ObamaWORLD

Jueves 9 de septiembre de 2010

Si siembras vientos, igual recoges Coranes chamuscados

Actualización 1, 2 y 3 al final

El pastor Terry Jones pretende quemar 200 Coranes en su iglesia en Gainesville (Florida) desde las 6 a las 9 de la tarde del sábado 11 de septiembre. Quiere hacerlo “en recuerdo de las víctimas del 11-S y para frenar la maldad del islam”.

La quema tiene una página en Facebook. El primer enlace es del 12 de julio, donde el autor dice: “¡Compra el libro! ¡Quema el Corán!” El link lleva a la página Islam is of the Devil (El islam es del demonio), que es un libro de Terry Jones (mientras escribía este post no he podido entrar en esa web). Esa entrada “gusta” a sólo 2 personas. Durante los próximos días, los enlaces y comentarios no los comentarán más que un puñado de personas. El 13 de julio cuelga este vídeo, que es de nuevo publicidad del libro:

Imagen de previsualización de YouTube

Pasan los días y la página parece sólo un foro de miembros de la pequeña iglesia de Jones que se preparan para celebrar el 11-S con una hoguera de Coranes. Uno incluso adjunta una web donde pedir Coranes gratis; así no tienen ni que comprarlos. No es el único. La audiencia crece despacio. El 22 de julio se cuelga el último enlace (los comentarios en el muro siguen sin embargo hasta hoy).

El día antes, el 21, según dicen aquí, aparece por primera vez en los medios (aquí el texto completo). Esta información acaba así: “El 10 de mayo, una bomba casera explotó en el Centro Islámico del Noroeste de Florida en Jacksonville. Ningún fiel resultó herido, pero Kilic [un portavoz de un centro de relaciones Américo-Musulmanas de la zona] dijo que la quema de Coranes podrían hacer escalar la tensión en el área”. Kilic no preveía que fuera más allá del “área”.

La progresión fue lenta. El 26 de agosto el New York Times publicó una información sobre el asunto de 1.200 palabras en la página 14. Unos días después saltó a la tele. El empujón fue sin embargo un comunicado del general Petraeus, donde decía que la quema de Coranes “podía poner en peligro a las tropas y poner en peligro el esfuerzo general en Afganistán”. Esto ocurrió anteayer, martes 7 de septiembre. Esta mañana, Obama ha dicho en una entrevista en ABC que “si [el pastor] nos está escuchando espero que entienda que lo que quiere hacer es completamente contrario a los valores americanos”. El presidente de Indonesia ha pedido a Obama que lo detenga. El asunto no puede llegar más arriba. Se ha convertido ya en una crisis.


¿De dónde sale este pastor?

Terry Jones, de 58 años, es pastor de una iglesia minoritaria, la Dove World Outreach, con unos 50 fieles. En el protestantismo americano un pastor puede fundar la iglesia que quiera; no debe seguir a ningún superior. No tiene nada que ver con el catolicismo. Jones es independiente. Tan independiente que hace poco más de un año que volvió a Estados Unidos desde Colonia (Alemania). De allí le echaron por radical y oscuro con las cuentas en la iglesia que regentaba. Se trasladó a Gainesville y fundó este nuevo proyecto. Ahora se ha hecho famoso.

La idea que hay tras esta fama sorprendente y descomunal tiene dos orígenes:

1. En la primera pieza sobre Terry Jones que salió en los medios nacionales, que he enlazado arriba, se dice esto: “Los organizadores [de la quema de Coranes] obtuvieron la idea, en parte, de otra página de Facebook llamada ‘Día de Todos dibujemos a Mahoma’”. El 20 de mayo esa página desapareció de Facebook. Tenía más de cien mil seguidores (la página de Jones tiene 13 mil y pico). Parece que sus autores la retiraron. Se basaba en las polémicas viñetas que publicó un diario danés hacía unos meses.

2. El aumento de interés por el día internacional de quema de Coranes coincide con la polémica por la construcción del centro musulmán Park51 cerca de la zona cero en Manhattan. Las protestas caldearon el ambiente. Otras mezquitas de Estados Unidos recibieron amenazas. Jones decidió entre junio y julio llevar adelante esta iniciativa. La página de Facebook de la quema está llena de enlaces a acciones contra Park51. Sin la presencia en los medios de ese debate, nadie hubiera prestado atención al pastor. Se hubiera quedado en un problema local. Está por tanto claro que en su origen y difusión, Park51 tiene relación con la idea de Terry Jones. De hecho, el titular del New York Times del 26 de agosto era: “con el título: “Lejos de la zona cero, un pastor oscuro ya no puede ser ignorado”. La relación es directa. El momento lo es todo. Terry Jones no será el primero en quemar Coranes (ni Biblias) en Estados Unidos. Pero ha sabido ver mejor la oportunidad.


¿Y ahora qué hacemos?

El problema está sin embargo sobre la mesa. Hay dos días para hacer algo. El FBI dice que no sólo corren peligro las tropas en países musulmanes, sino que la gente que asista a la quema está amenazada. No sabemos aún qué pasará. Pero la hoguera puede tener consecuencias reales y graves.

¿Qué se puede hacer? En principio, nada. Los líderes conservadores -Sarah Palin, Glenn Beck o John Boehner- que pedían a los musulmanes de Park51 en Manhattan “un poco de sensibilidad” y trasladaran el centro, le piden ahora lo mismo al pastor Jones. Por ejemplo, Palin: “Espero que el pastor Terry Jones y sus seguidores consideren las ramificaciones de su acción de quema de libros. Alimentará el fuego de la retórica vacía y parecerá sólo intolerancia religiosa malintencionada. No alimente ese fuego”.

Está muy bien apelar a la buena voluntad. Pero las emociones son efectivas, pero no son razones (ya lo dije aquí). No puede ser que las utilicemos cuando nos convenga. Se sembraron emociones sensibles y ahora por sorpresa recogemos Coranes quemaditos. No tenemos ninguna razón ni ley a mano para detenerlo.

A Jones todos le dan poca importancia. Se insinúa que es un iluminado con una pistola del calibre 40 en el cinturón. Pero el resultado será el mismo. Para entender el razonamiento, es útil sin embargo seguir la logica de Jones. En julio, aún desconocido, decía en su Facebook: “Es curioso que una de las muchas preguntas que me hacen desde que empecé esta página de Facebook es ‘¿Tiene miedo de lo que pueda pasar cuando los musulmanes lo vean?’ Mi respuesta es: ‘¿Qué tenemos que temer si el islam es una religión de paz?’”

George W. Bush decía que no estábamos en guerra contra el islam. Lo repetía sin cesar. Se ha perdido aquella seriedad. Es absurdo enmarcar el debate entre islam y no islam. El islam es una excusa de Al Qaeda para alcanzar poder. La aparente superioridad de la Biblia o Estados Unidos le sirve a Jones para lo mismo. El guión parece que lo haya escrito Al Qaeda, que busca provocar respuestas y venganzas para conseguir más seguidores. Quién va a aclararles a los musulmanes que estén medio convencidos de la maldad de Occidente de que lo de la quema de libros es obra de un loco.

Por otro lado, a los musulmanes que se esfuerzan en decirnos que el terrorismo es obra de locos, no les hacemos caso. Creemos que algo deben esconder. Las suspicacias crecen. Con la quema de Coranes, aumentará la desconfianza. Cada vez más moderados diran inútilmente: ni un paso atrás. Es ignorancia recíproca. Así empiezan los problemas graves. En Occidente hace siglos que creemos en la libertad de culto; nos ha ido bien. No podemos retocar derechos esenciales según nos convenga porque pueden pasar cosas insospechadas, como que un iluminado sea capaz de desmontar con una patraña la política exterior de la primera potencia mundial.

¿Qué creo que pasará? Impedirán al pastor quemar los libros el sábado con alguna excusa rebuscada: los bomberos de Gainesville, por ejemplo, no le darán el permiso para montar una hoguera. Espero acertar.

*

Actualización (10 de septiembre, 2.46h): El pastor Terry Jones parece que ha cancelado la quema tras una llamada del secretario de Defensa, Robert Gates. (A esta hora de la madrugada, sin embargo, la última información es que lo “ha suspendido, no lo ha cancelado” y que lo “repiensa”; además ya hay otra iglesia dispuesta coger el relevo.) Sea como sea, el pastor Jones ha dicho que lo hace porque el imán de Park51, Feisal Abdul Rauf, se ha comprometido a trasladar el centro musulmán proyectado cerca de la zona cero. Según un comunicado de Rauf, no es verdad. Sólo se ha comprometido a una reunión en Nueva York. A esta hora, hay confusión.

El tema de fondo del post sin embargo es aún vigente. Entre los comentarios hay una pregunta clave, repetida: ¿por qué tenemos miedo del islam y no de otras religiones? Ya lo he dicho en otra parte. Hay que ser más listos. El islam no es una ideología como el comunismo o el nazismo (ni es algo como el nacionalismo, que puede diluirse). Quizá desaparezca un día de la tierra con los otros monoteísmos, pero no será mañana. Da igual si se gana o no la guerra Estados Unidos en Irak o Afganistán. El islam radical y fuente de terrorismo, en cambio, es más probable que pueda desaparecer.

Así, podemos colocar a todos los musulmanes en el mismo saco, liarnos en polémicas inútiles y poner en riesgo la vida de gente. O tratar de aislar el objetivo e intentar derrotarlo (es lo que hizo el presidente Bush, que ahora parece una bendición). La diplomacia y el uso de la fuerza cuando es necesario deben ser mucho más astutos que ese nivel básico de “ni un paso atrás”. Es hacerle el juego a Al Qaeda. Si Al Qaeda y el islam radical quieren dominar el mundo hay que defenderse por la fuerza, por supuesto. Ya lo hacemos -o, por suerte, lo hacen los americanos por nosotros. Pero impedir un centro musulmán en Manhattan o amenazar con quemar libros me parece una defensa cobarde e infantil. Nuestros soldados se juegan la vida para defender unos valores tan bien como saben -su misión es compleja. Hagámosles la vida más fácil.

Actualización 2 (10 de septiembre, 9.44h). Nada ha cambiado desde anoche. El acto está suspendido y no cancelado. La reunión entre el imán Rauf y el pastor Jones para el sábado parece confirmada. Pero no se sabe nada más. Habrá que esperar ahora a que Estados Unidos se despierte en unas horas. La historia es rocambolesca.

Actualización 3 (10 de septiembre, 22.33h). El hijo del pastor Terry Jones, Luke Jones, acaba de confirmar que la quema de Coranes está cancelada. La hipotética reunión con el imán Rauf sigue sin confirmarse, pero se haga o no, la iglesia de Gainesville no cambiará de repente de opinión mañana. Parece pues que por ahora todo ha acabado.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 9 comentarios

Comentarios

  • 09.09.2010 Arkaitz Mendia

    Yo también espero que no pueda, pero ya hemos hablado de esto. Y aunque me siento un poco desarmado argumentando contigo, que tienes un conocimiento sobre el terreno infinitamente superior al mío, sigo pensando:
    - Los grupos “Punk” de los 80 quemaban biblias, crucifijos…y a nadie le amenazaban de muerte. Vale que a Leo bassi le boicotearon una obra de teatro sobre religión, pero nadie salió herido.
    -Ya en los 80 Salman Rushdie se tuvo que esconder de por vida por un libro sobre el Islam.
    - Por dibujar unas caricaturas de Mahoma de formó un pollo en el que hubo muertos.

    Lo siento pero estoy muy harto. Ya sé que me lo trataste de explicar, que estos comportamientos no reflejan el Islam sino el atraso de los países de origen de los que amenazan y matan. Pero sigo pensando que es una de las peores religiones de la historia, con todo mi respeto, vaya.
    Saludos.

  • 09.09.2010 Horrach

    Me tiene perplejo este asunto, aunque tal vez no porque un pirado de Florida, que sólo se representa a sí mismo y a otros 50 pirados (o sea: a nadie), pretenda encender un fuego utilizando ejemplares del Corán como modo de combustión, sino por el eco desmesurado que está teniendo esta acción tan minoritaria y poco representativa en el mundo. Tenemos, en Occidente, una forma realmente curiosa de valorar la importancia de las cosas.

    Varias cosas:

    1. “Se sembraron emociones sensibles y ahora por sorpresa recogemos Coranes quemaditos”.

    Para empezar, todavía NO se ha quemado un solo Corán. Lo delirante de esta polémica es que un simple aviso de un plan pueda provocar, antes de que se consume (si es que se llega a consumar, que lo dudo) tantas reacciones unidireccionales. En esto el fundamentalismo musulmán ya ha ganado, pues ha conseguido generar un pánico visceral en Occidente a todo aquello que pueda suscitar reacciones u ofensas en el Islam en general. No es respeto, es miedo lo que se percibe. Si uno quema una Torá o una Biblia nadie entiende que pueda existir ningún miedo de represalias (ni locales ni mundiales), pero con el Corán sí sucede. Preguntémonos por qué. ¿Es ignorancia recíproca? Lo dudo. Si todo el mundo entiende que cosas en sí tan poco importantes como dibujar a Mahoma o quemar un libro religioso pueden provocar violencias mundiales es porque le estamos adjudicando al Islam, y no a otras religiones, una capacidad mortífera enorme. En el fondo, ¡los abogados defensores estarían impartiendo a su defendido la peor de las condenas! Por contra, yo le doy tan poca importancia a que se cocine un Cristo, se queme un Corán o se mee sobre una Torá porque son cosas que no tienen trascendencia alguna, más que retratar el pelaje de quien las realiza. ¿Por qué mostrarse tan preocupados con estas cosas y luego buscar causas que justifiquen explícita o implícitamente atentados terroristas brutales?

    2. “El islam es una excusa de Al Qaeda para alcanzar poder”.

    También lo dudo mucho, Jordi. No es ninguna excusa su interpretación que hacen del Islam, sino que es la finalidad misma: que su interpretación del Islam abarque y domine el mundo entero. Los de Al Qaeda no se parecen a esos jeques árabes que en sus países defienden una cosa pero luego practican otra (sobre todo cuando vienen a Marbella). Ellos son creyentes totales, no aceptarían ninguna componenda por un poder terrenal.

    3. Lo que probablemente provoque más ‘afiliados’ en las filas de Al Qaeda será el clima general de miedo que existe en Occidente. Y es que para un islamista radical debe suponer una especial fascinación y orgullo ver cómo en Occidente se tiene tanto miedo a una cosa que dice que hará un pirado de Florida. Uno debe sentirse poderoso cuando ve que su adversario (que nosotros no estemos en guerra con ellos no implica que el Islam radical no lo esté con nosotros) se muestra tan empático con su sensibilidad.

  • 09.09.2010 Horrach

    Parafraseando a cierto periódico, cierto día:

    “El mundo en vilo a la espera de las represalias contra algo que no se ha cometido”.

  • 10.09.2010 Mercutio

    Aquí dan una visión interesante del asunto:

    http://tsevanrabtan.wordpress.com/2010/09/09/4052/

    Salud.

  • 10.09.2010 Gaze

    Jordi,

    Esta personalidad, americana por supuesto, tiene la respuesta a tanta perplejidad e interrogantes:

    Samuel Phillips Huntington, Clash of Civilizations (1993, 1996) thesis of a post-Cold War new world order.

    “El islam no es una ideología como el comunismo o el nazismo” ¿??????….

    Si no es ‘relidiologia,’ ¿qué diablos es entonces….?

    “Si Al Qaeda y el islam radical quieren dominar el mundo hay que defenderse por la fuerza, por supuesto. Ya lo hacemos -o, por suerte, lo hacen los americanos por nosotros.” Pregunta: ¿y quién paga estas guerras fatídicas…?

  • 10.09.2010 Jordi Pérez Colomé

    Gaze,

    digo que no es una ideología porque no desaparecerá aunque pierdan una guerra, como pasó en la Alemania nazi, por ejemplo.

    La guerra la pagan los americanos, claro. Yo intento ir allí una vez el año para echar una mano con mis gastos. Es mi manera de estar agradecido.

  • 11.09.2010 Gaze

    …Diez segundos de silencio y respeto este fatídico día de septiembre 11, 2001…

    Gracias,

    http://www.youtube.com/watch?v=_HykNr-06zY

  • 11.09.2010 rojobilbao

    ¿Qué no se quemen libros para no herir la sensibilidad de tantos que celebraron el acto terrorista del 11-S y ahora amenazan con matar más occidentales?

    Me parece un memez (o algo peor) quemar libros, pero si la razón es evitar reacciones, que los quemen, los hunos siempre cuidando las formas para no molestar a los hotros, los cuales JAMÁS hacen nada pensando el los hunos.

  • 12.09.2010 Horrach

    El ya famoso y patético Jones se ha asustado, pero otros sí que han comenzado la barbacoa:

    http://www.elmundo.es/america/2010/09/11/esta....39501.html

    … ¡y no ha pasado nada! (de momento, al menos). Ni arde el mundo, ni se apagan las estrellas, ni el Islam en conjunto ha salido a la calle a cargarse a nadie. Repito lo que afirmé el otro día: va a resultar que son los abogados defensores del Islam los que peor opinión tienen de sus fieles.

TRACKBACKS

http://www.obamaworld.es/comprar-dapoxetina.html http://www.obamaworld.es/sildenafil-venta.html http://www.obamaworld.es/viagra-venta.html