ObamaWORLD

miércoles 18 de enero de 2012

Qué queda del Obama de 2008

El año electoral en Estados Unidos ya está en marcha. Las primarias republicanas están a punto de confirmar lo inevitable: su candidato será el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney. Su rival, claro, será el presidente Obama.

Desde que llevo este blog, docenas de veces me han preguntado por el “bluf” de Obama. La queja más habitual es que prometió cambiar el mundo y no lo ha hecho. Qué desilusión. Ha habido tres grandes obstáculos: la política no es para mesías, la crisis y la estrategia republicana.


La política es para políticos, aunque sean distintos

La distinción esencial de Obama es su raza: es el primer presidente negro. Pero hay algo que es casi tan importante: su ascenso. En 2000, el año en que fue elegido su predecesor, Obama no logró entrar en la convención demócrata de Los Angeles, que coronaba a Al Gore como candidato. Ese año, además, había perdido unas primarias para ser congresista.

Obama era entonces un simple senador en el estado de Illinois. Ahí siguió hasta que en 2003 apareció una opción para ir al senado en Washington. Se presentó a las primarias demócratas en 2004 y ganó. Poco después, su luego portavoz Robert Gibbs convenció a los asesores de John Kerry para que le dejaran dar un discurso e la convención de Boston. Ese día cambió su vida. Solo dos años después se presentaba a presidente.

Todos sus predecesores tuvieron en cambio carreras ilustres antes de llegar a la Casa Blanca: gobernador de California (Reagan), vicepresidente (George H. W. Bush), gobernador de Arkansas (Clinton), gobernador de Texas (George W. Bush). Tras la presidencia de Bush entendió que era el momento de algo distinto, que el país quería tomar otro camino y estaba preparado para algo grande: “Nosotros somos los que estábamos esperando”, solía decir.

Cuando él decía que reformaría ámbitos concretos -sanidad, inmigración, clima, tortura, educación-, la gente oía que “todo” sería distinto. El candidato decía “change” y la gente oía “hope”. Obama se presentaba para presidente de Estados Unidos -para cambiar cosas-, no era un nuevo Martin Luther King. Obama jugó con esta ambigüedad para ganar.

El 16 de octubre se inauguró en Washington el Martin Luther King Memorial. Obama dio un discurso breve que sirve para entender esta distinción. Dijo: “Sin las gloriosas palabras del doctor King no hubiéramos tenido el coraje de llegar tan lejos como hemos ido. Gracias a esa visión esperanzada, a la imaginación moral del doctor King, las barricadas empezaron a caer, la intolerancia empezó a desaparecer, puertas de oportunidades sea abrieron para una nueva generación, cambiaron las leyes pero también los corazones y las mentes”. La inspiración y la fuerza venían de un líder espiritual. El político debe encargarse de aprobar la ley.

Imagen de previsualización de YouTube

Obama es un político, aunque a veces ha usado el manto de gente como King: “Incluso tras recibir el Nobel de la paz, el doctor King fue vilificado, denunciado como un agitador, un comunista y un radical”. Son acusaciones que recibe hoy Obama tras el mismo Nobel. La comparación es inevitable. Obama tiene algo de heredero de aquella tradición,pero la comparación con la realidad le perjudica.

Aunque aspire a marcar el camino y a hacer cosas distintas, el objetivo de Obama es convertir Estados Unidos en un país mejor. La misión de Obama va desde convencer a que la mayoría de sus compatriotas acepten la sanidad universal, una ley de inmigración nueva o más igualdad económica, y lograrlo. Para convencerles se necesitan ejemplos y discursos; para lograrlo, votos. Es parecido, pero no es lo mismo. Entre ese cambio y esa esperanza se ha movido la presidencia de Obama.

La semana pasada salió un libro que recorre sus años en la Casa Blanca junto a Michelle y las dos niñas, Malia y Sasha: Los Obama, de Jodi Kantor. Acabo de leerlo. Hay algunos detalles nuevos, pero la tesis básica sirve para confirmar esta lucha del matrimonio Obama para mantenerse fiel a unos principios y lograr sus objetivos.

Obama rechaza los trapicheos políticos de Washington, pero escoge como jefe de gabinete a Rahm Emanuel que, según un asesor en el libro, “sería capaz de dar la mano de Malia y Sasha [las hijas de Obama] a cambio de votos en el Congreso”.

Este doble juego es indispensable en política. ¿Cómo puede un político hacer avanzar sus ideas sin mancharse? No puede. Estos días surge un dilema nuevo que sirve de gran ejemplo. Desde 2010, gracias a una decisión del Tribunal Supremo, las empresas pueden dar tanto dinero como quieran a una organización -las súper PAC (Political Action Committee)- para que financie anuncios en favor de un político o mensaje, aunque no pueda coordinarse con campañas.

Obama se opuso y exigió que nadie de su equipo colaborara con la super PAC que le apoya. Ahora se encuentra con que la súper PAC de Mitt Romney tiene mucho más dinero a su disposición. ¿Qué debe hacer un político “distinto” como Obama: apostar por sus principios e intentar ganar con menos dinero o ir a por todas e igualar con Romney? ¿Si pierde y Romney gobierna, las consecuencias para sus ideas y seguidores serán peores que renunciar a los principios? Estos son los problemas de un político: debe decidir a menudo entre dos males. Si quiere lograr algo, no puede ser solo un mesías.

Esta contradicción ha sido continua en sus años en Washington: ¿qué es mejor: cerrar Guantánamo o conseguir la reforma sanitaria? Aquí lo tuvo claro, según Kantor en el libro: “No podía pedir al Congreso [entonces dominado por demócratas] votos impopulares en los dos asuntos, así que sacrificó Guantánamo por la reforma sanitaria. Las detenciones no afectaban a un gran número de americanos -solo unos centenares seguían en Guantánamo. Para alguien que ha enseñado derecho constitucional, el presidente ha estado siempre poco interesado en cumplir principios abstractos. Antiguos alumnos suyos le recuerdan rechazando argumentos teóricos y preguntar: ¿cómo afecta esto a gente real?” Ante esta pregunta, ganaba la reforma sanitaria. Es lo que hizo.

El Nobel de la Paz fue otro momento así. Obama había inspirado, según el comité, a miles de personas, pero como presidente de Estados Unidos debía enviar más tropas a Afganistán si lo creía conveniente u ordenar o no la misión para capturar o matar a bin Laden. ¿Debía renunciar al Nobel?


Dos problemas más

Además de la política, Obama se encontró con dos problemas imprevistos durante la campaña: primero, la crisis. La debacle financiera ha marcado tanto la presidencia de Obama que en 2012 será aún el tema (también porque es su mayor debilidad). Entre estímulos y déficit ha perdido meses de esfuerzos a cambio de poco. Segundo, la estrategia republicana de insistir en que solo era un político más, no un salvador. Será otro gran argumento de la oposición en noviembre: Obama quiere hacer crecer el gobierno. Sus intereses por tanto son políticos, no justos. Según este argumento, su objetivo no es hacer que más americanos dejen de ser pobres, sino robar el dinero a los ricos para dárselo a los que no trabajan. La estrategia -subir los impuestos a los que más tienen- y el resultado son parecidos, pero las palabras son cruciales: parecen dos políticas contrapuestas.

Obama será en 2012 menos esperanza -ya ha sido el primer presidente negro-, pero pedirá más cambio: los cambios reales son lentos y requieren esfuerzo, dirá una y otra vez. Sobre todo tratará de evitar en los próximos cuatro años que los republicanos no deshagan lo que ha intentado montar. Será una campaña política, no espiritual.

Etiquetas: , ,

Comentarios 12 comentarios

Comentarios

  • 18.01.2012 Gaze

    ummm…., si no sabes litigar tu presidencia a la que fuiste elegido para transformar la oligarquía nacional de Washington, eso se llama: incompetencia política….

    Y por eso es que:

    “Obama será en 2012 menos esperanza” (si sale reelegido)… porque no se puede ser Robin Hood mientras cenas con la oligarquía de la Wall Street , mientras hay 45m de pobres siguen aumentando de número (según PEW) bajo un gobierno que se ha visto de plano su incompetencia para solventar la economía nacional…. Por eso es que “La queja más habitual es que [Obama] prometió cambiar el mundo y no lo ha hecho. Qué desilusión.” Eso le pasa a millones de jóvenes idealistas y soñadores de arcadias que se dieron cuenta (después de tres años) de que el poder de las benignas palabras del presidente, no compete, no empalman ni zurcen los calcetines rotos del planeta. De hecho, desde su ascensión al poder, pareciera que el planeta se ha tornado más caótico y amenazante para la misma seguridad nacional del país y otras naciones. Por otra parte, siempre creí desde el primer día, que el país se había equivocado de hombre para liderar una nación compleja y más cercana al pragmatismo-realista de Max Weber que a la ciencia sociológica-humanista de Marx. Definitivamente, hemos sido testigos de eso. Hemos sido testigos de que en los EE.UU. no puedes ser un Robin Hood, si comes las delicias de la Wall Street y corporativismo sin enojar a tu base; no puedes ser un guerrero sin cambiar las comas de la doctrina bushita (las guerras de Obama) sin romper tus promesas con el pueblo, y no puedes imponer tu voluntad política si el Congreso de John Boehner no lo aprueba. En fin, un dilema bipolar. Si Obama sale reelegido por otros cuatro, será una tragedia y tristeza que durara muchos años-recuerda que Obama no es un hombre feliz, todo es tristeza pesadumbre y amenazas, y si se va, habrá tónico en abundancia para curar la herida que dejó.

  • 19.01.2012 Jesus

    Es dificil cruzar el pantano sin mancharse nos dice Jordi y creo que es cierto, pero… — ah, los eternos peros– , una cosa es una u otra salpicadura en el camino y otra cosa es comenzar del camino cubierto de lodo.
    Todos — incluso los propios republicanos y los que sin serlo odian a Obama y lo que representa — sabemos que los republicanos han hecho todo lo que ha estado a su alcance por entorpecer el gobierno de Obama (incluyendo el veredicto de la Corte Suprema referente a la financiacion de los PAC); todos sabemos que esos que se llenan la boca hablando de recuperar “el camino correcto” son los que descalirraron el pais y todos sabemos que mas alla de los errores que haya cometido Obama es mucho mejor alternativa que cualquiera de los republicanos y claro que mucha mejor que el “cambiante” Mitt Romney.
    Por tanto yo confio en que el pueblo norteamericano no solo reelija a Obama, sino que le de la necesaria mayoria en el Congreso para poder llevar a cabo lo que no se pudo concluir en los primeros cuatro años… y de no ser asi que Dios nos coja confesados.

  • 19.01.2012 Cara de palo

    All Hail the God King:
    http://rlv.zcache.com/all_hail_the_god_king_p....3x_500.jpg

  • 19.01.2012 Gaze

    Y el Cesar está en Disney World vendiendo mentiras de trabajo…. Mientras aquí, en Carolina del Sur los centuriones se aprestan a darse sablazos para delicia de la plebe… Que viva el mejor!!

    …yup, yup… ahora el recuento de votos iowanos deja a Santorum con 34 a la cabeza de Romney, Rommney no dice nada, bueno, ya pasó y eso cuenta. Por otra, hay algo demoniaco en la prensa progre/demócrata de este país, que es esa mismita que subió a Obama al poder en base al sublime del “food stamp” humanitario de la izquierda-liberal. Es la misma que otra vez busca limpiarle el camino al rey para que su señoría sea reelegido…. Precisamente, ahora cuando Gingrich se prepara hoy a las 8:00 pm para finiquitar votos de Carolina del Sur después de su exitoso panel con Julian Williams, y de recibir la bendición del vaquero Perry que lo endorsa (con millonadas); misteriosamente, aparece una entrevista calumniadora, picante, horrenda y traidora de una de sus ex esposas despechada de rabia. ¿Quién le paga a esta mujer para que abra la boca sobre los secretos de cama? Y ahora justamente en medio de uno de los más importantes debates que podría darle la nomi a Gingrich… Gingrich es el único candidato diferente a Obama, mientras que el ricachón de Romney no sabe sacarle jugo a lo que ha hecho por el país, según este diario: http://online.wsj.com/article/SB1000142405297....42246.html

    Por eso, Romney es moneda de “Mr. Cesar” y Cesar se lo desayuna de postre en noviembre y bota el resto a los leones… por favor!!

    Realidad del GOP: Romney tiene la plata pero no es conserva y se desconfía, podría pagarse la nominacion; Santorun, nada. Gingrich, poquita plata y si sus detractores lo hacen pisar el palito como a Cain, se va pa’ fuera…. Conclusión: obambi se sirve otros cuatro a costa de la estupidez humana…

  • 20.01.2012 Spencer

    No estoy nada de acuerdo con este artículo tuyo. Hay varias cosas que dices que no me gustan nada, como eso de que Obama quiere hacer del país un lugar mejor. Suponiendo que sea cierto, que me parece, cuanto menos, dudoso viniendo de un político, es algo que quieren hacer todos los gobiernos y gobernantes. Dice el dicho que de buenas intenciones está el infierno lleno. Y es cierto. El “buenintencionismo” a traído muchos problemas al mundo. Es mil veces mejor para un país un buen gestor, aunque sea un auténtico cabronazo, con perdón; que alguien cargado de ilusión, pero que no sepa distinguir entre Hayek y Keynes.

    También dices que Obama rechaza los trapicheos políticos. De cara al público, todos lo hacen. Todos, sin excepciones. Incluso en los extremos casos de corrupción encontrarán manera de justificarse. Sin embargo, una persona también se define por sus actos, no sólo por sus palabras. Y una persona que no actúa conforme a sus palabras se define como hipócrita. Término que, por desgracia, abarcaría a la mayor parte de la clase política. Debe ir en el contrato.

    Después, me hace mucha gracia como se disfraza en el libro de Kantor el asunto de Guantánamo y la reforma sanitaria, por la cual opta finalmente Obama en supuesto beneficio de todos los americanos. El problema no es que deje de afectar o no a los americanos. También les afectaría para bien el cierre de Guantánamo; tanto al nivel de todas las personas que son torturadas allí, como a nivel moral para el país, eliminando una de las vergüenzas que sufre EUA -que por suerte para ellos, son muchas menos que las españolas-. El problema es que no les afecta directamente a los ciudadanos, es decir, no produce tantos votos ¿Torturan las empresas sanitarias a sus clientes? Para los que justifican que no se cerrará esa cárcel para poder efectuar esa reforma, que puede ser muy criticable, parece que si.

    También son vergonzosas las comparaciones con Marthin Luther King -que busca el propio Obama-, o la justificación de la subida de impuestos que, contra lo que se cree, siempre afecta más a la clase media la clase trabajadora.

    Un saludo cordial.

  • 20.01.2012 Cara de palo

    Spencer, suscribo la mayor parte de lo que dices, pero el dicho que citas lo citas mal. Es así: “el camino del infierno está empedrado de buenas intenciones”.

    En cuanto a lo de Guantánamo, es problema muy difícil de resolver de manera sensata y satisfactoria. ¿Qué hacer con esa gente? Ni los pueden soltar, ni los pueden juzgar en un tribunal.

  • 20.01.2012 Jordi Pérez Colomé

    Spencer,

    Quizá la expresión “un país mejor” sea demasiado general. Mitt Romney también quiere hacer de Estados Unidos “un país mejor”, cada cual a su manera. Me refería a solucionar problemas que llevan años sin arreglar. La sanidad necesita atención no solo para cuidar de la gente que no puede ir al médico que quiere cuando quiera, sino por los costes crecientes para los programas del gobierno -Medicare, sobre todo- y por el uso que hace de la sanidad la gente que no paga: van a urgencias y allí están obligados a atenderles sin seguro. Nadie se beneficia de eso. Con la inmigración ocurre algo parecido: ¿qué debe hacer el gobierno con los millones de indocumentados? ¿Ignorarles? No sé si esa es la medida ideal de un gestor, “cabronazo” o no. Estoy convencido, por cierto, de que Obama -si la alusión era por él- sabe distinguir entre Keynes y Hayek.

    La política requiere compromiso, que pueden llamarse “trapicheos”. No es algo ilegal. Obama prometió objetivos: uno era cambiar Washington. No lo ha conseguido. ¿Lo ha intentado? Yo creo que más que los republicanos, sobre todo porque tenía más por ganar. Pero esto es una valoración, nadie puede medir “cuánto” lo ha intentado. ¿Cómo decir si es hipocresía o no? Aquí comprueban las promesas que Obama hizo en la campaña. Es lo más parecido a un contrato: http://www.politifact.com/truth-o-meter/promises/obameter/browse/

    En cuanto a Guantánamo y la reforma sanitaria, Obama sería el primer interesado en aprobar las dos medidas, tal como prometió. No ha podido ser. ¿Por qué? Como dice Cara de Palo, es difícil legalmente. Pero el Congreso tampoco iba a asumirlo. En un mundo ideal lo hubiera hecho, pero la política es solo el reino de lo posible.

  • 20.01.2012 Gaze

    Como dije, corrió sangre en la arena… y la plebe aplaudió a rabiar a Gingrich…

    …John King, representante de la CNN, salió ayer con los ojos morados y sangre en las narices por meterse en las sabanas de Gingrich. Hacía tiempo que no veía a un político poner a los medios de difusión en su lugar. Esa misma difusión de personajes ególatras y maniacos que deificó culto para que Obama caminara hacia al reino de la trasformación del pais… en fin, Gingrich va de punta en el poll de Carolina del Sur… (aunque se gastó casi todo el super PAC)
    http://www.washingtonpost.com/politics/2012/0....story.html

  • 20.01.2012 Spencer

    Jordi, lo de Hayek y Keynes no iba por Obama -estaba pensando más bien en Zapatero por ejemplo- si no por las personas que están cargadas de buenas intenciones pero no son suficientemente capaces para lo que tienen que hacer. En ese exabrupto que me salió me refería a esa expresión, la del “país mejor”. Vamos, que quería decir que, para mí, las buenas intenciones no cuentan mucho. De ahí lo del gestor “cabronazo”: evidentemente no pienso que un buen gestor deba ignorar el problema de la inmigración.

    Con lo de Guantánamo y la reforma sanitaria, me parece mucha casualidad que sean los problemas sanitarios los que le parecen más graves, siendo también los que le dan más votos. Para mí, lo de Guantánamo es un problema de muchísima mayor envergadura, que afecta a las libertades de una democracia de más de 200 años de antigüedad. Evidentemente es una disyuntiva difícil, pero el planteamiento de Kantor me parece muy demagógico, igual que lo que sé sobre Obama, que, por otra parte, no es todo lo que me gustaría.

    Un saludo cordial.

  • 20.01.2012 Gaze

    …Barthes dijo mucho sobre el significante vs significado… y por eso creo que las caricaturas dicen más que las palabras, por muy bien que se sepa escribir…

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/1....43_600.jpg

    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....35_600.jpg

    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....95_600.jpg

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/1....74_600.jpg

  • 21.01.2012 Gaze

    “more people have been put on food stamp under president Obama than any other president of US.”
    -Gingrich.

    …Gingrich va de punta, -so far so good… Mr. Gingrich leads Mr. Romney 38 to 30 in the FiveThirtyEight forecast of South Carolina, which has been updated with polling through Friday evening.

    http://fivethirtyeight.blogs.nytimes.com/2012....-votes/?hp

  • 23.01.2012 Enzo

    Me sorprende que se siga considerando Obama un presidente con “principios”. Obama nunca lo ha sido (es mi opinión, claro), nunca ha considerado realmente los principios como la inspiración de su acción política. La palabra que define el Obama presidente es “oportunismo”, exactamente lo contrario. La comparación con su predecesor es dramática: Bush puede haber hecho errores, pero su acción (sobre todo en la primera parte de su mandato y especialmente en política exterior) nacía de una tensión ideal que Obama nunca ha demostrado tener.

    Saludos.

    Enzo

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47