ObamaWORLD

martes 31 de enero de 2012

Las claves de las primarias en Florida

Hoy terminan las primarias de Florida. Hace unos días que ya se puede votar, como se ve en la foto de unos días en Palm Beach Gardens. Anoche Mitt Romney anunció que suspendía el único acto que tenía antes de la noche electoral, en Tampa. Los sondeos que maneja su campaña debe dar una ventaja sólida. Las últimas encuestas le dan 15 puntos más que Gingrich y tiene un 97 por ciento de opciones de ganar,

20120131-070553 a.m..jpg

Florida es el único estado hasta ahora que dará todos sus delegados al ganador y romperá una nueva ley del Partido Republicano que obliga a repartirlos proporcionalmente. Los delegados son quienes en la convención del verano nominarán al candidato; el ganador necesita más de la mitad.

Mitt Romney sabe que ganará en Florida. En el último acto de campaña aquí se arrancó cantar -quizá porque han visto que el tarareo de Obama hace unos días cayó bien- y ni siquiera citó a su principal rival, Newt Gingrich. Se centró en el presidente. Esto no significa que las primarias terminen, pero ese será un tema para mañana.

Imagen de previsualización de YouTube

Mitt Romney llegó a Florida con poco fuelle, a pesar de ser el favorito inicial: de tres elecciones, había ganado solo en New Hampshire y Gingrich venía de remontar y llevarse Carolina del Sur por sorpresa. Pero Romney se ha recuperado. ¿Cómo lo consiguió? Sobre todo gracias a dos cosas: los millones y los debates.

Romney tiene más dinero. En los casi 2 mil kilómetros que he hecho por Florida, he tenido bastante tiempo para escuchar la radio. He oído varios mensajes de los dos candidatos principales, pero Romney gana de bastante. Eso sin contar la tele.

Los anuncios políticos americanos suelen acabar con frases parecidas a esta: “Soy Mitt Romney, me presento a presidente y apruebo este mensaje”. En la campaña presidencial de este año se oyen por primera vez variantes así: “Mensaje pagado por Restore The Future y no autorizado por ningún candidato o comité de candidato”.

En enero de 2010 el Tribunal Supremo dictó que las empresas eran personas y podían intervenir en campañas electorales sin límite y con anonimato. A los grupos que gestionan ese dinero se les llama súper PAC (comités de acción política) y no pueden coordinarse -lo que es difícil de demostrar- con las campañas de los candidatos.

Entre la campaña y la Super PAC que apoya a cada candidato, en Florida se han gastado cuatro veces más en anuncios a favor de Romney que de Gingrich. Ser el favorito conlleva probablemente disponer de más dinero tanto en la campaña como en la Super PAC. Pero estas nuevas armas tienen dos problemas: primero, pueden permitirse el lujo de ser más negativas -lo fueron el 92 por ciento en Florida- y falsas. El candidato siempre podrá decir lo de “no he visto ese anuncio”. Romney estaba tan acostumbrado a decirlo que en el último debate lo dijo de un anuncio que sí era suyo y “aprobaba”; luego rectificó.

Segundo, cuando un candidato se convertía en el favorito claro, el partido podía medrar para que sus rivales frenaran la campaña si convencían a los donantes de dejar de darles dinero. Este año, sin límites, Gingrich puede confiar en un solo magnate, el hombre de los casinos Sheldon Adelson, para que le financie hasta que los dos lo dejen. Como me dijo el consultor republicano Chris Ingram, las súper PAC “están fuera de control”. Y aún no han empezado las generales.

La sorpresa en los debates. Gingrich habla mejor que Romney. En charlas con votantes por toda Florida, uno de los argumentos más repetidos era que Obama destrozaría a Romney en los debates, y con Gingrich no podría. Gingrich venía de dos intervenciones estelares en Carolina del Sur. Esta sobre la pobreza y los negros tras una pregunta de Juan Williams:

Imagen de previsualización de YouTube

Y esta sobre su pasado y su vida privada tras una pregunta de John King:

Imagen de previsualización de YouTube

Mitt Romney, en cambio, solía dudar más y sus respuestas a preguntas complicadas eran vacilantes. Hasta que llegó Florida, sobre todo el último debate. Romney estuvo convincente y logró frenar a Gingrich. Fue un éxito.

Imagen de previsualización de YouTube

En los tres actos que vi de Romney, todos después de ese debate, el candidato en su discurso repitió esta frase: “¿No fue divertido el debate de anoche?” Había logrado ser mejor que Gingrich el día clave.

Florida es el estado más grande donde ha habido primarias hasta ahora. Es también el estado más variado: hay blancos, latinos, negros, progresistas y conservadores. Es el mejor experimento para ver qué piensan los votantes del país hasta ahora.

Los temas son dos. Los votantes republicanos ya han escogido sus dos grandes temas para las elecciones generales: la economía y la reforma sanitaria. En todas las entrevistas con votantes me han citado detalles económicos como quejas básicas: déficit, impuestos, empleos e incluso socialismo. El lamento es que Obama no lo entiende, no sabe que “el gobierno no crea trabajo”. Ayer, en un encuentro con ciudadanos a través de Google+, a una señora que se quejaba de que su marido no tenía trabajo, Obama le dijo: “Envíeme su currículum”. El comentario o broma no ayudará al presidente.

Si llegan a la Casa Blanca, lo primero que haría Newt Gingrich o casi lo primero si fuera Romney, sería derogar la reforma sanitaria. Este año se volverá a hablar de este asunto. Antes del verano el Tribunal Supremo debe fallar sobre si la ley es constitucional o no. Luego, uno de los grandes debates de la campaña general, será si lo que impulsó Romney en Massachusetts es igual o no a la reforma de Obama.

La sanidad es un tema esencial y complejo en Estados Unidos. Las explicaciones requieren detalles que muchos ciudadanos no conocían cuando les preguntaba. La charla más curiosa sobre sanidad fue en un mitin de Romney. Entrevistaba a votantes entre el público antes de que empezaran y de repente viene una señora bajita, se tapa la boca con unos folios y me dice en susurros al oído: “He oído que eres español; la sanidad alemana es mil veces mejor que la de aquí”. Luego me puso cara de “todos estos no se enteran”.

La sanidad en Estados Unidos es esencialmente privada y va con el empleo. Pero cada plan de cada paciente es distinto y depende de montones de variantes. Los parados o los trabajadores de pequeñas empresas no la tienen cubierta. Siempre suelen además haber copagos por pruebas puntuales. Es un mundo complicado. Esta mujer me decía que si no pagas mucho, la sanidad no sirve. A los médicos les interesa más atender si pueden hacer pruebas y visitas, con las que se llevan más ingresos.

En cambio, en un acto de Gingrich, pregunté a un señor por qué le apoyaba: “Yo soy de Massachusetts [donde gobernó Romney desde 2002] y ahora pagó una multa por su culpa”. Este señor cree que le sale más barato ir al médico y pagar solo cuando esté enfermo que asumir cada mes una cuota de una aseguradora. Por eso prefiere sufrir la multa por no querer sanidad que acatar la ley y comprar más bajo presión. Pero si un día necesita algo grave, deberá tener muchos ahorros.

Por último, entre muchos republicanos, corre esa idea ligera de que se está también en una crisis moral e histórica: los valores han cambiado y el gobierno actual aleja aún más a los americanos de sus valores de trabajo duro y ética.

Los latinos y los cubanos son distintos. No puedo hablar de Florida sin mencionar a latinos y cubanos. Los separo porque son distintos: los cubanos dominan Miami y les preocupa Cuba, los latinos de otros países están más repartidos y les preocupan sonre todo los papeles -cubanos y puertorriqueños tienen papeles automáticamente.

Así, los latinos suelen ser más bien demócratas en estos años y los cubanos americanos son republicanos. El mayor debate entre cubanos aquí etos años es qué hacer con las remesas y los viajes a Cuba a ver familiares y a hacer contrabando. El gobierno de Obama ha relajado el embargo. El activista Alberto de la Cruz lo ve como “un regalo” al régimen cubano por los ingresos extraordinarios que tiene y que le alarga la vida. En este vídeo del domingo con Mitt Romney, la presidenta del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso, Ileana Ros-Lehtinen, dice que Obama “se confunde con Cuba”.

Imagen de previsualización de YouTube

He hablado con varios miembros de la comunidad cubana aquí. Hay un cierto debate si el exilio posterior al 90, el que nació ya tras la revolución, votará cuando le toque por una política de apaciguamiento y seducción hacia Cuba como Obama o seguirán con la dureza republicana. Podría ser que pasaran las dos cosas: uno, que Obama ya dé por perdido el voto cubano, y dos, que más cubanos de los que parece apoyen a Obama y su política menos agresiva. Es un misterio si ese “cambio generacional “es sólido. Habrá que ver las elecciones.

Mientras, los latinos están más preocupados por su situación legal y qué les ofrece el gobierno a los 11 millones de ilegales que hay en el país. Las diferencias aquí son grandes. Obama controla mejor las fronteras y deporta a más gente, pero a cambio quería ofrecer una vía de nacionalización para los más jóvenes. Los republicanos no quieren ni oír hablar de eso. Los demócratas hacen lo que pueden.

El efecto Ron Paul. En todos los días en Florida no he hablado de Ron Paul. Junto con Santorum, son los dos que siempre han estado tercero y cuarto en el estado. Pero a Santorum se le acaba el dinero y las opciones. Tras Florida, puede convertirse en una carrera de tres, con objetivos distintos. Paul dejó de lado Florida porque solo se lleva delegados el ganador y es un estado grande y caro. Mientras, hace campaña en Nevada y Maine.
.

20120131-082719 a.m..jpg

Pude hablar con alguno de sus seguidores. Son más jóvenes que el resto de los republicanos y si Paul no sale -que no saldrá-, bastantes se quedarán en casa en noviembre en lugar de votar por el republicano. Mañana contaré mejor cuáles son los siguientes pasos de los candidatos según los resultados.

*

Como otras veces, este viaje corre a mi cargo. Si te gusta este blog, puedes echarme una mano en el paypal de la derecha para que dure más. Como alternativa, aquí y aquí vendo versiones electrónicas de mis tres libros. Gracias.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 4 comentarios

Comentarios

  • 31.01.2012 Paco

    Preocupante que el dinero sea tan importante para ganar. Teniendo en cuenta esto:

    Entre 1984 y el 2009, mientras que los ingresos económicos promedio de los miembros del Congreso subieron de $280 mil a $725 mil, los de una familia promedio estadounidense cayeron de $20,600 a $20,500

    El 60 por ciento de los que arribaron por primera vez al Senado y más del 40 por ciento en igual condición en la Cámara de Representantes son millonarios.
    http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2011041904

    Es normal que los que gobiernen gobiernen sólo para los ricos. Lo preocupante es cómo la gente les cree y confían en que una pandilla de ricachones les va a ayudar o legislar a su favor…

    Lo del PAC es triste de cojones… dejan que multinacionales hagan publicidad por los candidatos… Es decir que Cocacola o los bancos nos aconsejan qué votar.

    Sobre la sanidad mejor no hablo, un sitio donde sino tienes dinero te mueres de cosas que tienen cura no puede hablar de libertad y menos ir por ahí dando lecciones de moral y ética.

  • 31.01.2012 Jesus

    Jordi te clarifico algunas cosas con conocimiento de causa:
    No todos los cubanos son republicanos y aunque aun estan en mayoria entre los que tienen derecho al voto la mayoria de los que van obteniendo la ciudadania se hacen independientes, que en la mayoria de los casos votaran democratas, o democratas.
    En cuanto a eso de la agresividad republicana es un cuento de camino que utilizan para congraciarse con su base, lo que ha hecho Obama de eliminar las restricciones de viajes y envios de remesas no implica en lo mas minimo un intento de acercamiento o apaciguamiento del castrato — prohibir que alguien vaya a ver sus familiares o que lo pueda hacer solo cada tres años esta mas cercano de las ideas totalitarias de los castro que de las democraticas — sencillamente las restricciones impuesta por Bush lograron menos en favor de la lucha de los opositores internos que lo hecho por Obama en estos tres años y es eticamente insostenible.
    Quizas despues con mas tiempo, que ahora no tengo, pueda ampliar el tema.

  • 31.01.2012 Gaze

    …a Starbucks latte is just a Starbuck latte, according to S. Freud… (:=

    …left to our own devices, most wouldn’t see the vagina dentate as enemy because their only critical attention in on solely-politics, the critical attention it is not deterred away — the political attack ads in Florida are really castrating us all, nationally. Thus, one current group-fantasy centers on the political horror show and how it really is making us all feel impotent. This is a rather interesting thought since it signals disgust with our political process and current politicians we have running for president for reasons other than the usual ones. (+ Obama will have a “comilona”, a free-meal with any of those two morons…)

    http://www.caglecartoons.com/media/cartoons/1....43_600.jpg

  • 31.01.2012 Jordi Pérez Colomé

    Jesús,

    eso es más o menos lo que he visto. Las nuevas generaciones de exiliados son menos republicanas, pero aún no han demostrado que sean mayoría. La prueba por ahora son los congresistas republicanos del sur de Florida.

    En cuanto a si ayuda más al fin del régimen castrista el embargo duro de Bush o la estrategia más dulce de Obama, es un debate por el que no he preguntado suficiente.

TRACKBACKS

  • 01.02.2012 Vuelve Mitt, el inevitable | Obamaworld

    […] « Las claves de las primarias en FloridaMiércoles 1 de febrero de 2012Vuelve Mitt, el inevitableMitt Romney ha ganado las primarias de […]

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia