ObamaWORLD

lunes 7 de febrero de 2011

Suleiman quiere una vida normal, que es la que tenía antes

La plaza Tahrir de Cairo sigue llena. Hoy hubo una misa copta e incluso una pareja se casó. Pero la noticia no estuvo allí, sino en una reunión del vicepresidente egipcio Omar Suleiman con unos cincuenta miembros de la oposición. La gran novedad es que también estaban los Hermanos Musulmanes y algunos jóvenes de la revuelta (aquí uno dice que fue a título personal y a transmitir sus peticiones).

El encuentro no ofreció nada específico. El comunicado de Suleiman es vago. Tiene tres puntos:

1. El presidente tiene razón. Suleiman insiste en que el discurso del presidente Mubarak del 1 de febrero es el guion bueno. Allí el presidente decía que no se presentará a las elecciones de septiembre y que los cambios serán paulatinos hasta entonces.

2. Algunas libertades me las pensaré. Suleiman habría acordado la libertad de presos políticos y la libertad de prensa, pero advierte que “el estado de emergencia será levantado en función de la evolución de la seguridad”. Egipto vive en estado de alarma desde 1981. Si no lo levantan, ninguna libertad será sólida. ¿Cuándo creerán que el país está tranquilo? Puede tardar unos años más.

3. Un comité desconocido. Suleiman ha prometido varios comités. El más destacado sería una especie de comité de control, que vigile que se aplique todo lo demás.

A Hermanos Musulmanes, estos acuerdos le parecen insuficientes. Los manifestantes en la plaza Tahrir -que incluyen las “juventudes” de los Hermanos- creen que no solo no valen, sino que no se debe negociar con Mubarak al mando. Seguimos donde estábamos.

Más importante que el comunicado fue lo que Suleiman dijo en una entrevista breve con una cadena americana, la ABC: “Queremos una vida normal. No queremos a nadie en las calles. Vamos a trabajar. Traigamos de nuevo a los turistas. Volvamos a la vida normal. Salvemos la economía del país”.

El régimen presiona para que Egipto vuelva a la vida normal. Ayer ya reaparecieron los atascos y muchos locales volvieron a abrir; los más importantes fueron los bancos.

Hace ya días que la estrategia del gobierno tiene varios frentes. Hoy han destacado los dos que sirven para recortar apoyos a los manifestantes en Tahrir: la normalidad y las cesiones a la oposición. Egipto necesita tranquilidad y, además, el régimen ya ha concedido mucho. ¿Qué más quieren? Por ahora, la violencia pública la han dejado aparcada.

Las artimañas del régimen tienen sus seguidores sinceros. Una joven de 22 años que hacía días que no salía de casa, repite aquí el argumento exacto del gobierno. Un ejemplo: “La gente de Tahrir debe ignorarse; actúan como niños malcriados que molestan al país”.

Por mucho que crezca la presión, los manifestantes parecen tranquilos en su velocidad de crucero en la plaza. Aunque los días hacen mella en forma de enfermedades (e infiltrados de la policía). Pero siguen bien asentados en la plaza. De hecho, en parte, ya han ganado. Hace un mes, toda esta atención del mundo sobre Egipto hubiera sido imposible. Pero ellos quieren más. Sobre todo que Mubarak se vaya. Será difícil. Egipto ya no será el mismo, pero el triunfo definitivo deberá llegar con el tiempo.

Hoy parece que a fuerza de concesiones ligeras, la salida de la crisis está más a mano. La mejor noticia para el gobierno egipcio es que Estados Unidos está cómodo con Suleiman y su transición. Las opciones se estrechan y la revuelta pierde el interés del mundo; llevamos muchos días de revolución. Ayer el régimen logró ganar el día. Veremos hoy qué pasa.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 2 comentarios

Comentarios

  • 07.02.2011 Jesus

    El titulo del post es magnifico y resume la actitud del gobierno y parece que, desgraciadamente, la de occidente y si quizas no la vision de Obama si la de importantes funcionarios de su administracion — lo que es malo para Obama, pues uno se pregunta quien esta al mando –; este temor que ha logrado inducir el viejo zorro de Murabak a se repita un escenario como el Iran, donde se apoyo una revuelta que despues se convirtio en un regimen teocratico y enemigo de occidente, puede ser contraproducente. Ese miedo a que los extemistas se adueñen del movimiento puede llevar a que realmente los extremistas a adueñarse del movimiento y eso sera malo para Egipto, para occidente y para USA.
    Realmente Suleiman quiere la vida normal que antes tenia, pero desgraciadamente parece que el y su jefe Mubarak, han logrado que — mas alla de lo que dice Obama de que Egipto no sera mas el mismo — muchos en occidente piensen que la mejor solucion es que algo cambie para que siga igual.

  • 17.03.2011 Anonimo

    yo quiero saber que es la tenia

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47