ObamaWORLD

Miércoles 2 de mayo de 2012

La extraña historia del disidente Chen Guangcheng y cómo le puede complicar la reelección a Obama

Actualizaciones al final

Chen Guangcheng, de 40 años, se quedó ciego de niño por una fiebre. Fue analfabeto hasta los 23 años, cuando aprendió a leer y escribir en una escuela para discapacitados. Luego hizo cursos de masajista, pero le interesaba sobre todo el derecho.

De joven luchó para que las familias de discapacitados no pagaran impuestos, tal como prevé la ley china. Luego también quiso evitar junto a la gente de su pueblo la contaminación química de una fábrica de papel. Pero el hecho que le llevó a la fama fue su denuncia de los abortos y esterilizaciones forzadas a causa de la política del hijo único en Linyi, cerca de su pueblo.

La denuncia en 2005 le hizo saltar a la fama con esta historia en el Washington Post y provocó una investigación en Linyi. Pero en 2006 un juicio por causas menores y probablemente fabricadas le envió a la cárcel durante cuatro años.

Desde que salió en 2010, vive en una especie de arresto domiciliario ilegal. Matones locales vigilan su casa y tiene las comunicaciones con el exterior cortadas. Esto es lo que le ocurrió a Christian Bale, el actor de Batman, cuando quiso visitarle hace unos meses.

Imagen de previsualización de YouTube

Chen Guangcheng vivía en la aldea de Dongshigu. Así es como se ve desde el satélite de Google Maps.

En los últimos tiempos, Chen llevaba al menos dos meses sin apenas salir de la cama. Le costaba andar, se encontraba mal. Era verdad solo en parte: se trataba de una estrategia para despistar a los matones. El domingo por la noche se levantó, saltó el muro que rodea su casa y huyó. A pesar de ser ciego e ir solo, conocía bien los alrededores desde su infancia. Siguió un camino, atravesó un riachuelo, cruzó un bosque y llegó a una carretera. La aventura, según Chen, le costó más de doscientas caídas y una herida en un pie.

En la carretera puso la batería al móvil y llamó a He Peirong, una activista con la que había quedado. Ella llegó desde el sur, Nanjing, donde vive, y le llevó a Pekín, a casi cuatrocientos kilómetros al norte. Allí Chen entró en contacto con otros activistas y durmió durante tres noches en tres casas distintas. Durante esos días grabó este vídeo.

Imagen de previsualización de YouTube

Denuncia a los matones con sus nombres y pide el primer ministro, Wen Jiabao -con fama de reformista-, que le libere y se haga justicia. Denuncia además que a los guardas -gente del pueblo- les sale más a cuenta ganar 100 yuanes (unos 12 euros) al día por vigilarle que cuidar sus campos. En China se cree que la corrupción y brutalidad locales son mayores que los del gobierno central, más comprensivo.

Los vigilantes de Chen se dieron cuenta que había escapado el miércoles. Al día siguiente entraba en la embajada americana para refugiarse. Según los activistas que lo protegieron, era el único lugar seguro en China para Chen.

Nadie sabe aún cómo un grupo de activistas desorganizados lograron montar esta huida, burlar a docenas de vigilantes y llevar a Chen a un lugar seguro sin que les pillaran. La embajada americana dice también que ayudó a Chen de un modo “sin especificar”: podría ser que para evitar la vigilancia de la policía china ante la embajada, algún diplomático saliera a buscarle y le hiciera entrar con él. Son especulaciones.

Nadie confirmó que Chen estaba en la embajada desde el jueves, pero se sabía que estaba allí (la foto es de la embajada americana en Pekín; a la derecha Gary Locke, el embajador). Yo tenía preparado un post sobre él y otros retos chinos de los últimos días cuando, de repente, esta mañana, el Washington Post tuiteaba que habían hablado con Chen y que iba camino de un hospital en el centro de Pekín para unos chequeos y tratarse de la herida en el pie. Durante esos días, activistas que ayudaron a Chen han sido detenidos: He Peirong y el sobrino de Chen, Chen Keigui, aún lo están.

La primera versión que ha salido hoy es que Chen había abandonado la seguridad diplomática porque había querido: no había pedido el exilio. Quería seguir en China junto a su familia, pero como un ciudadano libre. China le había ofrecido ir a vivir a un lugar seguro -lejos de su pueblo- donde pudiera estudiar derecho en la universidad, uno de sus deseos. Parecía un final más o menos feliz. Nadie sabía cómo Estados Unidos podía garantizar ese fin en territorio chino, pero al fin y al cabo era la voluntad de Chen.

A la vez se sabía que su mujer y dos hijos habían llegado esa mañana en un tren de alta velocidad escoltados por funcionarios chinos. Chen y su mujer vivían solo con su hija. Al hijo hacía años queno podían verle; vivía con una hermana de su madre. Aparentemente, se han reunido todos en el hospital.

Entonces la historia se ha estropeado. Una amiga de Chen ha tuiteado que había hablado con él y que solo había salido de la embajada porque funcionarios chinos habían amenazado a su familia. Al rato, la agencia AP ha logrado hablar con Chen en el hospital y les ha dicho que han amenazado de muerte a su mujer y que ahora sí temía por su seguridad y que quería salir del país.

Ahora es de noche en Pekín. Un periodista del Guardian acaba de ir al hospital donde está Chen: “No he podido subir a las plantas superiores del edificio A donde estaba Chen. Luces apagadas. Ni idea si está aquí”, ha escrito. Channel4 también ha logrado hablar con él en el hospital: “Aquí no hay nadie de la embajada americana. No sé por qué. Prometieron estar aquí”, les ha dicho. Chen confirma al Channel4 que quiere salir del país “por un tiempo”: “No he tenido un domingo en los últimos siete años”.

La situación es confusa y lo será aún por unas horas, pero no pinta bien. En esta otra foto de la embajada se ve cómo el embajador americano en Pekín, Gary Locke, y el asesor legal del Departamento de Estado, Harold Koh, acompañan a Chen al hospital. A pesar de que Chen les había dicho que quería quedarse, ¿sabían que le amenazaban? Parece que sí. Pero aquí funcionarios americanos lo niegan.

El caso de Chen Guangcheng es un buen ejemplo para calibrar la política exterior de Obama. ¿Cuál es su prioridad: los derechos humanos o el pragmatismo y no hacer enfadar a China por la ayuda que necesita en Corea del Norte, Irán, Siria y con la apreciación del yuan? Desde mañana los secretarios de Estado y Tesoro, Hillary Clinton y Tim Geithner, se reúnen en Pekín con el gobierno chino para unas charlas ya programadas. Se hablará de todo eso. El caso de Chen podía enturbiar la relación -y es probable que aún lo haga. El mismo Chen ha podido tener esa impresión. Acaba de decir a la BBC que “he tenido la sensación de que los funcionarios de la embajada estaban aliviados al verme ir”.

Estados Unidos dice que ha recibido garantías de que Chen estará bien. Hillary Clinton ha dicho que Estados Unidos velará por la familia Chen “en los próximos días, semanas y años”. Ha pedido a las ongs de derechos humanos que vigilen que estará bien. Pero si desaparece o le ocurre algo, la administración Obama no podrá hacer nada. Será un ridículo embarazoso.

Aún puede acabar todo bien y que Chen Guangcheng sea un estudiante libre en alguna universidad china. Le han dicho que tendría varias opciones. Pero ya solo al escribirlo me parece tan improbable. El caso Chen acaba de empezar. Mitt Romney se encargará probablemente de darle importancia.

*

Actualización jueves 9.30h. Chen Guangcheng sigue en el hospital junto a su familia (en la foto, el momento de la reunión ayer). A esta hora, ya es evidente que ha cambiado de opinión: quiere ir con su familia a Estados Unidos. Lo dijo anoche en entrevistas por teléfono con amigos activistas y periodistas y lo repiten esta mañana sus amigos. Chen cree que Estados Unidos no hace todo lo posible por ayudarle.

También se ha sabido el acuerdo al que se había llegado. Chen iba a estudiar derecho en la Universidad de Tianjin, a cien kilómetros de Pekín. Es una de los siete centros chinos con servicios para invidentes. Su amigo y asesor Jerome Cohen dice que el acuerdo por el que se trabajó es parecido al que tiene el artista Ai Weiwei: pueden hacer vida normal, pero sin salir de la ciudad. Según Cohen, “es un camino por que trabajamos duro para lograr, un espacio entre la cárcel y la libertad total”. China prefiere este trato peculiar que aguantar la condena internacional por encerrar a Ai sin un motivo claro. Con Chen podría ser igual.

Pero parece que al hablar ayer con su mujer ayer y contarle la experiencia y las amenazas de los matones de su pueblo en la provincia de Shandong, Chen habría cambiado de opinión. Ahora quiere irse. Estados Unidos insiste en que nunca pidió asilo político. Parece claro que Chen ha cambiado de opinión, pero no es el momento de discutirlo. Hoy un alto cargo de la embajada ha ido al hospital donde sigue Chen. Será difícil ahora sacarle del país. Estados Unidos también ha perdido fuerza en las negociaciones al salir Chen de la embajada. La solución no será sencilla.

*

Actualización viernes 17.20h. Esta mañana ha habido varias buenas noticias sobre Chen. China ha dicho que es libre de pedir ir a estudiar al extranjero, “como cualquier otro ciudadano chino”. Los periodistas que han hablado con él le han notado más tranquilo. Al contrario que el jueves, funcionarios de la embajada americana también han podido charlar con Chen sin cortes de línea.

Desde Estados Unidos, la Universidad de Nueva York ha ofrecido a Chen ser investigador visitante. Chen ha dicho que si se va no es como exiliado; quiere poder volver a China cuando quiera como ciudadano libre.

Todo son buenas señales, pero aún puede estropearse. China puede acelerar la tramitación del pasaporte de Chen -que no tiene- y dejarle salir. Pero puede no hacerlo y dejar que siga el lento cauce habitual, como ocurre con cualquier ciudadano chino. De momento han dicho que le dejarían salir. Es algo. Pero solo son palabras. El caso Chen ha dado un giro positivo, pero hay que esperar.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios 8 comentarios

Comentarios

  • 02.05.2012 Maria Benjumea

    Apasionante, Jordi, como todo lo que escribes. ¡Suerte para Chen Guangcheng!

  • 02.05.2012 Carlos Jerez

    Gracias por el post, mantennos informados por favor. Interesante la visión de que las autoridades locales son más represivas que las centrales, probablemente cierto. Es junto las aspiraciones reformistas del Wen Jiabao y los movimientos ciudadanos de protesta, que parecen cada vez más valientes, uno de los ejes para el cambio en China.

  • 03.05.2012 Raul

    Felicidades por este magnífico post. O mejor: gracias por escribirlo

  • 03.05.2012 BloodStar

    Si no es por tí uno no se entera de estas cosas tan interesantes.

    Gracias crack ;)

  • 04.05.2012 Gaze

    “El paro en EEUU baja 1 décima hasta 8,1%. Pero el motivo no es creación neta de empleo, sino una población activa menor”

    Obama tiene los bolsillos llenos de espejos de colores, y como buen marxista si sabe usarlos…

    Ah, Jordi, te lo digo en serio, los medios de difusión mienten para optimizar la reelección de Obama. El paro es más grave de lo que te imaginas, aprende, -88millones de parados en lo cual un alto porcentaje vive ahora en el sótano del papá y la mamá, otro resto, esos pasados de cincuentas años ya se cansó de buscar trabajo y el resto se la pasa viendo películas y viviendo a la bolsa del tax-payer, todo, gracias a la incompetencia supina de tu presidente que no se cansa de acusar el pasado como si la responsabilidad de la Casa Blanca no fuera de él…. Tu artículo, NY ignora que la culpa es de tu reverenciado Obama que ha vaciado las arcas de la Fed con platas fiscales que debiera ser usada en cosas más productivas, industriales y no programitas de subsidios sociales para dorar la píldora: millones de millones tirados a la basura, más en guerras ilegitimas en el medio oriente. Yo sé que sabes que es la verdad y necesitas decirlo en tu blog para que se haga más real con un buen artículo con números de verdad sobre lo que Obama ha hecho de este país, sus logros y sus derrotas pero decirlo sin prejuicios ideológicos, como un verdadero periodista. Tampoco el bocón de Obama debió llenar los bolsillos de los bancos que ahora se niegan a entregarla a quienes necesita iniciar negocios para hacer compras e inversiones, especialmente la clase media, esa misma a la que Obama la tiene atorada a pedos-en impuestos porque él cree que son ricos, que ya tienen mucho y que deben entregar lo poco que tiene a un sector parasitario que vive y roba de lo que otros producen…. Por eso la economía se encuentra en estado anímico, la recesión más larga que la misma del 1930. Está bien hablar de política, pero hay que ser consecuente con lo que se dice y se lee… Los medio de comunicación, especialmente el NY que vende espejos de colores como esos que Cristóforo les dio a los indios, ese el tema favorito de Obama, vender espejos, lo acabo de escuchar en la RPM vendiéndolos bien sabrosos a los medios de difusión que ganan con esas mentiras…

    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....78_600.jpg

  • 07.05.2012 Juancho

    ¿Marxista? ¿Pero chaval tu que fumas?

    Insisto, hazte un blog. Este post no va sobre eso, va sobre el disidente chen…

    Eres un cansino.

  • 09.05.2012 Jesus

    Magnifico post Jordi, muchas gracias. En cuanto a GAZE tengo deseos que llegue el dia de las elecciones para que no se sienta obligado a seguir haciendo proselitismo politico o al menos para que vea que no sirvio de nada.

  • 23.05.2012 D.

    Hace tiempo que ya lei esto…pero comento por aquello de no perder la costumbre y agradecerte la informacion. Ya sabemos, el hombre termino siendo aceptado en NYU. Final feliz…a lo Hollywood. ;)

TRACKBACKS

http://www.obamaworld.es/comprar-dapoxetina.html http://www.obamaworld.es/sildenafil-venta.html http://www.obamaworld.es/viagra-venta.html