ObamaWORLD

Lunes 25 de Octubre de 2010

‘Quiero que sepas que tengo una relación personal con Jesucristo’

Ayer fui a un acto del Tea Party en Nueva Orleans. Un miembro, George, me invitó al servicio del domingo en su iglesia. Nunca había visto en acción a un pastor protestante. Acepté encantado. La iglesia era la Hickory Knoll Church of Christ, que tiene este aspecto.

Las Iglesias de Cristo son una rama protestante que fue reconocida en Estados Unidos en 1906. Creen que la Iglesia que formó Cristo puede rehacerse en este mundo y pronto. En el parking me encuentro a otro miembro del Tea Party, Susan. Son las dos únicas personas de ayer que veré aquí hoy. La presidenta del Tea Party de Nueva Orleans, Mary, ya me dijo: “Yo soy católica, no entro en esas cosas, pero ve, es una experienc ia”. Es una experiencia.

George está encantado de verme hoy aquí. Está muy implicado con la Iglesia.  Para no molestar, voy a sentarme con Susan. Algunos la saludan por los pasillos, se conocen de las “clases de Biblia”. El edificio es moderno. El lugar de culto es una sala de actos con bancos de iglesia bien acolchados. No hay reposadero para arodillarse. Detrás del pastor hay una gran pantalla donde se proyectan los textos de las canciones –con su partitura- y las lecturas de la Biblia.

En la sala seremos unos ciento cincuenta. Caben más. Hay bastantes niños y jóvenes. El sobrepeso y la obesidad están bien representados. La mayoría se trae la Biblia de casa, encuadernada, como si fuera el libro de texto. El servicio empieza con tres cantos, sin música. Luego viene una lectura de la Biblia y la plegaria inicial.

Después de otro canto, sale el pastor titular, Eric, de unos treinta años, muy bajito y con perilla. Llega al micro con dificultad. No entiendo por qué no se lo bajan. El sermón tiene pocas sorpresas. Coge un tema de actualidad, compara su resolución a alguna historia bíblica y saca lecciones para la vida cotidiana. Hoy va a hablar de los mineros chilenos y de cómo resolver situaciones en las que nos sentimos atrapados. Busca la moraleja en el Libro de Daniel. Saca siete lecciones, que se resumen en confiar en Dios y no perder la fe.

Después de un canto, llega la hora de la comunión. Salen ocho hombres –esta iglesia es cosa de hombres. Cogen ocho bandejas y pasan a repartirlas por los bancos. Cada cual coge un trozo de tostada –de las que se compran en el súper- y sigue la cadena. Lo mismo con el vino. Los ocho hombres lo pasan fila por fila. En cada bandeja hay unos quince chupitos de vino, como si fueran un dedal. Los fieles lo beben de un trago y vuelven a dejar el vaso. El último plato que pasan los ocho hombres es el del dinero. La iglesia no esconde su recaudación. La semana anterior reunieron 5.073 dólares (la otra, 5,341). Está todo en el folleto con las canciones y quién asistió (yo he tenido que rellenar una invitación). También pone cuánta gente fue al servicio el domingo antes y felicita a los niños que no han faltado ningún día este mes.

Otro pastor, no el titular, hace una descripción terrorífica de la crucifixión y de por qué no le rompieron las piernas a Jesús. En Estados Unidos, dice, la pena de muerte es indolora: ni la inyección letal, la soga o el fusilamiento –las tres formas vigentes- causan dolor si están bien hechas. La crucifixión es lo contrario. El pastor da detalles escabrosos.

Para cerrar, algunos miembros piden que se rece por alguien con problemas. Un tipo mexicano da las gracias por el dinero y material que le enviaron hace días a su país. En la plegaria final se hace la única referencia a la política: hay que ir a votar y rezarpara que los políticos pasen leyes que facilite ser cristiano.

Se acaba; la gente se saluda y da la mano.  Vienen varias mujeres a conocernos. Mientras Susan habla, un señor negro viene a darnos la mano. Se la doy encantado. A mi lado una mujer le mira y no se la da. El negro se va. Es uno de los momentos más violentos que he vivido.

Me voy. Me despido de George. Susan también quiere decirme algo: “Quizá no te veré más”. Por eso, se lía a hablar: “¿Eres un católico ferviente?” Sin darme tiempo a contestar, sigue: “Yo fui educada como católica en Irlanda. Es diferente. Sólo quiero decirte que tengo una relación personal con Jesucristo“.

Susan no ha terminado su discurso. Me da un ejemplo sobre los mineros chilenos: “¿Sabes esas máquinas que detectan presencia humana por el calor?” Sí. “Pues en Chile utilizaron una. Había 33 mineros y aparecieron 34 figuras. El Señor estaba con ellos”.

Esta ingenuidad y confianza forman parte de América y del Tea Party.  No todos los miembros van a estos servicios. No está claro aún qué quiere el Tea Party ni quienes lo forman sobre todo (después de las elecciones se verán más cosas). Por ahora, mi experiencia dice que sólo dos de un grupo grande siguen a esta iglesia. Habrá más variantes, imagino. Seguiré visitando otros Tea Party estos días.

De momento, mañana estaré en Pensacola, Florida, para ver qué queda del vertido de petróleo de BP en el Golfo de México.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 15 comentarios

Comentarios

  • 25.10.2010 Daniel

    Hola Jordi, quizás esto te ayude en tu visita al Golfo de México (un montón de enlaces de Florida Oil Spill Law recopilados en Naked Capitalism): http://www.nakedcapitalism.com/2010/10/guest-....risis.html

  • 25.10.2010 SPQR

    Ummm, Jordi, el término “gente normal” es muy confuso, depende del contexto. No consideraría normal a quien ve a Dios por cámara térmica.

  • 25.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    SPQR,

    es cierto que es un término demasiado general. Puede llevar a confusión. Es un movimiento muy amplio (y aún quiero ver a otros grupos para sacar conclusiones precisas). Pero cuento lo de la cámara térmica para que se viera uno de los defectos de algunos miembros del Tea Party: su ingenuidad para creer en teorías raras o conspirativas, sea Jesús con los mineros u “Obama es un socialista infiltrado”.

    Daniel,

    gracias por el link. Le echo un vistazo ahora mismo mientras me paseo por Pensacola.

  • 25.10.2010 anoe

    Hola, no entiendo el título del post, no he encontrado en todo el artículo ninguna referencia a esa frase.

    Un saludo.

  • 25.10.2010 Andor

    Anoe, está en el cuarto párrafo empezando desde el final…

    Un saludo

  • 25.10.2010 Eyquem

    Muy interesante tu relato, como todo lo que escribes.

    Fui educado bajo las mismas creencias que la gente que encontraste ese domingo y, aunque ya no creo en nada de eso, tu descripción es familiar para mí. Yo llevaba también Biblia forrada a la iglesia y conozco a personas, jóvenes y mayores, que solo tienen un parámetro de juicio que es el que creen sacar de la Biblia. Es gente extremista en sus creencias e inofensiva en sus acciones. Realmente creen en esa relación personal con Jesucristo. A mí de pequeño me enseñaban a orar para conseguir mejores notas, ganar en el partido de fútbol o para que hiciese sol el sábado y pudiese ir a la playa. Era gente normal que no creían en el sistema de Copérnico, sino en que el mundo gira alrededor de ti. Todo lo que ocurre tiene un por qué con una lectura personal: nada ocurre porque sí, en todo hay algo que tiene que ver contigo. Es una lógica que funciona para todo, desde la meteorología hasta el cáncer.

    Lo que desconozco es qué puede salir de ese movimiento cristiano si se mete a fondo en política. Ya nos contarás.

    (Creo que voy a comprarme unos 10 ejemplares de “Adiós Gongtan” porque empiezo a sentir remordimientos de leerte gratis, todavía me queda sentimiento de culpa cristiana 😉

  • 25.10.2010 Jordi DLT

    Avisa’m si tens previst passar per Washington.

  • 25.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    Eyquem,

    gracias por el comentario. Es una descripción magnífica. Me encanta esta frase: “Es gente extremista en sus creencias e inofensiva en sus acciones”. La pregunta es buena: qué pasará si se meten en política. Aunque me parece que esta vez es diferente. En los años de Bush, el aborto y el matrimonio homosexual tuvieron su momento de éxito; el voto evangélico era la clave. Fueron las llamadas guerras culturales. Ahora es distinto: el enemigo es el gasto público. No hay que ser religioso para apoyarlo. Eso tiene sus cosas buenas y malas. Tengo mucha curiosidad por conocer a más gente implicada en esto, a ver por qué lo hacen.

    Eres el tercero en unos días que me dice algo del dinero. Al final pondré una ventanita para propinas con PayPal, como si fuera americano: “Colabora con Obamaworld”. Ya me iría bien. Gracias otra vez por escribir.

  • 25.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    Jordi DLT,

    aquest cop no. No passaré d’Atlanta. A veure si la propera. Llàstima. Gràcies.

  • 26.10.2010 Darius_bd

    .
    Está más decirlo, pero lo diré siendo chileno: No hubo tal máquina que detecta calor (menos aun una que funcione a mas de medio kilometro de roca) y cuando hubo cualquier conteo, siempre salió el número 33.

    Me dan miedo los que conforman estos Tea Party groups. Son como un ejercito de computadores que sus dueños decidieron sacarles el antivirus de su conciencias, listos y dispuestos para que un worm haga uso de ellos como un botnet humano ideologico de muy grandes proporciones…

  • 26.10.2010 Jesus

    A mi tambien me gusto la frase “es gente extremista en sus creencias e inofensiva en sus acciones”. Pero desgraciadamente no todos son tan inofensivos como esas buenas gentes y esas buenas gentes se dejan manipular por esos que ni son buenos y posiblemente no crean en lo mismo que ellos creen, pero lo fingen.
    Esas buenas gentes que creen a pie puntillas que Eva fue creada a partir de una costilla de Adan o que el mundo se creo en solo siete dias, son los mismos que consideran un escandalo que haya seguro de salud “socialista” mientras consideran lo mas logico del mundo que el estado les cubra el medicare.
    Desgraciadamente la historia nos enseña que los extremistas, en ultima instancia, nunca seran inofensivos.

  • 27.10.2010 Jesus

    Y hablando de extremistas inofensivos: http://voices.washingtonpost.com/44/2010/10/w....pmpolitics

  • 06.12.2010 Miguel

    Hola Jordi, lo que estás describiendo en simplemente America. Un poder exagerado (en todo) que se ha ocupado de que sus ciudadanos sean a su imagen y semejanza. Aquí no podemos comprendelos. Tienen ideales como. Patria, religión, creencias como: Dios está con nosotros, etc… Tío Sam los ha convertido en consumidores y en defensores de la Libertad, de “su” libertad.
    Todo muy complicado paa esplicarlo en pocas lineas, hay para un libro.

  • 05.03.2015 Burchard

    Tha’ts the best answer of all time! JMHO

  • 10.11.2015 Srinivasa

    Please understand that since this ‘gadget’ shows the lsaett trails you’ve shared in Wikiloc, this instructions are only useful if you have already shared some trails in Wikiloc.comIf so, when you are logged into Wikiloc.com, your username appears at the top-right corner of every web page within the site. Click on your username to access the web page with your profile (photo, trails, favorites, etc..) and in there look for “Blog Widget” and that’s where the HTML code is. Hope it helps–Jordi

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:46 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 46