ObamaWORLD

lunes 24 de octubre de 2011

Sorpresa: los musulmanes son musulmanes también después de la primavera árabe

Ayer fue un día grande para la primavera árabe: Túnez celebraba las primeras elecciones tras la huida del presidente Ben Ali y Libia declaraba su liberación tras la muerte del coronel Gadafi y la caída de Sirte. Los dos países fueron una fiesta. Las colas en Túnez eran enormes:

La multitud en Bengasi era extraordinaria:

Entonces ocurrió algo. El presidente del gobierno de transición libio, Mustafa Abdul Jalil, en su discurso, dijo que Libia sería “un estado islámico” y que, por ejemplo, la poligamia sería legal de nuevo y habría bancos islámicos en Libia -sin interés en los créditos. La especulación y el temor se dispararon sobre la nueva Libia. Pero es menos grave de lo que parece.

Primero, el régimen de Gadafi ya permitía la poligamia, pero la primera esposa debía consentirla por escrito. Segundo, la poligamia es legal en la mayoría de países musulmanes, como se ve en este mapa de wikipedia (azul es legal):

 

Tercero y más importante, Jalil dijo que Libia sería así, pero no tiene de momento ningún poder legal para implantarlo. Libia no tiene Constitución y en pocos días debería nombrarse un nuevo gobierno. Ya se verá qué ocurre.

El motivo de la frase de Jalil en ese contexto es por tanto extraña: algunos conocedores decían que incluso podía ser para apaciguar a los verdaderos islamistas sobre el futuro. Sea como sea, el peligro no es tanto el deseo de Jalil de vivir en una Libia basada en principios musulmanes, sino la tentación de imponer su voluntad.

La primavera árabe avanza en tres países: Túnez, Egipto y Libia. En los tres el islam tendrá un papel crucial. Es absurdo negarlo e imposible evitarlo con medios pacíficos. En Libia, por ejemplo, la fiesta no se detuvo y los libios se quejaron poco por ese fragmento del discurso de Jalil.

¿Qué puede pasar si gobierna un partido islámico que acepta la democracia y la alternancia? Lo mismo que en Turquía, que sus ciudadanos decidan cómo quieren vivir. Es obvio que hay límites en cuestiones de derechos humanos que se deben denunciar, como ocurre con muchos periodistas en Turquía. Pero el ejército turco entra en Irak para matar a terroristas kurdos y nadie levanta la voz muy alto (es obvio que del islam no todo preocupa del mismo modo). Entre apoyar a un nuevo sátrapa o defender que los libios se gobiernen si quieren con ley islámica, el menor de los males es apostar por el islam.

El dictador es un problema más grave. Occidente no puede cometer el error de siempre: pensar que es más seguro apoyar a un dictador que a un partido islamista moderado. Nada es garantía de nada: podemos temer que Libia se convierta en un nuevo Irán o en un Agfanistán talibán. Pero no hay que olvidar que Occidente tiene aliados igual o más radicales -Arabia Saudí, Pakistán- o dictadores poco fiables -como Gadafi o Saleh en Yemen.


Túnez es un gran ejemplo

Túnez es uno de los pocos países musulmanes que no permite la poligamia. Presume de secular. Pero el partido que más opciones tiene de ganar las elecciones son los islamistas moderados de Ennadha. No solo porque reflejan mejor las creencias de muchos tunecinos, sino porque son los menos relacionados con la dictadura de Ben Ali. El líder de Ennadha, Rashid Ghanuchi, volvió del exilio en Londres justo después de la revuelta.

En las elecciones de ayer, muchos tunecinos votaron al partido que menos se acercara al régimen anterior y que mejor pueda resolver la crisis económica y de empleo. Su mejor opción parece que será Ennadha. Había otras, claro, de ideología secular, pero en algunos casos había dudas sobre la relación de sus miembros con el gobierno anterior.

Tanto en Túnez como en Libia o Egipto, hay facciones islamistas más radicales: los salafistas. Según dice aquí, buena parte de los salafistas tunecinos creen que la democracia va en contra de la ley islámica. Si occidente defiende la democracia ahora salga lo que salga, podrá luego acusar con razón a los islamistas de no hacerlo.

En estos países, la realidad es la que es. Tal como dicen aquí, en barrios menos ricos y en distritos culturalmente conservadores, los votantes se segregaron por sexos porque querían. ¿Cómo luchar contra eso? ¿O cómo hacer que de repente en estos países se pueda comprar en cualquier parte, algo que el islam prohíbe?

He echado un vistazo a grandes medios esta madrugada. Casi ninguno da gran importancia a la poligamia libia. La BBC, por ejemplo, ni siquiera menciona el asunto en su clip sobre el hecho. Es probable que cambie. Depende de los resultados tunecinos de mañana y, sobre todo, de lo que hagan los Hermanos Musulmanes de aquí a un mes en Egipto. Hasta ahora habían dicho que no se iban a presentar a más del 50 por ciento de escaños. Ahora ya dicen que sí. Puede que no sea solo prueba de su fortaleza, sino de que temen en realidad perder poder.

El gran mérito de la democracia es que permite a los pueblos decidir su futuro. La gran noticia en Túnez y Libia hoy era esa: por primera vez la gente decide qué quieren. Hay muchos musulmanes que imaginan que su religión es buena también para guiar la política. Occidente sabe que es mejor separa política y creencias. Es mejor dejar que cada país lo compruebe solo.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 12 comentarios

Comentarios

  • 24.10.2011 José M Guardia

    excelente post, lo que no es una sorpresa. Tienes razón en lo de la poca relevancia en los medios internacionales del tema de la poligamia, aunque para ser exactos alguno sí, por ejemplo el Telegraph: http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/afr....c-law.html

  • 24.10.2011 Daniel Tercero

    ¿No es más preocupante la sharia religiosa, en general como ley máxima por encima de la ley civil, que la poligamia en concreto?

  • 24.10.2011 Jordi Pérez Colomé

    Daniel,

    está todo en el aire. No podemos saber cómo será Libia por lo que dijo una sola persona -aunque sea el presidente- en un discurso. Parece más un mensaje tranquilizador para algún sector que un mandamiento. De todos modos, la ley islámica no sería “la ley”, sino que la ley civil debería respetar lo que dice la sharia.

    No soy de derecho, pero creo que hay más margen de actuación así (la poligamia sería un ejemplo de adaptar la ley civil a la ley religiosa, pero por ejemplo hasta ahora las mujeres libias debían firmar su aceptación: ¿es eso anti sharia? No sé). En el Golfo los bancos deben regirse según leyes islámicas, pero todos encuentran atajos para cobrar intereses en sus créditos -algo que la sharia no permite. En todos los países musulmanes juegan con este ambigúedad religiosa y civil. Es un tema apasionante y parece que lo será más.

    José M.,

    gracias por el link.

  • 24.10.2011 Kiko

    La verdad es que me gusta el post. Yo sólo le veo un problema a todo lo que comentas. A mí me parece perfecto que cada pueblo elija cómo gobernarse, pero una de las características que hace que la democracia sea más deseable que cualquier otro tipo de gobierno es el respeto por las minorías, algo en lo que nunca han destacado las democracias de corte islámico, aunque esperemos que en sitios como Túnez esto empiece a cambiar, por su propio bien y por el nuestro.

  • 24.10.2011 Javier

    No crees que todos los países implicados en la “primavera árabe” y que su lucha a tenido éxito (Túnez, Egipto y Libia) los islamistas, por estar más organizados, serán los vencedores en todos?
    A río revuelto ganancia de pescadores… y en esta caso los pescadores son los islamistas (sólo espero que sean moderados).

  • 24.10.2011 Jordi Pérez Colomé

    Javier,

    exacto. Es lo más probable. Llevan años de ventaja. La esperanza es que canalicen su deseo de poder en la democracia -y desacrediten la violencia- y admitan luego derrotas electorales futuras.

    Kiko,

    las minorías serán una buena prueba.

  • 24.10.2011 Fico

    No sé. Nunca fui muy demócrata (perdón por mi heterodoxia). Prefiero un país donde se respeten los derechos humanos y la dignidad del hombre por encima de todo. El régimen turco -demócrata y nacionalista- es muy peligroso. Acabaron con millones de armenios y llevan camino de acabar con los kurdos. El sultán, durante siglos, lo fue de judíos, griegos, cristianos, musulmanes… Ojalá que los libios, egipcios, y tunecinos se resptenen entre sí. De momento, les cuesta mucho a los egipcios a pesar de su sed de democracia

  • 24.10.2011 Gaze

    El éxito libio… y lo qué se espera de su futuro libertario:

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/2....78_600.jpg

  • 24.10.2011 ana

    ¿Cuántos países de los que permiten la poligamia tienen una democracia como sistema político? Hay una relación entre Islam y dictadura que no es baladí. Tengo esperanzas (muchas) en Túnez. Pero no creo que la situación sea comparable a la de Libia. La verdad es que yo creo que sí es grave, por muchas de las cosas que implica.

    Los Hermanos Musulmanes no han estado nunca en el poder y quizá es bueno que lleguen a él aunque sea para que se demuestre que no tienen un programa político.

    Como ciudadanos occidentales tenemos que exigir a nuestros gobiernos que lleven a cabo acuerdos diplomáticos/económicos con democracias. Podemos empezar por pedírselo al rey de españa que está en jordania en el foro económico mundial…

  • 25.10.2011 ana

    Ana. ¿a qué democracia de corte islámico te refieres?
    Un abrazo

  • 25.10.2011 ana

    Perdón… la pregunta es para Kiko que ana soy yo…
    ¿a qué democracias de corte islámico te refieres?
    Un abrazo,
    Ana

  • 10.11.2015 Lolo

    QUALE BISOGNO ================ un film prodotto in America da alcnui copti egiziani sulla vita di Maometto chisse0 quale bisogno c’era da soddisfare per scendere cosec in basso nel rispetto verso altre religioni, tanto da giustificare un film su una ipotetica vita sentimentale e intima del profeta maometto.a prescindere dal soggetto del film, trovo veramente molto irrispettoso prendere a soggetto di un film personaggi religiosi sui quali si basa una credenza religiosa, qualunque essa sia.evidentemente, non ci sono pif9 argomenti sufficientemente attraenti per fare dei soldi attraverso la visione di una pellicola su una ipotesi amorosa strampalata su un soggetto religioso.inoltre, e non da ultimo, e8 quanto mai azzardato ipotizzare che non ci possano essere dei risentimenti nei seguaci, specie in quelle religioni che fanno dell’intransigenza il loro punto di forza.e non venitemi a dire che se fosse stato qualunque altro personaggio religioso famoso sarebbe stato diverso.l’offesa rimane!la mancanza di rispetto rimane!la scelta del soggetto cinematofragico azzardata!con cif2 la reazione era nell’aria, ipotizzabile quanto giustificabile.in ultimo resta comunque il fatto che tutte le religioni e le loro esternazioni dovrebbero essere tollerate, e poi evitare arogomenti di blasfemia proprio perche8 divisivi.uno dei tanti consigli che il buddha dava circa la retta parola era di evitare di parlare di politica, di religione, di sesso, e comunque di tutti gli argomenti che non attenessero il dhamma e al suo insegnamento amorevole.ogni bene, osvaldo sudhammopsho notato dalle statistiche che l’argomento ha suscitato interesse molto di pif9 che la benevolenza amorevole .tra ieri e oggi violenze in libia batte benevolenza amorevole : 25 -10la psicologia e8 quasi una scienza esatta, o quanto meno molto vicina alla realte0

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia