ObamaWORLD

domingo 25 de septiembre de 2011

Los problemas de los palestinos van más allá de conseguir un Estado

Estoy en Beirut (Líbano) por dos motivos. Sobre todo para hablar con sirios y cruzar a Damasco, a un par de horas de aquí. He hablado de momento con dos personas: un libanés sirio y una española que vive allí. A pesar de las terribles noticias que llegan de Siria -muertos a diario, torturas inimaginables-, los dos creen que el régimen se hundirá. Hoy intentaré entrar en Siria; procuraré contrastarlo con lo que dice más gente.

También vine a Beirut para ver cómo se tomaban los palestinos que viven aquí el intento por conseguir un estado del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas. Ayer fui a los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila. Es como ir a los barrios pobres de la ciudad. Hace décadas que viven ahí. La mayoría de los palestinos refugiados en estos campos han nacido en Líbano. Así es la calle principal de Chatila.

20110925-115724.jpg

Así es Chatila por la parte de atrás.

20110925-120052.jpg

Sabra es parecido.

20110925-120315.jpg

Para comparar, una calle de un barrio libanés a unos doscientos metros de Sabra.

20110925-120930.jpg

Tomaba un café en Sabra (25 céntimos y muy bueno). A mi lado había un señor de unos sesenta años y otro de ochenta. Delante, tres de unos cuarenta. El de mi lado -que había trabajado en Alemania y sabía alguna palabra internacional- me dice: “Todos hemos nacido en Líbano, menos este señor”, y señala al de ochenta.

El dilema de los palestinos en Líbano es doble: en Líbano no les quieren y a Palestina no pueden volver. Son refugiados y su estado no tiene pinta de cambiar. El gobierno libanés se aguanta con fragilidad. El poder está dividido a partes iguales entre cristianos, suníes y chiíes, en base a la población. Hace décadas que no hay censos. Un taxista me decía: “Los musulmanes solo hacen que tener hijos, seis, siete, ocho, aunque no tengan nada que ponerles en la boca”. Es probable que los cristianos sean minoría. Pero la mayoría de palestinos -según parece, unos cuatrocientos mil- son musulmanes suníes, así que ni chiíes ni cristianos tienen interés en que los palestinos se conviertan en libaneses con todos sus derechos.

¿Si el mundo reconoce un Estado palestino, haría algún bien a los refugiados en Líbano? Es probable que no. Un hipotético acuerdo de paz entre Israel y Palestina debe resolver cuatro cosas: por dónde pasa la frontera, quién se queda con Jerusalén, quién se encarga de la seguridad en Palestina y qué hacer con los millones de refugiados.

A los palestinos libaneses les preocupa sobre todo la última, que es la que menos interesa a israelíes y a los palestinos de Cisjordania y Gaza. Israel, está claro, nunca permitirá a la mayoría de esos refugiados que vuelvan a sus casas si sus antepasados huyeron de lo que hoy es Israel. Los judíos serían de repente minoría en su país. Por su lado, ¿un nuevo Estado palestino, que sería lo que hoy es Cisjordania y quizá la franja de Gaza, los podría y querría acoger a todos? Tampoco.

Hablo con Helmi Moussa, encargado de “Israel” en el periódico árabe As Safir desde hace 16 años. “La cuestión palestina tiene muchos estratos”, me dice. “Que haya un Estado palestino no va a cambiar la vida de los refugiados en Líbano. Aquí la mayoría son refugiados de Palestina, no de un Estado palestino que estaría en Cisjordania y Gaza”. Cuando Moussa dice “Palestina” se refiere a todo el territorio que hoy es Israel y Palestina. “Aunque haya un Estado, esta gente no va a poder regresar a sus propiedades, a su casa”.

La sensación en los campos de Sabra y Chatila es que la propuesta de Abbas no va con ellos, no arreglará sus problemas. Le pregunto a un joven que lleva un bar si vio el discurso en Naciones Unidas: “Estaba puesto en la tele mientras trabajaba por aquí”. No le daba importancia.

No parecía tampoco hoy un día histórico para los palestinos de los campos. La mayoría seguía con su vida. Una gran prueba de que el discurso de Abbas en Naciones Unidas no iba con ellos es que apenas había fotos del presidente palestino. Esta era la más grande (arriba pone algo así como “basado en principios”, es un juego de palabras difíciles de traducir).

20110925-122214.jpg

Algún derecho más

Los libaneses tratan a los palestinos como otros ciudadanos pueden tratar a los inmigrantes. Ahí es donde la desgracia palestina crece. Me decía el joven de Chatila: “En este barrio viven también bangladesíes, africanos, otros que como yo también cobran menos por hacer el mismo trabajo que un libanés; el problema es que si nosotros queremos reclamar o irnos no tenemos dónde ir, no tenemos patria”. Él tiene carné libanés, pero no pasaporte. Si viaja, debe hacerlo con papeles de refugiado. Líbano es el país árabe que, por su sectarismo, peor trata a los refugiados palestinos. Según Moussa, “no son ciudadanos de segunda, sino de décimoquinta clase”.

Un nuevo Estado palestino podría paliar algo esta sensación de desamparo. “Quizá con una embajada palestina en Líbano, tendrían dónde ir para resolver sus problemas”, dice Moussa. Pero sería raro pertenecer a un estado cuya tierra no podría acoger a todos sus ciudadanos. Es difícil de imaginar un país así.

¿Qué solución les queda a los refugiados de Sabra y Chatila para mejorar sus vidas? El joven del bar tiene pocas opciones: “Si voy a trabajar fuera del campo, ganaré 300 dólares por algo que a un libanés le dan el doble, así que prefiero quedarme en el bar”. En el bar me dice que trabaja 21 horas -de 5 de la mañana a 2 de la mañana-, seis días a la semana, cierra los domingos. He encontrado por el mundo gente que trabaja en dos empleos y aún pueden dormir 6-8 horas.

Esta vida dura aumenta porque, según me dice Moussa, “sus padres y abuelos les han contado lo bien que vivían en Palestina, en un piso en la ciudad, o en una villa”. En los casos que sea cierto, el contraste con un campo de refugiados es enorme.

En un mundo ideal, ¿cuál podría ser la solución? “Podría haber diferentes opciones: a algunos se les podría permitir volver, a otros se les podría compensar, otros podrían ir a vivir a Cisjordania”, según Moussa, que es palestino, de 57 años. Nació en un campo de refugiados en Gaza. Distingue entre “creencia” y “política”, entre lo que para él sería justo y lo que hoy es posible. Ahora esa justicia no es realizable. Hay que conformarse con lo posible: “Un estado en un 22 por ciento de una tierra donde antes también vivíamos en el otro 78 por ciento”, y aceptar por ejemplo que no puede ir en coche del Líbano a Gaza porque en medio está Israel; tiene que volar a Egipto primero.

La creencia en la justicia queda para más adelante. La historia sigue. Esta confianza en la historia se la he oído a muchos palestinos. “España fue un poder colonial, estuvo ocupada y ahora es un país con unas fronteras”, dice Moussa. Confían que con su patria ocurra algo parecido. Israel, coml es obvio, quiere limitar estas opciones al mínimo.

Mientras, en Sabra y Chatila, las imágenes más comunes eran del viejo líder palestino Yaser Arafat. También había algunas de líderes de Hezbolá y otros grupos que combaten contra Israel o de multitudes con banderas palestinas que avanzan hacia Jerusalén (en el cártel, dice: “Con Dios, el nuevo día de volver será más pronto”). El tiempo parecía detenido. Quizá sea mejor así, porque para esta generación la esperanza por un futuro mejor es pequeña.

20110925-122745.jpg

Ahora voy a Siria. Estaré casi toda la semana, procuraré escribir desde allí. Si por precaución o por problemas de red, retraso los posts, empezaría a colgarlos el viernes.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios 4 comentarios

Comentarios

  • 25.09.2011 Gaze

    Como siempre, Jordi, informativo… suerte por allá y dejo unos dibujitos para la audiencia… ah, y esas fotos de la parte de atrás de Sabra y Shatila son como las pesadillas esperpénticas de Goya, espantoso, chico, espantoso…

    Suerte!

    http://www.cagle.com/working/110920/bleibel.jpg

    http://www.cagle.com/working/110906/bleibel.jpg

    http://www.cagle.com/working/110923/bagley.jpg

    http://www.cagle.com/working/110916/cagle00.jpg

  • 25.09.2011 abelespana

    Creo que este post sería muy útil para toda la gente que cree que el problema palestino-israelí se soluciona simplemente con partir el territorio en dos.

  • 27.09.2011 Jaume

    Jordi, muchas gracias por este nuevo artículo y espero que todo vaya bien por Siria. Sobre el tema de los refugiados tu análisis me parece muy acertado. Sólo añadir que recientemente, en una entrevista al periódico libanés Daily Star, el representante o embajador de la Autoridad Nacional Palestina en el país de los cedros, el sr. Abdullah Abdullah, reconoció que los refugiados palestinos-incluso los que viven en campos de refugiados en Cisjordania y Gaza- no serían reconocidos como ciudadanos palestinos del hipotético nuevo estado:

    http://www.dailystar.com.lb/News/Politics/201....z1Y6vwBu6N

  • 28.09.2011 Elena

    Jordi,
    Gracias por este nuevo artículo que pone de manifiesto que el problema palestino va más allá de cualquier simplificación. Ojala más gente te leyera para que se dieran cuenta de esto. Suerte en Siria. Un saludo,

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47