ObamaWORLD

jueves 13 de enero de 2011

Obama da un gran discurso y se acerca a la reelección

Anoche se celebró en Tucson (Arizona) un memorial en recuerdo de las víctimas del tiroteo del sábado. El presidente Obama fue y dio un discurso. Hoy es el tema del día en Estados Unidos. Estos son los puntos más importantes del discurso y sus consecuencias.

Imagen de previsualización de YouTube

Fue un gran discurso. Obama, como siempre, escribió la pieza con ayuda de uno de sus escritores, esta vez Cody Keenan. Preparó un texto de tres partes. Primero recordó a los fallecidos. Es un fragmento poco destacado en los medios y fue extraordinario. Después hizo un comentario político sobre el debate que se generó. Para acabar, destacó la mejor respuesta que como americanos pueden dar a la desgracia.

Obama empezó con una elegante lección de humildad: “He venido aquí esta noche como un americano que, como todos los americanos, se arrodilla hoy con vosotros para rezar, y estará mañana de pie a vuestro lado”. Dedicó solo un párrafo a cada uno de los muertos adultos, pero fue magistral. Daba dos o tres rasgos de la vida y describía por qué habían ido esa mañana a ver a la congresista Giffords. Por ejemplo, de la jubilada Phyllis Schneck, que tejía muy bien, “a veces trabajaba bajo su árbol favorito” y “republicana, le cogió cariño a Gabby, y quería conocerla mejor”. Obama cuenta también cómo dos maridos se lanzaron encima de sus esposas; uno murió, el otro -un ex marine- no pudo salvarle la vida a su mujer.

A la niña de 9 años, Christina Green, la cita en varias partes. Al principio dice cómo le recordaba a su madre que “somos tan afortunados, tenemos la mejor vida”. Christina quería ser la primera mujer en jugar en la liga nacional de béisbol.

Obama cerraba así la introducción: “Estos hombres y mujeres nos recuerdan que el heroísmo no requiere un entrenamiento especial o fuerza física. El heroísmo está aquí, a nuestro alrededor, en los corazones de tantos de nuestros conciudadanos, que solo espera ser requerido, como pasó el sábado por la mañana”.

Los dos fragmentos más importantes de la sección más política del discurso querían evitar la politización de la desgracia: “Más que señalar con el dedo o dar las culpas, usemos esta ocasión para expandir nuestra imaginación moral, para escucharnos con más cuidado, para afinar nuestros instintos hacia la empatía y recordarnos todas las maneras en las que nuestras esperanzas y sueños están unidos”.

Un poco más adelante vino la frase más citada por los conservadores: “[si sus muertes ayudan a hacer el debate más cívico], no es porque una simple falta de civismo causara esta tragedia -no lo hizo-, sino más bien porque solo un discurso público más honesto y civil puede ayudarnos a afrontar nuestros retos como país”. Ese “no lo hizo” entre guiones no estaba en el texto original. Obama lo recalcó solo cuando hablaba.

El final daba el tono positivo y esperanzador al texto. Por eso ha sido tan bien recibido: “Creo que podemos ser mejores”. Obama trae de nuevo a la pequeña Christina: “Quiero que estemos a la altura de sus expectativas. Quiero que nuestra democracia sea tan buena como ella imaginaba”. La familia de 300 millones de americanos debe estar a la altura.

Fue uno de sus grandes discursos. Aquí, aquí y aquí lo comparan con otros grandes hitos en su carrera: el que le lanzó a la fama en 2004, el que dio sobre la raza en marzo de 2008 y el del Nobel de la paz.

Sarah Palin está en otra guerra. Sarah Palin sacó ayer por la mañana su primera reacción al tiroteo. Tardó varios días y es inevitable pensar que planificó el momento para que tuviera impacto y relación con el del presidente. Se equivocó. En parte, no pudo hacer más. No es la presidenta y sus mensajes no tienen la grandeza del cargo. Pero confundió el contenido. Palin dijo también que Estados Unidos es mejor de lo que parece: “Somos mejores que los insensatos dedos acusadores que hemos sufrido después de la tragedia”.

Esta frase sería elegante si en su charla Palin no hubiera lamentado tanto las críticas que recibió y se hubiera dedicado solo a honrar la memoria de los muertos. Aquí un conservador le daba buenas recomendaciones. No las usó y quedado ha empequeñecida. Una persona que aspira a presidir Estados Unidos sabe que, por desgracia, van a decir tonterías, mentiras y exageraciones de ella. Hay que dejarlas estar.

Los aplausos y las camisetas. Los conservadores han reconocido que Obama hizo lo que debía hacer y cumplió bien. Las críticas republicanas las han recibido el público y sus gritos y aplausos: fue un acto demasiado político para un funeral. Hubo demasiados ovaciones, se repartieron camisetas partidistas y se abucheó ligeramente a la gobernadora republicana Brewer. Fue una lástima. Pero la general sensatez y admiración republicana como reacción al discurso ha sido exquisita.

El candidato Obama vuelve. Desde las elecciones de 2010, la vida política americana parece escrita por Obama. En los dos primeros años consiguió logros históricos, hasta el último día. Ahora, con un Congreso en manos de los adversarios, le toca ser el presidente de todos los americanos y dejarse de batallas legislativas. El discurso de ayer le permitió subir varios peldaños hacia el centro político, como sanador de las diferencias entre los dos grandes grupos políticos. Como le pasó a Clinton, que recordará este momento como el primer gran paso hacia su reelección.

El 25 de enero dará el estado de la nación y volverá a hablar de tolerancia y de temas que los republicanos pueden asumir como propios este año: la reforma de la educación y del sistema fiscal. Obama olvidará temas divisivos o los mencionará solo para su público. Lo mejor para el presidente es que no hay ninguna figura en el otro bando que le haga sombra de cara a 2012.

La grandeza del sistema americano. Desde España solo puedo ver momentos así del sistema americano con envidia. En Estados Unidos el jefe de Estado coincide con el jefe de gobierno. Es una doble vida difícil de gestionar. Pero en los días clave da un ejemplo extraordinario de convivencia. Comentaristas republicanos hablan bien del presidente en Fox y no pasa nada.

Para cerrar este punto, dejo aquí este vídeo de hace unos días y que no sabía cuándo dar. Es el elogio que hace la líder de la mayoría saliente del Congreso, Nancy Pelosi, al entrante, John Boehner. En los próximos meses se pelearán. Pero ese día Pelosi reconoció su derrota y los méritos del otro. Es un gran ejemplo de grandeza. El sistema americano da para momentos así. En España estamos por otras cosas.

Imagen de previsualización de YouTube

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 10 comentarios

Comentarios

  • 14.01.2011 Borja

    No recuerdo que fuera muy comentado, pero el discurso de McCain al perder fue, de largo, superior intelectual y emocionalmente al de Obama. Si estaba preparado, tremendo y si no, más.

  • 14.01.2011 Jordi Pérez Colomé

    El discurso del perdedor siempre tiene mérito político, pero no se esperan grandes palabras de un momento así. McCain, además, habló muy poco, como verás: http://www.politico.com/news/stories/1108/15303.html

    No ofrece planes ni esperanzas. Debe solo reconocer la derrota y alabar al ganador. No es fácil y es un buen gesto. Pero nada más. Por descontado, el discurso de McCain no tuvo la misma intensidad ni valor que el del primer presidente negro. Al mismo McCain le hubiera parecido fuera de lugar pretender presumir en un día así.

  • 14.01.2011 Jesus

    Parece que muchos coinciden con Jordi.
    http://www.elpais.com/articulo/internacional/....iint_5/Tes

  • 14.01.2011 Burgos

    Ni una mala palabra ni una buiena acción. Zapaterismo en inglés del tipo que en Viena pidió perdón por no saber hablar “austriaco”. Pero a la peña le gusta la alfalfa.

  • 14.01.2011 Horrach

    Tengo que escuchar todavía el discurso de Obama (desde luego, a nivel retórico, dudo mucho que exista ahora mismo un político en el mundo que le pueda hacer sombra), a ver si más tarde tengo un rato.

    Pero a botepronto, dos cosas me llaman la atención, más que nada porque no todo se pierde por la ‘pérfida’ Palin. Resulta que no ha sido precisamente ella la que inventó lo de las dianas en los estados del rival, sino que los demócratas hicieron sus pinitos hace pocos años:

    http://www.libertaddigital.com/mundo/los-demo....276411398/

    Y que eso de ‘utilizar’ este funeral para hacer, como señala Jordi, un acto excesivamente politizado, deja un poco en mal lugar a los demócratas.

    PD: Una última cosa, Jordi: ¿Mitt Romney sigue con intenciones de presentarse a las elecciones? Aunque me mosquee la satanización que se hace de la Palin, desde luego no la veo como la mejor opción de los republicanos, ni mucho menos.

  • 15.01.2011 Jesus

    Como dije en un comentario en un post anterior “Obama hizo lo que tenia que hacer como Presidente y como un politico responsable, tratar de calmar los animos, tratar –usando la vision de una niña de nueve años, asesinada por este infame — de llevar la politica fuera del atascadero de ataques y amenazas”.
    Pero sin embargo mas alla de que el Presidente haga su trabajo y actue responsablemente no se pueden negar los comentarios incendiarios de Sarah Palin y otros extremistas de derecha; nadie puede probar que el crimen de Tucson este directamente vinculado con estos discursos, pero si se puede decir que son irresponsables, incendiarios y que alientan la crispacion y el odio; y para el que lo dude ahi estan las amenazas de muerte recibidas por el Juez Roll y los ataques a las oficinas de la Representante Giffords.
    Como la misma Congresista Giffords — que hoy desgraciadamente no puede, desde la cama donde lucha por su vida, responder a los que se quieren mostrar como las verdaderas victimas — al referirse a la lista de “blancos” de Sarah Palin dijo “el que hace un acto como este tiene que darse cuenta que hay consecuencias en es esa accion”.
    Hoy la consecuencia de este acto de Sarah Palin son, para ella, que algunos vinculen su discurso, y el de los otros que usan igual lenguaje, con el crimen de Tucson; pero sin dudas el precio que han pagado Christina Green, la Congresista Giffords, el Juez Roll, el resto de las victimas y sus familiares ha sido mucho mayor.

  • 16.01.2011 Burgos

    Lo ya sabido: si el agredido es un fascistilla (supongo que se dice así), “no hay que dar munición a los intolerantes”: http://barcepundit.blogspot.com/2011/01/segun....-dias.html
    ¡Es tan bonito el mundo cuando lo simplificamos!

  • 16.01.2011 Horrach

    Burgos, igual que cuando se insulta a Bush es interpretado demasiadas veces como una muestra de ‘ejemplar compromiso ciudadano’ mientras que cuando le toca a Obama cambia a ‘crispación con ánimo golpista’. Lo mismo dicen del otro lado (desde la derecha, vamos), pero me parece que públicamente, al menos en Occidente, cala bastante menos.

  • 16.01.2011 Horrach

    No sé si se acuerdan del pseudoperiodista ese iraquí que le tiró sus zapatos a Bush en una rueda de prensa. Lo contento que se puso el personal, qué divertido les pareció todo y qué dignidad la del periodista. Ahora bien: ¿Imaginan lo que se diría si un periodista de la Fox le tira sus zapatillas de paddle a Obama?

  • 16.01.2011 SPQR

    La prensa, -casi toda- tan poco dada a los matices y a los grises. Tal vez me falle la memoria, ¿pero esos de LD no eran los que vinculaban la agresión a HT con las pullas del GW?

TRACKBACKS

  • 17.01.2011 Responsabilidades dudosas « vasos comunicantes

    […] Por mucho que se disfrace de solemnidad. Resulta más evidente cuando se compara con el reciente discurso de Obama tras el tiroteo de Tucson. Sólo queda eso, comparar qué se ha dicho desde la política en EEUU y qué se ha dicho […]

  • 31.01.2011 Los enmascarados « vasos comunicantes

    […] parte más sobresaliente del soberbio discurso del presidente Obama tras el tiroteo de Tucson es la que reclamaba a los estadounidenses un esfuerzo para “escucharse con más cuidado”. Justo […]

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47