ObamaWORLD

jueves 17 de febrero de 2011

Retrato de una región con dudas

Actualizaciones jueves, viernes y sábado al final

Un vientecillo recorre Oriente Medio. Algo pasa. No ha cambiado nada profundo en ningún sitio. Pero hay dos países que han logrado que sus presidentes dejaran el cargo: Túnez y Egipto. Hay otros que intentan lo mismo: Argelia, Libia, Yemen, Irán.

También Bahrain, aunque esta madrugada a las 4, mientras dormían, la policía ha vaciado con gas lacrimógeno el campamento que los manifestantes habían levantado en la plaza de la Perla, según las primeras informaciones. Había mujeres y niños. A las tres de la mañana -las cinco en Bahrain- daban un muerto (o dos) y doscientos heridos. Ahora hay que ver si esta acción policial acaba con todas las protestas. Así era la plaza esta noche, antes del ataque.

Así era uno de los lados, poco después. El monumento central queda a la izquierda de la foto; la línea azul son coches de la policía (la foto es del periodista de la cadena ABC Miguel Márquez, a quien pegaron).

Bahrain está en medio de la represión. Cada país está en una etapa distinta. Todos los países tienen sus rasgos, pero también todos beben del ejemplo tunecino. Según Jon Leyne, de la BBC, “mucha gente en la región dice que han sido tratados como niños durante años por sus gobernantes dictatoriales”. No quieren más sistemas paternalistas. La causa principal de los movimientos no es la economía, sino el cansancio.

Todos los países buscan su Tahrir. El mérito de Túnez y Egipto es que se ha visto que los dictadores ceden. Es fácil aún pensar que ninguna otra revuelta tendrá éxito. Pero ningún profeta hubiera acertado el 15 de diciembre que hoy, dos meses después, estaríamos sin Ben Ali ni Mubarak. Aquí explico cómo están las cosas en los países principales. Todo cambia a diario. Procuraré actualizarlo cuanto pueda, aquí o en posts nuevos.


Los primeros de la clase

Túnez aguanta.- El presidente Ben Ali se fue de Túnez el 14 de enero. Su primer ministro, Mohamed Ghanuchi, tomó la presidencia y nombró a un gobierno interino formado por la vieja guardia en los cargos importantes y opositores en ministerios menores. Las protestas siguieron y le obligaron a echar marcha atrás. El régimen disolvió luego el partido que hacía años que gobernaba. Llegó del exilio Rachid Ghannouchi, el líder del partido islamista prohibido Nahda. Se decretó la libertad de expresión y se declaró una amnistía para los presos políticos de régimen anterior. Se ha levantado también el toque de queda.

Pero no todo es tan fácil. El gobierno ha prometido elecciones en seis meses. Está por ver. El estado de alarma sigue en vigor, con la excusa de enfrentamientos. Los más notorios han sido contra la comunidad judía (que tiene en Túnez unos 1.600 miembros); la oposición acusa al antiguo régimen de promover los ataques para retrasar las reformas. Desde finales de enero, cinco mil inmigrantes han intentado llegar a Italia en patera.

Egipto aún disfruta.- El ex ministro de Defensa, Tantawi, está al mando del país. Ha prometido elecciones en seis meses o “lo que haga falta”. Las prisas son buenas en parte. Acabarían cuanto antes el régimen militar, pero los partidos de la oposición -que la mayoría aún ni siquiera existen- no tendrían tiempo para organizarse y escoger candidatos. Los miembros de la revuelta han vivido mejor en Tahrir que ahora, cuando no es tan fácil ponerse de acuerdo en cómo quieren que sea el nuevo Egipto.

La cúpula militar ha nombrado una comisión de juristas para reformar seis artículos de la constitución. El comité parece bien a unos -es independientes- y mal a otros -es demasiado islamista. Solo a las mujeres les parece fatal: no hay ninguna entre los ocho miembros. Deben acabar su trabajo en diez días para que se convoque un referéndum. De ahí se iría a las elecciones presidenciales y parlamentarias en seis meses -no se sabe cuál primero. Con el nuevo gobierno en funciones, la Constitución podría reformarse entera.

En Egipto el problema es el ejército: ¿qué intenciones reales tiene? Quién sabe. Unos creen que no son fiables porque sus intereses en mantener la estabilidad y sus privilegios son enormes; aunque han dicho que no permitirían más huelgas laborales, pero aún hay. Otros creen que los militares no controlan ninguna parte importante de la economía y que les interesa salir en seguida del primer plano político. Todo es posible, pero nada está aún perdido.


Las revoluciones en marcha

Bahrain es un polvorín.- Bahrain tenía su campamento, en la plaza de la Perla, pero esta madrugada la policía lo ha desalojado. Parece que había 85 tiendas. Como en Egipto todo empezó con la convocatoria de un día de la ira. El camino hasta esta madrugada había sido parecido al egipcio.

Bahrain es muy distinto a Túnez y Egipto. Primero, es minúsculo. Viven poco más de un millón de personas -la mitad son extranjeros. Segundo, la mayoría es chií y el régimen es suní. La mayoria chií se queja de que los suníes tienen más derechos y que el gobierno agiliza los trámites para dar la ciudadanía a extranjeros suníes para cambiar el equilibrio.

Bahrain es una de las pequeñas monarquías del Golfo -junto a Kuwait, Catar, Omán y Emiratos Árabes Unidos. Pero apenas tiene petróleo y no puede pagarles todo a sus ciudadanos. Es su gran desventaja respecto a los otros, en los que hay menos quejas porque la vida es más fácil. Pero pueden tener intereses parecidos: la versión árabe de la cadena catarí Al Jazeera anoche no informó sobre la represión en Bahrain. También anoche había rumores de que militares kuwaitíes y saudíes habían echado una mano en el ataque; no había confirmaciones. El temor al contagio se expande. Bahrain es además la sede de la Quinta Flota americana. Además, a principios de marzo se corre allí el primer gran premio de Fórmula 1 de la temporada.

Como en la mayoría de países, las quejas chiíes no son de ahora. Vienen de los años 80. Ahora tienen una nueva oportunidad. Intentarán aprovecharla para conseguir concesiones del régimen. Las reclamaciones son parecidas en el fondo a las egipcias: más derechos. Por ahora, el régimen ha concedido ya un aumento en los subsidios y un préstamo de 2.500 euros a cada familia.

Libia es peligrosa.- Libia tiene dos records africanos: es el país con más petróleo y con el presidente que lleva más años en el cargo -Muammar al-Gadafi dirige el país desde hace 1969. Las protestas allí son además las más peligrosas de la región: el régimen es mucho más represivo que Túnez o Egipto. No hay partidos de oposición.

El dinero del petróleo fluye más desde 2004, cuando se levantaron las sanciones. Así que aunque el país no sea productivo, los petrodólares calman algunas ansias.

Ayer miércoles la revuelta fue en Benghazi, un tradicional feudo anti Gadafi; protestaban por la detención de un activista. Cerca de Benghazi han muerto dos manifestantes. Por la noche hubo represión. Hoy será el día clave: hay convocada una reunión en Trípoli, la capital. Ayer las manifestaciones que hubo allí fueron a favor del presidente. Después de lo de Bahrain, Gadafi tendrá menos reparos en defenderse por todos los medios.

Yemén es el que tiene más conflictos.- En Yemen hay tres frentes abiertos, además de las protestas contra el presidente: en la frontera con Arabia Saudí en el norte hay una rebelión étnica, en el sur aún se quejan por la unificación injusta del año 1990 (estalló una guerra civil en 1994) y además Al Qaeda en la península arábiga tiene ahí su base. A todos, por un motivo u otro, podría interesarles la caída del presidente, Ali Abdulá Saleh.

Las revueltas del tipo egipcio han sido por ahora en Saná, la capital, y en Taiz, una ciudad menos tribal y con más jóvenes educados. Las manifestaciones han sido menores y la plaza Tahrir de Saná la han tomado las protestas en favor del régimen -al parecer con un sueldo-, al contrario de lo que ocurrió en Egipto.

Yemen no tiene tampoco las condiciones egipcias o tunecinas. Las manifestaciones son de centenares de personas y el centro es a menudo la universidad. La duda es saber si cogerán fuerza en las próximas semanas. Uno de los analistas principales de Yemen dice aquí que “se puede oír un murmullo, pero no el rugido; creo que tardará un tiempo” en consolidarse, si lo hace.

Yemen es una sociedad tan tradicional que al mediodía las manifestaciones paran porque el país se detiene para comer y mascar qat o khat, una especie de droga. Yemen no tiene clase media, solo el 35 por ciento vive en ciudades y son analfabetos el 60 por ciento de las mujeres y el 30 de los hombres.

Saleh, de 69 años, ya ha hecho la concesión de no volver a presentarse. No es ninguna garantía. El partido más popular de la oposición es islamista, el Islah. En octubre bloqueó en el parlamento una ley que prohibiera casarse a las menores de 17 años; algunas niñas son novias con nueve. Estados Unidos acaba de anunciar nuevos fondos para el ejército yemení. Es una coincidencia, parece.

Irán vuelve a 2009.- Irán es el otro gran país de Oriente Medio. Es el contrapeso persa y chií al Egipto árabe y suní. En Irán hubo una revuelta en verano de 2009, por un presunto pucherazo en las elecciones. Ahora el régimen celebró el triunfo egipcio y la oposición aprovechó para convocar una manifestación para honrarlo el 14 de febrero. Era, claro, una trampa. El régimen quería destacar la revuelta egipcia como islamista; la oposición, como democrática.

El régimen iraní está alerta desde el principio. El miércoles hubo un funeral por un manifestante muerto el martes. Tanto el gobierno como la oposición dijeron que era uno de los suyos. La propaganda gubernamental es potente en Irán y el régimen tiene más apoyo entre la población, gracias en parte a la excusa del demonio americano.

La oposición está además dividida. Hay dos objetivos: derrocar el régimen teocrático o al gobierno de Ahmadinejad. En 2009 las protestas fueron contra el gobierno; ahora los gritos en contra del ayatolá se oyen más. No es el mismo esfuerzo enfrentarse a uno que a otro. Tampoco las manifestaciones tienen la misma fuerza en Teherán que en el resto. En Irán está muy difícil, pero como en todas partes, por cualquier motivo, podría coger fuerza.

Argelia ha frenado.- El gran día de Argelia fue el sábado. Pero había más policía que manifestantes. Desde entonces, no ha habido más noticias de grandes encuentros. Argelia vivió una guerra civil en los años 90 porque los islamistas ganaron unas elecciones y el régimen lo impidió. Murieron 200 mil personas. Hay pocas ganas de más sacudidas. El temor islamista ha sido desde entonces la excusa argelina para reprimir.

Como en Yemen, lo interesante de esta revuelta es que la promueven sectores seculares -aunque el partido principal no la secunda. A los islamistas tampoco les gusta. El presidente Buteflika ha dicho que levantará el estado de alarma a final de más, en vigor desde el principio de la guerra en 1992. Es alguna cesión para que se calmen las cosas. Es difícil que vaya a más.


Los países improbables, aunque cada vez menos

Después de Egipto e Irán, la gran bomba en la región es Arabia Saudí, con una cuarta parte de las reservas de petróleo del mundo. En la rueda de prensa del martes le preguntaron a Obama por el reino saudí. El presidente no concretó y respondió solo de todos los países de la región a la vez. Pero algo se mueve allí también. Incluso se habla de la creación de partidos [Actualización viernes: el régimen ha detenido a los fundadores del nuevo partido].

Jordania es el país que más se ha movido para evitar revueltas. Ha cambiado el régimen y el rey Abdulá sirve para unir a un país que está formado por palestinos y tribus en el este. Podría haber una guerra civil. Siria demostró en 1982 que está dispuesta a disparar contra su gente. No significa nada, pero por ahora la manifestación del 4 de febrero no ha ido a más.

Quedan países fuera de este resumen, ya demasiado largo. He escogido solo los más destacados. Es innegable que algo ocurre en Oriente Medio. Acabe como acabe, será difícil volver a pensar en esa región en los mismos términos que hace unas semanas. La historia ha cambiado.

*

Actualización jueves 20.45h. Hoy ha habido protestas en dos países: Yemen y Libia. En Bahráin se han vivido las consecuencias del ataque de la policía esta madrugada en la plaza de la Perla.

Ha habido violencia en los tres países. Excepto los detalles de Bahráin, donde hay más periodistas y más internet, las informaciones que llegan de Libia y Yemen son confusas. Según Al Arabiya, en Libia habrían muerto 19 personas. En este vídeo de la ciudad de Benghazi se ve la dura batalla campal entre la policía y los manifestantes:

Imagen de previsualización de YouTube

Gadafi se ha dejado ver por la capital, Trípoli, donde se han dado las mayores manifestaciones en su favor (algunos, chantajeados). Las mayores protestas contra Gadafi son fuera de Trípoli. En Zentan, los manifestantes habrían incendiado algunas comisarías. El régimen libio había enviado a los ciudadanos con mensajes de texto que amenazaban con que se iban a disparar balas reales. Lo han cumplido.

En Yemen ha habido dos muertos confirmados y quizá cinco en Adén (que fue la capital de Yemen del Sur). Según dicen aquí, la ciudad importante para seguir la fuerza de la revuelta es Taiz, pero apenas hay periodistas. En Sanaa, la capital, ha habido enfrentamientos entre partidarios del régimen y opositores. No hay noticia de víctimas. El líder religioso más importante de Yemen, Abdul-Majid al-Zindani, ha pedido un gobierno de unidad nacional.

En Bahráin dominan la capital, Manama, las fuerzas de seguridad. El ministro de Exteriores, Khaled bin Ali Al-Khalifa, ha dicho que intervinieron anoche porque el país estaba “al borde del abismo sectario”. El gobierno ha dicho que los manifestantes estaban armados con espadas y otras armas y que la policía advirtió del ataque. Según responden aquí, ambas cosas son falsas. Hubo en el ataque cuatro muertos y decenas de heridos, que fueron trasladados al hospital Salmaniya, donde durante el día ha habido protestas. Está por ver si la violencia consigue frenar las protestas en esta pequeña monarquía del Golfo. Las monarquías vecinas han declarado que ayudarán al gobierno de Bahráin a mantener el orden.

Aparte de lo que ocurra en estos tres países, mañana hay convocada una manifestación del gobierno en Irán y una celebración del éxito de hace una semana en Egipto. Como se ve en este vídeo, Egipto intenta dar una nueva imagen del país:

Imagen de previsualización de YouTube

*

Actualización viernes 21h. La mayor manifestación del día ha sido de nuevo en la plaza Tahrir de Cairo. Los egipcios celebraban que se cumplía una semana de la salida de Hosni Mubarak. Ha sido el único lugar pacífico. Aunque a última hora la cúpula del ejército ha anunciado que no permitirá que sigan las huelgas. Puede traer problemas en los próximos días.

La noticia está de nuevo sobre todo en Bahráin y en Libia. En Bahráin, a media tarde el ejército ha atacado a los manifestantes que pretendían retomar la plaza de la Perla. AP ha confirmado que eran balas de verdad, ni de goma ni gas lacrimógeno. En este vídeo se pueden ver disparos desde un helicóptero; hay tres muertos confirmados. Ahora hay mucha gente alrededor del hospital Salmaniya, adonde llevan los heridos.

El rey de Bahráin acaba de pedir al príncipe heredero que dialogue con todos los partidos de la oposición. Lo tendrá difícil. Los manifestantes empezaron por reclamar reformas. Después de la violencia, solo aceptarán la caída del régimen. Si la familia real aspira a resistir, tendrá que usar más violencia.

También en Libia se va en esa dirección. Mientras la capital, Trípoli, ha vivido pocas manifestaciones (aunque a esta hora parece que cambia), en el este los manifestantes se consolidan. Las fuerzas de seguridad se habrían retirado de al-Bayda -aunque la rodean- y también en Benghazi controlan varias zonas. Han tomado la radio de Benghazi y capturado algunos tanques del ejército; además unos mil presos habrían huido de la cárcel de la ciudad. Desde ayer, según las fuentes de Human Rights Watch en Libia, hay 24 muertos. Los periodistas hacen de todo para conseguir información fiable. Este vídeo es de Benghazi, ayer:

Imagen de previsualización de YouTube

Aunque en Egipto también hubo muchos muertos antes de que llegara la calma, en Libia y Bahréin el régimen y el ejército parecen estar más unidos y están más dispuestos a aguantar. La represión no tiene pinta de detenerse. Yemén también lleva ese camino. Hoy ha habido muertos en Adén y en Taiz, donde han lanzado una granada contra una manifestación anti gubernamental. Por si fuera poco, en Djibouti, un pequeño país de medio millón de habitantes entre Eritrea y Somalia, enfrente de Yemén, también intentan echar al presidente.

Las protestas contra dictadores en Oriente Medio se han extendido y si hay alguna tendencia es hacia el aumento. Si los gobiernos no ceden, la región se acerca hacia sus Tiananmen. El presidente Obama ha dicho que está “profundamente preocupado” (“deeply concerned”) por la violencia en estos tres países.

*

Actualización sábado 23.40h. Hoy la mayoría de las noticias han sido de los tres países con la revuelta en marcha: Bahráin, Yemen y Libia.

Obama llama a Bahráin. El viernes por la noche el presidente Obama llamó al rey Hamad. Según la nota que publicó la Casa Blanca, “reclamó al gobierno de Bahráin que se contuviera”. A la mañana siguiente el ejército se retiraba del centro de Manama, la capital. Poco después, los manifestantes se dirigieron de nuevo hacia la plaza de la Perla. La policía disparó gas lacrimógeno, pero nada más; no los pudo detener. A estas horas, el aspecto de la plaza es de nuevo como el del jueves:

Hay quien dice que Obama tiene el mérito de este cambio. El príncipe heredero ha dicho durante el día que el régimen estaba dispuesto a dialogar. Los manifestantes no parecen hacerle caso. Hoy solo celebraban, como se ve en este vídeo. La tarde ha sido tranquila. Las peticiones de reformas quizá no incluyan la salida de la familia real suní. Habrá que ver. Sea como sea, parece que no habrá este año Gran Premio de Fórmula 1 de Bahráin.

Yemen sigue a tiros. Esta mañana los universitarios han recuperado la zona alrededor de las puertas de la universidad en Sanaa, que hacía días que estaban en manos de partidarios del régimen. Ha sido un momento. En seguida han llegado los tiros, como se ve en el vídeo. Ha habido heridos, pero todos han sobrevivido.

Imagen de previsualización de YouTube

Las ciudades de Taiz y Aden han estado hoy más tranquilas. Según informaciones de gente en el lugar, hay hoy dos tendencias: la voluntad del gobierno de impedir más protestas como sea y, por otro lado, el abandono de más gente del lado del gobierno, como si las protestas fueran en algún momento a tener éxito. Todo es posible. Dos detalles más: primero, una magnífica prueba de quiénes son los partidarios del gobierno (soldados de paisano) y, segundo, en Yemen Al Qaeda también participa.

Libia, entre masacre y revolución. En Libia no hay periodistas: el país no da visados. Toda la información que sale es por teléfono. Los periodistas llaman a locales que les dicen lo que creen que ocurre en la calle y los hospitales. Todo es por tanto difícil de confirmar. Los rumores son sin embargo terribles, con fuego desde helicópteros, tiroteos en funerales y decenas de muertos y centenares de heridos. Gadafi podría haber hecho un discurso donde promete más violencia. Gadafi habría llevado a Benghazi mercenarios africanos a 30 mil dólares por cabeza. Al Jazeera lo explica en este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

Hoy también ha habido la protesta semanal en Argelia, convocadas cada sábado. No ha ido mucha gente, ni siquiera han llegado a cortar la calle, como se ve en el vídeo. Pero su posturas es clara. En el minuto 5 dicen “estamos hartos del régimen”; hacia el minuto 7, gritan “poder asesino”:

Imagen de previsualización de YouTube

Mañana, Marruecos, aunque igual pierde fuerza porque ha habido una baja de última hora entre los convocantes por desacuerdos sobre qué pedirle al Rey.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Comentarios 2 comentarios

Comentarios

  • 17.02.2011 Gaze

    “Solo a las mujeres les parece fatal: no hay ninguna entre los ocho miembros.”…

    Buen resumen, Jordi, por cierto. Nadie sabe como se desarrollará el asunto en esa parte del planeta. Pero No es posible para el occidental pensar que las sociedades islámicas pudieran ser democráticas o sirvan como modelos civilizadores mientras no se haga un total purgamiento de la ley sharia y fatua.

    No es posible ni será mientras el misoginismo-sharia continué tijereteando clítoris de niñas de diez años, zurciendo vaginas es más de 40 países islámicos. Separándolos por género en las escuelas, o ultrajando a la mujer tal como lo hicieron con Lara Logan en la Plaza Bahrir. No mientras se cometan violaciones a niñas de diez años y se le castigue con azotes por inducir al violador (según ley fatua). 130 millones de mujeres mutilas viven en le medio oriente, incluyendo África, desde Somalia, Nigeria, Omán, Sudan, Egipto, Yemen, Arabia Saudita, Pakistán, Afganistán etc. Este polvorín de protestas no son revoluciones legítimas, pues, hay otras cosas, hambre y hambre de poder para legitimizar cadenas alimenticias de ciertos sectores sociales tal como lo hacen las tribus-militares de Egipto.

    En esto, recordemos que Mohammed Atta, que se reventara en las torres gemelas dejó una carta testamento que explica muy bien este misoginismo sharia:

    “La mujer que limpie mi cuerpo y genitales debe usar guantes de manera que no sea tocado en esa parte.” –Mohammed Atta.

  • 17.02.2011 Gaze

    Quise decir Plaza Tharir por Bahrir….

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47