ObamaWORLD

Lunes 27 de febrero de 2012

La nueva exclusiva de Wikileaks no es un bombazo

Wikileaks publica una nueva exclusiva: 5 millones de correos electrónicos de la compañía de inteligencia americana Stratfor. De momento, solo han sacado 167. Wikileaks dio con antelación su bomba informativa a 25 medios de todo el mundo. Esta madrugada solo el español Público -que ya no tiene versión papel- lo tenía en portada.

Esta revelación no tiene nada que ver con los documentos militares sobre Afganistán e Irak y los cables diplomáticos americanos de 2010 que Wikileaks publicó con el Guardian, Der Spiegel o el New York Times. Ni Stratfor es el gobierno americano, ni los medios son de los mejores del mundo. Puede ser que los próximos días llegue algo mejor, pero nadie publica información secundaria el día que da la exclusiva. Tras la publicación anoche de la primera entrega de correos, esto es lo más importante.

La exclusiva no es de Wikileaks. Wikileaks saltó a la fama por publicar documentos que les había hecho llegar un soldado americano en Irak, Bradley Manning -ahora juzgado en Estados Unidos-, que tenía acceso a archivos secretos.

Ahora ha ocurrido lo mismo: hackers de Anonymous entraron en la base de datos de Stratfor hace unos meses y robaron los correos de sus empleados y la información de las tarjetas de crédito de sus clientes (yo estoy suscrito a Stratfor y he tenido que renovar mi visa.) Anonymous ha dado los correos a Wikileaks.

Por qué Stratfor. En uno de los correos de 2011 que desvela Wikileaks, hay un documento interno titulado “El negocio de Stratfor”. Explican qué hace Stratfor: “Tras 15 años en este negocio, los medios nos llaman think tank, consultoría de riesgo político, compañía de seguridad y peor -académicos. Los medios rusos nos llaman parte de la CIA. Los países árabes dicen que somos israelíes. Es una locura”. Un poco más adelante, dicen lo que hacen: “Stratfor es una empresa editora y publica un solo producto: nuestro servicio de inteligencia online”.

Según ese documento, hay 292 mil personas y empresas que reciben ese servicio. Yo soy uno de ellos. Según la información de Público, Stratfor cobra “lucrativas subscripciones anuales” a “militares, diplomáticos y agentes de inteligencia de las instituciones y naciones”. Yo pago 139 euros por Stratfor, y me regalan un libro, un poco más de lo que me cuesta el New Yorker y más o menos como el Economist. Según Público, que ministerios paguen a Stratfor esta suscripción significa que se financia con “dinero público”. Es absurdo.

Stratfor busca información para sus suscriptores, como cualquier medio. Pero en lugar de hacerlo con métodos periodísticos, lo hace “por medios de inteligencia”. ¿Qué es? Tratar de conocer a gente bien colocada y pagarles por la información. Luego los analistas deciden qué es verdad y qué no y cómo encaja en la estrategia de cada país. A veces Stratfor trae algo interesante, dan buena información de fondo, pero no da más exclusivas que cualquier periódico. A menudo se equivoca. Hasta el día antes de que cayera Trípoli, decían que la guerra de Libia iba para largo.

No es nada nuevo. Ya se sabía que habían robado correos de Stratfor. A principios de diciembre, el FBI llamó a Stratfor para decirles que Anonymous les había hackeado las cuentas. El 10 de enero, el presidente de la empresa, George Friedman, envió este mensaje a sus abonados:

Imagen de previsualización de YouTube

Admitía el error de no tener los datos de los clientes bien protegidos: “Sabíamos que nuestra reputación saldría perjudicada de la revelación, sobre todo porque no habíamos encriptado los archivos de las tarjetas de crédito. Fue un error”. Decía entonces que en algunos foros se confundía a “suscriptores” con “clientes”, que querrían información personalizada. De ahí, dice Friedman, se pasó a creer que Stratfor analizaba información clasificada de sus clientes: “Ya no éramos una organización que analizaba el mundo para el público interesado”, sino “el eje de una conspiración global”.

Por eso Anonymous estaba interesado en los correos y los robó: “Como es obvio, no nos alegró ver cómo nos robaban los correos. Dios sabe qué pueden escribir cien empleados [el número de analistas de Stratfor] que puede ser embarazoso, estúpido o sujeto a malinterpretación”, dice Friedman. Eso es justo lo que ha ocurrido.

No hay nada serio. Los correos son conversaciones de analistas que comentan una noticia de AFP sobre Israel e Irán o cómo tratan de sobornar a los militares venezolanos. Pero nada más. Es su trabajo y demuestra que saben poco como cualquiera y que sus fuentes son tan poco fiables como las de todos.

De hecho, Público en otra información reconoce que Stratfor hace lo que puede: “La mayoría de los confidenciales que vendían a sus clientes estaban hechos a base de mezclar información obtenida por las agencias de información más comunes y accesibles, y aderezarla con informes internos de algunos servicios de estudios bancarios o financieros”. Es decir, nada.

Voy a poner algunos ejemplos de los correos. Un analista pone a la misma altura sus fuentes que el artículo de un ex miembro de la CIA que ahora escribe en la revista Time:

“Todas mis fuentes están convencidas de que Irán se prepara para una guerra que hará al régimen más fuerte. ¿Viste que Bob Baer dio el mismo en Time?”

Aquí otros dos analistas discuten cómo un grupo de comandos israelíes ha entrado en Irán y, ayudados por kurdos, han saboteado un depósito de armas. Uno es escéptico. Pero el otro le da detalles:

“Es más probable que usen a terceros. Pero si no, las fuerzas de operaciones especiales se mueven a menudo sin ser detectadas. No te los imagines entrando en helicóptero, sino como un grupo de trabajadores emigrantes que cruzan la frontera. Había muchos judíos en Irán, ya no tantos ahora, de ahí es de donde yo reclutaría.”

Los servicios secretos israelíes buscarían a judíos persas para que entraran en Irán a poner bombas. ¿Puede ser cierto? Claro, pero no hay pruebas. Son elucubraciones basadas en información poco fiable. Es interesante para ver cómo trabaja Stratfor y quizá otras compañías de inteligencia, pero esto difícilmente es una exclusiva mundial. Por ejemplo, así describe un analista a una fuente venezolana a la que da un notable bajo:

“La fuente es anti Chávez, pero a lo largo de los años la voy conociendo mejor y sé distinguir cuando me pasa mierda y cuando me da información útil: su info sobre el régimen venezolando es contrastable, pero tiendo a ser más escéptico sobre lo que dice de Irán.”

Es parecido a lo que hacemos los periodistas con las fuentes. Esto que viene ahora los periodistas solemos hacerlo menos, aunque a veces pagamos las comidas con nuestras fuentes:

“¿Adivina quién ha colaborado más últimamente? La elite militar. Estos tipos han estado viviendo la buena vida. Les encantan las mujeres, muchas mujeres. Les encanta el alcohol. Les encanta el bora bora. Son fáciles de sobornar. No les importa Chávez, sino mantener su estilo de vida.”

Con este asunto de correo electrónico hacen bromas sobre el ex presidente español: “Former Spanish PM Azner”. Confunden el nombre.

Esto es todo lo que da de sí hasta ahora la nueva exclusiva de Wikileaks. Es una señal de su debilidad. Pueden volver a encontrar documentos importantes y publicarlos. Pero no son estos.

Hay algo divertido. Antes de acabar, entre los correos hay un documento adjunto que es un vocabulario sobre los términos que usa Stratfor y sirve para ver cómo es el mundo del espionaje por dentro. Es interesante, divertido e ingenioso. Dejo aquí algunos fragmentos para cerrar.

“Fuente: alguien que te da información. Cualquiera ha hablado con un agente de inteligencia es considerado una fuente. Un agente que dice: ‘Tengo una fuente en la Casa Blanca’, puede significar desde que una vez el guarda de la puerta le dijo que se apartara a que se cepilla a la mujer del presidente. Fuente es una palabra interesante pero sin sentido. Fuente fiable es más bonita. Siempre pregunta a un agente por qué cree que una fuente es fiable. Te dará tiempo a leer el periódico mientras piensa en una respuesta.”

“Credibilidad: La clave en el arte del espionaje es evaluar la credibilidad. Causa básica de úlceras en la profesión.”

“LSOS: mentiroso saco de mierda (LSOS son las siglas en inglés). Aplicado a las fuentes, es el motivo por el que los agentes tienen canas. Nivel más bajo en la escala de credibilidad.”

“Presentación de Powerpoint: un modo eficaz de convertir análisis complejos y sofisticados en puntos sin ingenio. Si no puedes leer 50 páginas de análisis antes de invadir un país o comprar una empresa, es probable que no debas estar en el negocio. Invento más destructivo que el hombre haya conocido.”

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 17 comentarios

Comentarios

  • 27.02.2012 matahari

    Pues leído lo leído, pagar 139 euros sólo para que te regalen un libro es bastante absurdo.

  • 27.02.2012 Pagar, ¿para qué?

    Eso mismo creo yo: ¿para qué paga usted por una cosa que tiene menos valor -al menos es lo que saco de sus palabras- que un cartón de Don Simón usado?

  • 27.02.2012 Alain Ochoa

    Gran artículo. Es lamentable que se venda como exclusivas periodísticas lo que son exclusivas de Wikileaks, y a su vez que Wikileaks venda como exclusivas lo que no son más que colecciones de datos irrelevantes. A eso se le llama cotilleo y nada más. Eso sin menoscabo de otras veces en que sí han dado información de calado. Pero pierden credibilidad si caen en la conspiranoia.

  • 27.02.2012 Jordi Pérez Colomé

    Matahari, Pagar ¿para qué?,

    pago por una información parecida a la que ofrecen otros medios. Stratfor da menos cantidad de artículos, pero en algunos casos el detalle en los antecedentes y el contexto está más elaborado que en un artículo de prensa. No da más exclusivas o teorías que agencias o periódicos, pero sí da información en algunos asuntos mejor elaborada. Pago por eso. Lo considero una suscripción más, complementaria. Nada especial.

  • 27.02.2012 charli

    Acaso es tonteria el email sobre US-BANK Dirty money, en el que hablan sobre el banco Wachovia que blanqueó 72billones de dólares provenientes del narcotráfico mejicano? http://wikileaks.org/gifiles/docs/1115826_re-us-bank-dirty-money-.html

    Saludos

  • 27.02.2012 Svenj

    En todo caso, estás suponiendo que la información que recibís los suscriptores de Stratfor es toda la información que maneja y vende Stratfor.

  • 27.02.2012 Jordi Pérez Colomé

    Charli,

    esa información la publicó el Observer el 3 de abril de 2011. En el primer correo del link está el texto entero de ese artículo: ahí está la “revelación” del blanqueo.

    Svenj,

    por supuesto. Pero por ahora los correos no demuestran que haya nada más. Por eso digo arriba que me sorprendería que hubieran dejado algo gordo para otras entregas.

  • 27.02.2012 Mckeyhan

    Algo es algo, es mucho más de lo que veo aqui en Obama World. Jijijij, soy malito, ¿eh?

  • 27.02.2012 pintpint

    en serio crees que a ti te llega la misma información pagando 130€ que un lobby/compañía que paga 50 millones al año? mundos de yupi?

  • 27.02.2012 Gaze

    …si duda, Stratfor es mucho mejor que muchos medios informativos porque soborna muchos debajo de la mesa y sus empleados son ex FED que trabajaron una vez para la CIA…. Pero os aseguro que Stratfor no está ahí para el bien de la humanidad… (tampoco Wikileaks).

    …Rick Santorum dice que los periodistas son diabólicos y los quiere exorcizar…..
    …Mitt Romney asegura que tiene varios autos (de lujo) que son súper económicos…
    …Gingrich dice que él es como el brujo Dumbledore del Harry Potter, se conoce todos los trucos de Washington…
    …Ron Paul, dice que si tuviera poder absoluto, los EEUU seria solo anglosajón…
    .
    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....84_600.jpg

  • 28.02.2012 Nemigo

    no he entendido nada
    pagan por una información de mierda?
    ahora va a resultar que sálvame es la vanguardia informativa y de opinión

  • 28.02.2012 Beatrix

    Vamos a ver. He llegado a este articulo por medio del famoso blog de Jose Maria Guardia, un tio que se las da de escéptico y arruina fiestas. Vamos Jordi, se sincero: Como que no es un bombazo? Estás seguro? Porque lo que ya se sabe es que se estan empezando a saber cosas muy serias relacionadas con el lavado de dinero por parte de narcos mexicanos usando un banco americano, no te parece grave eso? A, que eso ya se sabe. Bueno entonces dime porque la revista fortune si afirma que si es grave, son 5 millones de emails, las famosas “fortunes 500″ estan implicadisimas en asuntos que van desde lo mas trivial a asuntos muy serios. Son demasiado correos. Probablemente tengas razon y puede que el asunto se olvide pronto y todo quede un un bluff, pero dime Jordi, a que no te gustaria ver algun correo tuyo publicado? Hablas exactamente igual al CEO de Stratfor, porque sabes que no solamente hay correos con periodistas sino también con gente como Karl Rove.

    Otra cosa Jordi, no te equivoques, Stratfor no era un simple portal que solo indexaba noticias y fuentes mas o menos fiables, porque por sino lo sabes, antes de esta filtracion anonymous filtro cientos de correos (direcciones de correo) de altos mandos de la OTAN, Bush padre, Kissinger, y altos dignatario del Reino Unido.

    Como ultimo dire que Jordi y Jose M. Guardia ignoran que tienen el tiempo y los números a su favor, pues habría que leer 13698 correos diarios durante un año para destapar todo el asunto, algo extremadamente difícil y que creo en este año ni siquiera se haga 1/4. Así con tanta presión, lo del bombazo se desinfla muy pronto.

  • 28.02.2012 Jordi Pérez Colomé

    Nemigo,

    no es una información de mierda. Es información difícil de conseguir y que nadie suele confirmar. Hay muchos matices. Stratfor, como otros medios y empresas, ayuda a entender qué ocurre. Algún periodista dice con sorna que Stratfor es el Economist una semana tarde: http://www.theatlantic.com/international/arch....ly/253681/

    Beatrix,

    es evidente que en correos privados entre dos personas pueden encontrarse datos que no se sepan: ¿quién no quisiera ver los correos entre ministros de cualquier país?. Pero de ahí a encontrar datos que demuestren conspiraciones hay un trecho. Si en los cables diplomáticos de 2010 había sustancia pero pocas exclusivas, en estos de una compañía privada hay infinitamente menos.

    En las exclusivas anteriores, los medios dieron lo más importante tras unas semanas de trabajo. Esta vez debería haber pasado lo mismo. Que no sea así indica que el valor de la filtración es menor o que los medios no lo han trabajado suficiente. Por si fuera el segundo caso, digo arriba que “de momento” no es nada. Igualmente, no creo que haya más.

  • 28.02.2012 Gaze

    …completamente de acuerdo, los presagios ya comienzan a derramarse con los tres chiflados por este burdelito y Stratfor es mejor que el Foreign Affairs, Foreign Policy pero no es un Think Tank…: http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....23_600.jpg

  • 28.02.2012 ldh

    El sexto párrafo es, en medio del panorama, un zoom demoledor. El último, desternillante. El artículo, para guardarlo.

    Felicidades. Por el blog, como siempre, y por los 36 también.

  • 29.02.2012 Cara de palo

    Me pregunto si tienen en nómina a Jim Wormold y a Andy Osnard. Esas sí que eran buenas fuentes.

  • 16.02.2014 alejandro rodriguez

    es bueno saber lo q antes se ignoraba,que hay de los et

TRACKBACKS

http://www.obamaworld.es/comprar-dapoxetina.html http://www.obamaworld.es/sildenafil-venta.html http://www.obamaworld.es/viagra-venta.html