ObamaWORLD

domingo 31 de octubre de 2010

‘De cada dólar que Texas envía a Washington, vuelven 92 centavos. ¿Dónde están los que faltan?’

En la penúltima reunión del Tea Party en la que estuve, me invitaron a irme. En la última, ayer, me invitaron a dormir. Escribo esto desde casa de Gina, coordinadora del Tea Party en Wichita Falls, en Texas. Gina nació en Calabria, creció en Nueva York y se casó en Texas. Ayer fui a uno de sus encuentros, le dije que estaba de paso y me contestó que tenían una habitación libre en casa. Con su marido, me ha llevado de paseo por la ciudad y me han invitado a cenar en un restaurante mexicano. (Al final, para no despistar, dejo una foto de la habitación.)

El Tea Party es un movimiento variado. Lo contaba en la última entrega de este reportaje por piezas. Si estoy en casa de Gina es por su carácter –y sus raíces italianas; al principio el marido tejano no quería-, no porque sea o no del Tea Party. Pero el Tea Party que ella coordina también es distinto en parte de los otros. No se puede generalizar en los rasgos del carácter–no son todos ni locos, ni raros, ni racistas-, y en las características sólo en algunas:

La obsesión por la educación. Las agendas de los Tea Party están marcadas por cursos sobre la Constitución. Gina lleva una en el bolsillo de atrás y la hojea. Mary, la coordinadora del grupo en Nueva Orleans, me decía que “lo más importante es la educación”. Joyce, del Tea Party de McDonough, ya había previsto cursos para enero y febrero. Es como si hubieran contado la Constitución a varios millones de americanos y se hayan dado cuenta de que el país no está organizado como escribieron los padres fundadores. No puede ser. Ahora la respuesta a cualquier duda está en la Constitución.

La crítica al gasto público sube de nivel. Nunca había oído algo así en Estados Unidos; el coordinador, junto a Gina, del Tea Party local: “De cada dólar que Texas envía a Washington, vuelven 92 centavos. ¿Dónde están los que faltan? ¿El gobierno federal se los da a otros estados? No, los queremos aquí”. Hay otros argumentos: “En la Constitución no salen departamentos federales de energía, educación, sanidad, interior, entre otros, por tanto no deben existir. Todos esos asuntos son responsabilidad de los estados. Después ha hablado el pastor Bill (en la foto): “Obama dijo en la campaña que el gobierno se encargaba de redistribuir la riqueza. Eso sólo tiene un nombre: robo”. Hace un siglo que el gobierno empezó a crecer y ahora “con Obama vamos a 120”, me dice una señora en Wichita Falls. El Tea Party de Wichita no quiere recortar el presupuesto federal. Aspira a dejar el gobierno federal en las fuerzas de seguridad y poco más.

Que vuelva Dios y lo vea. Estados Unidos es una nación bajo Dios y se basa en los principios del cristianismo. Según el pastor Bill, “el gobierno nos roba desde los años 20, cuando sustituyeron la la Biblia por la indemostrada teoría de la evolución”. Desde entonces han prohibido la oración en clase, han permitido el aborto y eliminado los valores cristianos. La Constitución es sólo el segundo libro más importante. La Biblia es el primero. Gina me dice: “A mí me educaron como católica, pero nadie me animó a leer la Biblia. Aquí sí”.

La inmigración ilegal no es bienvenida. La defensa de las fronteras y el papel del español en Texas causaron furor en Wichita Falls. Gina dijo que le da vergüenza, “como inmigrante legal que fui”, que las papeletas para votar estén escritas en español e inglés: “Si alguien puede votar en este país es porque es ciudadano, y un ciudadano de Estados Unidos debe saber inglés”. Luego subió de tono: “Primero traen su lengua, luego traerán su bandera y acabarán por pisotear la nuestra”.

Un ejemplo de democracia. Algunas de estas citas que he escrito  son radicales. Sin embargo, el Tea Party de Wichita Falls dio ayer un ejemplo de democracia. El acto era para que los políticos que se eligen en el distrito respondieran a preguntas de ciudadanos. El comité invitó a unos veinte políticos. Vinieron dos y otros tres enviaron a alguien a que les representara. Una de ellas, Teresa, venía en nombre de Bill White, candidato demócrata a gobernador de Texas. (El Partido Demócrata es el de Obama, el que peor cae a los Tea Party.) Teresa ha subido a la tarima y ha explicado por qué deberían votar a White. Ha hablado sobre todo de trabajo y educación. Cuando ha acabado, la presentadora del acto ha recordado –“para destacar el mérito de White”- que fue reelegido dos veces como alcalde de Houston con el 86 y el 91 por ciento de los votos. Luego el público crucificó a Teresa preguntas difíciles y críticas. Pero al final, y dos veces, el coordinador del Tea Party repitió a los asistentes el tino de los políticos que habían ido o enviado a representantes: “Tenedlo en cuenta el día de las elecciones”.

El Tea Party mejora la vida civil. Más allá de sus ideas, el Tea Party es un grupo de gente que quiere hacerse oír en política: “De gritarle a la tele hemos pasado a reunirnos. Da gusto ver que no estás solo”, dice Gina. Puede ser que no tengan razón en muchas cosas. Pero si es así, habrá que razonarlo mejor. Decir que el Tea Party es una panda de locos no sirve como argumento. El encuentro de ayer en Wichita Falls es prueba de su buena fe: poner a los políticos a disposición de la gente. Los preparativos fueron extraordinarios: comida, escenario, sonido. Todo estaba previsto. Aunque, según Gina, esperaban a cientos de personas y éramos apenas cien.

Sarah Palin gusta. Si los republicanos ganan con holgura el martes, la candidatura de Sarah Palin para presidente en 2012 subirá. Es claramente la favorita de los miembros del Tea Party, aunque como grupo no apoyarán a nadie. Según James, el marido de Gina, “la mejor gente de este país nunca llega a presidente”. El otro gran admirado es Glenn Beck, pero, según Gina, “hace mejor servicio desde Fox News que en un partido político”.

La posible agenda oculta. La gran pregunta sin respuesta sobre el Tea Party es: ¿existe el Tea Party porque el presidente es negro? El embrión del Tea Party surgió con los rescates financieros de Bush –en capitalismo, si una empresa se hunde que se hunda y punto. “Las consecuencias del capitalismo a veces pueden ser salvajes, ya lo sabemos”, dice Gina. El Tea Party es consecuencia del dinero público destinado a empresas privadas o a estímulos. Si Hillary hubiera hecho, habría pasado lo mismo. Si McCain hubiera ganado, no lo hubiera hecho y no existiría. No creo que el Tea Party exista por racismo.

Hoy tengo otro plato fuerte. Voy al sermón del pastor Bill, a quien he citado. Hace semanas que habla de cristianos y musulmanes. Tiene quejas delante de la iglesia por predicar intolerancia. La semana pasada fui a un servicio más religioso. Hoy rozará la política.

(La foto prometida de la habitación que Gina me ha dejado en su casa:)

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 8 comentarios

Comentarios

  • 31.10.2010 Arkaitz Mendia

    Hola Jordi:
    Puede que sean más o menos amables, eso seguro. Pero eso de negar la teoría de la evolución es de zumbados, aquí o en Zimbawe. La ideología confederada late bajo esa capa de modernidad: Son muy americanos, pero no quieren que el gobierno equilibrie los presupuestos. ¿opina lo mismo el Tea Party de Alabama? Más que nada porque lo imagino como unestado receptor de fondos.
    Un saludo, cómo aprendemos todos contigo.

  • 31.10.2010 Eduardo

    Muchas gracias, de verdad.

  • 31.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    La diferencia con Alabama -al menos por lo que he visto- es que no hablan del estado como receptor de sus impuestos. La guerra es entre el gobierno y el individuo. En Texas, el gobierno en su capital, Austin, les parece bien ya para muchas cosas. No quieren enviar nada al gobierno federal. Se parece más a lo que se oye en Europa.

    Puede que estén zumbados por creer en la creación divina. Pero eso no quita que haya que convencerles con argumentos en otros ámbitos.

  • 31.10.2010 Gaze

    Hola Jordi, te digo que tienes muy claro esto de: “Pero el Tea Party que ella coordina también es distinto en parte de los otros. No se puede generalizar en los rasgos del carácter–no son todos ni locos, ni raros, ni racistas-, y en las características sólo en algunas:”

    However, my friend Jordi, siendo yo miembro de uno de los Te Party me toca la responsabilidad del distrito donde trabajo asegurarme de que no hay votantes ilegales (puesto que hablo el idioma español) y acabo de mandar un E-mail a todos los municipios del país con tú nombre completo y una lista de cientos de ilegales que no puede votar con visa extrajera, a menos que tengas una licencia de conducir que dudo que a sí sea….

    PD: Como siempre, muy informativo el artículo y los anteriores, extraña cosa viniendo de un español sepa tanto de los EUA, aunque la lectura al final deja un cierto sabor a “eurocentrismo superior de un nosotros-arriba y ustedes abajo”… ah, pero disculpa, debe ser mi imaginación de querer verlo así, debe ser mi ignorancia de te bagger…. Buena suerte. (:=

  • 31.10.2010 Jordi Pérez Colomé

    Gaze,

    estaré en Dallas. No intentaré votar, por si acaso me pillan. Procuraré vigilar también con el eurocentrismo. Me saldrá sin querer porque en estos temas, no lo veo así. A ver en los posts que me quedan estos días.

  • 31.10.2010 Jesus

    Y para donde van los 8 centavos restantes? Esa pregunta dice mucho de los que hoy son el tea party y mañana querrán, seguramente, ser la Republica Independiente de Texas. Los miembros del tea party, querido Jordi, no son nada nuevo, desde siempre en USA han habido libertarios, racistas, y fundamentalistas cristianos — gracias a Dios mas alla del ruido no son mayoria –, lo que es nuevo quizas es el nombre.
    En lo referente a la posible candidatura de Sarah Pain, lo mejor que le podia pasar a USA que se fuera por encima de todos los que piensan utilizarla en benficio propio para obtener los votos de los mas extremistas — Newt Gingrich por ejemplo — y fuera la nominada por los republicanos para el 2012, o mejor aun que se presentara como independiente, esto aseguraria, sin la menor duda, cuatro años de presidencia democrata.

  • 01.11.2010 Juan Fuertes

    Caramba Jordi. Te has metido “en la boca del lobo”. Esto es periodismo de verdad. Hace días que no puedo entrar en el blog porque, desgraciadamente, el trabajo no me deja mucho tiempo.
    Saludos y espero leerte.

  • 04.03.2011 gerard

    Nomes tenen un 8% de dèficit? cullons quin xollo!!!!!!!!!!!!!!

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29