ObamaWORLD

viernes 29 de abril de 2011

Damasco espera otro viernes clave

Actualización al final

Cuando salí de España el miércoles, parecía que Siria ardía. Aquí he visto que, por ahora, arde solo una parte. Hoy viernes es el gran día para ver si la presión contra el régimen crece o la represión ha conseguido asustarla. Las embajadas, por ejemplo, creen que va a ir a más. Han recomendado a los extranjeros que se vayan cuanto antes.

Pero no todos se van y la mayoría de sirios en la capital sigue con su vida habitual. Me he encontrado un Damasco más tranquilo de lo esperado. La tensión no se siente en la calle. La vida cotidiana parece normal, como se ve en esta foto de la calle al-Jabri.

También en esta imagen de la plaza al-Azmeh.

Todos saben sin embargo que algo serio ocurre: el ejército está en Deraa y en Duma, que a Homs no se puede ir, que la frontera jordana está cerrada y que hoy, “viernes de la ira” es mejor quedarse en casa porque puede ocurrir cualquier cosa en cualquier lugar (a esta hora, 11.40h, todo sigue tranquilo en el centro).

Las únicas dos señales que he visto de la revuelta siria en un día en Damasco han sido, primero, dos policías de paisano con la mano en la empuñadura de sus metralletas en una esquina, al lado de tres coches de policía. Segundo, en la ciudad vieja, el susurro de un vendedor de shawarmas del célebre cántico de estas revueltas árabes: “El pueblo quiere derrocar el gobierno”. Al rato pasaron por allí dos hombres con pinta de matones, quizá dos miembros de la célebre secreta: grandotes, de negro, con cazadora de piel, gafas de sol. El que cantaba los miró y me levantó las cejas.

La mezquita Omeya es el monumento más importante de Damasco. Allí he hablado con un grupo de turistas italianos que llevaban 10 días en Siria. Han viajado por el norte en su autocar y no han visto nada extraño. Desde casa, sus familias les llaman deseseperados, pero ellos están tranquilos. La mezquita fue uno de los primeros lugares donde hubo protestas (se puede buscar en youtube; estoy en un internet cafe con el salvapantallas lleno de fotos del presidente y su padre, prefiero ir con cuidado). Ayer estuve en ese mismo lugar:

Hace varios semanas que no hay protestas ahí porque el gobierno ha decidido que los viernes se hacen “trabajos de restauración”. Está por tanto cerrada en el momento de las oraciones.

He hablado también con una pareja de australianos que el miércoles querían ir de Líbano a Hama, en el centro del país. Tenían que pasar por Homs, pero ningún taxi les quiso acercar. Al final optaron por ir a Damasco. Los australianos son los únicos que me han contado de alguien que ha vivido una manifestación en directo en Damasco (los sirios con quienes he hablado me han dicho solo que habían visto “algo”, sin detalles).

Según los australianos, una estudiante se encontró en una manifestación que se formó rápido, se refugió en seguida en un edificio y un tiro de las fuerzas de seguridad le pasó cerca. Es imposible de comprobar. Aunque los australianos pueden ser poco fiables. Me decían que el miércoles noche oyeron lo que podía ser una manifestación “alegre”: “Se oían gritos de alegría y lamentos”. Eran gritos por el Madrid-Barça en un bar. Cuando se lo he hecho notar, la mujer le ha dicho al hombre: “Ya te dije que era un partido”.

*

Hay dos tipos de versiones sobre qué ocurrirá hoy. Hay quien dice que la violencia está concentrada en pocos lugares y que no se va a extender mucho más. Así que habrá las típicas protestas rápidas en Damasco y nada más. Otros creen que es solo cuestión de tiempo que el país estalle. Es difícil sin embargo imaginar cómo lo conseguirán: solo hay un bando armado y dispuesto a matar. Hay que ser muy valiente para salir a la calle. Un joven sirio me decía que conocía a alguien dispuesto a ir hoy a las protestas. “Quién”, le he preguntado: “Un amigo de un amigo de un amigo”, me ha dicho.

Si el régimen mantiene la represión, los manifestantes solo pueden arriesgar la vida para mantener la presión y confiar en que algunas divisiones del ejército deserten y les defiendan. La oposición dice que ya empieza a ocurrir en Deraa. Al Jazeera y el New York Times le dan credibilidad a esas informaciones.

Hay una segunda opción, cada vez más difícil: que la presión internacional haga frenar al gobierno. Turquía, atenta a las consecuencias que puede tener un conflicto sirio en su país, ha mandado esta semana un enviado para hablar con el presidente Bashar Asad. Estados Unidos y los países europeos trabajan también en posibles sanciones. Hoy se verá si la tendencia es seguir matando o permitir algunas manifestaciones.

Todas las opciones que he oído confían en cierto modo en que el régimen de Asad siga, con reformas o sin. Solo llevo aquí un día, y por ahora no he encontrado aún a nadie que quiera abiertamente el final inmediato del régimen. La versiَn más directa me la ha dado un joven: “Yo quiero libertad, pero no que nos matemos todos para conseguirla”. Decía que elecciones libres “sería otro de los puntos”.

Pero según este joven, tanto la tele siria como las internacionales mienten. La tele estatal por esconder lo que ocurre y las extranjeras por exagerarlo -también Al Jazeera. También teme manos negras: “Me da miedo que alguien fomente la revuelta para hacerse con el control de Siria, que es un país estratégico: Estados Unidos, Irán”. Es un argumento muy parecido a la propaganda del gobierno. Le he preguntado si las revueltas no son también por motivos económicos. Me ha dicho que sí: “La mayoría de manifestantes son pobres”.

Por ahora pues sigue el misterio. Hoy, como otros viernes, puede despejar dudas.

*

Actualización sábado 11h. La revuelta siria sigue viva. El viernes de la semana pasada fue el más violento, con 112 civiles muertos. Días después, el lunes, el ejército entraba en Deraa, el foco de las protestas. Ayer, viernes de nuevo, debía verse cómo respondían los manifestantes a la amenaza de violencia. Salieron de nuevo a la calle y las fuerzas de seguridad les dispararon. Pero murió menos gente que la semana pasada; la última cuenta de un grupo de derechos humanos anoche era 48. Según me han dicho dos personas aquí, pudo influir el voto que ayer debía hacer el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre Siria. Al final votaron a favor de condenar al país e iniciar una investigación sobre los alrededor de quinientos civiles muertos.

Una gran duda ayer era si finalmente las protestas llegarían a Damasco con fuerza. No ocurrió. Hubo una manifestación en el barrio de Al Midan, después de la oración principal, al mediodía. El régimen la reprimió con palos y gas lacrimógeno. Según el New York Times, hubo un herido. Por la noche hablé con un sirio que confirmó que había oído desde su casa los gritos de la manifestación de Al Midan, sin tiros.

Yo di ayer una vuelta por la ciudad. Había algunos policías delante de todas las mezquitas que encontré. Solo en dos vi algo raro. En la mezquita Omeya, la más importante de la ciudad, en el barrio antiguo, había un grupo de hombres con palos caseros. Enfrente había otra reunión de hombres que hablaban en corro, pero no gritaban. Había cierta tensión, pero ningún enfrentamiento. A un lado había un hombre con una mascarilla de cirujano y un rifle. En otra mezquita fuera de la ciudad vieja había al menos media docena de coches de policía. Allí, la noche anterior, vi dos tipos de paisano con metralletas empuñadas.

No fue un viernes decisivo para ninguno de los dos bandos, pero demostró que la revuelta siria no acabará mañana. La solidaridad con la ciudad asediada de Deraa se ha convertido ya en un símbolo de la revuelta, que la alimenta. El hombre sirio con el que hablé no se atrevía por ahora a ir a las manifestaciones. Pero se había dejado barba: “Es mi modo privado de decir que no estoy contento, que mientras Deraa sufra yo no puedo afeitarme y ponerme guapo”. Es innegable que algo pasa en Siria. Las protestas seguirán el próximo viernes, si nada cambia antes. Esta madrugada, según Al Jazeera, el ejército bombardeaba de nuevo Deraa.

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 30.04.2011 Crispal

    Ánimo, Jordi, y mucho cuidado. Saludos.

  • 30.04.2011 Raquel Rodríguez

    Cuanto más te leo, más me gusta tu trabajo.Desde Libya alhura España y grupos de apoyo a Siria muchas gracias por tenernos informados.

  • 09.07.2011 Pagryal

    Buena y única información creible. ¡Gracias¡¡

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29