ObamaWORLD

viernes 1 de octubre de 2010

Por qué el adiós de Rahm será bueno para Obama

Rahm Emanuel, el jefe de gabinete del presidente Obama, se va. Era un secreto a voces. Richard M. Daley, que era alcalde de Chicago desde 1989, dijo el 7 de septiembre que no se presentaría a la reelección. Fue una sorpresa. Emanuel había dicho otras veces que cuando Daley lo dejara, intentaría ser alcalde. La oportunidad le llegó de repente. Intentará aprovecharla.


Por qué lo deja

Antes de llegar a la Casa Blanca de Obama, Emanuel era congresista desde 2003. Su gran objetivo era suceder a Nancy Pelosi y ser el primer líder demócrata judío. Pero la oferta del presidente electo Obama le tentó y lo dejó. Emanuel había trabajado ya como asesor de Bill Clinton entre 1993 y 1998. Sabía que la Casa Blanca no era un paseo. Pero aceptó.

Muchos altos cargos en la Casa Blanca duran apenas dos años. Pero Emanuel tenía pinta de ser un jefe de gabinete que marca época. Es probable que si no hubiera surgido la alternativa de Chicago, hubiera aguantado más. Es posible también que si la vida al lado de Obama hubiera sido un camino de rosas, lo habría pensado mejor. No es lo mismo subirse al carro de Obama en 2008, que aguantar ahora las vacas flacas. Se han unido pues dos cosas: una oportunidad extraordinaria y una labor más dura de lo esperado.

La alcaldía de Chicago volvería a colocar a Emanuel en un cargo electo. Chicago no es una ciudad cualquiera. No tiene la repercusión de Nueva York, donde los dos últimos alcaldes -Giuliani y Bloomberg- flirtean con la presidencia. Pero es una ciudad con ascendente nacional. Emanuel toma sin embargo un riesgo. La alcaldía no se la van a regalar. Tendrá que ganar las primarias demócratas, más difíciles que luego las generales (Chicago tiene un alcalde demócrata desde 1931). Está claro que, por el motivo que sea, el reto le merece la pena.


Qué gana y pierde Obama

Más allá de políticas concretas, la campaña de Obama se basaba en dos lemas: uno, cambiar Washington y, dos, trabajar más con el partido rival -los republicanos- para obtener mejor legislación. Obama representaba a la perfección esos dos conceptos: un recién llegado a Washington que lamentaba el modo en que se hacía política y un político dispuesto a renunciar a la ideología para mejorar la vida de los ciudadanos.

Entonces Obama decidió escoger a Rahm Emanuel como jefe de gabinete. Junto a Joe Biden, Emanuel sería el único del círculo íntimo que no llevaba años con Obama. Emanuel se parecía en una cosa a Obama y en otra era justo lo opuesto:

1. Se parecía en la ideología. Emanuel no es de izquierdas. En 2006, cuando dirigía las campañas electorales de los congresistas procuró que se presentarán candidatos demócratas conservadores en distritos con tendencia republicana para ganar algunos. Lo consiguió. En 2006, en el Congreso había mayoría demócrata pero menos de izquierdas.

Este año, una de sus grandes polémicas fue llamar “jodidamente retrasados” a la organización de base (y de izquierdas) MoveOn.org por financiar anuncios contra la reforma sanitaria por no llevar la opción pública. Luego se disculpó. Otro ejemplo: Emanuel aconsejó dejar de lado los asuntos de derechos civiles, tan importantes para los progresistas: Guantánamo, juicio civil a terroristas, la investigación de los abusos a prisioneros de la CIA. Podían acarrear más problemas que ventajas. Rahm estaba dispuesto a abandonar la ideología por cálculo político.

2. Se distinguía en la estrategia. Si Obama quería cambiar Washington, Emanuel era la persona equivocada. Obama ha acusado a los republicanos de impedir buenas leyes -o no querer colaborar- para ganar puntos electorales. Les acusa de preferir ganar elecciones que de ayudar a las familias del país. Pero Rahm también es así. Su objetivo es ganar. La idoneidad de una ley depende de si facilitará la victoria. La reforma sanitaria es el mejor ejemplo. Rahm propuso retrasar su aprobación o cortarla en pedacitos para que fuera más digerible. Obama se negó.

Obama escogió a Emanuel para que aportara un punto de vista práctico y menos idealista. Emanuel se encargaría de hacer que las leyes pasaran. En la reforma sanitaria, Emanuel hizo que la Casa Blanca negociara con las multinacionales -los temibles “intereses especiales”. Si el gobierno impedía que se importaran medicamentos, los lobis farmacéuticos no pagarían campañas para hundir la reforma. Obama aceptó. Pero así los medicamentos serían más caros. No fue un ejemplo de imponerse a los intereses de las grandes empresas. Pero la ley pasó.

Esta duda ha sido constante en la administración. Según el asesor David Axelrod, “hay una tensión permanente entre la necesidad de conseguir los objetivos dentro del sistema tal y como es y el compromiso de cambiarlo; dar con esa línea en un momento dado es realmente, realmente difícil”. El presidente Obama optó por Emanuel para que hiciera que el idealismo de la campaña aterrizara. No ha funcionado bien.

Obama ve ahora que en la campaña no puede vender nada: ni que ha intentado cambiar Washington ni que ha conseguido los objetivos que pretendía. Washington no ha cambiado y Obama ha conseguido algo importante, pero no decisivo. La prueba es que los demócratas han montado la campaña solo contra los republicanos. No se dedican a defender sus méritos. No gritan convencidos que han logrado medidas buenas. Han intentado jugar en dos campos y no han podido.


Cómo será el nuevo jefe de gabinete

El nuevo jefe de gabinete, Pete Rouse, ya lo fue cuando Obama era senador. Rouse había sido ya jefe de gabinete de Tom Daschle, el anterior líder demócrata de la cámara. Fue Rouse quien preparó el plan para llevar a Obama de senador novato a candidato presidencial. Rouse es un miembro de la vieja guardia de Obama. El círculo íntimo será de nuevo más compacto.

La vía práctica por ahora ha fallado. No se puede abogar por algo con todas las ganas y luego diluirlo para conseguir que pase. Así ha sido en parte la administración Obama. Es probable que ahora intente morir con las botas puestas. El tramo final de esta campaña ya puede marcar el tono. Los demócratas podrían pasar al ataque y defender sus logros. Podrán perder igual, pero al menos sin cobardías.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 2 comentarios

Comentarios

  • 01.10.2010 Gaze

    Tú los ha dicho muy bien: “No se dedican a defender sus méritos. No gritan convencidos que han logrado medidas buenas.” Simplemente porque esas medidas todos sabemos que no dan trabajo, no arroja plusvalía para abrir negocios, no para los cuerpos desocupados y no trae de regreso las compañías que se han largado a India o China, esas reformas no dan alternativas de consumo y el país está más cerca de un colapso económico con la perdida de tiempo que Obama gastó imponiendo su reforma… Ahora, es todo lo contrario y esa contrariedad el norteamericano medio lo sabe muy bien y en noviembre eso quedará obvio también como un juicio final sobre este presidente. De ahí a que Obama pase a ser el peor presidente en la historia de este país, que ‘habla lindo’, pero muy incompetente.
    **Rham, no supo hacerla y Pete Rouse terminará por hundirlo aún más.

  • 10.11.2015 Harjinder

    Eurosabra: “From the Nile to the Euphrates’ is standard Jewish world-conspiracy crap. Even the czariest Israeli maniacs only spoke of a “Hebrew state” that included the pre-1921 Mandate”C.M.: I agree that the “Nile to the Euphrates” notion is “Jewish world-conspiracy theory crap”. I have not seen any evidence that Zionism, as practiced in reality by a majority consensus, not the scribblings of extremists, has aspired to anything more than the territory that Israel currently controls. A tiny minority wanted Gaza, and up to the Litani in Lebanon, but these are small contiguous areas that most Israelis (or the Israeli government if you prefer) decided are not ‘vital homeland areas’ and gave up, perhaps roughly in the same sense as Americans would view Puerto Rico or Guam if they wanted to leave US control. My impression is that the notion of empire implicit in the “Nile to the Euphrates” is completely lacking in Israelis. They are not interested in ruling other people. They do now, because they have no choice in that the land they want is currently inhabited, but I have no doubt that if land east to the Jordan is removed of Palestinians, the land grabs will stop, and Israel will, with relief, cease ruling over large numbers of Arabs. Ed, I think you are drawing the wrong conclusions about the necom role in the Iraq war. They were very open about what they wanted, e.g., ‘A Clean Break’. Plan A was to establish a government in Iraq that would be friendly to Israel, or at least not hostile. Hence the rabid insistence on de-Bathification, and the bewildered consternation of non-neocoms charged with actually trying to re-construct a functioning society. Plan B was to smash Iraq to pieces if Plan A wasn’t going to work. It was either going to be a government friendly to Israel, or ruins that could not threaten Israel for a hundred years. The American neocommunist objective was to remove potential threats to Israel and allow consolidation of ongoing ethnic cleansing and annexation in the contiguous occupied territories. The evidence does not support assertions that their goals included conquest, annexation, or desire to directly rule other areas such as Iraq and Syria. They just wanted them ‘neutralized’. I have no doubt that if the Perle, Wolfowitz, Feith, et al Likudnik crowd had not seen Iraq as a threat to the kind of Israel they wanted realized, there would have been no war.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47