ObamaWORLD

jueves 26 de mayo de 2011

Israel tiene que decidirse y se le acaba el tiempo

Obama dio el pasado jueves un discurso sobre la primavera árabe en Washington. Dijo varias cosas, pero solo una se discute aún hoy: su propuesta para unas nuevas negociaciones de paz entre israelíes y palestinos. En su rueda de prensa con David Cameron ayer en Londres, Obama repitió varias veces su visión para ese proceso. El presidente americano cree que la base debe ser resolver las fronteras para los palestinos y la seguridad para los israelíes. El mejor modo de hacerlo, según Obama, es una gran cesión por cada parte: volver a las fronteras de antes de la guerra de 1967 -con los retoques que se acuerden- a cambio de que el nuevo estado palestino sea no militarizado.

A principios de 1967, la distancia desde algunas zonas de los límites de Palestina y el mar era unos 10 kilómetros. Israel era ahí muy delgado. En mayo de 1967, Egipto, Siria y Jordania reunieron tropas en sus fronteras con Israel. Como decía un periódico egipcio de la época, el objetivo jordano era partir Israel en dos en su franja más fina. Por eso, y por lo fácil que sería alcanzar las ciudades de la costa con cohetes y misiles desde Cisjordania, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dice ahora que aquellas fronteras son “indefendibles”.

En 1967, el ejército israelí no esperó y lanzó un ataque aéreo preventivo que destruyó toda la aviación egipcia en tierra. En seis días, Israel capturó Jerusalén y toda Cisjordania, Gaza, los altos del Golán sirios y la península del Sinaí, que devolvió a Egipto tras su acuerdo de paz en 1979. El resto de territorios sigue en manos de Israel.

En su visita de varios días a Estados Unidos, Netanyahu ha dicho que quiere la paz y que será “generoso” con la tierra que dé al nuevo estado palestino; aunque no dio detalles. Pero no concedió nada más: las fronteras no serían las de 1967; Jerusalén y los asentamientos seguirían en Israel; los descendientes de los refugiados palestinos de 1948 volverían si quieren a Palestina, pero nunca a Israel, y mantendría su ejército en la frontera que separaría Palestina de Jordania para controlar qué entra.

Netanyahu está solo dispuesto a hacer cesiones solo con algunos intercambios de tierra que no pongan en peligro la seguridad de Israel. Los palestinos ya han dicho que no es suficiente para empezar una negociación de paz. Es su problema, pueden pensar los israelíes. Israel domina la situación. La situación actual no es mala para Israel, pero los palestinos no van a quedarse de brazos cruzados. Tienen dos caminos paralelos.

Primero, el gobierno palestino ha puesto una fecha límite: septiembre. Si entonces no hay proceso de paz serio con Israel, llevarán su declaración unilateral de independencia con las fronteras de 1967 a Naciones Unidas. El gesto no conseguirá nada concreto -Estados Unidos lo bloqueará en el Consejo de Seguridad-, pero subirá la presión contra la ocupación israelí.

Segundo, hace meses que jóvenes palestinos se organizan para montar una resistencia no violenta contra Israel. Las imágenes semanales de soldados contra manifestantes pacíficos serían difíciles de defender en Estados Unidos. Así ha ocurrido en otros países del mundo árabe; podría pasar lo mismo si los palestinos deciden llevar sus reivindicaciones a la calle de forma pacífica.

Estas dos no son las únicas amenazas para Israel, que podría sortearlas: por un lado, despreciar las opiniones de la ONU y, por otro, provocar o esperar que los jóvenes palestinos usen la violencia y así tener excusa para la represión. No sería fácil, pero podría ocurrir.

El problema es que Israel vive a largo plazo con una amenaza mayor. Si la ocupación y los asentamientos en Cisjordania siguen, la separación de los dos estados se hará imposible. Si así fuera, la única opción para los árabes que viven allí sería convertirse en ciudadanos de Israel, como el millón que ya hay ahora (en 1978 a un joven Netanyahu esto no le parecía mal: minuto 3.40 del vídeo). Si eso ocurriera y los palestinos tuvieran todos los derechos, sería la desaparición del estado judío de Israel. Los árabes serían mayoría. La opción de mantenerlos, como hasta ahora en Cisjordania, como ciudadanos de segunda, sería equiparar Israel a la Sudáfrica del apartheid. Estados Unidos no podría defenderlo igual que ahora.

Las únicas dos salidas a largo plazo son evidentes: o dos estados viven en paz uno al lado del otro, o Israel se convertirá en un solo estado con una mayoría de población árabe. La segunda es impensable e inevitable. Si solo la primera es posible para Israel, debería darle más alternativas a la paz. La propuesta de Obama puede ser indefendible para Netanyahu -aunque no para todos los israelíes- pero Israel debe pensar ya tomar decisiones para prever su situación a largo plazo. No es fácil, pero debe ser posible.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 26.05.2011 Pedro

    Jordi

    En una línea similar argumentaba yo en un post tuyo del pasado mes de enero (“Por qué el acuerdo entre Israel y Palestina es casi imposible”).

    Y es que pensaba, y sigo haciéndolo, que Israel confía demasiado en el statu quo de alianzas de la zona, siempre con EE.UU de su lado incondicionalmente. A veces (demócrata en la Casa Blanca) aparentan ser un poco más crítico, pero sin ir más allá de guardar cierto aseo en las apariencias, y marcar cierta diferencia con los republicanos a ojos de parte de su electorado.

    Las relaciones de fuerza en el mundo cambian rápido y a un ritmo creciente: puede que en otros 10 años veamos estados democráticos en la zona, o que la influencia china en la zona sea más relevante, o que la crisis energética cambie la visión de EE.UU. al respecto …

    Sí, todas son posibilidades, algunas poco probables. Pero hace poco eran inimaginables y hoy ya se hablan de ellas. Parte fundamental de una negociación es el cálculo de los riesgos y evitar a toda costa los que son inasumibles.

    Israel tiene tres opciones: cerrar un acuerdo “final” ahora, hacerlo dentro de unos años o convertirse poco a poco en otra Sudáfrica, con al agravante de vivir en un estado de tensión prebélico constante.

    Yo creo que es evidente cuál es la mejor. Ahora puede intentar cerrar un acuerdo con garantías militares, pero dentro de unos años, ¿quién sabe? Lo que me pregunto es si la mayoría del población isaraelí. que a buen seguro abominaría de un regimen de apartheid, estaría dispuesta a dejarse arrastrar a esa situaciòn por una minoría radical que no contempla el acuerdo como opción.

    En algunas negociaciones se da la paradójica circunstancia de que la parte con más poder puede acabar siendo perjudicada. Al tener tanta superioridad, cualquier cesión le parece evitable, de modo que al final hace imposible todo acuerdo. Y puede que se vea obligada a negociar más adelante desde una posición ya no tan ventajosa.

    Como siemprre, encantado de leer tu blog y de seguir tus twits

  • 28.05.2011 Jesus

    Sin duda lo mas importante es que el criterio de Netanyahu no representan — como nos dice el articulo citado por Jordi — al de la mayoria de los israelies y una mayoria de estos coincide en que la opcion planteada por Obama es una opcion viable y posiblemente la unica que realmente garantice el futuro del Israel democratico que hoy conocemos.

  • 16.08.2016 Jose Carlos Hidalgo Romero.

    Estupendos análisis sobre el tema. Comparto este post con vosotros:

    http://horizontesperdidos.com/se-acaba-el-tiempo-para-israel/

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29