ObamaWORLD

domingo 19 de diciembre de 2010

Mi PayPal y cómo intentar hacer dinero del periodismo en internet

Hace una semana colgué el botón de PayPal en el blog. Estoy contento. Puede ser un buen experimento a medio plazo. (Esta semana daré por correo electrónico los detalles a los que han participado hasta ahora.)

Esta prueba ha levantado curiosidad entre colegas con blog y periodistas. Algunos, que llevan más que yo en este mundo, me han pedido comó me va. Tienen ganas de saberlo para igual hacerlo ellos también, pero han esperado que otro probara antes.

Gracias a internet, el periodismo escrito tiene que buscar nuevos caminos de financiación. Esta semana desde Estados Unidos han llegado dos noticias buenas. Un medio de internet -el Huffington Post– y otro mixto de papel e internet –The Atlantic– han generado beneficios, uno por primera vez y el otro después de años de pérdidas. Los dos proyectos se parecen poco.

The Huffington Post surgió en 2005. Su característica principal es el nivel de participación de los usuarios y el contenido que generan: “La gente no quiere solo consumir noticias. Quieren compartirlas, quieren hacerlas avanzar, quieren añadir”, dice Arianna Huffington, la fundadora. En el HuffPo trabajan 203 personas (97 periodistas), cada día agregan los enlaces a 300 noticias de otros medios, publican también unas 300 propias y unas 300 entradas de blogs de colaboradores. Tiene 26 millones de usuarios únicos al mes. Es el segundo medio más visitado en internet, después del New York Times, con 34,6 millones. Algunos de sus competidores quedan muy atrás: The Daily Beast tiene 3,7 millones; Drudge Report, 1’7.

The Atlantic era una revista en papel. En internet, después de dar tumbos, recoge hoy a algunos de los blóguers o periodistas más destacados de Estados Unidos. sobre todo Andrew Sullivan, pero también Jeffrey Goldberg, James Fallows o Megan McArdle. Todos hacen artículos largos también para la revista y en el blog publican otro tipo de información. Es un modelo mixto también en publicidad: la combinación de los anuncios en ambos soportes les ha dado los beneficios. La porción de la publicidad digital en el total es del 40 por ciento, una cantidad inaudita en páginas mixtas (también porque The Atlantic en papel dede ser más barato de hacer que otros medios).

La comparación con el papel tradicional debe quedar ya atrás, no sirve. El HuffPo tiene 312 millones de lectores únicos al año e ingresa 30 millones de dólares. El New York Times tiene un millón de suscriptores -que no son lectores, pero la comparación es útil igual- e ingresa 150 millones de dólares al mes, no al año.

A mí me encanta The Atlantic, y voy poco al HuffPo. La participación de los lectores en la web de The Atlantic es notable, pero en el fondo no se diferencia tanto de la páginas y páginas de cartas al director que lleva la revista, que son filtradas e incluso el autor del reportaje suele responder las preguntas o quejas de los lectores, como en un blog. En los blogs pasa algo parecido: dan espacio a los lectores en algunas entradas donde cuelgan sus opiniones (y no hay los comentarios tradicionales), aunque no en todos es así. Es periodismo más tradicional, comparado con el HuffPo.

Estos dos han ganado por ahora la batalla de la innovación. Su competencia más cercana sigue buscando. The Daily Beast se ha unido al clásico Newsweek en una alianza que aún no se sabe muy bien qué hará pero que puede aprovechar lo mejor de ambos soportes para conseguir más publicidad y aprovechar a los periodistas, como hace The Atlantic. Salon parece que busca comprador o alianzas. Slate está en manos del Washington Post desde 2004, pero por ahora no parece que intercambien mucho.

Son opciones. No se sabe dónde iremos, pero si un par de webs han logrado beneficios es que hay oportunidades. En España conozco menos, pero diría que no hay ningún medio digital a estos niveles de éxito, con beneficios o no -quizá solo La Información y algún confidencial. Por lo que sé tampoco hay ninguna pareja de papel y digital sólida, más allá de los periódicos.

El jueves comí con gente de este mundo. Nadie sabe cómo acabará esto, pero me dijeron que es probable que en internet sobrevivan solo los grandes y los pequeños. Los medianos se irán a pique. Habría así dos modelos de negocio. Los grandes que aguanten será por volumen de tráfico millonario y publicidad. En la mayoría de casos serán mixtos de papel y web. De hecho. Arianna Huffington, que es propietaria de un medio solo online, cree que “el futuro será del periodismo es híbrido” (está claro pues que piensa en alguna alianza con un medio de papel, aunque no ahora).

Los pequeños medios de uno a tres o cuatro periodistas podrán buscarse la vida con pequeños ingresos y extras. El problema es para los medios que no lleguen a millones de visitas y deban aguantar plantillas de 15 o 20 personas. La solución deberá ser más imaginativa. Los grandes también harán actividades extra: un 14 por ciento de los ingresos del Atlantic viene de unas conferencias de cuatro días que organiza en Aspen (Colorado) una vez al año; van unas mil doscientas personas y pagan 2.700 para entrar. El New Yorker hace también unas conferencias de sus periodistas y otros famosos en Nueva York cada otoño, aunque la participación no es tan exclusiva.

En el fondo, solo una cosa está clara. Todos -grandes y pequeños- deberán ofrecer algo de valor, distinto por lo que merezca la pena que la gente se acerque a la página. El periodismo no tiene más alternativa que mejorar.

Dejo aquí fuera el pago por información, o los paywalls. Es cierto que en medios especializados, la suscripción puede funcionar. Pero si algunos grandes -el Huffington Post, el Guardian, Reuters, AP- logran sobrevivir sin muros, el resto lo tiene más difícil. Pero seguro que hay un hueco para que algunos medios apuesten por eso. Aquí hay argumentos buenos que muestran las dificultades de acertar con el pago. En este campo, todos estamos pendientes de ver cómo cerrará su página el New York Times. Es de los pocos medios del mundo que si lo hace bien podría hacernos pagar a muchos por leer varias de sus piezas al día. Para no perder el volumen de visitas, tendrá que hacer encaje de bolillos. Será interesante.

Los medios minúsculos se podrán mantener porque no es lo mismo conseguir el sueldo de uno, dos o tres periodistas, que el de 16. En estos minimedios los periodistas podrán vivir de publicidad muy relacionada con sus temas, de donaciones de los lectores y, como dicen aquí, de “bolos”. Los “bolos” son actividades extra: desde un curso a una colaboración de un medio grande; desde un libro a la financiación de proyectos concretos. Este blog va por ahí. Hay partido.

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios Un comentario

Comentarios

  • 20.12.2010 Manuel

    Buenas tardes Jordi.
    Mi opinión como lector es que pago por cosas que me interesen, tampoco descubro América con esto lo sé.
    Digo esta perogrullada porque muchas veces se centra el debate en muchos aspectos técnicos, de marketing, de modelo de negocio, etc. Pero mi punto de vista es que es tan simple como pagar por las cosas que te interesen.
    Por ejemplo tu blog, lo leo desde Factual y me ha ido interesando cada vez más, hasta convertirse en imprescindible para mí. Por esa razón cuando hiciste lo de PayPal no me lo pensé y pagué lo que creí necesario, y lo seguiré haciendo. Simplemente porque quiero seguir leyendo el blog y me parece que si consigues suficiente dinero podrás dedicarle más tiempo, buscar colaboraciones, más viajes, más secciones, etc.
    Cuando se habla de los periódicos en España y su negocio, yo me pregunto ¿Pero alguien realmente va a pagar por un periódico en España? Sólo hay que intentar leer uno y se te cae el alma a los pies, al menos a mí me sucede eso.
    Como ya te he comentado en privado creo que es clave el tema de mantener informada a la gente de cómo va todo y el tema de los libros en digital, incluso publicar más.
    Un abrazo y suerte.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia