ObamaWORLD

viernes 7 de enero de 2011

Las débiles buenas intenciones del nuevo Congreso o por qué es más fácil hacer campaña que gobernar

El nuevo Congreso americano, que se inauguró el miércoles, será distinto. Ahora la mayoría es republicana: 242 republicanos por 193 demócratas; hasta ahora era 255 demócratas a 179. Pero no solo por este cambio. Los 94 nuevos miembros del Congreso -con solo nueve demócratas- representan la mayor renovación del Congreso en casi 20 años. Además, de los recién llegados, 35 nunca han sido elegidos para ningún cargo público. Será un Congreso más visceral y menos ligado a los juegos políticos habituales.

El cambio se notó ya en el primer día de sesiones. Por primera vez en la historia, se empezó con una lectura pública de la Constitución. Las novedades tienen relación con el Tea Party. El movimiento aboga por que gente ajena a la política aporte su experiencia y por una vuelta al espíritu de la Constitución. De hecho, según las nuevas normas del Congreso, todas las leyes deberán añadir una justificación constitucional donde prueben que son acordes con ese texto.

El nuevo líder de la mayoría, el republicano John Boehner, quiso también empezar esta nueva etapa con un tono distinto, dividido en cuatro temas:

1. Los votantes no nos han dado un mandato. Desde el día de las elecciones, los republicanos dicen que ganaron solo porque los votantes rechazaron las medidas demócratas, no porque prefierieran las republicanas. Reconocían que los otros habían perdido solitos. Por tanto, lo mejor que podían hacer era evitar promesas exageradas. Boehner no las hizo en su primer discurso.

Imagen de previsualización de YouTube

2. El Congreso debe ser más transparente. El primer objetivo para hacer que la Cámara sea más responsable es abrirla. Las propuestas serán públicas tres días antes del voto y no serán grandes mamotretos. Así se evitará el voto a textos largos terminados pocas horas antes de la decisión. También querían que fueran públicas las listas de los congresistas asistentes a cada comité (aunque lo han echado atrás).

3. Las opiniones de la minoría deben tener más valor. Una de las quejas republicanas estos dos años pasados ha sido que el único papel que los demócratas les permitían era el de bloquear sus propuestas. Habían eliminado el debate y la posibilidad de enmendar (aquí está, via @jmguardia, bien explicado el difícil proceso de creación de leyes en Estados Unidos). Ahora será más largo y abierto: “Se puede estar en desacuerdo sin ser desagradable”, dijo Boehner.

4. El déficit es la amenaza principal. Los americanos querían sobre todo menos gasto público y déficit y eso es lo que iban a tener.

La hoja de deseos era impecable. Incluso algún opinador progre quedó admirado. Pero no todo es tan fácil. Las primeras medidas republicanas cumplen pocas de estas expectativas. El voto previsto para el próximo miércoles de revocación de la reforma sanitaria es el mejor ejemplo. Los republicanos no van a permitir debates en los comités ni enmiendas demócratas.

El segundo líder republicano de la Cámara, Eric Cantor, lo ve lógico: “La propuesta de revocación es un documento muy directo. Refleja lo que creo que la mayoría de americanos piensa sobre la reforma que se aprobó. Es una reforma que suprime puestos de trabajo y gasta dinero que no tenemos, y necesitamos revocarla y reemplazarla por el tipo de sanidad que espera la mayoría”.

Cantor hace aquí de voz de los americanos, pero en las elecciones el 48 por ciento dijo que la ley debía ser revocada y el 47, que no. No es tan claro que hagan lo que la mayoría quiere. En esta ley, además evitan todo debate. Igual que hicieron los demócratas hace diez meses. Boehner lo reconoció en una rueda de prensa ayer, un día después de su discurso: “Prometí un proceso más transparente. No prometí que cada nueva ley fuera una ley abierta a debate”.

La política es así de difícil y mejor no engañarse. El congresista demócrata Anthony Weiner dice que “los nuevos líderes de la mayoría siempre quieren un proceso más abierto. Luego las demandas de que los trenes vayan en hora y las leyes se aprueben les hace cambiar de opinión”. Es lícito y lógico: si los republicanos permitieran a los demócratas meter baza en la revocación de la reforma, retrasarían el proceso y les obligarían a votar en fragmentos de la reforma donde deberían mojarse más de lo que quieren. No les saldría a cuenta en lo que es un voto simbólico. El senado ya ha dicho además que no votará sobre la reforma sanitaria.

Con el déficit ocurre igual. Hasta ahora todas las leyes que salían del Congreso debían dejar claro cómo se iban a financiar: con otros recortes o más impuestos o lo que fuera. Los republicanos han cambiado estas reglas en un detalle: las nuevas leyes que necesiten dinero deberán buscarlo en el recorte de otras, nunca en más impuestos. Por el contrario, si se quieren pasar una rebaja de impuestos, no hará falta cubrir la falta de ingresos. Consecuencia: más déficit. No es la promesa exacta.

Con el déficit y el dinero de la reforma sanitaria ocurre además algo muy peculiar. Los republicanos quieren revocarla para eliminar lo que se gastará de más. Los demócratas dicen que si se revoca, entonces saldrá realmente cara (que es lo que cree la bipartidista Oficina del Presupuesto). Los argumentos a favor y en contra son elaborados. Es imposible saber quién tiene razón.

El nuevo Congreso no ha hecho más que empezar. En las próximas semanas vendrán batallas duras, que harán que se olviden aún más las buenas intenciones de Boehner. Sobre todo por tres debates:

1. El techo de deuda. El Congreso debe dar permiso al gobierno para que aumente la deuda del país. El límite que hay ahora se rebasará en marzo. Si el Congreso no da permiso antes, el gobierno no podría emitir más deuda y deberá dejar de pagar. El resultado sería el caos. Ya ocurrió en 1995 y los republicanos salieron escaldados por falta de visión. El problema ahora es que el Tea Party no atenderá a razones. Veremos qué ocurre; por ahora parece que aceptarán pero se venderán caros. De momento, Tim Geithner, secretario del Tesoro, ya ha enviado una carta al Congreso para que se den prisa.

2. La guerra del presupuesto. En febrero vendrá también el presupuesto de Obama. Habrá que aprobarlo en el Congreso. Se liará gorda. Los republicanos querían recortar 100 mil millones de dólares -que no es tanto- y no será posible. Pero no quieren andar lejos.

3. No todo es dinero. El republicano Darrell Issa dirige el comité de control del gobierno. Tiene potestad de llamar a declarar a miembros de la Casa Blanca. Ha dicho ya que la administración de Obama es “una de las más corruptas en los tiempos modernos” (luego lo aclaró: se refería a que su modo de repartir el dinero público tenía efectos corruptores). Issa ya prepara seis investigaciones: la filtración a Wikileaks, sobre la bancarrota de Fannie Mae y Freddie Mac o corrupción en Afganistán. Además, la congresista Michele Bachmann ha presentado ya una propuesta para revocar la reforma financiera del verano. El congresista Steve King quiere evitar que todos los niños que nazcan en Estados Unidos sean americanos; si los padres son inmigrantes ilegales, ese derecho automático debería concederse.

Nada de todo esto es muy bipartidista ni aprobado por la mayoría de americanos. Pero mandar tiene eso. En 2008 ganó Obama y gobernó; en 2010 ganaron los republicanos y deberán gobernar. El esfuerzo por trabajar con el adversario es loable, pero no es posible en todos los terrenos. El equilibrio entre lo que se promete en la campaña y quieren conseguir como partido es difícil. En los dos primeros años de Obama como presidente, los demócratas tuvieron este problema. Los republicanos lo tienen ahora.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 2 comentarios

Comentarios

  • 07.01.2011 Jesus

    Totalmente de acuerdo una cosa es hacer campaña y otra gobernar; de como gobiernan los republicanos tenemos una experiencia bien cercana, de como han manejado el Congreso y de lo transparentes y repetuosos de los derechos de las minorias que han sido cuando han tendido la mayoria, todo el que su memoria alcance mas de cuatro años tambien lo sabe, pero si alguien tiene dudas de como funcionaran con el nuevo ahi esta la prueba en la propuesta de derogacion de la reforma de salud.
    Creo que recordar la Constitucion estuvo muy bien, pero de ahi creer, como lo hacen lo hacen los miembros de base del tea party — dado a creer cosas sencillas como que “realmente” Dios creo el mundo en siete dias o que las mujeres surgieron de una costilla de Adan –, que un pais tan complejo como USA se puede gobernar con un sencillo manual de intrucciones hay una gran diferencia.
    En cuanto a la derogacion del sitema de salud eso es — quizas junto a la reforma financiera — la piedra fundamental del “contracambio” republicano, no importa que la Oficina Presupuestaria del Congreso diga que esto traera un incremento del deficit de 230 billones de dollares, lo importante es defender los intereses de las aseguradoras que la reforma, aun sin la opcion publica, perjudican.
    Creo que en general el post nos da una idea clara de los objetivos republicanos, los reales, no los anunciados, esperemos un poco a ver que tal les va y veamos que hace mas veces John Boehner en el podio, llorar o darle rabietas

  • 06.04.2015 Andy

    Hola Cesar. Hiciste una pregunta que esta en la mente de muhocs que acaban de iniciar sus tramites, estan esperando para irse a Ciudad Juarez, o actualmente estan en Mexico (u Ecuador, El Salvador, Guatemala, etc.) esperando recivir respuesta de su Waiver. Pero la realidad es que la ley actual no ha cambiado. Estan hablando de poner mas Oficiales que revisan los paquetes Pero cuando va q pasar eso? No lo se. Y no todos calfican para entregar el I-601A (esperar en los Estados Unidos mientras esperan respuesta del Perdon) por que para calificar, tienen que tener un record limpio no DUIs, no antecedentes, no ordenes de deportacion nada. Entonces para los que estan en Ciudad Juarez, seguira igual y para los que califican para el I-601A tambien tendran que salir del pais por su Visa. Pero ojala ojala que aprueben una reforma que ayudaria a los que ni califican bajo la ley actual. Suerte Cesar y gracias por compartir esa pregunta. Bendiciones.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47