ObamaWORLD

miércoles 19 de enero de 2011

Por mucha China, aquí quien manda es Estados Unidos

Hoy es el día de China en la Casa Blanca. La jornada empezó anoche, con una cena íntima entre los presidentes Obama y Hu Jintao. Solo les acompañaban dos ayudantes por país. Obama escogió a Hillary Clinton y a Tom Donilon, el asesor de seguridad nacional.

Pero el día grande es hoy. El plato fuerte es la cena de Estado. Hace 13 años que China no recibe un trato así en Estados Unidos. La última vez fue en 1997, cuando Bill Clinton recibió a Jiang Zemin con su traje mao.

El otro acontecimiento del día será una rueda de prensa conjunta con Obama. Hu no está acostumbrado a tener que improvisar respuestas a preguntas de periodistas. La única rueda de prensa anual de un alto cargo en China la da el primer ministro, Wei Jiabao. Quizá por eso se han acordado solo cuatro preguntas -aunque no se sabe cuáles-, dos de periodistas americanos y dos de chinos. (Será a las 13.05, las 19.05 en España; lo tuitearé en directo aquí.)

Ambos actos son excepcionales. Para Obama, será solo su tercera cena de estado. Antes fueron para India y México. Para Hu, será la primera en Estados Unidos. Cuando fue en 2006, el presidente Bush solo le ofreció un almuerzo de estado.

A China le encanta esta pompa. Por ahora, más que a ser un gran país, aspiran a que los demás reconozcan sus logros. Según dicen aquí (vía), “en las semanas y meses antes del viaje de Hu, diplomáticos americanos en Pekín han insinuado que sus colegas chinos parecen menos dedicados a preparar grandes objetivos políticos que en asegurar el tipo de recepción que merece un nuevo súperpoder orgulloso”. China quiere que le tengan en cuenta.

Obama hace bien en dejarse de grandes palabras de cara a la galería. Es más útil que las 21 salvas y la cena embauquen a los gobernantes chinos. Si ellos creen que se les tiene en cuenta, son más capaces de ceder. La rueda de prensa ha sido algo así. Fueron los americanos los que querían que Hu respondiera. El presidente chino lo hará y espera poder transmitir así parte del mensaje que viene a dar: China es el segundo país más poderoso y debe ser respetado. Hay que saber tratar con China para mantenerla en el bando propio.

Estados Unidos quiere sobre todo cuatro cosas de los chinos. Obama las pedirá y a ver qué consigue:

1. Más ayuda en política exterior. Los dos asuntos en los que China es indispensable tienen que ver con las armas nucleares: Corea e Irán. A principios de diciembre, un alto diplomático chino fue a Corea del Norte a exigir calma. Le hicieron caso. A pesar de las prácticas militares del Sur poco después, no hubo nuevos ataques.

Mientras, en Irán la estrategia de Obama funciona (si no hay sobresaltos de actualidad, será mi próximo post). En junio el consejo de seguridad de Naciones Unidad -donde está China- aprobó sanciones contra Irán. Pero no todas las empresas chinas las cumplen. Estados Unidos quiere que el gobierno chino se imponga. No se sabe si no puede o no quiere. Cada vez está más en duda la capacidad del gobierno chino de hacer cumplir su voluntad. Es un problema notable.

China también desmonta el aislamiento que la comunidad internacional pretende imponer en algunos países de menos calado: Myanmar, Sudán, Sri Lanka, Zimbabwe o ahora Costa de Marfil. Son estados con menos importancia estratégica, pero que la ayuda china hace que Estados Unidos acabe por tener más responsabilidades luego. A China le da igual si en Sudán se violan los derechos humanos. Pero el mundo pide a Estados Unidos que haga algo.

2. Cuidado con el dinero. En los últimos años, la gran exigencia americana a China ha sido que deje subir el yuan -la moneda china- respecto al dólar. El cambio es más o menos 7 yuanes por dólar (ha bajado algo; no hace tanto era 8). El gobierno chino mantiene este cambio artificialmente porque le interesa. Así las exportaciones chinas son más baratas y sus empresas ganan y dan empleo a los trabajadores. El paro en China casi es una cuestión de seguridad nacional. Una crisis económica dispararía el peligro de revueltas políticas.

Estados Unidos debería frenar su ímpetu por este cambio en la moneda. Ahora no parece tan importante. Estados Unidos quiere este rebaja por tres motivos: los productos americanos serían más competitivos en China; China dejaría de exportar tan barato y así la competencia en otros países sería menor, y las empresas americanas dejarían de irse a instalarse en China.

Son presupuestos falsos, en parte. Estados Unidos y China hacen productos distintos. China se dedica sobre todo a cosas baratas, Estados Unidos se ocupa de innovar y de la calidad. Además, el problema del yuan es igual de grave para todos los países del mundo. Estados Unidos debe dejar de gastar crédito político en un asunto así.

Debería centrarse por ejemplo en conseguir que se respetara más la propiedad intelectual en China y que se eliminen medidas proteccionistas, que a veces obligan no solo a que algo se fabrique en China, sino que se idee y diseñe también allí; la política se llama algo así como “innovación indígena”.

3. Mejores derechos humanos. Obama nunca ha hablado mucho en defensa de los derechos humanos. Parece que ha llegado el momento. Es probable que sea la primera vez en que un presidente premio Nobel de la paz reciba a otro presidente que tiene encarcelado a otro Nobel de la paz, Liu Xiaobo.

Según un funcionario de la Casa Blanca, “sus convicciones [las de Obama] son fuertes, pero no le interesa forzar o aleccionar o embarazar a los demás. Le interesa afectar cómo la gente piensa”. A mediados de diciembre, Obama se reunió en la Casa Blanca con cinco expertos en derechos humanos de China. Estuvieron una hora. Un exiliado chino, Li Xiaorong, cuenta aquí lo que le dijo al presidente. Es interesante.

4. Colaboración con el creciente ejército chino. China invierte desde hace unos años en su ejército a un ritmo más alto del habitual. Pero sigue a años luz del poder americano. A pesar de haber avanzado en viajes especiales, China por ejemplo debe aún construir su primer portaviones (y lo hace con parte de sobras soviéticas; el primero propio lo tendrá, dicen, en 2015), Estados Unidos tiene once. Estados Unidos gasta casi más en defensa que el resto del mundo sumado. El problema real es que ambos países son potencias nucleares. Una guerra directa es improbable, pero letal si se diera.

Hace unos días el secretario de Defensa americano, Robert Gates, viajó a China para hablar de cooperación militar. China le tenía preparada una sorpresa: el primer vuelo de prueba de su nuevo caza, el J-20, modelado a partir del F-22 americano. Son aviones invisibles para los radares. China tiene solo ese prototipo, y aún no está claro que sea del todo invisible. Estados Unidos tiene 139 aviones así.

El temor no es por tanto el avión, sino que el presidente Hu parecía no saber nada del ensayo. La independencia del ejército del poder civil es un problema más grave. China no ganaría nunca una guerra contra Estados Unidos, pero parece que se arma para poder lanzar una guerra cerca de su territorio -Taiwán, Corea, Japón. Las consecuencias podrían ser fatales para todos. El temor crece si se confirma que los militares chinos van por su cuenta.

*

Aún habrá quien diga que China será la primera economía del mundo entre 2019 y 2022. Quizá, y bienvenida. Estados Unidos no debe temer una China próspera, sino una China irresponsable. La pregunta difícil no es cuándo China será el país más rico del mundo -sin tener en cuenta la diferencia de población-, sino cuándo será una democracia. Todo apunta a que tardará más.

La democracia no será un camino sencillo. Hoy la corrupción pública y la falta del imperio de la ley son dos problemas que pueden provocar revueltas y cambios de régimen. Si el poder civil no está asentado, puede pasar de todo. La sensación de desconcierto y desacuerdo entre los gobernantes aumenta. Ese es el peligro chino.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 5 comentarios

Comentarios

  • 19.01.2011 Gaze

    Básicamente, Hu Jintao respondió que el asunto de los derechos humanos es problema nuestro considerando que hay que tomar en cuenta la diferencia de las naciones… en otras palabras, no se meta en nuestros calzones porque china respeta el derecho humano universal…

    Por otra, obama le tiró todo el arsenal que debía lanzar para que todos vieran que hace su trabajo y así ganarse unos puntitos más de voto: Obama le dijo a Hu “queremos ventas usa-made en china, moneda-yuan regulado, negocios-trade, respeto y confianza entre las dos naciones, no agresión a otras naciones,” etc, todo lo que un liberal debe decir, lo dijo.… aunque, detrás de la cortina los hay senadores y congresistas que debido a la rivalidad china vs usa que ven más como amenaza no asistirán al último atracón… Esto quedó visible cuando uno de los defensores del plan sanitario de Obama, Harry Reid llamó a Hu Jintao, un dictador (carajo de demócrata, donde mierda se guarda el sentido común de político, llamar así a Hu Jintao a quien le debe prácticamente el país es pedir problemas…)….

    Conclusión: a china no le va ni le viene… ellos están feliz con la bajada de USA frente al mundo…. Y Obama debe estar feliz que Hu no le exigió el pago de la trillonada de billetes-copias y que el país ha generado durantes estos dos últimos dos años….y también con Bush -que no está libre de culpas al firmar el “free internacional trade con china” donde ahora están estacionada más de cuarenta mil factorías y corporaciones norteamericanas utilizando la mano de obra barata chinesca…produciendo para una clase media china, haciéndola más robusta y repartiéndose los dividendos entre los accionistas del top piramidal… Great, Obama! …Vamos bien América… sigamos así que nada queda para los que vienen detrás y sigue rogándoles por trabajo y bajada de tarifas mercantiles. Ja! Que espere….

    Dejo un link para que vean como se va el GreenEnergy de Obama para China….este es un mínimo ejemplo de las cuarenta mil que ya se han ido (sin contar a la India que tambien se está “haciendo la América con el outsource”….

    Y dejo el del Harry….el bocón….

    http://voices.washingtonpost.com/44/2011/01/h....o-a-d.html

  • 19.01.2011 Gaze

    47.5 millones de pobres en un pais considerado el más rico del planeta y que consume el 80% del recurso natural planetario… de quién es la culpa…?

    John A. Boehner corre para presidente de los USA y posiblemente el play boy de Donald Trump… jejejeje… se armó la crema de la crema….

    http://newyork.cbslocal.com/2010/11/18/donald-trump-for-president/

  • 19.01.2011 Gaze

    ah, y dejo otra pagina para que vean que no tan solo es España la que no tiene trabajo:

    http://www.nytimes.com/interactive/2011/01/23...._LO_MST_FB

    http://www.nytimes.com/2011/01/19/opinion/19wed1.html?hp

  • 07.06.2012 jose

    Un año despues y ahora manda china, como cambian las cosas. En la casa blanca se reparten gelocatil para calmar el dolor de cabeza que trae ver el adelantamiento por la derecha que lleva China. Ahora a cascarla

  • 17.10.2013 RYTO

    EE.UU. aleccionando sobre derechos humanos. La ingenuidad de algunos es apabullante.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47