ObamaWORLD

domingo 18 de diciembre de 2011

Quién ha ganado la guerra de Irak

Esta fin de semana se han juntado dos hechos históricos en el mundo árabe: primero, Estados Unidos ha dado por terminada la guerra de Irak. Esta mañana, a las 6.59h en Washington, el secretario de Defensa ha aprobado la orden que declaraba el fin de la guerra. Unas horas antes, a las 7.38h hora iraquí, la última caravana de vehículos militares salía de Irak en dirección a Kuwait (en el vídeo). Quedan en Irak solo unos 200 soldados en la embajada. En el momento álgido del conflicto había 170 mil en 505 bases.

Uno de esos ha tenido el honor de ser el último:

El segundo hecho, ayer: primer aniversario del día en que el joven tunecino Mohamed Bouazizi se prendió fuego y sin querer desató la primavera árabe. En su ciudad, Sidi Bouzid, inauguraron una estatua en su honor: el carro de frutas y verduras con el que trabajaba Bouazizi rodeado por las sillas caídas de los dictadores árabes. Abajo dice: “Para los que anhelan ser libres”.

Son dos imágenes importantes que simbolizan un cambio de era. Tienen poca relación. Es probable que sin guerra de Irak en 2003 hubiera ocurrido lo mismo en 2011. La agenda democratizadora de George W. Bush de 2004 -cuando el argumento de las armas de destrucción masiva ya no servía- impulsó aperturas en algún país. El movimiento Kifaya en Egipto convocó a finales de 2004 la primera manifestación contra Mubarak. Luego, Mubarak no hizo reformas, pero Kifaya ha sido durante estos años un precedente de la revolución de 2011.

Pero no se puede decir que la guerra de Irak impulsara la primavera árabe. ¿Pero qué hubiera ocurrido en cambio si Sadam Husein hubiera seguido en el poder y su pueblo se hubiera levantado? Es fácil de imaginar. Irak es una sociedad de mayoría chií y Sadam era suní. Como En Siria, pero al revés.

En Irak ya hubo una rebelión chií en 1991 después de la primera guerra del Golfo. Sadam mató a decenas de miles, no solo chiíes, también kurdos. A lo largo de su mandato (1979-2003), los expertos calculan que el régimen de Sadam mató entre 250 mil y un millón de sus ciudadanos.


Quién sale ganando de Irak

Es difícil hablar de ganar algo después de entre 103,674 y 113,265 civiles muertos en una guerra, 1,75 millones de desplazados, 20 mil soldados y policías iraquíes muertos, además de 19 mil insurgentes y 4.500 soldados americanos.

Pero hay dos hechos claros: los chiíes morían antes y mandan ahora y los kurdos son más autónomos en el norte. Los suníes por tanto son más libres pero tienen menos poder. En una democracia consolidada, esto no debería ser así. Pero Irak es aún sectario: es más importante quién eres que qué crees. (Uno de los principales temores en Siria es que vaya por el mismo camino.)

La democracia iraquí puede mejorar. Pero los primeros pasos tras la salida americana no son alentadores. La división entre el partido chií que manda y el principal partido suní crece. El control de las fuerzas de seguridad es clave. Si los suníes creen que se les margina, pueden optar por vías más violentas que las urnas para retomar el poder. La poca experiencia democrática de Irak puede sentirse más.

Fuera de Irak, hay otro probable ganador involuntario: Irán. Sadam era el contrapeso militar de Irán. Ahora que ya no está y que en Bagdad hay un gobierno amigo, Irán puede hacer llegar su influencia desde Afganistán hasta el Líbano, con Hezbolá, Siria e Irak en su bando. Esta opción pone nerviosos a saudíes, turcos e israelíes.

Por supuesto, no está claro que Irán logre esa proeza. En Irak tiene ahora más amigos, pero muchos árabes chiíes desconfían de sus hermanos de religión iraníes -que son persas. Una posible democracia iraquí haría ver más la falta de libertades en Irán. En Siria aún manda el aliado Asad, pero podría caer en los próximos meses (aunque el nuevo régimen podría ser también amigo de Irán). Hezbolá depende en parte de la ayuda que les llegue de Siria.

Si la guerra de Irak puede ser buena para Irán, la primavera árabe puede ser buena para los países del Golfo. Gracias a su dinero, su estabilidad (por ahora) y su poder informativo han logrado influir los cambios en Libia, Egipto o Siria sin perder de su lado a Bahráin o Yemen. Pero está por ver que su dominio se solidifique, sean un rival militar de peso para Irán y sustituyan a largo plazo a Egipto como líder de la región. Es un proceso de años.


Qué hará Estados Unidos

Estados Unidos tiene también que recolocar sus piezas. En la región tienen tres intereses: terrorismo, petróleo e Israel. La defensa de alguno de esos intereses puede no llevarse bien con el valor que sobre todo dice impulsar: la libertad.

La combinación de todos estos factores es un rompecabezas. Obama ya ha decidido que la mejor estrategia contra el terrorismo es quirúrgica -aviones sin piloto y fuerzas especiales- y no militar. Según dice aquí uno de sus asesores, la presencia militar americana en el Golfo se reducirá a niveles previos a 1990; así que no parecen prever una nueva gran intervención en breve. Si en cambio Israel se pone nervioso y ataca a Irán, los iraníes podrían bloquear el estrecho de Ormuz y disparar el precio del petróleo si le atacan o se siente amenazado.

Bahráin o Egipto usan el dinero o las armas que les llegan de Estados Unidos para reprimir a sus ciudadanos, que piden libertad. Si Estados Unidos cortara esa relación, perdería también su fuerza de presión con esos regímenes. ¿Qué es mejor? De momento el Congreso americano ha aprobado una ley para supeditar la ayuda militar y económica a Egipto a promesas de que mantengan el tratado de paz con Israel y el ejército traspasen el poder a un gobierno civil. No será fácil.

Sé que es un lío. Pero así de variadas son las relaciones internacionales. El fin de la guerra de Irak y el principio de la primavera árabe son parte de la historia. La invasión iraquí no ha logrado de momento establecer un país sólido (si Irak no funciona, los defensores de la guerra ya tienen una excusa: Estados Unidos se retiró demasiado pronto). La primavera árabe tiene solo una muestra de éxito: Túnez. Hoy ha muerto el ex presidente checo Vaclav Havel. El nuevo presidente de Túnez, Moncef Marzuki, es una figura parecida: un intelectual y activista exiliado que llegó al cargo más alto del país.

Las lecciones de Irak están claras: la violencia no ha resuelto para siempre los problemas ni los peligros que planteaba Irak. Nadie puede descartar del todo un nuevo régimen represor -esta vez de la mayoría. La mayor garantía de que no sea así no es la amenaza de nueva violencia, sino el proceso democrático que han iniciado por sí mismos algunos de sus vecinos árabes. ¿Quién ha ganado en Irak? Túnez.

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios 13 comentarios

Comentarios

  • 18.12.2011 fernangh

    Me ha encantado el artículo, pese a lo enrevesada que es la situación, arrojas luz sobre el tema.
    Muchas gracias! 😉

  • 18.12.2011 Gaze

    El futuro de Irak ya se sabe, sería agregar más cinismo a lo que viene negarlo. Y los EEUU no ganaron esa guerra, pero dejo una foto del que sí ganó la pelea:

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/1....40_600.jpg

  • 18.12.2011 German

    Sinceramente no estoy de acuerdo con que el ganador es Tunez. Me parece que todo lo que pasó en este país tiene poco que ver con la guerra de Irak…

  • 18.12.2011 Jordi Pérez Colomé

    Germán,

    por supuesto. No tiene nada que ver. Solo era un modo arriesgado de decir que el único modo de conseguir el objetivo que se pretendía en Irak -echar a un dictador y cambiar de régimen- es un proceso como el tunecino. La próxima vez lo explicaré sin floritura. Disculpas.

  • 19.12.2011 Fernando

    Hacía días que no te leía. Gracias por tu luz y tus perspectivas. Diáfanas, sencillas y comprensibles. Para cuándo registramos un Risk on on line sobre el tema?

  • 19.12.2011 Jordi Pérez Colomé

    Fernando,

    gracias por el comentario. ¿Qué es un Risk on line? ¿Sobre Irak?

  • 19.12.2011 GHN

    Extraordinario post. Qué interesantes son estas relaciones entre países y qué difícil que nos informen como es debido en los mass media. Este blog es vale oro.

  • 19.12.2011 Enzo Reale

    Buenas tardes Jordi.
    Algunas observaciones, si me permites, sobre tu interesante artículo.
    1) No es correcto decir que la agenda democratizadora de Bush empieza en 2004 – cuando ya no se hablaba de armas de destrucción masiva.
    Entre las razones de la intervención en Iraq siempre ha habido la intención de abrir oportunidades democráticas para oriente medio, a partir de esa guerra. Es suficiente echar un vistazo a los discursos de Bush antes y durante la intervención, no a los artículos filtrados de la prensa, sino a los textos originales. Siempre, junto con las armas de destrucción masiva, aparece el link dictadura-sociedad cerrada- terrorismo-amenaza para los pueblos mediorientales y para occidente. A partir del 11 de septiembre 2001 la influencia neoconservadora ha llevado Bush a considerar la democratización de oriente medio como un objetivo fundamental en la guerra contra el terrorismo. En 2004, más bien, empieza a enfriarse ese impulso.
    2) Tu escribes: “Las lecciones de Irak están claras: la violencia no ha resuelto para siempre los problemas ni los peligros que planteaba Irak”. No, no los ha resuelto, pero no era éste el objetivo de la violencia. Este, quizás, podía ser el objetivo de la transición, de la reconstrucción. El objetivo de la violencia era derrocar a un régimen criminal como era la dictadura de Saddam y abrir las puertas a opciones distintas. Se puede debatir hasta cuando quieras sobre si se ha logrado y en que medida realizar una transición más o menos viable (yo creo que hay procesos que requieren varias fases para cumplirse – véase el caso ruso – e Iraq está todavía en una de las primeras etapas) pero nadie pueda negar que la situción actual – lejos de ser perfecta – representa de todas formas un paso adelante enorme respecto al periodo de la dictadura: parlamento, gobierno en funciones, composición de las controversias a través de la práctica política, gradual reestablecimiento del orden y de la seguridad. Problemas? Muchos, y de difícil solución, pero nadie volvería atrás.
    La violencia no crea instituciones de por sí, pero a veces es un medio necesario para romper el equilibrio del terror. Saddam Hussein no era Ben Ali, era un dictador que – como bien has dicho – ha matado puede que un millión de personas para mantenerse en el poder. No siempre las revoluciones populares son posibles, Iraq era un jaula de hierro para sus ciudadanos, Saddam y su banda decidían de la vida y de la muerte de los iraquies. La tortura era práctica cotidiana, el terror reinaba, y dudo que sin una intervención militar se hubiera podido crear un escenario à la Túnez. Diré más: dudo fuertemente que sin la caída de Saddam hoy Túnez sería lo que es. Pero aquí entramos en el terreno de las especulaciones. Lo que quiero decir es que no todos los régimenes se pueden derrocar con revueltas pacíficas. Hay casos en que – aunque sea politicamente incorrecto decirlo – hay que saber usar los fusiles y los tanques. El sábado murió Kim Jong-il, y sus gulags siguen llenos. No todos los dictadores se llaman Ben Ali, desgraciadamente.

    Un saludo.

    Enzo Reale

  • 19.12.2011 Gaze

    …comprendo la excitación del mundo con la muerte de Kim Jong Il… pero la caricatura dice todo lo que se necesita saber….

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/7....69_600.jpg

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/3....96_600.jpg

    …aunque, este otro político, vale más que Kim jong, pues salvó más vidas que los que fueron al gulacs de Stalin y Kim jong Il….

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/1....03_600.jpg

    Vaclav Havel RIP….

    …well, here’s a gift for ObamaWorld….. the 2012 we’ll purged the road….

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/1....84_600.jpg

  • 20.12.2011 Jordi Pérez Colomé

    Enzo,

    1) Cierto, Bush hablaba antes de democratizar Oriente Medio. Pero nunca hizo de ese argumento su base para ir a la guerra. No hubiera bastado. Necesitaba algo más serio y por eso mandó a Powell a Naciones Unidas a enseñar fotos de Irak.

    2) Todo es especulación. ¿Hubiera muerto más gente en una revuelta nacional contra Sadam o hubiera logrado unir a chiíes, suníes y kurdos por la libertad? Ahora es imposible de saber. Hay lo que hay. De momento las artimañas de los nuevos líderes chiíes son poco esperanzadoras. Pero, como dices, solo se puede esperar.

  • 20.12.2011 Ana Nuño

    Jordi, en tu séptimo párrafo escribes esto:

    ‘(…) Pero Irak es aún sectario: es más importante quién eres que qué crees. (…)’

    ¿No querías decir al revés? O sea, ‘es más importante qué crees que quién eres’?

    No sé, la verdad es que no me aclaro. En todo caso, me parece una expresión confusa.

    Un abrazo,
    AN

  • 20.12.2011 Jordi Pérez Colomé

    Ana,

    es una expresión confusa. He asociado “quién eres” a la confesión religiosa -aunque con los kurdos la expresión sí que sería correcta- visto que es la diferencia esencial en el país. Con “qué crees” me refería a las opiniones de cada cual, que serían secundarias respecto a la confesión.

    En suma, quería decir, “es más importante la religión que las opiniones” de cada cual. Disculpas.

  • 21.01.2017 Tiger

    May 20, 2008 – 3:06 pm Starting with #1, this list had me chuckling the whole way through it. I can’t believe I’d never made the association with the 10 Coednammmnts before. So obvious, yet so funny. Great post!

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29