ObamaWORLD

Domingo 17 de abril de 2011

Cómo hacer periodismo con twitter

Esta semana he estado en las jornadas de media140 en Barcelona. Hablé dos veces sobre periodismo y twitter, aquí y aquí dos resúmenes breves. Twitter, dije, puede hacer dos servicios a los periodistas: de fuente y de medio.


Una fuente más

De primera mano. Los periodistas no estamos en todas partes. Nuestra manera de saber qué ha ocurrido es preguntárselo a quien lo ha visto: si dos personas o más cuentan lo mismo, es probable que sea verdad. Ahora, gracias a los móviles, a menudo suele haber vídeos que prueban un ataque o un enfrentamiento. Este vídeo es de unas protestas en marzo dentro de una mezquita de Damasco, Siria. Se ven montones de móviles que graban. No hay mejor prueba para una noticia.

Imagen de previsualización de YouTube

Twitter es de los primeros lugares donde esa información se difunde. Aunque no siempre se puede confirmar.

Las fuentes oficiales y no oficiales. ¿Cómo se confirma una fuente “ciudadana”? En media140, participó Riyaad Minti, encargado de redes sociales en Al Jazeera. La cadena catarí ha sido la mejor en las revueltas árabes en parte porque emiten a menudo vídeos de noticias filmadas por gente en el lugar de los hechos. Hacen, dijo, un trabajo previo de validación de fuentes, por teléfono o internet. Al Jazeera tiene además una red de corresponsales que les permite llegar mejor a gente en otras ciudades del país.

Andrew Carvin, de la americana National Public Radio, se ha hecho famoso con las revueltas árabes y su cuenta de twitter porque junto a sus seguidores se dedica a contrastar informaciones o a pedir más datos a quien da algo nuevo en un tuit; por ejemplo, así.

Hay un tercer modo de confiar en una fuente, el más tradicional: ponerla a prueba. A la tercera vez que alguien diga algo que luego se confirma, se podrá empezar a tomar por bueno lo que diga esa fuente. No siempre funciona. Nunca se debe perder la atención.

Aparte de las fuentes no oficiales, están las oficiales -políticos o instituciones-, que ahora a menudo tuitean sus actividades u declaraciones al mismo momento que las envían a periodistas acreditados.

La inmediatez. Twitter es inmediato. Algo ocurre y circula antes de que llegue a los medios: un terremoto, aviones que sobrevuelan una ciudad, una explosión. También periodistas de grandes medios tuitean a veces detalles de noticias antes de escribirlos en un texto. Las agencias tienen además flashes especiales para twitter. Por el camino que sea, las noticias llegan antes a twitter que a las webs de los medios.

Los debates por países. Además de la inmediatez, twitter permite vivir las preocupaciones de gente de otros países sin estar allí. Yo no sigo de cerca la política española, pero con poco esfuerzo sé en seguida qué ha pasado gracias a unos cuantos periodistas locales en twitter. Lo mismo ocurre en otros países. Twitter no es solo fuente de información, también de ambiente.

Una gran agenda de contactos y consultas. Twitter permite llegar a fuentes nuevas y no solo usar lo que publican en twitter, sino contactar y hablar con ellos. He visto en twitter a varios periodistas que tratan de llegar a activistas por twitter. Un buen ejemplo es quizá este de Leila Fadel, corresponsal del Washington Post en Cairo: “Trato de cubrir Siria desde fuera del país. Por favor contacta conmigo con relatos de testimonios en Siria en leilafadel@gmail.com”. Antes Fadel había ido a Siria y antes de que la expulsaran, intentó algo parecido.

A final de mes, yo voy a Siria. Twitter me servirá para contactar con gente (aunque soy más discreto que Fadel). Si fuera a Jordania, Líbano o Egipto, ocurriría lo mismo.

Twitter es solo una fuente más. El teléfono o el contacto personal pueden ser mejores y complementos necesarios. Pero la extensión y variedad de fuentes que supone twitter no pueden despreciarse.


Un medio particular

Twitter no sirve solo a los periodistas para recopilar información. También para difundirla; ya conté algo aquí. Su uso es parecido al del live-blogging o a las retransmisiones deportivas escritas. Pero tiene alguna ventaja:

Twitter tiene un poco del resto de medios. En twitter, primero, pueden verse imágenes como en la tele gracias a los links. Segundo, es al menos igual de inmediato que la radio. Tercero, puede dar una visión del mundo completa como un periódico.

Además, respecto a la tele y la radio, la ventaja de twitter es que su información es recuperable: en cualquier momento del día se pueden repasar tuits anteriores. Respecto a la prensa tiene la ventaja de que nuestro menú diario lo forma el lector según sus intereses. En twitter, me entero de lo que a mí me interesa -qué pasa en algunas partes del mundo- mejor que en otro medio.

La conversación es buena para todos. Esta es la ventaja que hace especial a twitter. Para los periodistas, los seguidores son otra fuente de información. Yo, por ejemplo, sé que me siguen soldados y fuentes directas en algún país; pueden confirmar o desmentir. Sus aportaciones suman. O este tuit con la matrícula de un Mercedes que bloqueaba a una ambulancia en Yemen. Debe comprobarse sobre el terreno, pero para los periodistas que están en Sanaa, Yemen, puede ser un dato extraordinario. Las locuciones deportivas del twitter de Ramón Trecet son más valiosas gracias a la información que le envían sus seguidores y que él retuitea. Hay que saber aprovecharlo.

Para los seguidores, twitter ofrece la ventaja de poder hacer consultas o resolver dudas. Aunque procuro, no siempre se sabe o se encuentra el tiempo, pero es mucho más ágil que cualquier otro medio. También sus opiniones sirven para formar comunidad.


También tiene problemas

El periodismo tiene dos grandes adversarios: la opinión y las mentiras.

El comentario facilón. Twitter se presta a comentar las noticias. En periodismo deportivo quizá sea necesario, pero en política es inútil y perjudicial. Es un uso de twitter lógico y legítimo, pero no es periodismo.

Los rumores corren. Yo procuro estar muy seguro de lo que pongo, más porque casi nunca lo veo. No me fío de una sola fuente a no ser que esté contrastada. Aún así, es muy fácil colar detalles. Esto, de hoy, por ejemplo: “Muere el chico israelí herido por un misil palestino que alcanzó un microbús lleno de estudiantes”. Lo primero es verdad, pero en el bus iban solo el conductor y el estudiante que acaba de morir. Cada día, montones de veces, doy con descuidos similares. Los ciudadanos o instituciones pueden hacerlos porque favorecen sus intereses. Los periodistas estamos para reducir esos rumores.

Las cuentas buenas son difíciles. Un problema de twitter es que dar con cuentas buenas no es simple. Hay que estar encima y un ciudadano no tiene por qué hacerlo. Es difícil de solucionar.

El estilo es importante. Para acabar, yo que me dedico en parte a estos asuntos, quiero mencionar la importancia del estilo y claridad en los tuits: son mejores sin abreviaturas, sin siglas, sin recortes. Yo los prefiero también sin enlaces: un tuit es más un teletipo único que un titular, con su texto debajo. Si hay links, que den valor de verdad.

¿Twitter cambiará el mundo del periodismo? No. Pero es otro modo de recoger y dar información. Los periodistas no estamos hoy en un momento para desaprovechar ninguna de las dos cosas.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 4 comentarios

Comentarios

  • 17.04.2011 plazaeme

    Primero gracias, porque seguirte en twitter resulta extraordinariamente útil. ¡Gran trabajo!

    Me convence lo que pones, menos dos cosas:

    1- No sé si Twitter cambiará el mundo del periodismo desde el punto de vista del periodista, pero desde el punto de vista del consumidor ya lo ha cambiado.

    2 – Estás limitando el periodismo a la información, excluyendo la opinión.Twitter, usando enlaces, es un complemento formidable a bloglandia. Entre ambos, hacen del periodismo de opinión una herramienta con la sutileza de la Edad de Piedra.

    Y otro aspecto que no mencionas. Es ajeno a Twitter, aunque también es complementado por la red social. Y es otro cambio en el periodismo. La información especializada. Por ejemplo, científica. Hoy ya, la buena información científica no circula a través del periodismo. No hace falta su intermediación, y en muchos casos se ve con claridad cómo la prensa en general está reflejando un mundo perfectamente irreal. Por citar dos casos: accidente de Fukushima y cambio climático.

    Repito gracias. Resumiré y enlazaré tu post.

  • 17.04.2011 Jordi Pérez Colomé

    Gracias por el comentario y lo que dices.

    1. Desde luego. Mi experiencia como consumidor ha cambiado mucho. Pero, en proporción, aún hay pocos “consumidores” de periodismo en twitter. Queda para ver qué ocurre si algo como twitter un día es general.

    2. El periodismo es información. La opinión está en los periódicos, en las tertulias y en los blogs -y está bien y útil para el lector-, pero no es periodismo.

    3. Cuando digo que cada cual se monta su periódico en twitter, me refiero a la especialización. Mi twitter es sobre todo internacional, con otras cositas. A quien le guste la ciencia o los deportes, será de ese tema.

  • 18.04.2011 Santisaiz

    Enhorabuena por este post, didactico al abordar las posibilidades de Twitter, pero sincero al hablar de sus limitaciones. Muy util, de verdad.

  • 07.06.2011 Angelo

    Este sustancioso escrito, es bastante útil y necesario, para quienes como yo se intentan adentrar al nuevo mundo de los medios sociales, es Tiwtter y los blogs, mi primer paso.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia