ObamaWORLD

Sábado 24 de marzo de 2012

La guerra secreta de Obama

El terrorismo islámico ha vuelto a las portadas en Europa. El francés Mohamed Merah mató a siete personas en la región de Toulouse. Su vinculación real a Al Qaeda aún no está clara. A pesar de la gravedad, la diferencia con los anteriores ataques de la banda en Europa -Madrid y Londres- es notable.

La capacidad de Al Qaeda se ha reducido. Desde hace unos años no ha logrado culminar ninguna operación a gran escala. Ni siquiera los dos terroristas solitarios que intentaron volar aviones sobre el Atlántico lo consiguieron. Es indudable que Al Qaeda, aunque no ha desaparecido, tiene menos fuerza.

De las tres ramas de la banda, dos están tocadas: el núcleo en la región tribal entre Pakistán y Afganistán y los grupos afiliados que aprovechan la marca. El recurso más temible que les queda son los terroristas solitarios nacidos en Occidente, como Merah. Su amenaza es menor, pero son más difíciles de detectar.

La administración Obama es la principal responsable de la debilidad de Al Qaeda. El gobierno americano ha usado dos métodos basicos para perseguir a los islamistas: los aviones sin piloto (drones) y las fuerzas especiales. Los dos forman parte de una estrategia oculta -o, mejor, no reconocida. Es la guerra secreta de Barack Obama.


El ataque de los aviones sin piloto

Los drones sirven para dos objetivos: reunir información y atacar. Estados Unidos los utiliza en zonas de guerra -Afganistán, Irak, Libia- y para grabar qué hacen otros países con sus armas o posibles arsenales nucleares -Irán, Corea del Norte, China. Pero el uso más letal de los drones ha sido contra el terrorismo. Estados Unidos los ha empleado en tres países: Pakistán, Yemen y Somalia.

El primer presidente en usar drones contra terroristas en Pakistán fue George W. Bush en 2004. Pero hasta 2008 solo hubo diez ataques en total. Ese año se disparó y se llegó a 35. El presidente Obama impulsó su multiplicación: 53 en 2009, 117 en 2010 y 64 en 2011. El 95 por ciento de los ataques fueron en Pakistán, la mayoría en Waziristán del Norte y del Sur, inhóspita región tribal.

Hay dos tipos básicos de ataques con drones: los de personalidad, que tienen como objetivo un líder, o los únicos o específicos (“signature strike“), que apuntan a movimientos sospechosos, como presuntos traslados de armas o de terroristas. Los objetivos se encuentran gracias al trabajo de espías sobre el terreno o con el análisis de horas y horas de grabación desde el aire.

Los drones han pasado factura a los líderes terroristas o talibanes. Ya no tienen un santuario seguro donde planear o campos donde entrenar sin la posible amenaza de un drone. La presión es persistente, la intranquilidad, el movimiento constante y la desconfianza ante chivatos impide concentrarse en otras cosas.

Los ataques con drones son secretos no porque no se sepan -al final se acaban filtrando-, sino porque nadie reconoce el daño ni el objetivo. Según Long War Journal, desde 2006 han matado a 2.223 miembros y líderes de Al Qaeda o talibanes y 138 civiles. Son cifras aproximadas. En una investigación de AP de los 10 ataques más mortíferos desde mediados de 2010, hubo 194 personas muertos, de los que 56 eran civiles o policías, alrededor de un 30 por ciento. La proporción es desigual.

Aparte de las muertes civiles, la segunda gran polémica que han provocado los drones es el asesinato de tres ciudadanos americanos en Yemen sin juicio: el imán Anwar al-Awlaki, su hijo y otro militante. Aún hoy el gobierno no ha publicado el presunto informe legal que permitió acceder al asesinato de ciudadanos americanos sin un juicio que les condene. Nadie sabe dar una explicación adecuada.

Los drones son un juguete peligroso en manos de políticos; no hay nada más cómodo: mata a presuntos enemigos sin poner en peligro las vidas de soldados americanos. La confianza en las decisiones ejecutivas del presidente es exagerada. Si en noviembre gana Mitt Romney y sigue con esta política, es probable que se oigan más voces de activistas por los derechos civiles que ahora disimulan con Obama.

La ventaja del presidente es que los drones funcionan a corto plazo: Al Qaeda pierde fuelle. Pero a largo plazo tiene dos problemas: la falta de respeto por el proceso judicial y la presunción de inocencia, y la opinión pública en los países que reciben los ataques. El presidente Obama cree que son precios razonables a pagar a cambio de seguridad. Es un debate profundo y complicado.


Los Rambos de verdad

Las fuerzas especiales de Estados Unidos son un proyecto aún más oscuro que los drones. Actúan al margen de la ley. A menudo ni siquiera los políticos en cargos importantes saben qué hacen, ni quieren saberlo. Según el reciente libro electrónico El mando: dentro del ejército secreto del presidente, estas unidades no son secretas, sino que no están “oficialmente reconocidas”:

Este secretismo es para la seguridad de las operaciones, pero también para evitar niveles de responsabilidad. Las fuerzas especiales no quieren que la mayoría de nuestros líderes electos sepan qué hacen, sobre todo por si las cosas salen mal. Y la mayoría de líderes electos no quieren saberlo, por el mismo motivo.

El 80 por ciento de sus misiones antes del año 2000 siguen clasificadas (el vídeo es el tráiler de Act of Valor, una película reciente con Navy Seals reales de protagonistas). Su presupuesto se ha duplicado desde 2001 y sus misiones se han multiplicado por cuatro. Las fuerzas especiales, por ejemplo, han entrado en China para localizar instalaciones que envían señales a los satélites por si algún día Estados Unidos quiere deshabilitarlas o han combatido con tropas iraníes en su territorio. Desde 2001 se han centrado en lucha contra el terrorismo. Su misión más conocida y espectacular fue la muerte de Osama bin Laden, pero eso solo es la punta del iceberg.

Imagen de previsualización de YouTube

Un par de curiosidades para comprobar lo poco que se sabe del trabajo de estos comandos: primero, tienen hasta una unidad que consiste solo en mujeres entrenadas especialmente para conseguir información; segundo, alguien filtró los nombres de los militares que estuvieron en la casa de Bin Laden, pero la prensa aceptó no publicarlos cuando el gobierno se lo pidió. No solo los presupuestos y las misiones son en su mayoría secretos, sino que los periodistas aceptan las reglas del juego por seguridad nacional.

Entre los drones y las fuerzas especiales, el presidente Obama dispone de la máquina de matar más perfecta que nadie haya tenido en sus manos. Es difícil que deje de utilizar algo así. Si el terrorismo islamista sigue bajo control, las fuerzas especiales tienen ya una nueva misión: limitar la proliferación nuclear. ¿Cómo? Es probable que nunca lo sepamos.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 9 comentarios

Comentarios

  • 25.03.2012 Carlos Jerez

    Hola Jordi, interesante artículo. Me quedo con este párrafo en el que dices:
    “La ventaja del presidente es que los drones funcionan a corto plazo: Al Qaeda pierde fuelle. Pero a largo plazo tiene dos problemas: la falta de respeto por el proceso judicial y la presunción de inocencia, y la opinión pública en los países que reciben los ataques. El presidente Obama cree que son precios razonables a pagar a cambio de seguridad. Es un debate profundo y complicado.”

    Sin duda es un debate complicado, aunque pensando a nivel pragmático, de momento me de la impresión que Obama tiene razón. Por cierto, las fuerzas especiales que nombras supongo que serán estas:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Special_Activities_Division

    En la wiki explican bastante bien como funcionan, aunque no nombran a la sección femenina, la cual es totalmente creíble y lógica, pero tengo curiosidad donde has leído de su existencia.

    Por cierto, dentro del ocio y sabiendo que solo es literatura, recomiendo la serie Homeland, salen algunas de las cosas que nombras.

  • 25.03.2012 Diego Agúndez

    Incidiendo en que el programa de “zánganos” no es secreto, con ustedes Obama explicándoselo a los internautas.

    http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/bar....istan.html

    diría que se trata de un programa semi-secreto. es posible monitorizar y estimar la actividad de los zánganos. con las fuerzas especiales resulta más difícil.

    http://www.agundez.net

  • 25.03.2012 Jordi Pérez Colomé

    No, esas Actividades Especiales dependen de la CIA. Las Fuerzas Especiales son parte del ejército de Estados Unidos, aunque a veces se ponen bajo el mando de la CIA, por ejemplo para operar dentro de Afganistán, donde el ejército no podría actuar. Según ese link, sin embargo, la CIA escoge a los miembros de estas fuerzas: “The group selects operatives from Delta Force, DEVGRU, 24th STS and other special operations forces from within the U.S. military”.

    Hay mucha información en el libro electrónico que enlazo arriba. También en “Black Hawk Down” (“derribado”), de Mark Bowden, sobre una misión desastrosa en Somalia con Clinton de presidente.

  • 25.03.2012 Gaze

    …puras noticias esperpénticas, (por eso yo prefiero el blog de Jordi)… mientras Obama mata a los de la lista –negra, Obama entrega plata otros islámicos para limpiarse la conciencia… ….Y sí, yo vi la peli de los Act of Valor; muchas balas y propaganda de derecha-gratuita, es una épica del Cowboy-moderno y no sirve mucho pero creo que Santorum dejó mojado el asiento de tanto llorar…. Muy mala, la peli, no me dejó nada, prefiero a la ficción de John Carter, o la de Safe House en que la licencia poética sobre la CIA cruza lo surreal…

    “Groups Blanket Supreme Court on Obama’s Health Plan”….
    Se cuestiona el asunto que ha dividido la nación entre los que tienen y los que no tienen nada y los que pueden perder hasta los calzoncillos si caen enfermos…. http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....56_600.jpg

    Pero por otra, el circo-sanitario de Romney le pena porque un demócrata-socialista le ayudó en su plan sanitario…: “Kennedy Helped Shape Romney’s Career, and Still Haunts It”…

    Mientras tanto, el tonto de Obama regala dólares a montones como si fuera plata de su bolsillo: “U.S. Compensates Afghan Villagers for Soldier’s Attack” . . . “They said this money is assistance from Obama,” Mr. Agha was quoted as saying.” $50,000 para los muertos y $11,000 para los heridos… -habrá comida en abundancia, un coche nuevo para mover la familia, un ranchito de madera (no de barro), y un flat tv con algún celular… dicen que algunos afganos se ponen a tiro a ver si agarran algo….

    Ah, y también el tonto le escribió un chequecito a los hermanos musulmanes…: “Screw Democracy!… Obama Administration Will Give Muslim Brotherhood $1.5 Billion in US Aid . . .” . . . “The Obama administration told Congress on Thursday it will waive democracy requirements to release up to $1.5 billion in aid to Egypt despite concerns that the country is backsliding on commitments it made to democratic governance and rule of law.” (plata del ‘taxpayer…) great! We’re the world’s welfare now… Fareed dijo hoy en GPS que un centavo de dólar va para el resto del mundo y que los hermanos se lo merecen, cómo no, si Fareed no es cristiano…. Lo dijo con sonrisa y de yapa quiere que los “ciudadanos naturalizados” corran para presidente… ‘ta loco el tío, quién sabe que fuma….

    …have a good day!

  • 26.03.2012 Cara de palo

    Jordi:

    Aunque sea una cuestión muy tangencial, quería hacer una observación sobre lo que dices en el primer párrafo.

    Al Qaeda no es una banda, sino una red internacional.

    Por lo que respecta a los ataques de la “banda” en Europa, ni siquiera el tribunal presidido por el juez Gómez Bermúdez se atrevió en su sentencia a atribuir lo de Madrid a Al Qaeda. Eso permanece en el más oscuro de los misterios (más oscuro cuanto más has leído sobre el tema).

  • 26.03.2012 Jordi Pérez Colomé

    Cara de palo,

    sí, es cierto en parte. Hay la banda Al Qaeda que dirigía Bin Laden y sus franquicias que formaban esa red internacional: grupos externos que se acogen al paraguas de Al Qaeda para ganar nombre, miedo y financiación. Ahora esa red se ha diluido un poco por la presión militar que cuento arriba. Ha sido siempre difícil de establecer la relación real de los grupos o individuos con la base.

  • 28.03.2012 Paco

    ¿Alguien me explica la diferencia entre eso y los GAL?
    (Obviando que se hace en terreno ajeno y no propio)

  • 28.03.2012 Ángeles

    Hay otra parte de la historia, más sucia y criminal aún, en esa guerra no tan secreta. Cuando un periodista denuncia de primera mano y con pruebas los asesinatos de civiles que causan los drones estadounidenses, entonces se encargan de vincularlo con esa útil nebulosa alqaediana y lo enchironan. Y todos los medios occidentales aplauden con las orejas y ofrecen únicamente la versión del Pentágono. Al fin y al cabo, es Yemen: http://www.aljazeera.com/programmes/listening....w.facebook

  • 14.04.2012 Jorge

    Hola Jordi:
    Quería felicitarte por el blog y comentar algo acerca de Al´quaeda: es un mito creado por los neoconservadores en aras de justificar su politica y crear un hombre del saco ( como pasó con los comunistas en la época de Reagan). No existe una red consolidada a nivel mundial…y los supuestos integrantes de al queda en Afganistán o aledaños son grupúsculos de radicales, muchos de los cuales solo tienen (o tenían) pretensiones locales de establecer regímenes islamistas radicales en sus paises…te recomiendo ver The power of nightmares de Adam Curtis, que lo explica muy bien,. Un saludo!!

TRACKBACKS

http://www.obamaworld.es/comprar-kamagra-por-internet.html http://www.obamaworld.es/comprar-priligy-barato.html http://www.obamaworld.es/comprar-propecia-sin-receta.html