ObamaWORLD

viernes 1 de junio de 2012

Por qué es tan difícil intervenir en Siria en diez puntos

El viernes pasado hubo otra masacre en Siria que puso el país de nuevo de actualidad. Fue en Hula, cerca de Homs, en la provincia más rebelde del país. Murieron más de cien personas, casi la mitad eran niños. La causa no fue un bombardeo sino un avance casa por casa de milicias del régimen; muchos disparos son a quemarropa.

Después hubo una declaración de Naciones Unidas, la expulsión de embajadores sirios de trece países y una comisión de investigación siria que declaró que los autores eran “bandas armadas”. Rusia y China han repetido que no apoyarán una intervención. A Occidente ya le va bien; es un modo de excusar la inacción.

Siria lleva en conflicto desde marzo de 2011. Las reuniones de organismos internacionales, las iniciativas diplomáticas, las amenazas militares y los observadores han ido y han vuelto y estamos casi como al principio. El régimen se defiende al precio que sea, pero la revuelta no tiene marcha atrás. A estas alturas, es bastante seguro decir que Siria solo puede empeorar. Aquí en diez puntos resumo algo que me han preguntado a menudo: por qué no se hace algo.

1. El régimen tiene apoyo real. La familia del presidente Asad y los puestos clave en Siria son de la minoría alauí -una rama peculiar del chiísmo-, que son un 12 por ciento de los sirios. Hay otras minorías étnicas y religiosas -cristianos sobre todo, pero también kurdos y drusos- que creen que si cae el régimen, la mayoría suní impondrá un estado islámico y les echará del país. Son, más o menos, un tercio de los sirios.

Las manifestaciones iniciales se esforzaron en demostrar que la revuelta no era contra los alauíes, sino contra la dictadura de Asad. Pero no lo lograron. He conocido a cristianos y alauíes en contra del régimen, pero son una minoría. Los alauíes creen que si los Asad se van, irán a por ellos. Los cristianos, aunque estén menos implicados, también. Al contrario que Gadafi, el régimen no está solo ni está defendido por mercenarios.

2. El ejército es sólido. El ejército sirio tiene dos grandes ventajas respecto al libio: los rusos y los iraníes aún les envían armas -Naciones Unidas no ha impuesto un embargo por el veto ruso- y las deserciones que ha habido se limitan sobre todo a soldados rasos suníes. Las divisiones importantes y bien armadas son en su mayoría alauíes. Entre los altos cargos del gobierno tampoco ha habido noticia de abandonos. El núcleo duro está unido. Las sanciones por ahora no han logrado fisuras.

Esta semana trece países expulsaron a sus diplomáticos sirios. Era un buen momento para que alguno denunciara al régimen en público y desertara. Ninguno lo hizo. El régimen, según parece, habría mantenido a sus familias en Siria para amenazarlas y evitar imagen de barco que se hunde.

3. La lucha será hasta el final. Tras quince meses de conflicto, está claro que la lucha será hasta el final. Ha habido según cálculos aproximados 13 mil muertos. Las iniciativas diplomáticas han servido hasta hoy para ganar tiempo. Había que intentarlo todo, pero no han dado resultados. Por si eran aún necesarias, las últimas masacres demuestran que no hay reparos y que la lucha será hasta la muerte.

4. Siria tiene dos grandes amigos. Siria es un país crucial para Irán y Rusia. Su emplazamiento hace que Irán llegue a Líbano y a Hezbolá por tierra -ahora que Irak es afín. El puerto sirio de Tartús es la única base rusa en el Mediterráneo. Siria compra armas a los dos. A pesar de las sanciones y del aislamiento, mientras Siria mantenga estas amistades, podrá resistir.

5. Los otros países tiene menos intereses directos. Turquía es el único país de la OTAN que tiene un interés directo en Siria: los grupos kurdos que atentan en Turquía pueden tener bases en Siria y recibir apoyo. Es un asunto grave y quizá el único que podría hacer escalar el conflicto. Para el resto de países -incluidos los árabes- el mayor beneficio de la caída de Asad sería sacarle de la órbita iraní.

6. La guerra sería larga. Las guerras son relativamente fáciles de empezar, pero luego se complican. A pesar del éxito en Libia, los recuerdos de Irak y Afganistán son recientes. Siria ha demostrado que no se rendirá, tiene buen armamento y tiene aliados; tiene hasta peligroso armamento químico. Los países que envíen sus soldados allí por causas humanitarias deben ser conscientes de que van a recibir algunos cadáveres de vuelta. Las opiniones públicas occidente suelen olvidarse rápido de las causas justas que iniciaron las guerras.

7. Que se peleen ellos. La alternativa a la guerra más sólida, más discutida y que ya ha empezado es armar a los rebeldes. Arabia Saudí y Catar envían dinero para armas, Turquía da formación y Estados Unidos parece que ofrece coordina las entregas, además de hacer llegar herramientas no letales.

La consolidación de esta estrategia es fomentar la guerra civil. Es probable que la guerra civil ya haya empezado, pero ahora hay un solo bando sólido. Las armas que llegan por ahora son insuficientes para enfrentarse a las divisiones más sólidas del régimen. Una guerra civil en Siria con Líbano e Irak al lado es una caja de truenos. Es la típica solución que ofrece una solución para ahora, pero más muertes para mañana. Aún así, es la más probable.

8. Las armas se pierden. Otro problema de financiar una insurgencia es que las armas circulan luego por el mercado negro. Son difíciles de controlar. Las armas y lanzacohetes libios han aparecido en Gaza. Israel no estaría contento de ver moverse más armas alrededor de su territorio.

9. Hay grupos terroristas de verdad. Después de denunciar con poco fundamento la presencia de terroristas en Siria, desde enero hay un grupo llamado Jabhat al-Nusrah (“El Frente Victoria”). Los yihadistas han visto una oportunidad para reclutar candidatos y armas. Han reivindicado siete atentados contra fuerzas de seguridad en siria desde entonces, la mayoría en abril.

10. Las matanzas aún son asumibles. El presidente Asad no ha dicho que exterminará a las ratas como Gadafi. A pesar de los miles de muertos, no ha habido una Srebrenica que después de años de conflicto obligue a actuar. A este paso, llegará.

*

Por fin acabé el reportaje largo de Irán. El ebook saldrá durante el mes de junio. De momento, así ha quedado la portada:

Etiquetas: , , ,

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 01.06.2012 Gaze

    “El país esquizofrénico”. Extraño título para un “fieldwork” y “retratar” el sentir emocional de un país, a menos que el título se use como figura oblicua…

    …schizo (“división”, “escisión”) y phrenos (“mente”). Quien padece este trastorno presenta, en pocas palabras, una mente partida en dos: una porción que se relaciona con la realidad y otra que interactúa, en mayor o menor grado, con un mundo imaginario. O sea, Irán vive dos mundos: uno imaginario (hacerse imperio dueña de la región arabica) y el otro real (parir docenas de cabezas fálicas para bajarse a otros vecinos)…

    …o sea, el libro es un: “Retrato de un país esquizofrénico” o solamente, “Irán, país esquizofrénico”, pero “El país esquizofrénico”? … el articulo “El” no pega, me suena disonante, o cacofano, no sé, digo yo…..

    En cuanto a Siria, pues bien, que siga su curso de eslabón en la cadena alimenticia, no hay vuelta que darle y la ONU lo sabe… también Putin, pero ese tiene otros cosas de que preocuparse.

    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....26_600.jpg

    …have a good day!

  • 01.06.2012 Javier Huertas

    Magnifica exposición , me has despejado muchas incógnitas que no conseguía desvelar en los grandes articulos de la prensa diaria. Gracias y buen trabajo!!!

  • 04.10.2012 Liah

    1. El régimen tiene apoyo real.
    Estoy de acuerdo con que el miedo manda, el miedo a que se descontrole el país y quede en manos de sunies que no aprecian precisamente a las minorías sirias. Pero no es cierto que el régimen no tenga mercenarios. No sólo tiene el apoyo de su milicia personal, los sabija, también tiene el apoyo de los iraníes más salvajes, los sabij, a los que los sirios consideran responsables de las masacres más terribles. También tiene el apoyo de Hezbollah (lo que ha molestado mucho en el Líbano) y del FPLP lo que ha cabreado a los palestinos porque son conscientes de que les han bombardeado y utilizado reiteradamente.
    2. El ejército es sólido.
    El régimen se ha encargado de dejarles bien claro que pasará si desertan. Como se lo ha dejado claro a los sirios que viven fuera del país y se han atrevido a denunciar al régimen frente a sus consulados y embajadas.
    3. La lucha será hasta el final.
    Assad es el hijo de su padre, un hijo con fama de débil que llegó al poder porque su hermano, el favorito de papá murió. Cuando su padre murió nadie le quería. Es el débil que pretende ser fuerte, eso es una malísima señal. De haber sido tan inteligente como el rey de Jordania la crisis habría durado un par de meses, ahora veremos si no le cuesta la vida. Porque hay una teoría que recorre a la minoría alaui y es sí se puede salvar el régimen sirio echando a Assad del poder. Si eso fuera posible, sería lo mejor.
    4. Siria tiene dos grandes amigos.
    La ayuda de Rusia es condicional, la de Irán es a vida o muerte. Si cae Siria cae el único país de la zona que soporta literal y metafóricamente a Irán.
    5. Los otros países tiene menos intereses directos.
    En realidad nadie quiere levantar la liebre. Una guerra en la zona no es buena y menos aún una guerra total. El régimen ha intentado varias veces involucrar a los israelíes para volcar la pelea contra Israel. No le ha salido bien ni usando a los palestinos.
    6. La guerra sería larga.
    El problema no es que sea larga, el problema es que se extienda y a eso no se van a arriesgar a los que lidian de verdad con Siria, sus vecinos. Porque da igual que Qatar esté por la labor de quitarse al régimen de en medio, la realidad es que Qatar no tiene fronteras con Siria.
    7. Que se peleen ellos.
    Ahora mismo estamos viviendo la resaca de la Fiesta de la Primavera Árabe. Eso hace que la gente se replantee de qué sirve intervenir en algo para que al final se ponga gente que es peor que la que estaba.
    8. Las armas se pierden.
    Ni cerca de su territorio ni cayendo sobre sus casas.
    9. Hay grupos terroristas de verdad.
    Yo no consideraría grupos como los basij o los sabija como hermanitas de la caridad. Ahora mismo cualquier sabija sabe lo que le pasará si cae en manos de los rebeldes sirios. Nada bueno. La entrada de los yihadistas ya la explicaron los rebeldes sirios, nadie más les apoya, ¿qué hacer?
    10. Las matanzas aún son asumibles.
    Las matanzas no es que sean asumibles, es que no son noticia. Hay un gran retraso de información, el desfase informativo sobre todo lo que ha hecho el régimen de Assad y (que se le ha permitido) es de entre nueve meses y un año.
    Y da igual lo que diga Assad si eso no es publicado y publicitado en los medios occidentales, porque sí, lo ha dicho y varias veces sin cortarse un pelo. Pero seamos realistas, Gadafi caía peor.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47