mundial porque no debemos olvidar que hay más de mil millones de musulmanes en todo el mundo; pero, afortunadamente, los pirados son una minoría. Del mismo modo que no caemos en juzgar a todos los vascos o a los demócratas por las acciones de ETA, por mucho que busque “la libertad del pueblo vasco”, no debemos dejarnos llevar por los intereses mediáticos que nos invitan a pensar que los musulmanes son el enemigo a batir. Creo que, en muchos casos, somos nosotros mismos, los europeos, los que provocamos esa sensación de aislamiento y de no pertenencia a nuestra tierra que tantas veces criticamos en ellos. Dice Tariq Ramadan, un intelectual europeo y musulman que os recomiendo leer encarecidamente (www.tariqramadan.com), que en Europa tenemos un concepto equivocado de lo que es la integración, que tenemos que atenernos simplemente a tres puntos: si la persona respeta las leyes; si conoce la lengua del país y si siente esa tierra como suya y, por lo tanto, la defiende y lucha por convertirla en un lugar mejor, si, de alguna forma, “siente los colores de la camiseta”. Si se cumple todo eso. Lo demás sobra. ¿Qué importa a quién recen, o cuántas veces lo hagan o cómo se vistan? ¿acaso un hippie, un pijo, un vegetariano, un evangelista, un ateo, un ortodoxo o un maniático tipo “Monk” son menos europeos por no compartir las costumbres de la mayoría? Fijo que si son blancos y nacidos aquí nadie pondrá en duda su integración. El problema, en la mayoría de los casos, es nuestro. Lo mismo que se adaptan los horarios para las madres lactantes, hay teletrabajo o nos escapamos media hora para desayunar, los musulmanes tienen derecho a escaparse un ratito para rezar o adaptar sus horarios de tal modo que el ayuno les resulte más liviano. No incumplen ninguna ley, de hecho la Constitución y la Ley de Libertad Religiosa les amparan, y tampoco están descuidando su trabajo, sólo reorganizándose. Castiguemos a quien incumpla sus responsabilidades, a quien sea perezoso o descuide su trabajo pero no a quien trata de compatibilizar todos los aspectos de su vida sin que eso perjudique a los demás por más que les pueda resultar extraño o absurdo. El único camino es la tolerancia. ¿Sobre lo que hagan en otros países con los cristianos o los ateos? Los ciudadanos no tienen culpa sino los dirigentes. No podemos discriminarles por ello.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47