ObamaWORLD

domingo 5 de junio de 2011

El presidente de Yemen es el tercero que se va

Actualización al final

El presidente de Yemen, Alí Abdulá Saleh, ha llegado esta madrugada a un hospital militar de Riad, Arabia Saudí, para recibir tratamiento médico. Las informaciones sobre su estado son contradictorias. Según fuentes de la CNN, está peor de lo que se preveía. Según Reuters, ha salido del avión por su propio pie. Hoy se sabrán más cosas; actualizaré este post.

El modo en que se ha dado el final de la presidencia de Saleh en Yemen no se parece al del tunecino Ben Ali ni al egipcio Mubarak. Pero el hecho no cambia: Saleh es el tercer presidente que debe abandonar su cargo por las revueltas árabes. Las manifestaciones pacíficas no han llevado a Saleh al límite, pero sin las protestas este día no habría llegado. ¿Qué ha pasado?

Desde hacía diez días las manifestaciones pacíficas en Yemen habían quedado en un segundo plano. Las provocaciones del presidente Saleh hicieron que el principal jefe tribal -de la familia Ahmar- se defendiera con armas del régimen. En el último post conté los detalles.

Tras días de enfrentamientos armados en Sanaa, la capital, el viernes, a la hora del rezo, alguien bombardeó la mezquita presidencial. El presidente Saleh y buena parte del gobierno estaban ahí. Los detalles son escasos, pero parece que murieron cuatro personas y once fueron heridas, entre ellos el presidente y otros miembros del gobierno. Así quedó la mezquita:

El bombardeo debía tener dos condiciones: información privilegiada y armas de precisión para acertar un objetivo concreto. Nadie ha reivindicado el ataque. Un portavoz de la familia Ahmar ha negado que fueran ellos. La especulación lleva hacia el general Ali Muhsin, que desertó con su división en marzo. Aparte de armas precisas, Ali Muhsin habría necesitado detalles exactos sobre el paradero de Saleh que solo alguien del régimen podría haber ofrecido. Las sospechas recaen en algún miembro o bando del ejército que hubiera creído que el mejor modo de terminar con los problemas y la escalada en Yemen era liquidar al presidente. Si fue así, lo consiguieron a medias.

Al rato se supo que el presidente Saleh estaba herido, con unos “rasguños” dijo el viceministro de Información. El viernes por la noche la tele yemení emitió un discurso sin imagen de Saleh. Culpaba a las “bandas armadas” de los Ahmar del ataque. Su voz parecía rota; incluso hubo quien dijo que no era él. Aquí está el vídeo; el discurso empieza en el minuto 1:

Imagen de previsualización de YouTube

Este es un discurso de Saleh de marzo; puede servir para comparar las voces.

Imagen de previsualización de YouTube

La noche del viernes al sábado, Saleh pudo empeorar. Según la BBC, tenía una pieza de metralla de 7,6 centímetros cerca del corazón y quemaduras de segundo grado en cara y pecho. Esa noche, Arabia Saudí le habría prometido atención médica. El sábado empezó la especulación. Varios de los miembros del gobierno heridos volaron a Arabia Saudí para ser atendidos. Nadie sabía si Saleh era uno de ellos. Primero se dijo que no, luego que sí, luego de nuevo que no.

Al final fue Al Jazeera quien acertó. Un avión saudí había volado hasta Sanaa para recoger a Saleh. En el avión habría un grupo de médicos que intentaron tratar a Saleh en Yemen. Las heridas eran peores de lo previsto y se lo llevaron a un hospital militar de Riad.

El presidente Saleh cumplía sin querer la gran petición de los manifestantes en Yemen: que se fuera del país. Es difícil de averiguar si se ha ido solo para recibir tratamiento médico o si lo ha aprovechado como excusa para una salida política digna. Los países del Golfo, con Arabia Saudí a la cabeza, habían propuesto un plan que aspiraba precisamente eso: Saleh debía traspasar el poder a su vicepresidente. En el plan original, que Saleh se había negado a firmar varias veces, lo hacía a cambio de inmunidad. Ahora parecería que tiene el exilio.

Si Arabia Saudí y Estados Unidos querían que Saleh desapareciera, es difícil que le permitan volver cuando se recupere. Los poderes con cierta influencia en Yemen pretendían un nuevo presidente sin cambio de régimen. Ese objetivo está ahora más cerca.

Mientras, en Yemen, el vicepresidente ha quedado como presidente en funciones, con todos los poderes. En otro avión volaron hasta Riad 24 miembros de la familia de Saleh. Está por ver quiénes son. Si los hijos de Saleh siguen en Yemen, con el hijo Ahmed y presunto heredero al mando de la guardia republicana, el régimen sigue en pie. Una de las grandes incógnitas es averiguar cuál será su papel a partir de hoy.

Esta situación hace aún más difícil la estabilidad. Lo mejor que podría ocurrirle ahora a Yemen es que se aplicara algo parecido al plan saudí de paz. El vicepresidente, Abd Al-Rab Mansur Hadi, debería nombrar un gobierno de transición con un primer ministro de la oposición y elecciones en 60 días. No garantizaría un Yemen democrático, pero sería un paso importante hacia la calma. Pero es improbable. De momento, un alto al fuego que se había logrado el viernes con mediación de los saudíes no llegó a la noche.

En el último post hablaba del principio del fin de la primavera árabe. Hoy, de un modo imprevisto, cae otro presidente. El modo violento en que ha acabado puede prever el final de los otros dos líderes con problemas: el libio Gadafi y el sirio Asad. Así, el modelo Ben Alí y Mubarak habría acabado. Los que aguantan con violencia hasta el último suspiro caen de otra manera.

La incertidumbre durará días en Yemen. Pero hoy no puede olvidarse que esta madrugada la revuelta ha acabado con toda probabilidad con 33 años de presidencia de Ali Abdulá Saleh en Yemen. Es un hecho extraordinario. Los jóvenes que siguen en las plazas de Sanaa y Taiz tienen derecho a celebrarlo, por ahora:

Imagen de previsualización de YouTube

*

Actualización 21h. A esta hora, en Yemen hay al menos tres misterios. La noticia más importante esta tarde es que el nuevo presidente en funciones, Abd Rabu Mansur Hadi, habría pedido un alto al fuego al líder de la confederación tribal Hashid, Sadeq Al-Ahmar. Según un portavoz de Ahmar, habría aceptado.

La tregua habría durado minutos -o quizá es que aún no había llegado al frente. En el mismo momento que llegaba la información del alto al fuego, llegaba la de nuevos combates en el norte de la capital, Sanaa, y en otras zonas.

Mientras, en Riad, Arabia Saudí, han operado al ex presidente de Yemen Ali Abdulá Saleh. Según la CNN, la operación era de neurocirugía; según Reuters solo le quitaban la pieza de metralla de 7 centímetros que tenía en el pecho. El primer misterio es saber cuánto tardará la recuperación. Hay quien dice dos semanas, hay quien cree seis meses.

El segundo misterio es saber si Saleh volverá a Yemen. Los funcionarios del régimen dicen que sí, que en unos días está de vuelta. Los expertos dicen que Arabia Saudí nunca le dejará volver, ahora que lo tienen en su país y pueden empezar a buscar otra salida para Yemen.

Esto lleva al tercer misterio: si Saleh no vuelve, ¿qué pasará en Yemen? El presidente en funciones tiene poco poder. El hijo y presunto heredero de Saleh, Ahmed, que dirige la guardia republicana, sigue en Sanaa, junto a los sobrinos Amer y Yahya, que controlan la inteligencia y las fuerzas de seguridad. Con los tres allí y al mando, la transición se complica. Aunque, según la BBC, muchos en Yemen creen que su presencia tranquiliza a otros países porque son los encargados de luchar contra el terrorismo en Yemen. El máximo temor de Estados Unidos y Arabia Saudí es que el caos domine y Al Qaeda controle alguna región en el sur.

El terrorismo no es el único problema. Según un diplomático occidental, la economía yemení puede derrumbarse en agosto. La situación es delicada. Aunque hoy era momento de celebraciones en la calle -como en la foto-, muchos saben que los problemas de Yemen continúan. Solo se ha dado un pequeño paso.

Etiquetas: , , ,

Comentarios Un comentario

Comentarios

  • 05.06.2011 Gaze

    14 dead as Israeli troops fire along Syrian border

    What part of BORDERS is so hard to understand? If you don’t want to get your protesting ass shot, stay off on the other side!

    http://news.yahoo.com/s/ap/ml_israel_palestinians

TRACKBACKS

  • 05.06.2011 Ya van tres | La Voz de Barcelona

    […] Abdulá Saleh del Yemen se convierte en el primero que se va por la fuerza y herido. Como siempre, para estos temas, Jordi Pérez Colomé. Compartir […]

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia