ObamaWORLD

lunes 27 de junio de 2011

El final de Gadafi se acerca, pero nadie sabe qué viene luego

El Tribunal Penal Internacional ha lanzado una orden de arresto contra el líder libio, Muamar Gadafi; su hijo, Saif al-Islam, y el jefe de la inteligencia, Abdulá Senusi. Les acusa de crímenes contra la humanidad. Según la juez, hay “base razonable para creer” que el régimen ha matado, herido y detenido a centenares de civiles bajo el mando de Gadafi. La orden es necesaria para evitar que oculten los crímenes o cometan más.

Pero esa orden necesaria de arresto requiere que alguien la lleve a cabo. No es fácil. Debe ser un país que haya firmado y ratificado el tratado que reconoce la Corte. Como se ve en el mapa (via Wikimedia Commons), no hay tantos. Gadafi es el segundo presidente en el cargo que la Corte manda capturar. El primero fue el sudanés Omar al-Bashir, en 2009, por crímenes contra la humanidad en la región de Darfur. Desde entonces, Bashir ha viajado a Eritrea, Egipto, Libia y Catar -ninguno ha firmado el tratado-, pero también a Kenia, que sí lo hizo. Hoy Bashir debía viajar a China desde Irán. A medio camino -sobre Turkmenistán-, el avión presidencial ha dado media vuelta por un misterioso cambio de ruta. Bashir debería llegar a China el martes.

En Libia, la orden tiene cierta importancia, por dos motivos, uno malo y otro bueno. Primero, Gadafi no quería salir de Libia y ahora querrá aún menos por la amenaza del Tribunal; se reducen sus opciones de huida. Pero segundo, la orden puede usarse como moneda de cambio en unas hipotéticas negociaciones para que Gadafi salga de Libia a cambio de inmunidad. Además hay quien espera que perjudique la solidaridad entre los miembros del círculo íntimo del coronel.


Los frentes acechan Trípoli

Mientras, en Libia, el frente se acerca a Trípoli. Según la encargada de asuntos políticos de Naciones Unidas, Lynn Pascoe, “está claro que la iniciativa, aunque lenta, está del lado de las fuerzas de la oposición, apoyadas a veces por el poder aéreo de la OTAN”.

El régimen libio se enfrenta a la oposición en tres lugares. Primero, en el frente clásico del este, que sigue cerca de Brega, aunque han anunciado la toma de una nueva ciudad. Segundo, también desde el este, pero ya dentro de la región que controla Gadafi, tropas de la oposición avanzan desde Misurata y los combates son en Zlitan. Tercero, por el sur, desde las montañas Nafusa los rebeldes se acercan a Bir al-Ghanam, a unos 80 kilómetros de Trípoli. Son los que están más cerca.

Estos avances significan dos problemas para el régimen de Gadafi: sus soldados deben repartirse y cada vez es más probable que limiten los suministros. La oposición en las montañas ha cortado un oleoducto que alimentaba la última refinería en marcha en manos de Gadafi, según el New York Times. Si ese frente llega a Zawiya, sede de la última refinería cercana a Trípoli -y donde ha habido combates en las últimas semanas-, la resistencia del régimen quedaría tocada. Por Zawiya, además, pasa la autopista que enlaza la capital con Túnez y por allí entra aún combustible. El gobierno de la oposición trata de que Túnez frene ese suministro. Se acabarían así las entradas y salidas de material sin permiso de la oposición.

Según dicen aquí y aquí, el objetivo último de la oposición es lograr un alzamiento en Trípoli, donde desde hace semanas entran armas de contrabando. Algún tipo de guerrilla ya atacaría puestos de control del ejército libio dentro de la ciudad. También habrían llegado incluso a matar a un guardia de seguridad del hotel Rixos -donde están los periodistas extranjeros- y planeado secuestrar a Saif al Islam, que tiene una suite en el hotel. Son informaciones difíciles de comprobar, pero que indican que algo se mueve en Trípoli desde hace días. Siguen también las deserciones militares.

Esta lenta aproximación a Trípoli supone un problema no solo para los fieles al régimen, sino también para los civiles de la capital, que pueden sacar 800 dólares del banco como máximo al mes y el precio de la comida se les ha multiplicado. “Es muy doloroso para la gente de Trípoli, pero desgraciadamente tenemos que hacerlo”, dice un abogado libio francés de la oposición.

Eso no es lo que decía la resolución de la ONU, que pedía solo proteger a civiles. Cada día que pasa es más evidente algo que ya nadie esconde: la verdadera intención de la misión es acabar con el régimen, no solo proteger a los civiles.

Esto supone un problema para los que temen, primero, que no hay un plan real para acabar con la guerra y, segundo, que la nueva Libia será peor que la actual. La verdad es que nadie sabe nada. Hay razones para ser optimistas y pesimistas. Algunos periodistas que han estado en Bengasi o académicos que han conocido a figuras de la oposicion -que antes estaban con el régimen- parecen convencidos de que igual que son capaces ya de mantener el este de Libia en paz, harán lo mismo en el oeste.

Los pesimistas creen que el futuro de Libia puede estar en manos de varios señores de la guerra que defiendan solo el interés de sus tribus. En Misurata ya ha habido venganzas sangrientas entre clanes. Libia lleva poco más de medio siglo como un país unido. Quienes apuestan por esta salida preferirían una negociación inmediata con el régimen, algo que la oposición y las potencias occidentales no aceptarán porque implicaría tratos con la familia Gadafi. Contra el argumento de la guerra tribal, está la aparente buena comunicación entre miembros de la oposición en las montañas Nafusa al oeste y Bengasi, su capital.

Nadie sabe cómo acabará la guerra de Libia. Está claro que no será un paseo. A Gadafi le ha pasado la hora, aunque nadie sabe quién le sustituirá. Es probable que se puede planificar, pero es algo que está en manos de libios poco conocidos. Puede ser ciertamente una desventaja que se hunda el régimen -como ocurrió en Irak-, pero también puede ser una ventaja: no habrá una vieja guardia que arrancar del poder, como pasa ahora en Túnez y Egipto.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 4 comentarios

Comentarios

  • 28.06.2011 Cara de palo

    Me llama la atención que haya tan poca información relevante y original (que no sea una simple traducción) disponible en español sobre la guerra de Libia.

    Veo, por ejemplo, esta entrada de la Wikipedia en inglés:
    http://en.wikipedia.org/wiki/2011_Nafusa_Mountains_Campaign

    A continuación, veo la versión en español:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Batallas_de_Nafusa

    La desproporción en el número de fuentes es llamativa. En la segunda versión, además de haber pocas, parte de ellas están en inglés.

    Definitivamente, parece que aquí interesa poco el tema.

    Otra cosa, Jordi: me he preguntado, mientras leía esta entrada, si sigues algún sistema para la transcripción de nombres árabes. Creo que es un problema con el que tienen que tratar todos los periodistas que informan sobre lugares del mundo donde se usa el alfabeto arábigo. Por lo que se lee en los medios de comunicación, hay un cierto grado de desbarajuste. Da la impresión de que los periodistas españoles no siguen unos criterios unificados, aunque existen algunos documentos normativos a su disposición.

    Yo he encontrado estos documentos que tratan sobre el problema de la transcripción. Aunque no soy periodista, me han parecido muy interesantes. Supongo que tal vez conoces los dos primeros, ya que eres profesional:
    http://www.europarl.europa.eu/transl_es/plata....30ling.htm

  • 29.06.2011 Gaze

    Sí, Jordi, sí… Gadafi se va, pero en Afganistan, no. Karzai desde la sombra le pedia a uno de sus sirvientes: “quememos el Hotel para que algunos gringos se queden y así nos dan más plata….”

    La capital de Kabul con el reciente ataque al hotel de lujo, que dejó más de una docena de muertos le dijo a nuestra potestad. “Nosotros somos los que decidimos nuestro destino y cuando te vas o te quedas…y sigue mandando plata… o si no, te pesa…”

    La plata de los gringos es VIDA para las amebas afganas… que se vayan los marines, pero que siga la descarga de dólares, de manera que quemar un hotel es una caracha de nariz. Hasta ahora los gringos han descargado 10B de dólares – que se podria haber reconstruido ese país sin soldados… (léase a Fareed Zakaria, amante de Obama, (:=

    Con esto queda claro que lo que dijo Obama no sirve de nada ni ahora ni despues para aplacar la ira de los afganes y NO de los talibanes, porque el cerebro de ese ataque tiene como complice metido hasta la cacha a Karzai, terrorista burocrata que sigue vendiendole a Obama espejos de colores, eso, nada más!

    http://www.nytimes.com/2011/06/30/world/asia/30afghanistan.html?hp

    PS: han visto como Grecia se desgrana de apoco… y cómo no, si allá te jubilas a los cincuenta y mamás de la teta los otros cuarentas que te quedan, eso explica todo el plan de austeridad, sa acabó la borrachera, muchachos! Cortes de platas sociales, incremento de impuesto y otras cosillas, horrible, horible… Pronto le toca el turno a España, ya saben, el euro no sirve, bótenlo…. (:=

  • 29.06.2011 Gaze

    Como dije anteriormente, US se lleva las guerras a otro lado y también, es ilógico pensar que la guerra kinetica de Obama es carente de toda lógica… los cómicos dicen más que las palabras, eso se llama “grupo fantasy”.

    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....15_600.jpg

    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....20_600.jpg

    http://images1.dailykos.com/i/user/2722/TMW2011-06-29colorKOS.png

  • 06.07.2011 Jordi Pérez Colomé

    Cara de palo,

    en Libia no hay ahora ningún periodista español de un gran medio, que yo sepa. De ahí la falta de fuentes directas.

    Procuro seguir el libro de estilo de El País, aunque no siempre con rigor. Es una asignatura a mejorar.

TRACKBACKS

  • 28.06.2011 Libia, en tres frentes | La Voz de Barcelona

    […] queda menos para el final de Gadafi. Lo inquietante es que nadie sabe qué vendrá luego. Compartir […]

  • 30.06.2011 El TPI emite orden de arresto contra Gadafi y su hijo Saif al Islam | El maravilloso mundo de las modificaciones legales

    […] Nadie sabe cómo afectará a la situación personal de Gadafi: En Libia, la orden tiene cierta importancia, por dos motivos, uno malo y otro bueno. Primero, Gadafi no quería salir de Libia y ahora querrá aún menos por la amenaza del Tribunal; se reducen sus opciones de huida. Pero segundo, la orden puede usarse como moneda de cambio en unas hipotéticas negociaciones para que Gadafi salga de Libia a cambio de inmunidad. Además hay quien espera que perjudique la solidaridad entre los miembros del círculo íntimo del coronel. […]

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29