ObamaWORLD

viernes 9 de septiembre de 2011

Las siete vidas de un presidente americano

Cada vez que salen titulares negativos sobre el presidente Obama, los amigos que saben que llevo este blog me consuelan: “Pobre Obama”. Me ha ocurrido quizá ya una docena de veces. Estos días, de nuevo. Siempre hay motivos razonables, pero en política hay que ponerlos en perspectiva.

A finales de mayo, Obama estaba en el mejor momento para ser reelegido. Han pasado tres meses y está ahora en el peor. El problema es sobre todo económico. En mayo el paro era 9 por ciento, aunque en marzo había bajado hasta 8,8 y se hablaba de recuperación.

Obama llegó a la presidencia en enero de 2009 con un paro del 7,8 por ciento, que crecía sin parar: en enero de 2008 era del 5 por ciento, en octubre de 2009 llegó al 10,1 por ciento y desde ahí bajó hasta 8,8; ahora está en 9,1. Los últimos cuatro meses han sido malos en economía y, además, el gobierno se lió en una trifulca para controlar el déficit que restó confianza a consumidores y empresarios.

Solo un 20 por ciento de americanos cree hoy que el país va bien. Solo un 42 por ciento aprueba la labor del presidente, el punto más bajo de su presidencia. En septiembre del año antes de su reelección, dos presidentes con problemas tenían un poco más: Reagan, un 47 por ciento (en septiembre de 1983); Clinton, un 46, en 1995.

Los expertos dicen que Estados Unidos puede entrar de nuevo en recesión. Pero nadie lo sabe con certeza. La izquierda cree que esta nueva crisis llega porque el estímulo de principios de 2009 -el dinero público que el gobierno invirtió para reactivar el sector privado- fue insuficiente. La derecha dice que el empleo solo lo crea el sector privado y que el mejor camino es recortar impuestos y burocracia. El congreso está en manos de republicanos y solo pasará lo que ellos acepten.

Imagen de previsualización de YouTube

Obama dio anoche un discurso importante en el Congreso. Propuso una ley para dar otro impulso a la creación de empleo. El presidente fue agresivo: exigió entre 15 y 17 veces -según quien cuenta; en el vídeo abajo hay unas cuantas- a los congresistas que “pasaran esta ley”. Los republicanos parece que le harán algo de caso. “Merece consideración”, dijo el líder republicano del Congreso, John Boehner. Pero no pasarán la legislación tal cual.

Imagen de previsualización de YouTube

La propuesta de Obama es simple: poner más dinero en el bolsillo de los americanos. Tiene dos partes: una, recortar impuestos a empresas y empleados y, dos, gastar más en mejorar transportes y escuelas y en aumentar el seguro de desempleo. Los republicanos no quieren saber nada más de gastar.

Pero las medidas económicas son solo una parte del discurso. Pueden hacer algo por el empleo y al menos se notará que el gobierno se mueve. Pero Obama tenía otros dos objetivos: separarse de los republicanos y animar a sus bases.

La culpa de la crisis quizá no sea de Obama -el declive comenzó antes de que llegara a la presidencia-, pero sí que es ya su responsabilidad. Habrán pasado cuatro años de crisis; es bastante tiempo. Por políticas ineficaces -suyas o de otros, según la versión- o porque la crisis es mayor de lo previsto, quizá no dé tiempo para que el paro mejore antes de las elecciones de noviembre de 2012. Así que debe empezar a buscar alternativas para intentar ganar las elecciones con un paro alto y una economía débil. Es más difícil, pero es posible.

El presidente ha insistido casi siempre en colaborar con el otro partido para pasar legislación. Los republicanos han sido duros en las negociaciones y si el presidente no proponía algo que se parecía mucho a su ideario -ninguna subida de impuestos, por ejemplo- no había acuerdo. Obama se ha cansado y, sobre todo por el tono del discurso de anoche, parece que ha marcado una nueva línea roja.

Uno de los problemas de ese esfuerzo bipartidista de Obama es que parecía poner por delante los acuerdos posibles a sus principios. Al contrario que los republicanos. Era más fácil saber qué creían los republicanos. Con el discurso de anoche, quiere cambiar esa tendencia. Esto es lo que creo, vino a decir Obama, y vamos a hacerlo así: “Lo que no podemos hacer -lo que no haré- es dejar que esta crisis económica se use para destruir las protecciones básicas con las que los americanos han contado durante décadas”. Obama ha dicho esto otras veces, pero con menos insistencia.

Su esfuerzo no es solo para distinguirse con claridad de los republicanos. También para jalear a sus bases. El problema del presidente en las elecciones no será tanto que los votantes republicanos voten a su candidato, sino que muchos demócratas se queden en su casa. El presidente Obama convencido y enfadado de anoche no solo hace que los republicanos le respeten más, sino que anima a sus bases a pelear por sus objetivos. Un rato antes del discurso, Obama envió un correo a sus millones de seguidores: “Quería escribirte directamente para recordarte que la lucha por crear empleo no empezará o acabará con el discurso de esta noche. Lo que pase depende de ti”, decía.

La campaña se acerca. Pero aún no está aquí. Quedan 14 meses. Son demasiados para que nada de lo que ocurra ahora sea clave. Pero el tono nuevo del presidente marcó un poco más el camino. Demostró que un presidente americano tiene muchas vidas. Nunca se le puede dar por muerto.

La economía puede mejorar. Si no lo hace, los votantes pueden culpar más por la crisis a los republicanos. Si no lo hacen, el candidato republicano a presidente puede ser flojo. Si no lo es, la campaña electoral de Obama puede ser extraordinaria -y tiene un equipo para que lo sea. Si no lo es, aún Obama puede ganar la presidencia por los pelos porque más vale malo conocido. El presidente no lo tiene fácil, pero solo por ser presidente, lo tiene mejor. Si pierde, será por su responsabilidad y merecido.

Anoche hizo lo que debía: volver a dictar las prioridades, con el tono quizá más duro de su presidencia. No hizo bromas, dejó las sonrisas para antes y después. Los analistas elogiaron el discurso y los republicanos respondieron con moderación. Obama no ha dicho la última palabra.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 7 comentarios

Comentarios

  • 09.09.2011 Gaze

    Jejeje, Jordi , no te parece curioso como Obama llama a las dos casas para hacer el marketing de su plan de trabajo con toda buena voluntad, sin embargo, terminó gritoneando a los GOP, les dijo que si no pasaban su plan de trabajo (de un costo de $475B) los iba a acusar a los cuatro polos del país…. Sus reclamos y berrinches dejó evidente esa noche que ya nadie le cree, no hay respeto hacia su política demagoga… y su oratoria como presidente es desconcertante y poco presidencial, ya nadie lo salva, ni su color, Obama se acabo! El golpe de estado oligárquico va hasta el final, 14 meses aquí se van rápido…. Es hora de cambiar a Obama por el de “RommeyWorld”, te presento al próximo presidente de los EE.UU Mitt Rommey…. La nueva alborada para un mundo mejor ya viene…. Te dejo las opiniones del ciudadano común posteado en le NYT como reacción al plan de Obi… esa opiniones comunes son mucho más válida para mí que lo que dicen los medio de difusión… ah un par de caricaturas que aluden ya a la perdida de respeto de la te hablo.

    http://www.cagle.com/news/ObamaSpeechConflict/images/jones.jpg

    http://www.cagle.com/news/ObamaSpeechConflict/images/cole.jpg

  • 10.09.2011 Manuel Álvarez

    Una pregunta Jordi.

    Parece que el candidato republicano no será un peso pesado, ni siquiera sé si podrían tenerlo. ¿Crees que con un candidato fuerte Obama perdería?

    Muy interesante la entrada.

    Un saludo.

  • 10.09.2011 Jordi Pérez Colomé

    Manuel,

    Por supuesto, cuanto mejor sea el candidato republicano, más difícil lo tendrá Obama. Este mes hay tres debates de primarias republicanas. Pronto haré un post. Los dos únicos candidatos con opciones hoy (y como mucho ya solo se añadirá Sarah Palin) son el gobernador de Texas, Rick Perry, y el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney. No son favoritos de salida, pero una campaña seria y una economía débil pondría al ganador a las puertas de la Casa Blanca. Para eso, quedan muchos meses.

  • 11.09.2011 Jesus

    Creo que Obama necesita la misma decisión con la que ha enfrentado al terrorismo – y que nadie piense que acuso de terroristas a los republicanos, me refiero a la firmeza que debe mostrar el Presidente – en su lucha política interna. El hombre que ha sido capaz de incrementar exponencialmente los ataques contra los terroristas en Afganistán y Pakistán, el hombre que fue capaz de jugarse su carrera política al dar la orden de atacar el refugio de Bin Laden, se ha mostrado, sin embargo, débil ante los chantajes republicanos cada vez que se ha enfrentado a ellos en temas económicos.
    Esta es una oportunidad de dejar de lado ese espíritu conciliador con los que solo quieren verlo derrotado, aunque sea a costa de que el país se hunda irremediablemente; en la propuesta presentada Obama, una vez mas, recoge aspectos que podían haberse dejado para que fueran propuestos por los republicanos, pero no lo hizo y presento lo que considera debe ser mejor para el país, aunque le traiga roces con su base. Por tanto no debe permitir que se caiga en el juego que estos jugaron en la discusión sobre la eliminación de los beneficios impositivos a millonarios y billonarios o cuando la discusión sobre el techo de la deuda, de eliminar todo lo que no fuera de su agrado y solo aceptar lo que les parecía conveniente, pero siempre pidiendo un poco más.
    Esta vez Obama se esta jugando mucho mas que su carrera política, se esta jugando el futuro del país, y si los republicanos no aceptan el plan debe quedar claro quienes fueron los culpables; por tanto es la hora que Obama deje de hacer concesiones y muestre, como dije al inicio, la firmeza que ha mostrado en la lucha contra el terrorismo.

  • 11.09.2011 Jordi Pérez Colomé

    El problema, Jesús, es que en seguridad nacional el presidente tiene casi todo el apoyo que necesite de los republicanos; es más fácil ser firme. En economía, no.

  • 12.09.2011 Jesus

    Jordi:
    Pero debe hacerlo, no solo por el y su reeleccion, sino por todos nosotros, pues como el mismo dijo muchos no pueden esperar catorce meses mas; pero ademas te imaginas — en ultima instancia los republicanos no solo buscan defender a sus donantes, sino tambien hacerse, para hacerlo mejor, de la Presidencia — que seria USA con un Perry de Presidente y un Congreso dominado por los republicanos.
    Puedes estar seguro que, si por ejemplo, el ataque a la guarida de Bin Laden hubiera sido un desastre esos mismos que tu dices lo apoyan — pero que pidieron el merito para Bush43 — lo hubieran destrozado; pero volvieno a la economia, el Presidente tiene el poder del veto para algo y en casi tres años, con un partido rival que no ha dejado de atacar y bloquear todas sus iniciativas, no lo ha usado una sola vez.
    Esta batalla que se avecina — y ojala no sea asi y todo se apruebe sin dificutades — decidira mas que la reeleccion de Obama, decidira el futuro de USA y si seguira siendo como lo conocemos o se nos volvera una version de China como es ya, casi, la Texas de Perry.
    Saludos

  • 16.09.2011 Burgos

    AAAAAAAAAAAAAAAAAAAH, JESÚS!!!!!! De cuánto más cariño se vería rodeado el pobre Obama si, en lugar de con Michelle, que recuerda a Adebayor, viviera con el pequeño Jesús.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47