ObamaWORLD

viernes 15 de julio de 2011

Llega el verano árabe sin grandes titulares pero con muchas noticias

El marcador de las revueltas de la primavera árabe está así: Túnez y Egipto han ganado. Bahráin ha perdido. En Jordania el partido puede empezar pero, como en Marruecos, igual juegan a algo distinto. En Arabia Saudí y las monarquías del Golfo ven que todo se mueve demasiado. Donde van empatados y queda mucho es en Siria, Libia y Yemen.

Los tres países empezaron con revueltas pacíficas. Después llegó la violencia y cada uno tomó su camino: Libia está en guerra, Siria es el país con la represión más dura y Yemen es el más enquistado. En ninguno de los tres parece que la violencia se vaya a imponer en breve. Van para largo y hay tres factores que serán clave en distintos grados: la economía, el Ramadán y Occidente.


Siria vivirá un Ramadán duro

El mes del Ramadán empieza el 1 de agosto. Hablé hace unos días con los sirios que hay detrás de esta cuenta de twitter. “En el Ramadán se hacen tres cosas: dormir, comer y rezar; ahora también manifestarse”, me dijeron. Cada día puede convertirse en viernes, el día principal de protestas.

La otra gran amenaza para el presidente Asad es la economía. La oposición ha convocado ya varias huelgas en distintas ciudades (el vídeo es del jueves en Duma, cerca de Damasco). El turismo ha dejado de ir a Siria. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, promete más sanciones. Si las protestas se alargan y empieza a faltar el dinero, la situación se hará insostenible.

Imagen de previsualización de YouTube

El ejército no posee recursos para reprimir todo el país a la vez. Siria tiene 400 mil soldados, solo 100 mil bien equipados y solo 50 mil fiables (dispuestos a disparar contra civiles). Algún día ha habido 100 mil manifestantes en todo el país. Si el ritmo se mantiene, las fuerzas de seguridad no llegarán a todas partes. Hama, el centro ahora de las protestas, ha vivido sin presencia del régimen durante días. Luego levantaron trincheras caseras para que los vehículos militares no pasaran. Por ahora, se mantiene la calma tensa.

Pero las protestas se acercan despacio a Alepo y Damasco. En estos pasquines que dejaron presuntamente anoche en coches de Alepo, pone: “¿Son los hombres de Deraa y Damasco y Homs y Hama y Idlib y Latakia más hombres que vosotros, de Alepo?” En el centro de Damasco ha habido también las primeras protestas con disparos para reprimir.

Desde fuera, también elevan la presión. Los embajadores americano y francés visitaron Hama, el centro ahora de las protestas, por solidaridad (les recibieron bien, como se ve en el vídeo). A los pocos días, un grupo de sirios atacó ambas embajadas. Hillary Clinton dijo que Asad había perdido la legitimidad. La embajada americana en Damasco es la misión árabe que ha hecho más presión pública en contra del régimen (también con sus mensajes en su página de Facebook).

Imagen de previsualización de YouTube

La insistencia occidental es importante, pero no es decisiva. Turquía y Rusia pueden ser más importantes. Ambos tienen intereses básicos en Siria. Si áreas del país caen despacio en manos de la oposición, pueden apretar para que los suníes -que son mayoría en un país dominado por la familia Asad, que es alauita, próxima al chiísmo- ganen más poder sin que el régimen se hunda.

Pero nada es definitivo a corto plazo. Como me dicen los sirios con los que hablé: “La gente en Siria no es consciente de lo que pasa, de la magnitud del problema. Preguntas a cualquier sirio y la mitad de su familia está a favor del régimen. Son alborotadores, que vienen de otras partes, dicen, del Líbano, de Israel. Les enseñan vídeos falsos [como el de abajo] y se los creen”. Por ahora llega el verano con el Ramadán, hay menos dinero y la violencia sigue. Será largo.

Imagen de previsualización de YouTube


Libia se enroca

Hace unas semanas hablaba de los avances de los rebeldes y de los posibles problemas de suministros de Gadafi. La amenaza sigue ahí. Pero el progreso es diminuto. La caída de un régimen como el de Gadafi puede llevar meses, pero la OTAN y sus opiniones públicas quizá no tengan esa paciencia (tampoco Gadafi va sobrado). Por ahora, los parlamentos inglés y francés -que lideran la misión- han votado alargar su presencia en Libia. Pero también dan señales de que pueden negociar con miembros del régimen a cambio -por ahora- de que Gadafi se vaya. El problema entonces sería la orden de captura del Tribunal Penal Internacional: la búsqueda de justicia dificulta un posible final pactado porque Gadafi sabe que su única salida es defenderse.

En Libia también llega el Ramadán. Será difícil para todos y es probable que frene la guerra. Primero, Gadafi puede quedarse sin poder dar comida y gasolina a su población en la época musulmana de más festejos; segundo, los rebeldes saben que es más difícil avanzar cuando soldados desentrenados y sin armas encima no pueden comer hasta que se haga de noche; tercero, la OTAN sabe bombardear un país musulmán en época de receso religioso es feo y que igual no es necesario porque la guerra se detiene, pero han dicho que no pararán si Gadafi es aún una amenaza.

La oposición libia tiene en suma tres problemas: primero, dificultades para avanzar y cortar los suministros de Trípoli (hoy intentan de nuevo volver a tomar Brega y avanzar desde el este). Segundo, los abusos que han cometido contra civiles, que perjudican su credibilidad. Tercero, crece la sensación de que la batalla final por Trípoli puede ser sangrienta y que Gadafi puede hacer volar la ciudad para que así sea; la misión empezó para detener una posible masacre en Bengasi, no puede acabar con una matanza en Trípoli. Esta amenaza es otro método del coronel para presionar a los aliados. Está claro que la OTAN tiene más fuelle para resistir hasta el final de Gadafi, pero el régimen libio se juega la vida y le importan menos las consecuencias.

Imagen de previsualización de YouTube


Yemen es un misterio

El presidente Saleh se recupera del atentado de junio en Arabia Saudí. Han dicho que volverá el domingo. Aunque lo consiga, su estado no le permitirá dirigir el país como antes. La capital, Sanaa, está dividida entre las fuerzas del régimen que dirige el hijo de Ali Abdulá Saleh, y las del general desertor Ali Mohsin; pero ninguno se ve con fuerza de ganar. El sur va por libre, y está además lleno de militantes islámicos -sean o no de Al Qaeda. Siguen las protestas en otras ciudades. El peligro de desmembración es real.

Por ahora manda el vicepresidente, pero nadie confía en él. Se mire donde se mire, la solución es complicada. El problema principal de Yemen -que no tienen los sirios y los libios- es que Arabia Saudí no quiere una democracia en la frontera y Estados Unidos teme que sin un hombre fuerte, Al Qaeda campe (el jueves hubo de nuevo un ataque con aviones sin piloto). Nadie ayudará a la oposición desde fuera, donde solo intentan buscar un nuevo hombre fuerte de consenso y no dan con él.

El verano árabe será incierto. La incertidumbre es mala para salir en los periódicos. Los matices son difíciles de contar, y hay muchos: yo sigo a diario lo que pasa y dejo cosas sin contar bien. El proceso político es fascinante, pero es complejo. Los impacientes deberán esperar. Las revueltas que quedan se alargan, y más en verano.

Comentarios 2 comentarios

Comentarios

  • 15.07.2011 octopusmagnificens

    Proporción 1:2. Si hay 50.000 soldados fiables y 100.000 manifestantes, van a ganar siempre los soldados.

  • 15.07.2011 Jordi Pérez Colomé

    Los manifestantes pueden multiplicarse; los soldados, ya no. Hoy Reuters daba “centenares de miles”.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47