ObamaWORLD

miércoles 23 de febrero de 2011

Libia espera la batalla final

Muamar Gadafi tenía ayer un mensaje para los libios: estamos en guerra. No dio otra opción. Las pocas reformas que sugirió -formar nuevos comités, repartir el petróleo- fueron vagas en comparación con las amenazas a sus enemigos: ratas, drogadictos, apoyados por extranjeros y cadenas árabes.

Imagen de previsualización de YouTube

Libia vive hoy, por ahora, un día de calma tensa. El este del país está liberado de las fuerzas de Gadafi. En Bengasi, la población ha devuelto las armas a los organizadores (ex oficiales, abogados y otros profesionales) de la revuelta. Los mercenarios de Gadafi fueron derrotados. Aunque no del todo. Esta mañana, el periodista del Guardian que se ha colado en la ciudad, decía que los residentes le enseñaron dos mercenarios (uno ghanés, otro “africano”) de Gadafi presos.

Los enfrentamientos hoy son según parece en dos ciudades cerca de Trípoli: Sabratha, que el régimen controla, y Misurata, liberada por los rebeldes. La situación sin confirmar en el país puede verse en este mapa de Iyad Elbaghdadi (aquí hay otra opción, que sigue los cambios cuando ocurren):

El proceso libio no tiene nada que ver con el de Túnez y Egipto. En Libia las armas tendrán su papel en los dos bandos. Según los analistas del Eurasia Group, “es probable que el país pase por un periodo prolongado de inestabilidad violenta, con potencial para una guerra civil”.

El régimen intenta dar sensación de normalidad, con las medidas que crean necesarias. Por ahora, es un día tranquilo. En Trípoli, hay poca gente por la calle, pero el régimen ha mandado un mensaje de texto a los ciudadanos donde les pedía que fueran a trabajar. Los carteles de Gadafi se han restaurado y los grafitis contra Gadafi se han tachado con tinta blanca:

La calma es solo aparente. No hay vuelta atrás. Si Gadafi volviera a dominar el país, la represalia será la pena de muerte para todos los implicados. Hay muchos. La población ya no puede frenar. Gadafi tampoco lo hará. Solo queda pelearse.

Al contrario que Ben Ali o Mubarak, Gadafi se ha cerrado todas las puertas. No tiene más salida que el enfrentamiento. Es difícil que gente del régimen le traicione: sin Gadafi, nada suyo se salva. Aquí dicen que los únicos países del mundo que le acogerían serían Venezuela o Cuba. Nicaragua también le apoyó ayer. Pero allí Gadafi no estaría muy seguro. Son gobiernos que pueden caer. A pesar de haber regado África con millones, casi ningún dirigente de un país africano aguantaría la presión de no entregarle a Occidente para un juicio. Gadafi, como prometió ayer, morirá en Libia. La duda es cuándo y cómo.

Hay hoy alrededor de Libia, entre otras, dos cuestiones importantes: el petróleo y qué más se puede hacer desde el extranjero.

Qué pasa con el petróleo libio.- Libia es el primer país gran exportador de petróleo que se ve afectado por una revuelta. Las consecuencias en el precio del barril ya se han dejado sentir. La producción libia ha bajado ya un cuarto; varias compañías han suspendido su producción allí.

La mayor parte de pozos libios están en tierra firme; si alguna facción quiere sabotearlos no es tan difícil. El problema del sabotaje es que luego pueden tardar décadas en ponerse en marcha de nuevo. Cualquiera que tenga pretensiones de dirigir Libia en el futuro, no lo hará. Perdería la principal fuente de recursos del país.

Libia es el productor mundial número 17 de petróleo. Si dejara de producir, Arabia Saudí podría llegar a sustituirle. El problema libio es sobre todo europeo: 85 por ciento del petróleo va a Europa; solo un 5 por ciento va a Estados Unidos. Italia, por ejemplo, recibe una cuarta parta de su petróleo de Libia. Un gasoducto que lleva un 10 por ciento del gas natural que Italia usa, también ha sido detenido. El régimen de Gadafi puede utilizar la relación con estas compañías para que presionen a sus gobiernos.

Por qué el mundo solo habla.- Anoche el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió un comunicado de prensa (“Press Statement“). Es solo el tercer nivel de importancia en un comunicado del Consejo, después de la resolución y del comunicado presidencial. No decía nada especial. Naciones Unidas tiene más opciones a su alcance, quizá ninguna efectiva del todo. Puede bloquear la compra de armas, prohibir los viajes, congelar cuentas en el extranjero, colocar el dinero por la venta de petróleo libio en un fondo de Naciones Unidas. Son medidas que permiten soluciones a medio plazo (y no todas seguras).

Más inmediato sería pedir al gobierno libio que deje entrar observadores internacionales, decretar una zona de exclusión aérea para evitar el ataque desde el aire (poco efectivo para impedir matanzas) o invocar el capítulo 7 para enviar tropas de paz dentro de Libia. Mientras escribo, me doy cuenta de la dificultad de todo esto.

¿Qué intereses tienen los países para no apretar más a Libia? En algunos casos, es un misterio. En otros, puede intuirse. En el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, China, uno de los países con veto, habrá presionado para que no se avance hacia intervenciones en un país soberano. A los chinos no les gusta meterse en asuntos de otros, para que otros no se metan en los suyos, en previsión de lo que un día pueda ocurrir en Taiwan o Tíbet.

Estados Unidos no quiere usar a Barack Obama en cada una de las crisis. La Casa Blanca emitió un comunicado sobre Bahráin, Yemen y Libia la semana pasada. Desde entonces ha hablado el Departamento de Estado; ayer Hillary Clinton. Obama tiene poco que hacer en Libia. Mejor no usar su imagen en público sin frutos. Es seguro, además, que les ha pillado también por sorpresa.

Los americanos confían en que los europeos se apañen o lleven la delantera en las condenas. No parecen por la labor. David Cameron ha pedido hoy en Catar que le gustaría ver una resolución de la ONU, pero los ministros de Exteriores de la Unión Europea no se ponen de acuerdo más allá de una declaración. Las sanciones se consideran. Aquí dicen que es por culpa de Italia y Malta, que tienen miedo de la hipotética oleada de inmigrantes y, de paso, defienden los intereses de sus empresas.

Mientras ven cómo la gran preocupación de los otros países es sacar a sus nacionales, los libios deberán contar solo en sus fuerzas. Por ahora lo han hecho con un valor increíble. Necesitarán más.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 5 comentarios

Comentarios

  • 24.02.2011 Alberto Nahum

    Excelente como siempre, Jordi. Me hago un estupendo mapa de situación al leerte.

    Dos cuestiones que quizá me puedas aclarar sobre la respuesta occidental:

    1. Dices que a USA le pilla por sorpresa. ¿Cómo es posible? Las campanas llevaban sonando tiempo, ¿no?

    2. No soy amigo de los porqués fáciles, pero cuando preguntas qué intereses tienen los países para no apretar más a Libia, ¿no puede aparecer la palabra “petróleo” en grande? De hecho, tú lo apuntabas en un párrafo anterior. ¿No se puede establecer una causa-efecto evidente?

  • 24.02.2011 Jordi Pérez Colomé

    Alberto,

    1. Les ha pillado por sorpresa la situación en toda la región, el coraje y persistencia de la gente. No es tanto tiempo: para cambiar una estrategia diplomática, dos meses no bastan. Imagino que las reuniones en el Departamento de Estado para definir cómo controlar no lo que pasa, sino lo que ocurrirá en los próximos meses, son continuas.

    2. El petróleo es la gran palabra, pero es imposible demostrarlo. Parece una razón evidente, pero no hay pruebas precisas que yo sepa.

    Gracias por el comentario.

  • 25.02.2011 Maria Gavidea

    Muy bueno tu artículo! no se si sabras la actitud que han tomado canales como TeleSur, Venezolana de Televisión que catalogan el conflicto de Libia como una guerra civil impulsada por un grupo separatista que es financiado por occidente (específicamente EE.UU.). Me parece que son muy irresponsable al no reconocer los cientos de muertos y al exclamar que Libia esta en la absoluta normalidad. No son nada serios.

  • 20.09.2012 Charles

    O tema e9 f3timo, e sem dfavida essa ferramenta vai dpateresr muitas discussf5es, mas nepf4, apesar de concordar que as empresas ne3o tere3o pra que lado fugir, que a dinamicidade dos eventos de hoje fare3o com que se passe a processos colaborativos, tenho receio de que toda a fore7a gerada por essa colaborae7e3o seja apropriada ne3o por quem a gera, mas pelas grandes empresas ou pelos membros de alto escale3o nas empresas.Je1 vemos isso principalmente com a Google, e9 lindo como esta empresa revolucionou nossas vidas, mas fico assustado ao imaginar o que ela pode fazer conhecendo todos os documentos de uma empresa.Fico preocupado com o que os novos famosos os numeratis ve3o poder fazer com tanta riqueza gerada..os GPS nos celulares este3o trazendo essa queste3o a tona tambe9m..ne3o e9 sf3 uma queste3o de privacidade, e9 uma queste3o de dominae7e3o dos homens por outros homens.Acho que deveredamos trabalhar mais como poderemos garantir que a riqueza gerada pela colaborae7e3o seja de todos e para todos.!Concorda?

  • 06.05.2016 Nelly

    I like to party, not look artciles up online. You made it happen.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29