ObamaWORLD

Martes 30 de noviembre de 2010

Estados Unidos se aprovecha de Wikileaks y los periodistas no se enteran

En los cables filtrados por Wikileaks hay informaciones que a Estados Unidos le interesa que se sepan. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, lo aprovechó ayer: los documentos  confirman que Irán es una amenaza para todos. En varios archivos, dirigentes árabes de Jordania, Arabia Saudí, Qatar, entre otros, se quejan en privado de Irán y piden un ataque contra sus instalaciones nucleares. (Irán es persa, chií y más o menos democrático; los países árabes son suníes y más bien dictaduras. No se llevan bien.) Estados Unidos no podría haber filtrado esta información de un modo mejor. Ahora sabemos que Irán es malo para todos y encima la culpa es de Wikileaks, que se ha encargado de difundirlo a todo el mundo.

Imagen de previsualización de YouTube

También hemos descubierto que Irán usó la Media Luna Roja para enviar armas a Hezbolá, que Corea del Norte quizá haya vendido a Irán misiles de largo alcance -dos mil kilómetros-, que China espió a Google, que el presidente afgano es corrupto. No es una conspiración preparada. No creo en “actos satánicos”, como el presidente iraní, Ahmadinejad. Hay cables que perjudican a Estados Unidos, aunque no mucho más allá de cotilleos e insinuaciones feas, como el espionaje en Naciones Unidas.

La estrategia de Estados Unidos no es justificar un posible ataque. En otro cable, el secretario de Defensa, Bob Gates, dice que un conflicto sería inútil. Pretenden en cambio a acorralar a Irán. El gobierno americano sabe hace meses qué cables se publicarán. El New York Times se los pasó y preguntó si afectaban a la seguridad. El gobierno propuso recortes y el periódico aceptó algunos. No sabemos más. Pero es evidente que el gobierno ha tenido tiempo de prepararse.

En una entrevista con los lectores, el director del New York Times, Bill Keller, dice que Kennedy se arrepintió de que el periódico no diera lo que sabía de la invasión a la cubana Bahía de Cochinos antes del fracaso de la operación. Se hubieran evitado muertes y ridículo. Del cuarto de millón de cables, el New York Times publicará unos cien. El resto habrá que ir a buscarlos a la web de Wikileaks, con tan poco eco como los documentos que los buenos periodistas consiguen a través de la Ley de libertad informativa, por ejemplo sobre un intento de asesinato a Bin Laden o los encuentros de Sadam con Rumsfeld  o el informe americano sobre el 11-S para los líderes mundiales.

Todo esto es público y sin filtraciones. Por eso tiene menos repercusión. Los cables de Wikileaks han tenido más por el modo en que se han publicado y porque afecta a varias noticias de actualidad. Estados Unidos ha aprovechado la coincidencia. Los medios árabes no darán detalles. Así que la mayoría de árabes no sabrán qué piensan sus líderes. Dudo si esto favorecería o no a Estados Unidos.

Clinton ha dicho también que un país al que llamó para disculparse le respondió así: “Si supieráis lo que nosotros decimos de vosotros”. Buena parte del resto de filtraciones son de este interesante juego diplomático. En el mundo diplomático es bien sabido que todos mienten, que la hipocresía es un arma necesaria y que a menudo se dice lo opuesto a dos audiencias distintas; todos lo hacemos. El lamento pues de que la diplomacia perderá fuerza es exagerado. Todo seguirá igual.


Los secretos verdaderos siguen escondidos

Como siempre, Israel es el que sabe más (cada vez recurro más a la prensa israelí para enterarme de cómo funciona en realidad el mundo). Según el primer ministro Netanyahu, las cosas importantes se discuten en foros pequeños, en persona o en llamadas encriptadas. El servicio secreto israelí advierte a todos los diplomáticos dónde y cómo pueden hablar de secretos. Si algo es importante, se va en persona a Tel Aviv; nada por escrito ni llamadas por líneas seguras ni telegramas. Todo está pinchado. Es un juego consentido por todos los países. ¿Por qué con Wikileaks debería cambiar?

Los secretos que hay que guardar de verdad siguen ocultos. Ayer mataron un científico nuclear iraní en Teherán y otro fue herido. Les colocaron una bomba en el coche desde una moto. ¿Quién lo ha hecho? Eso sí que es un buen secreto, como el virus informático contra los esfuerzos nucleares iraníes. La presión sobre Irán aumenta en todos los frentes. No es extraño que Ahmadinejad clame conspiración.

Los cables filtrados por Wikileaks seguirán saliendo. Ayer se publicaron algunos sobre Corea del Norte, Guantánamo o el príncipe británico Andrés. El País publica hoy algunos relacionados con España para consumo interno. No creo que salga nada mejor. Los periódicos han escogido los mejores temas para el primer día. El interés por Wikileaks bajará, pero la exclusiva se habrá aprovechado.

Wikileaks presume de ser el azote del poder americano. Los periodistas se hacen los importantes y debaten con los lectores los detalles de unas filtraciones “históricas”. Estados Unidos pone el grito en el cielo, dice que la gente de Wikileaks son criminales y amenaza con acciones legales. La diplomacia es precisamente eso, hacer doble juego: lamentar por ejemplo en público una cosa y aprovecharse de las consecuencias.

La teoría de la conspiración es tan sencilla que es irreal: Estados Unidos daría a conocer informaciones interesadas a cambio de un poco de alpiste para periodistas hambrientos de gloria. Sería un guion magnífico de cine negro. La realidad me parece más compleja (aunque para amantes de conspiraciones, como dicen aquí, por qué Estados Unidos ha esperado a la cuarta revelación de Wikileaks a iniciar acciones legales). Solo esto es evidente: la reacción americana a una mala noticia ha sido por ahora genial.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 13 comentarios

Comentarios

  • 30.11.2010 Rodrigo Carrizo Couto

    Hola Jordi,

    Ya te lo he dicho anteriormente, pero me encanta tu trabajo. No soy en absoluto un seguidor de los blogs, pero el tuyo me parece excepcional. Dicho sea de paso, soy periodista, y estoy de acuerdo en que tus reportajes le pasan la mano por la cara a más de cuatro grandes diarios. Felicidades…

  • 30.11.2010 Ldh

    Excelente, George:

    Es hasta frustrante que tampoco esto estén sabiéndolo gestionar. No he seguido la cobertura de los extranjeros: pero lo que sale en El País, de momento, son bastantes más golpes de tambor, que golpes. La presentación estelar de ayer, firmada por uno de los subdirectores y Caño, tenía un párrafo sonrojantemente ridículo: “extraordinariamente controvertidos” decían que eran las revelaciones sobre Gadaffi. ¿Y qué revelaban, según seguía ese mismo párrafo? Que usa botox (y no como arma química, claro). Pues muy bien. Qué sorpresa.

    En fin.

    Menos mal que está Obamaworld!

  • 30.11.2010 cristian campos

    Hay que reconocer que el New York Times y el Guardian lo están llevando con más dignidad. Lo de El País narrando sus “reuniones secretas”, sus “protocolos de seguridad para que las filtraciones no salieran del diario antes de tiempo”, su “esto es el amanecer de una nueva era” y demás aporreamientos gorilones de pecho tiene más que ver con su caída de ventas y sus desesperados intentos por salvar el diario que con la entidad de los supuestos “secretos” revelados.
    Y todo eso, además, para acabar vomitando encima del lector docenas de documentos en bruto, sin analizar, sin contrastar, sin digerir… En resumen, sin nada de trabajo periodístico detrás. Se han encontrado unos papeles en el cubo de la basura y han volcado el cubo a lo burro encima del lector. “Que se lo coma él”, habrán pensado. Y cuando se han puesto a destacar algo, han escogido a la pilingui de Gadafi. Es que tiene huevos la cosa.
    Es todo tan cutre que casi da vergüenza ajena. Menos mal que está este blog y alguno que otro que también hace periodismo de verdad aunque no presuma de ello (Barcepundit)…

  • 30.11.2010 Ricardo

    Un artículo muy interesante aunque discrepo sobre algunas cosas: una cosa es afrontar inteligentemente una situación imprevista y otra muy distinta saber de antemano lo que iba a suceder.
    Han sido muy listos convirtiendo a todos los gobiernos en víctimas, les están diciendo “no nos mireis así, sabíais que mentímos y vosotros también lo hacéis, si no lo parais seréis los próximos”, pero no deja de ser una medida desesperada a la vista del fracaso de una solución algo menos pública: desacreditar la fuente de las anteriores filtraciones con una falsa acusación de violación. Ya se desmontó el anterior intento, y a la vista de la nueva acusación de hace unas semanas aquí está la respuesta: “no juguéis conmigo”.

  • 30.11.2010 Rafa

    Toda filtración puede ser usada para un fín o el contrario (allí esta el arte de la política).
    Como mencionas, USA puede usar esta filtración para justificar un ataque a Iran, pero eso no es la labor de un priodista, que debiera ser siempre la de exponer la verdad (sin que las consequencias le detengan).
    El que hacer con ella, y como digeririla, es nuestra labor, no la vuestra.
    Wikileaks, es de los pocos medios que aun hoy exponen y hacen lo que todos debieran, y ya no hace ningun medio, que se limitan a repetir la versión oficial, y cortar pegar lo que la agencia de turno les aliemnta con.

  • 30.11.2010 cristian campos

    Rafa, con todo el respeto, pero cualquier parecido de Wikileaks con el verdadero periodismo es pura coincidencia. Lo que ha hecho Wikileaks es, precisamente, cortar y pegar lo que el filtrador de turno les ha pasado bajo mano, que es lo que tú criticas. Si el periodismo es eso, entonces sólo hace falta ponerse a la puerta del Palacio de la Moncloa a la espera de que aparezca algún funcionario resentido que te pase dos o tres papelitos. Luego los cuelgas en tu blog tal y como te han llegado y hala, que sea lo que dios quiera.
    Y claro que es labor del periodismo analizar, filtrar lo filtrado, contrastar y contextualizar. Eso no lo va a hacer el lector porque, simplemente, no sabe ni puede ni debe hacerlo. Por eso lo que ha hecho El País tampoco es periodismo. Es amarillismo, corre-ve-y-dile, fuegos artificiales y darle a la zambomba para que el ruido aturda al lector y no se dé cuenta de que el rey va desnudo… pero periodismo no, eso lo puedes jurar.
    Malos tiempos estos en los que los conspiranoicos megalómanos como Assange (lo que en el colegio llamábamos “un alucinado”) están considerados como el caviar del periodismo.

  • 30.11.2010 Juan Fuertes

    Para ver lo que interesan a unos gobiernos lo que USA piensa de ellos, nada más hay que haber oído al ministro de asuntos exteriores inglés, creo que era él, diciéndole a Hillary Clinton: no nos preocupa lo que pienses de nosotros, ¡si tú supieras lo que pensamos de ti!.
    Creo que con eso está dicho todo. Entre los profesionales de la política, todas estas cosas se dan por sabidas.
    Lo inaudito es que periódicos que, en tiempos, eran considerados serios, se presten a estas cosas.

  • 03.12.2010 Rafa

    CRISTIAN creo que ni ellos mismos se definen como periodistas, hacen lo que tú dices, pero eso es para mí lo que obliga a otros, a hacer su labor, que NO ESTÁN HACIENDO (ya hemos perdido la confianza del todo en los políticos, ahora también estamos perdiendola con los medios)
    Los lectores estamos hartos de que tanto dá te leas La Vanguardia El País o el ABC, que todos te dicen lo mismo, maquillado con uno colorete u otro.

    Me gusta el mote que le ha puesto un amigo de el Don Quijote de la Red, a ver si la prensa es un buen Sancho ;-D, y pone un poco de cordua a todo esto.

  • 03.12.2010 Rogelio

    Me encanta tu blog.
    En referencia a lo que comentas del un guión de cine, te comento que hay una película magnífica sobre acontecimientos parecidos. Se titula (al menos en España), “La cortina de humo”. La recomiendo.

  • 03.12.2010 jaume

    ¿Relacionada?
    Something stinks about wikileaks
    http://www.engdahl.oilgeopolitics.net/Geopoli....leaks.html

  • 03.12.2010 Jordi Pérez Colomé

    Jaume,

    en el link dan algún dato interesante, pero me parece que aspira demasiado a demostrar una conspiración. Exagera.

    Rogelio,

    procuraré verla. Gracias.

  • 07.12.2010 Vitrubius

    Personalmente, coincido con las criticas que muchos habéis expresado aquí a los medios que quieren hacer pasar por “revelaciones históricas” lo que no son más que opiniones de profesionales de la diplomacia sin excesivo interés -pero tampoco exentas del mismo-.

    También coincido con los que decís que Wikileaks no es periodismo. Sin embargo, creo que sí es algo tan deseable como -por ejemplo- Greenpeace, otra organización que busca revelar las vergüenzas de los estados y fomentar en la sociedad una mayor exigencia cívica. Nadie llamaría a Greenpeace “periodismo”, pero para muchos es importante que exista el movimiento ecologista detrás de Greenpeace (y de otras organizaciones de activistas).

    Así que no, Wikileaks no es periodismo, y sí, la mayoría de lo publicado es paja, pero aún así creo que hay mucha información muy interesante que podemos agradecer que se haya publicado.
    – Por ejemplo, la constatación por parte de profesionales con acceso a información privilegiada de cosas que todos podíamos creer con convicción, pero que ahora vemos refrendadas (como el temor de los vecinos de Irán).
    – También está esa información privilegiada, que nos permite hacernos una idea más exacta del mundo (como lo que ahora sabemos que sabe el gobierno brasileño sobre islamismo en su territorio).
    – Y luego hay información que gobiernos democráticos han ocultado a sus sociedades sobre sus propias acciones de dudosa moralidad (como la actitud del gobierno en el caso Couso). Respecto a esto último, podemos argumentar que los cables dan “opiniones” y “suposiciones”, o decir que lo que se hizo fue perfectamente legal, pero creo que los votantes sabrán apreciar los nuevos datos de todos modos.

    Nadie duda que el gobierno de EE.UU. ha sabido aprovechar la ocasión (ni que sus diplomáticos gente muy capaz, además), pero creo que es más importante que la gente atienda a toda la nueva información (las “agujas” en el pajar) que buscar una dudosa irrelevancia de la filtración y -lo que es más importante- el mensaje de Wikileaks. Assange es un “alucinado”, pero incluso los “alucinados” a veces dicen cosas interesantes.

    (Por cierto: tremenda peli, “La cortina de humor”. Muy recomendada.)

  • 22.12.2010 Jorge

    Lo bueno: Por los cables que yo me he bajado y he leído considero la información de wikileaks muy útil, no de cara a cambiar cosas, pero si para probar con hechos cuál es la postura diplomática oficial de USA y lo ha sido durante una parte de su historia, es decir, como testigo para el estudio de la política internacional de ahora en adelante pueden ser muy utiles dado que lo que nadie, nadie ni siquiera los más teóricos de la conspiración en sus web que he leído con atención, ni las administraciones americanas, ni el gobierno chino, ni el Venezolano, ni el Ruso, el Alemán, ni la inteligencia Israelí… (sólo el gobiernode Ahmadineyad al principio) puede negar que se trate 250.000 documentos reales.
    Es una absoluta obviedad que no se trata de documentos de lo más alto secreto, el alto secreto lo posee inteligencia y habrá mucho que tenga que ver con compraventa de armas, asesinatos ordenados, terrorismo de estado nacional e internacional… nada de eso aparece en los cables porque son sólo papepeles de la diplomacia estadounidense.
    A pesar de ello me parece que lo pernicioso de la administración de USA (lo supiéramos ya o no) sí queda en evidencia burocrática (probable y reprobable) de modo que no les cabe mentir con tanta alegría sobre sus anteriores posturas en muchos asuntos y los que quedan por delante, los gobiernos de oriente medio de varios países árabes sí quedan evidencia ante Irán y la opinión pública, los jaleos entre altos cargos españoles incluyendo el ejército salen a la luz con las respectivas bajadas de pantalones del gobierno y el resto de aliados de la super potencia, ha habido altos cargos de partidos alemanes expulsados por “espionaje”, China se ha desvelado en el mundo como un “no alianedo” con Korea del norte (cosa que de otro modo en este momento tal vez se hubiera puesto en tela de juicio con más facilidad por algunos sectores de los mass media, de hecho ya se empezó a oir así…), el número dos de Berlusconi y Berlusconi ahora se tienen que llevar peor por pelotas gracias a las declaraciones publicadas… suma y sigue, por poner un puñado de ejemplos, a mi todo esto sí me parece algo, pequeño, pero algo.

    Por otro lado está lo malo, malísimo, ante lo que está muy bien siempre mantener una actitud de sospecha. Assagne no es ningún héroe, es un capitalista más que lo que ha hecho es comerciar con esos documentos, si fuera un héroe de verdad no el hubiera vendido la exclusiva un puñado de malditas agencias de publicidad que ya llevan años encargándose de manipulranos y de momento a vendernos esta exclusiva por fascículos, seleccionadita y masticadita, lo hubiera filtrado a decenas de portales que llevan años luchando por un software libre. Por supuesto no me fio de que a su vez estos periodistas y mucho menos las corporaciones para las que trabajan sólo publiquen de la totalidad de documentos.
    Es posible que dado su afán de lucro le haya vendido el silencio por la no filtración de algunos documentos a Tel Aviv, pero en todo caso pensar eso es escalofriante, porque en mi ordenador tengo ya varios cables desde Tel Aviv que a mi me parece que no dejan precisamente en buen lugar a este paranoico y militarista estado y este lunes el país publicó también algo al respecto. Temible pero cierto, seguro que hay cosas mucho peores que no se han publicado, es fácil saber en qué consiste el proyecto sionista, hoy son millones las personas desplazadas y otros millones las que están encerradas y acosadas en Gaza y algunas ciudades de Cisjordania, entrar en detalles sólo puede ser lamentable.

    Todo esto nos lleva a dos demandas principales que a mi parecer la población debe llevar a término QUE NO NOS ENGAÑEN PARA DEJAR DE EXIGIRLAS:

    – Debemos pedir, exigir que tooooooooooooooodos los documentos íntegros y originales que tenga wikileaks o cualquier otra agencia estén al alcance de todas las personas del planeta.
    – A pesar de todo lo obviamente malo debemos proteger a wikileaks y su representante del acoso de algunos poderes fácticos para crear un parapeto y antecedente de un movimiento social ciudadano que siga defendiendo lo poco bueno que tenemos de libertad de expresión mediante internet, gracias alo que ahora puedo escribir esto sin que la interpol o el estado español interponga una pena. Así, ante una rotunda postura del pueblo podemos complicar que con esta excusa se nos amordace más con nuevas leyes. Tanto las acciones como la reunión de firmas de Avaaz como los boicots a mastercard y visa me parecen más que legítimos, hemos de hacer lo posible.

    Este es mi humilde parecer

TRACKBACKS

http://www.obamaworld.es/comprar-kamagra-por-internet.html http://www.obamaworld.es/comprar-priligy-barato.html http://www.obamaworld.es/comprar-propecia-sin-receta.html