ObamaWORLD

miércoles 19 de octubre de 2011

La extraña historia de un iraní en Estados Unidos o qué fácil es empezar una guerra

Mansour Arbabsiar tenía hasta hace unos años un concesionario de coches usados en Corpus Christi, Texas. Vivía con su mujer y su único hijo iba a la universidad. Sus amigos le tenían por jovial y despistado: solía dejarse las llaves o los papeles por ahí.

Le llamaban “Jack” porque le gustaba mucho el Jack Daniel’s. Arbabsiar hacía treinta años que vivía en Estados Unidos, donde había llegado desde su Irán natal; tenía los dos pasaportes, aunque era naturalizado americano solo desde hacía ocho meses.

El FBI detuvo a Mansour el 29 de septiembre y lo anunció el 11 de octubre. Le acusan de haberse puesto en contacto con un cartel mexicano para asesinar al embajador de Arabia Saudí en Washington, Adel al-Jubair. El atentado se iba a hacer en un restaurante que el embajador frecuentaba. Según varias fuentes, era el Cafe Milano de Georgetown:

La presunta mala suerte de Arbabsiar fue que el mexicano con el que contactó era un soplón del Departamento de Narcóticos americano. Le siguieron el juego hasta que hubo pruebas suficientes y le capturaron.

Las dos grandes pruebas que tiene el FBI son cien mil dólares que enviaron desde Irán a una cuenta del mexicano y la confesión de Arbabsiar de que en Irán estuvo en contacto con miembros de los servicios secretos iraníes. Sus principales contactos iraníes eran su primo Abdul Reza Shahlai y Ali Gholam Shakuri, presuntos funcionarios de las Fuerzas Quds (“al Quds” es Jerusalén en árabe), rama exterior de uno de los dos servicios secretos iraníes, la Guardia Revolucionaria.

Es una historia muy rara. ¿Cómo iba un iraní despistado planear una operación así? Ni siquiera funcionarios del gobierno americano se lo creyeron cuando supieron en junio que algo se tramaba. Las Fuerzas Quds tienen una historia temible. El presunto ideólogo de la operación, Qasem Soleimani, había logrado victorias estratégicas contra los americanos durante la guerra de Irak. ¿Ahora hacían este descalabro?

Es cierto que las Fuerzas Quds confían en otros para sus misiones secretas, pero los libaneses de Hezbolá suelen ser su gran aliado: los atentados en 1983 contra americanos y franceses en Beirut o en 1994 contra un centro cultural israelí de Buenos Aires fueron así (en la foto). Pero no tenía capacidad para lograr algo así en Estados Unidos.

Los interesados en teorías de la conspiración tienen aquí un buen objetivo. Pero el guión es malo. Cuesta de creer que una conspiración creíble esté tan mal montada. Los argumentos para ridiculizar esta historia son tan evidentes que resulta extraño que alguien quiera engañar al mundo con algo así. Las armas de destrucción masiva iraquíes estaban mejor sustentadas. Era más fácil creérselo.


Los americanos lo apuestan todo

Pero el gobierno americano sí que se lo cree y lo ha tomado muy en serio. El presidente Obama dijo que había que “aplicar las sanciones más duras y seguir movilizando a la comunidad internacional para asegurarse de que Irán está cada vez más solo y paga un precio por su comportamiento”. Es una acusación grave. Obama dijo también que no descartaba ninguna opción.

El juicio a Arbabsiar será civil. Con las pruebas que hay ahora, es probable que el gobierno pierda. Es probable por tanto que guarden alguna evidencia para las vistas. Si esa sentencia fuera contra los americanos, la victoria moral iraní será aplastante; los iraníes podrían decir entonces que las acusaciones sobre su plan nuclear también son falsas.

¿Habrían hecho los americanos el caso público sin la seguridad de ganarlo? “No lo denunciaríamos si no supiéramos exactamente cómo vamos a apoyar todas las acusaciones que hay en la acusación”, dijo Obama. (Parece que un gran argumento es información que la CIA recogió en Teherán.)

Entonces, ¿y si hubiera algo? Obama escogió las palabras para referirse a los contactos iraníes de Arbabsiar: eran “individuos en el gobierno iraní”. No era el gobierno iraní. Estados Unidos dejaba abierto que facciones iraníes habrían planeado este desastre sin que sus jefes lo supieran.

Sigue habiendo algo muy raro. Estados Unidos no ha dicho cómo descubrió que Arbabsiar tramaba algo. En el auto el soplón de Narcóticos ya está en contacto con él cuando empieza la historia. No sería la primera vez que los americanos “animan” a algún sospechoso a planear algo para conseguir pruebas contra él y poderle pillar. El dinero enviado desde un banco iraní y el contacto real en Teherán son los que cambian aquí todo. Estados Unidos no puede aportar esos datos.


Qué puede querer Estados Unidos

Estados Unidos necesita argumentos para presionar a Irán. Quiere aislarle e imponer sanciones más severas. Pero con una trama así, ni Rusia, China o India apoyarán resoluciones más severas contra Irán.

Por otro lado, si a final de año se van de Irak, el país queda en manos de la influencia iraní. El único modo para Estados Unidos de mantener presencia militar allí es acordarlo con Irán. Si no lo hace, los políticos iraquíes que simpatizan con Irán bloquearán toda extensión del plazo.

A Obama le interesa demostrar que es valiente para usar todas las opciones contra quien sea. Pakistán mira con atención porque el ejército americano también está a punto de irse de Afganistán. Si no se atreven a presionar fuerte a Irán, menos podrán con ellos y los paquistaníes se atreverán a seguir haciendo lo que quieran con los talibanes.

¿Por qué Irán haría ahora algo así? Irán también tiene razones para querer castigar a Estados Unidos: acusa a americanos e israelíes de matar en Irán a científicos nucleares y de enviar el virus Stuxnet contra su programa nuclear. Si el objetivo fueran en cambio los saudíes, hubiera sido más sencillo atentar contra un saudí en Oriente Medio.


Quién ganará más de un enfrentamiento

Es probable que ni Estados Unidos ni Irán, sino Arabia Saudí. Si no fuera por los problemas del régimen de Asad en Siria -aliado iraní-, Irán vive un buen momento. Las tropas americanas están a punto de retirarse de Irak, que quedará bajo su influencia; la primavera árabe ha eliminado a los presidentes de Túnez y Egipto, aliados de los americanos, y de los problemas de Bahráin y en el este de Arabia Saudí puede sacar partido.

A todo esto hay que sumarle el presunto programa para una bomba nuclear iraní, que cambiaría el balance en la región (aunque ahora parece que va menos bien). Arabia Saudí quiere que Estados Unidos ataque a Irán porque ellos no lo van a hacer. Los saudíes están cada vez más nerviosos porque intuyen que los americanos podrían llegar a vivir con un Irán nuclear (Israel es otro protagonista aquí y el primer ministro Netanyahu ha logrado capital político con la liberación del sargento Shalit; a ver cómo lo gasta).

La guerra con Irán no es inminente. Pero está un paso más cerca. Irán dijo que era nueva propaganda americana, pero luego aceptó ver las pruebas. Quizá crean que puede ser alguien de dentro, o incluso una nueva agencia de seguridad con poca experiencia. Si el presunto plan iraní fuera cierto, demuestra que empezar una guerra es más fácil de lo que parece.

Este año un caza y una lancha estuvieron a punto de chocar con objetivos occidentales -un avión americano y un buque británico- en el Golfo Pérsico. No hace falta mucha tecnología para lograr un ataque así. Una guerra es más fácil de provocar de lo que parece. Si alguien dentro de Irán tuviera ese interés, tendríamos un problema.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 4 comentarios

Comentarios

  • 19.10.2011 Narmer

    Hayque acostumbrarse a un Irán con armamento nuclear entre otras cosas porque, mientras exista el régimen actual, eso es inevitable. Se puede retrasar, pero no impedir.

    Pero yo creo que, además, será bueno: los países que tienen armamento atómico nunca hacen la guerra entre ellos, sino todo lo contrario: la imposibilidad de ganar una guerra garantiza la paz (como ha demostrado la Historia durante el siglo XX).

  • 20.10.2011 riamar

    ¡Pero si EEUU dijo que cree que el presidente iraní no sabe nada de esta trama!

    Es una maniobra para conseguir más odio árabe contra Irán, el informe de la agencia nuclear en Noviembre será crucial para saber donde van los tiros.

  • 20.10.2011 Gaze

    Bueno, Gadafi está muerto, así dice el jefe de los rebeldes… pero si miran esta grafica verán que los US no se lleva la torta del crudo, solo toma un 5%; por otra, sino es Italia con un 32% Francia, 10%, España, 9%, Alemania, 14%, Europa del norte en general… a pesar de eso, y los múltiple Tomahawks que los US arrojó en suelo libio con una gastadera de más de $700M, USD, la Hilary viajó a prometerles un paquetito de ayuda económica al nuevo régimen… Mientras aquí los parados pasan el 9%, algo así como 40M de cuerpos desocupados….Bravo, Hilary/Obambi!

    (can’t wait 2012…)

    http://viableopposition.blogspot.com/2011/02/....on-to.html

    -que descanse en paz el Pan Am Flight 103…..

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29