ObamaWORLD

domingo 24 de octubre de 2010

De visita al Tea Party de Nueva Orleans y resulta que son gente normal

El Tea Party de Nueva Orleans se reunía ayer. Yo fui. El motivo era la presentación del libro Revisión a fondo del socialismo, de Oleg Atbashian. El autor charlaba y firmaría libros. El encuentro era en la sede de los Veteranos de Guerras Extranjeras de Hickory Avenue, en las afueras de la ciudad, aquí.

Cuando entro nadie me dice nada, pero me miran. Soy nuevo. Hay unas cuarenta personas, la mayoría mujeres y de mediana edad. Dos llevan blusas con la bandera americana –una incluso con la frase inicial de la Constituc ión. Un hombre con peluquín lleva también una camiseta con frases de la Constitución. Al fondo hay una mesa con nachos, humus, cookies.

Me siento en la segunda fila. A mi lado charlan un hombre, George, y una mujer, Linda. Me intereso por algo que dicen de un predicador y nos presentamos. Les digo que vengo de España y que estoy de paso. Se sorprenden bastante. Antes de que empiece el acto, me invitan a la prédica de mañana de su pastor. No me lo perderé. Será la primera vez que vea un sermón protestante en directo.

Empieza a hablar Atbashian. Así se ve desde mi silla (el que hace la foto en primer plano es el del peluquín):

Oleg Atbashian nació en la Ucrania de la Unión Soviética. En 1994 emigró a Estados Unidos, donde ha hecho un poco de todo, desde diseñador y artista a escritor. En su libro cuenta por qué cree que Estados Unidos se parece cada vez más a la Unión Soviética. La tesis es que la elite liberal lleva al país hacia el socialismo. La mujer con la blusa americana dirá, de hecho, que “lo políticos son una panda de socialistas”.

En el discurso de Atbashian salen una y otra vez las dos grandes preocupaciones del Tea Party:

1. El gasto público. En mi charla previa con George, me ha dicho que con Obama el déficit ha crecido tres mil billones. Es mucho, aunque ya era enorme. Luego dice que Obama subirá los impuestos el 1 de enero. Le digo que no es cierto, que los subirá sólo a los más ricos (dejará de hecho que caduquen unos recortes que hizo Bush), y no a la clase media. George insiste que no, que quitará los recortes y además los subirá más para todos. (No es verdad.)

La única frase que apludirán del discurso de Atbashian es: “La desigualdad es un pequeño precio que pagar para seguir siendo humanos”. La función del gobierno no es, por tanto, redistribuir la riqueza. Eso es lo que hacen los gobiernos socialistas como el de la URSS, que Atbashian cuenta con detalle: “Todo era propiedad del gobierno”. Atbashian teme que Estados Unidos acabe también así.

2. La educación. Los niños están en manos de sus profesores, que son progresistas. Están pues en peligro ideológico. Atbashian cuenta que un día fue el cole de sus hijos para hablar con la dirctora. En un pasillo vio unas redacciones de niños de 12 años. El título era “Qué cambiarías de la Constitución”. Algunos niños escribían que añadirían el derecho al trabajo o a la vivienda. Cuando sale la directora ve que lee y se muestra ufana de la bondad de los jóvenes. Atbashian le dice que se equivoca: “Así era en mi país y no fue bien, el gobierno no puede garantizar todos esos derechos.” Hay que trabajar duro.

La directora se defiende, según Atbashian, y le dice: “Lo han hecho los niños solos”. Esta frase también levantó rumores: un niño de 12 no piensa él solo en esas cosas. Los adoctrinan en el socialismo y cada vez tienen menos ética del trabajo. Creen que se puede vivir de los subsidios del estado sin tener que trabajar.

El discurso del socialismo en Estados Unidos es una exageración. En Europa, el gasto público y los impuestos son mucho mayores que en Estados Unidos. No hay ningún país que esté más lejos del socialismo o la socialdemocracia que Estados Unidos. Sin embargo, hay algo de verdad en el argumento del Tea Party: hay zonas del país donde se admira a Europa y les parece admirable su modo de vivir. El Tea Party quiere detener esa tendencia.

Al final hablo con la presidenta de este Tea Party, Mary. Su obsesión, dice, es educar. A los políticos también. Cuando invitan a uno, primero hablan ellos, luego le dejan un ratito al invitado para que intente conseguir algún voto. Pero Mary no está en esto po política ni para hacer ganar a un partido.

Mary recuerda que los padres fundadores idearon un gobierno pequeño, que asegurara sólo la estabilidad, no que repartiera la riqueza a través de los impuestos. Es moderada. Dice que en su grupo admiten a todos: religiosos o ateos, gays o heteros. No se quiere implicar en política ni apoyar a ningún candidato, pero reconoce que tiende hacia los republicanos y que algún grupo o político se ha aprovechado ya del empuje del Tea Party.

Los miembros del Tea Party no son gente rara. Hay mucha variedad. Sólo un momento flirtean con una afirmación comprometida. Uno de los miembros más jóvenes pregunta: “¿Sería bueno un nuevo McCarthy?” (El senador McCarthy intentó demostrar con tácticas oscuras y sin éxito que había comunistas inflitrados en el gobierno americano). Le responden que “McCarthy salvó América”.

Mary me dice que tiene miedo de que les engañen. Por eso insiste en educarse. El locutor Glenn Beck ha sido uno de los grandes promotores de este impulso para saber más. Hay incluso una Glenn Beck University. Beck es el único personaje que parece gustar a todos los miembros del grupo (este Tea Party se inició en marzo de 2009 en una reunión de admiradores de Beck). Ni Sarah Palin, según Mary, gusta a todos.

*

Quedan nueve días para las elecciones. Después del Tea Party he visitado la sede de los demócratas de Nueva Orleans. Había menos ganas que en 2008. Pero quiero ver aún otras oficinas y otros Tea Party. Mañana iré hacia Alabama y Florida.

Etiquetas: , ,

Comentarios 11 comentarios

Comentarios

  • 24.10.2010 JM Guardia

    Muy interesante, Jordi. ¿Llegaste a hablar con Oleg? Es un tipo cojonudo. Y un genio con el Photoshop: no sólo hace cosas brillantes, sino que las hace en minutos. Una fiera.

  • 24.10.2010 Miguel

    Interesantísimo, así se ven las cosas mucho más cercanas y se pueden imaginar mejor. Gracias.

  • 24.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    JM Guardia,

    es que lo pensé: “Guardia seguro que conoce a este Atbashian”. No hablé al final con él. Estaba enfrascado con los miembros de a pie del Tea Party. El miércoles estará en Houston, pero allí no coincideremos. Lástima.

  • 24.10.2010 Angel Martin

    Muy interesante el post, y admirable tu actitud Jordi: acercarse a este tipo de movimientos para ver quiénes son y lo que hacen, y no dejarse embaucar por lo que dice la prensa, que está llena de sesgos.

    La verdad es que creo que los estadounidenses tienen razones para quejarse y moverse como lo hacen, aunque como apuntas, pueda existir bastante desconocimiento, un buen poco de exageración, y otro tanto de crítica exacerbada a Obama. Los españoles creo que también tenemos razones, aunque somos como somos, y así estamos.

  • 25.10.2010 Hugo

    >El discurso del socialismo en Estados Unidos es una exageración. En Europa, el gasto público y los impuestos son mucho mayores que en Estados Unidos.

    Hombre, esto no es del todo cierto.

    1) USA es el país con la tasa corporativa más alta del mundo. Era la segunda pero durante esta crisis se ha convertido en la primera. Es decir, es el país que más les cobra a las empresas por sus beneficios. Cobra menos a los trabajadores de su sueldo, eso sí.

    2) Con el plan de “estímulo” (con el que luego ha subido el paro) USA ha llegado a un gasto respecto al PIB bien por encima del 40% cuando normalmente se mantenía alrededor de un 35% en los últimos años. Los paises europeos tienen un gasto entre 40% y 50% del gasto del gobierno respecto al PIB. Así que la presencia del gobierno en USA es muy parecida a la de los paises europeos. USA ya se ha convertido en una social-democrácia (igual no a la idealizada de lo que algunos quieren).

    Creo que tanto tú como los Tea Partiers teneis en mente una USA que ya no existe.

  • 25.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    Hugo,

    Las diferencias son aún grandes. Por dos cosas: primero, Europa es muy variada. En Europa hay países como Dinamarca, donde la presión fiscal es aún mucho mayor que en Estados Unidos. La diferencia es que los europeos vemos eso más o menos como aceptable y en Estados Unidos, no. Segundo, el modo en que se gasta el dinero público también es distinto. Defensa se lleva una parte del pastel enorme (en Europa, no) y luego el gasto en sanidad es carísimo por el modo en que se estructura en Estados Unidos.

    La pregunta difícil que hay que hacer sobre el estímulo es si sin ese dinero, el paro se habría disparado (y no mantenido). En mis trayectos por aquí he visto ya dos obras en la carretera pagadas con “stimulus money”.

    Ángel,

    la diferencia en actitud cívica entre americanos y españoles es abismal. Sean de izquierdas o de derechas.

  • 25.10.2010 Sieve

    Muy buenos días.

    Concuerdo con Hugo, Estados Unidos no es ya el adalid del liberalismo económico que fue en épocas pasadas y que tanto éxito trajo.

    La siguiente página es una guía de la intervención estatal: [html]http://www.heritage.org/index/Ranking.aspx[/html]

    Añadir también que mucho gasto público se ha redirigido al gasto federal y el poder de los estados que componen a la nación se ha reducido.

    No comento mucho (me parece que es la primera vez, aunque no me pierdo ningún artículo), así que acabo felicitando al autor por esta excelsa página y animándole a que la mantenga mucho tiempo más.

  • 25.10.2010 Jesus

    Ver los lideres nos dice lo que son los grupos, mas alla de que sin personas normales, faltaba mas, el tea party sigue a personajes como Sarah Palin (por cierto ha aprovechado esta cresta y habilidosamente — que habil si es — opto por dejar la gobernacion de Alaska y dedicarse a discursear, lo que le a traido buenos dividendos) y Glenn Beck , esto dice mucho de ellos.
    Estos grupos no buscan mas fuentes de informacion que lo que les dicen sus lideres, de ahi afirmaciones como que se piensa subir impuestos a todos los norteamericanos o que el estimulo economico aumento el desempleo y que el feicit actual se debe la malgasto socialista, pero vemos que hay aun mas alla de eso y algunos sueñan con eliminar todas las regulaciones gubernamentarles y hasta con instaurar un nuevo macarthysmo, de seguro mucho mas eficiente que el anterior.
    Los seguidores del tea party son gente normales, tambien los eran, sin dudas, los seguidores de Hitler.

  • 25.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    Sieve,

    quizá no sea el “adalid del liberalismo” que fue. Pero aún es su mejor ejemplo y defensor. China y la India pueden ser hoy países más vibrantes que Estados Unidos pero el capitalismo americano es, si puede decirse así, más puro, más original. El Tea Party es un ejemplo.

    En el post de mañana pondré una frase que me ha dicho hoy un americano de Carolina del Sur sobre el escape de petróleo en el Golfo de México. No creo que se pueda oír en otros países.

    Jesús,

    ya veo que lo de gente normal no ha cuajado. Es demasiado amplio. Me refería a que no son radicales violentos. No están de acuerdo con el gobierno de su país y quieren cambiarlo con los medios que tienen a mano. Habrá racistas y exagerados, claro, pero no creo que dominen. A pesar de todo, quiero ver algún grupo más del Tea Party estos días para conocerlo mejor.

  • 26.10.2010 Jesus

    Segun la Oficina Presupuestaria del Congreso — que no es partidista y no responde al gobierno — el estimulo economico ha creado, o mantenido, casi tres millones de empleos.
    Ademas desde poco antes del estallido de la crisis a finales de la administracion Bush, la perdida neta era de 700 mil empleos al mes, por lo que decir que el estimulo a aumentado el desempleo esta bien lejos de la verdad.
    En cuanto al plan de estimulo — del que una tercera parte venia destinado ya desde la administracion Bush al salvamento de los bancos e instituciones financieras y otra tercera parte se utilizo en estimulos fiscales –, lo que varios importantes economistas señalaron desde el inicio es que era insuficiente, lo que a su vez limito su efecto en la economia.

  • 08.11.2010 Jorge Mata

    hola, acerca de “dice que Obama subirá los impuestos el 1 de enero. Le digo que no es cierto, que los subirá sólo a los más ricos (dejará de hecho que caduquen unos recortes que hizo Bush), y no a la clase media. George insiste que no, que quitará los recortes y además los subirá más para todos. (No es verdad.)”, algunos comentarios:

    1 Es un poco exagerado decir que es el Pres. Federal quien va a subir o no subir los impuestos – es el conjunto Congreso + Ejecutivo. No es un mero tecnicismo, es que funciona así. También es verdad que, aunque ahora el Congreso quisiera evitar las subidas, sería muy difícil parar algunas de ellas.

    2 cambios propuestas en los últimos presupuestos presentados son (http://www.whitehouse.gov/sites/default/files....s/spec.pdf , por ejemplo a partir de p 170):

    * reducing the child tax credit
    * re-imposing the marriage penalty
    * raising taxes on small businesses (pp 171-172)
    * Obamacare taxes: raising dividend taxes (esto lo han protestado mucho los retirados)
    raising capital gains taxes (esto afecta a cualquiera que invierta en bolsa, mutual funds, etc.), and
    * raising some personal tax rates, including estate & gift taxes o para ingresos de familia de más de $250 000/año (con diversas cantidades exentas de incremento o de pago)

    El aumento es efecto neto, ya que también se bajan varios impuestos para todos o algunos segmentos de población. Nuestros propios cálculos, basados en las propuestas de pp 171-189, son más de 0.9 billones más de ingresos por aumentos netos en los impuestos federales entre 2011 y 2020.

    Otros grupos lo estiman en más dinero aún. Supongo que han hecho cálculos más cuidadosos que nosotros, claro.

    Gracias,

    JM
    http://bipartisanalliance.com

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia