ObamaWORLD

Domingo 1 de mayo de 2011

Qué información sale de Siria

El viernes hubo al final 72 muertos en Siria, según grupos de derechos humanos. Un periódico italiano, La Repubblica, titulaba: “Viernes sangriento en Siria”. Lo sé porque una amiga italiana me envió ayer un mensaje de móvil. Estaba preocupada. Le dije que yo estaba en Damasco y que las matanzas eran por ahora en otras ciudades, que además están cerradas.

Ya dije ayer que no toda Siria ardía. En otro post -cuando haya visto más- hablaré del porqué de las diferencias en el país y de las consecuencias que puede tener. Ahora quiero hablar de cómo se informa de lo que ocurre en Siria.

El titular de Repubblica es verdad: el viernes murieron docenas de civiles en varias ciudades en protestas que reunieron a miles de sirios. Pero en Siria hay 20 millones de personas y muchas ciudades donde no pasó nada. Los titulares y las noticias no pueden hacer esas distinciones. Pero las hay. El titular es justo: la noticia está en las muertes, pero en toda guerra y revolución hay lugares donde la vida sigue. Aunque eso no es noticia, hay que tener también eso en cuenta.

El mejor ejemplo de esta diferencia son los extranjeros que viven en Damasco. Estos días me he encontrado con varios que deben decidir si dejan o no el país estos días. Unas chicas alemanas, como muchos otros, se fueron porque su embajada se lo pidió. Unos cuantos italianos, españoles y sudamericanos siguen a ver qué pasa. Las noticias que llegan a sus familias les preocupan, aunque aquí los problemas parezcan menos importantes o inmediatos. Aunque por mucho que la situación sea hoy de calma, hay algo obvio: cualquier día todo puede cambiar y nadie podrá salir de Damasco. Pero por ahora, no. (Un elemento para la tranquilidad de todos, la mía también, es que la frontera con el Líbano está muy cerca de la ciudad; por ahí se podría escapar.)

*

Los titulares generales de los periódicos esconden otro problema. Apenas hay periodistas de medios extranjeros en Siria. Solo he visto informaciones hechas desde aquí en Al Jazeera, Reuters y Guardian (con seudónimo). El New York Times firma sus crónicas desde Beirut, Líbano, pero tiene algún periodista local en Damasco que les reúne información. Todos los medios se nutren sobre todo de una fuente esencial: los activistas o residentes en las ciudades en conflicto.

Anoche Al Jazeera dijo que el régimen sirio había detenido a 11 mujeres que estaban en una protesta silenciosa en el barrio de Salihiya. En total la manifestación era de unas cincuenta mujeres. Yo ayer, por casualidad, paseé un buen rato por ese barrio. No solo no vi nada: la gente compraba en el mercado y se movía como si nada ocurriera. Sin aviso previo, es imposible encontrarse con una mini protesta en una ciudad de millones. La fuente de la información de la corresponsal de Al Jazeera eran activistas. Ella no lo había visto en persona.

Otros medios internacionales retomaron esta noticia. También dieron la presunta detención de dos activistas democráticos de más de 80 años, uno en Damasco y el otro en Alepo. Lo más probable es que todo esto sea cierto, pero ningún medio puede confirmarlo.

Así de cara es la información hoy en Siria. Un buen ejemplo es la crónica de los hechos del viernes del New York Times, de unos quince párrafos. Al pie del texto publica todos los que han participado en la información: “Han contribuido Hwaida Saad desde Beirut, Líbano; Matthew Saltmarsh desde Ginebra; Ranya Kadri dede la frontera sirio-jordana, y empleados del New York Times en Damasco, Siria, y Beirut”. A pesar del trabajo de este grupo de periodistas, la información de verdad en Deraa la dan residentes y activistas.

Sé cómo están de preocupados los medios para saber mejor qué pasa en Siria porque desde que estoy aquí tres teles se han puesto en contacto conmigo por si podía conseguir imágenes que fueran seguro reales. Pero no puedo. Menos con un visado de turista. Solo podría grabar imágenes de una Damasco más o menos tranquila -como las dos vistas generales de las fotos- y preguntar a sirios que, ante la cámara, solo dirían que el presidente Asad tiene todo su apoyo.

Esta es la plaza Umawiyeen, cerca del palacio presidencial:

Tomar fotos y grabar es, además, más sospechoso que pasear y mirar. Un turista noruego me contaba el viernes que cuando hacía fotos a una iglesia en Damasco, seis hombres vestidos de paisano se le acercaron y le hicieron enseñar qué tipo de fotos tenía. Antes de venir aquí, un sirio-español me dijo que habían detenido a un extranjero por grabar una pelea en su móvil en la calle. El régimen no quiere pruebas.

Los activistas tienen más a favor. Los periodistas, como es lógico, confían más en su versión que en la del régimen, que dice que en Deraa trata de evitar la creación de un emirato islámico (Libia tiene más éxito con la propaganda: sin poder confirmar si es verdad o no, algunos grandes medios han dado hoy la muerte de un hijo de Gadafi por un bombardeo de la OTAN como cierta). Pero los activistas tienen también el problema de cómo mantener la atención del mundo por unos hechos que se repiten. La actualidad cambia demasiado rápido. Después de Túnez, Egipto y Libia, los casos de Yemen y Bahráin demuestran que no todas las revoluciones son rápidas y simples. Siria no lo será y la atención del mundo para que presionen a sus gobiernos es necesaria.

Quería en suma destacar aquí dos cosas: primero, los titulares de los periódicos describen una parte -la más importante- de lo que ocurre, pero no todo acaba ahí. Segundo, las fuentes de la información en Siria son muy limitadas; el gobierno no permite más. La mayoría de periodistas hacen lo que pueden para comprobar qué es cierto, aunque no siempre es posible. Yo aquí procuro contar estos días lo que queda detrás del foco, la vida cotidiana de los sirios, que no suele ser noticia.

Etiquetas: , ,

Comentarios 8 comentarios

Comentarios

  • 01.05.2011 Lara Aparicio

    La sensación que tenemos aquí de lo que llega y cómo llega la acabas de confirmar. Con las ciudades de la oposición completamente cerradas ningún periodista puede informar rotundamente basándose en testimonios telefónicos o e-mails, sobre todo, porque es imposible confirmar las imágenes al cien por cien. Y en Damasco, de toda la gente con la que estás hablando, ¿te da la sensación de que detrás de las muestras de respeto al régimen de Al-Assad puede haber un incipiente sentimiento de oposición?

  • 01.05.2011 Gaze

    Hacer un “freelance” periodístico de lugares donde todo se hace sospechoso es arriesgado, a menos que uno sea miembro de alguna organización de los DDHH o un ONGS que haya metido el nombre de uno en la embajada de origen por si se desaparece (como en Libia)….

    Simplemente, Al-Assad esta matando y no quiere que otros vean lo que hace con sus homínidos mientras los degüella como gallinas detrás de la cortina. Assad sabe que su fin le llegó como monarca y el dialogo y sus promesas de reforma no sirven para amansar la masa de esas ciudades donde se rebelan a costa de la propia vida…

    Todo saldrá a la luz solo cuando la presión internacional sea fuerte, y aquí hablo de las tres damiselas: Hillary Clinton, Samantha Power y Susan Rice habrán la boca para sacar a Obama de su bucolismo social en referencia a Siria… pero eso sí, si esta revolución árabe toque con su varita mágica la Arabia Saudita y el galón de gasolina se vaya de $7-8 dólares la revolución será aquí en los EEUU… You’re fired…! Le dirá Mr. Trump y la misma GOP a Mr Obama…. (¿Será verdad que los sueños se hacen realidad?) (:=

    Suerte y buen trabajo con esas fotos panorámicas…

    http://www.einnews.com/syria/newsfeed-syria-crime

    http://www.nytimes.com/2011/05/01/world/asia/....=1&hp

  • 02.05.2011 Narmer

    Tanta escrupulosidad por conocer los hechos y obtener las pruebas de lo que sucede en Siria es loable. Lo que no entiendo es que no existiera la misma meticulosidad sobre lo que pasaba en Libia. ¿Por qué tanta diferencia? ¿Porque a Obama le interesa la guerra en un sitio y no en el otro? ¿A qué nos dedicamos? ¿A buscar excusas para que Obama «tenga razón» en sus decisiones?

    Estoy empezando a sentirme decepcionado.

    Tres meses de guerra en Libia y aún no he visto las pruebas de matanzas gadafistas (aunque no dejo de ver cadáveres en las calles de ciudades sirias, o videos escalofriantes de lo que, supuestamente, hacen los democráticos rebeldes libios con los prisioneros). Tampoco veo el más mínimo síntoma de que los rebeldes sean demócratas o algo parecido. Ayer vi en CNN cómo en Bengasi un buen montón de esta gentuza tan «amiga» nuestra celebraba estentóreamente, a bocinazos y con tiros al aire, la supuesta muerte de un hijo de Gadafi (que, al parecer, no estaba metido en política) y de tres de sus nietos (niños). ¡Menudo alegrón!

    Y Cameron diciendo que era para salvar a la población civil. Ya.

    La cosa es tan obscena que la frase «salvar a la población civil» se ha convertido en sinónimo de «bombardear». Pronto las noticias serán «Ayer voló por los aires la residencia del cuñado del hijo del primo de Gadafi mediante un salvamento de población civil nocturno». No es broma: el otro día los rebeldes se quejaban de que la OTAN «salvaba» poco, que tenía que «salvar» más y que ellos mismos les iban a decir donde «salvar» con más contundencia. ¡A mandar!

    Vale. Dejemos aparte nuestros intereses estratégicos: Gadafi es un h.d.p. que merece morir como un perro, igual que ha muerto ese otro gran h.d.p. que era Bin Laden. Pero eso no es razón para aceptar las mentiras de nuestros gobiernos. Si quieren matar a Gadafi, que lo digan, que razones las hay. Si no pueden por no se qué leyes internacionales, que no lo hagan. Y si lo van a hacer pese a todo, que nos digan que se pasan por la entrepierna la ONU, esas estúpidas leyes internacionales y la madre que las parió. En eso consiste la democracia: en saber la verdad de lo que hace un gobierno para poder juzgar en las elecciones. Pero no: ya hemos aceptado que nos puedan mentir descaradamente y que pueden hacerlo para matar (o no, según les convenga) a diestro y siniestro con nuestro dinero. Estamos en manos de criminales sinvergüenzas y nos da igual.

    Sumemos a todo esto a manos de quién ha ido a parar, en esta crisis económica, ingentes cantidades de dinero público (el mío y el vuestro, no olvidemos que es nuestro porque nosotros lo ganamos) sin ninguna transparencia, y ya podemos ir diciendo todos juntos:

    Adiós democracia, adiós. Fue bonito mientras duró.

  • 02.05.2011 Gaze

    Na’ que ver con el tema de Jordi… pero hoy día existe un motivo moralmente-celebratorio para los EEUU: Osama Bin Laden, el apóstol antiamericano (y del Oeste) se ha ido sin saber lo que le pegó. La emoción es clara por aquí, aunque sabemos que la lucha continuará

    Obama no me dejó dormir anoche: “yo di la orden de matarlo”, dijo….

  • 02.05.2011 Narmer

    Aquí nuestro presidente de gobierno no asoma la cabeza, pero su segundo, el Sr. Rubalcaba, ha felicitado afectuosamente (y merecidamente, añado yo) a Obama por el éxito en el noble arte del asesinato selectivo (arte, por cierto, ampliamente despreciado por aquí si el que lo «ejecuta» es judío… cosas de la «civilizada» Europa). Al ver a Rubalcaba me he llevado una gran alegría: ¡ahora nosotros iremos a por Josu Ternera y compañía!

    Mmmm… ahora que lo pienso mejor, me parece que me he dejado llevar por el entusiasmo. Y, como de costumbre, me hago la misma pregunta de siempre: ¿dónde está la diferencia?

    O para volver al tema: ¿dónde está la diferencia entre Libia y Siria?

  • 02.05.2011 Narmer

    Un amigo me ha pedido que ponga enlaces con las supuestas perrerias de nuestros amigos los democráticos-de-toda-la-vida rebeldes libios. Aquí va uno, y “tirando del hilo” en Youtube salen muchos más:

    http://www.youtube.com/watch?v=4LjoSTEMjh0

  • 02.05.2011 Gaze

    Journey to the paradise of seven-virgins… (Osama’s deed has been paid)

    Tal vez Jordi desde Damascos podría contarnos de primera mano como se ve la cosa de Osama por allá….

    Pues, por aquí se espera que esta movida osamiana suba el gallup de Obama a las nubes (aun con el 9% de desempleos se duda un poco) y es que se le veía bastante deprimido últimamente, aunque juega golf todos los días….

    Luego, coincidentemente, un par de horas más tarde después de la noticia de Osama, nuestro presi honora a un par de militares veteranos ya muertos con la medalla más alta que un militar puede recibir, claro uno tenia que ser de Hawai a lo que el presi se animó a tirar un par de palabras en ese idioma tan colorido.

    Me parece que esto le cayó al pres como “pan a la boca”, aunque la nación ya sabe que Obama esta trabajando para su campaña presidencial del 2016 y mientras la economía no se afirme tiene que usar todo tipo de artificios plásticos para justificar su repetida de plato.

    Hacer conciencia nacional con el trauma del S/11 en este país no cuesta nada. Tampoco cuesta lavar cerebros con imágenes dosificantes y sobre todo con eso de “unidad nacional” que le salió tan lindo de su boca; pues, le viene de perilla sobre todo cuando el congreso y senado se están peleando por el asunto del “budget”….

    Además el fatídico Trump, tan vapuleado por el sector opositor, se le viene descolgando al presi fuerte, y como sabemos que aquí en este país la aversión por el epicureanismo-pagano y delirios hollywoodnesques se lleva la delantera sobre la realidad, no me sorprendería que las Casa Blanca se transforme en un futuro no muy lejano en un “las Vegas de Donald Trump”. (Piensen en que sin un Arnold, levantador de pesas y cineasta alemán se queda como gobernador de California y también un luchador, Jesse Ventura se queda en Minnesota, y Reagan como presi, que no queden dudas entonces sobre la posibilidad de un bufonesco Trump en el Óvalo).

    Todo esto que presenciamos hoy es un carnaval-esperpéntico para la política nacional y abierto a todo tipo de discursos ideológicos; también es un hacer historia como queda demostrado con la “celebración moral” del S/11 de los cientos de americanos que celebraron la partida del maléfico osama.

    Bien por el pago que osama paga, en realidad un plomo en la cabeza es poca cosa, se le debió colgar como se hizo con Sadam Hussein en publico. Y como dice el refrán en inglés: “What Goes around Comes around”… Osama’s deed has been paid, now let’s move on….!!

  • 10.02.2012 Gabi

    No me creo nada de las noticias que nos cuentan tanto en tv como en periódicos, desinformación y manipulación. Quiénes son los activistas? Mercenarios financiados por la gentuza que dirige este mundo. Ellos son los verdaderos terroristas. Después de Siria, Irán. Lo pasado en Irak y Libia no es más que un engaño, una mentira.

TRACKBACKS

http://www.obamaworld.es/comprar-kamagra-por-internet.html http://www.obamaworld.es/comprar-priligy-barato.html http://www.obamaworld.es/comprar-propecia-sin-receta.html