ObamaWORLD

domingo 30 de septiembre de 2012

Las otras elecciones de 2012 en Estados Unidos

La campaña americana sigue a buen ritmo. El presidente Obama mantiene una ventaja pequeña pero sólida. Ya todos están pendientes del primer debate este miércoles entre los dos candidatos.

Pero en noviembre Estados Unidos no solo escoge al presidente. Hay otros dos grandes grupos de representantes federales que deben renovar su mandato: senadores y congresistas. Su labor es más importante de lo que parece.

La mayoría de leyes deben pasar por las dos cámaras antes de que el presidente las firme o las vete. Si un partido domina las tres, tiene bastante poder: no todo, a veces hay senadores o congresistas que votan en contra de su partido. El dominio de un mismo partido del poder ejecutivo y legislativo es raro. En 2008 ocurrió: los años de Bush dejaron como legado una presidencia y las dos cámaras en manos demócratas.

Pero fue breve. En 2010, los republicanos recuperaron el Congreso. En 2012 todo vuelve a estar en el aire. Lo más probable (aunque ni mucho menos seguro) es que no cambie nada: el senado seguirá en manos demócratas y el Congreso, en republicanas. Gane quien gane la presidencia, tendrá al menos una cámara en contra.

El senado es más dudoso

Hay 100 senadores, cada estado tiene dos: ahora hay 53 demócratas y 47 republicanos. Los senadores se escogen cada seis años, así que cada dos años solo se reeligen solo unos cuantos. En 2012 les toca presentarse a 33. La mayoría son demócratas: 23 por 10 republicanos.

Hace unos meses los republicanos lo tenían todo a favor: solo necesitaban ganar cuatro senadores netos; si solo logran tres y hay 50 senadores de cada partido, el último voto lo tiene el vicepresidente. Tal como están las cosas, es probable que siga siéndolo Joe Biden. Con los escaños en juego que había era factible la recuperación republicana. Aún lo es, pero se ha complicado. ¿Qué ha pasado?

Antes de analizar los casos principales, hay una razón que sirve para todos. En los años en los que hay presidenciales, se vota más. Los candidatos del partido que gana la presidencia reciben un empujón. Este año es probable que sean los demócratas. En las elecciones más reñidas, los electores que van solo a votar al presidente y aprovechan para apoyar a todos los candidatos de su partido pueden ser clave.

Victorias republicanas probables.- Los senadores que se reeligen en 2012 fueron reelegidos o llegaron al cargo en 2006, que fue la primera oleada demócrata en las últimas elecciones con George W. Bush de presidente. Algunos demócratas en estados conservadores lograron vencer. Fue el caso de Jon Tester en Montana. En un estado donde ganará Romney sin problemas, lo tendrá difícil, aunque tiene opciones.

En otros dos estados conservadores, los demócratas tienen otro tipo de problema: dos senadores demócratas con años a sus espaldas se retiran. Son Ben Nelson en Nebraska y Kent Conrad en Dakota del Norte. En ambos estados también ganará Romney. Aunque los demócratas han presentado buenas alternativas, lo tienen complicado..

Suicidios republicanos.- Si los republicanos ganan Montana, Nebraska y Dakota del Norte, estamos 50 a 50. Este año había otro estado conservador más donde podía ocurrir como en estos tres: Misuri.

Pero en las primarias republicanas ganó Todd Akin, que en agosto se hizo famoso por responder esto a si apoyaba el aborto en caso de violación: “Me parece que esos casos son realmente raros. Si es una violación legítima, el cuerpo femenino tiene modos de bloquear esa cosa”. Su rival es la senadora Claire McCaskill. Por si fuera poco, hace unos días dijo que en 2006 McCaskill era más “femenina”. La senadora tiene la reelección casi asegurada.

20121001-094416 a.m..jpg

Otro suicidio republicano menos probable es en Indiana. Allí el senador ya era republicano, el veterano Richard Lugar. En las primarias de su partido, un simpatizante del Tea Party, Richard Mourdock, le desafió, le acusó de débil ante los demócratas y ganó. Ahora en las generales Mourdock debe frenar su discurso extremista. La elección va empatada en un estado conservador. El único senador seguro del Tea Party es Ted Cruz, de Texas.

Los duelos reales.- Si McCaskill y Mourdock conservan los puestos para sus partidos, seguimos 50 a 50. Ahora vienen los duelos reales, donde puede ganar cualquiera de los dos y los republicanos tienen candidatos buenos. Hoy parece que solo quedan cuatro: Massachusetts, Virginia, Wisconsin y Nevada.

Hace unos meses los republicanos tenían también opciones ante senadores demócratas en Michigan, Pensilvania, Ohio y Florida, pero una mezcla de estados que votarán seguro por Obama en noviembre y de candidatos republicanos débiles los han puesto casi imposibles.

La buena noticia para los demócratas es que solo defienden uno de esos cuatro duelos reales: Wisconsin. Si lo pierden -que es difícil-, pero ganan uno entre Massachusetts, Virginia o Nevada, seguirán 50 a 50. Si ganan más de uno de esos, pueden permitirse otra derrota sorpresa.

Massachusetts es quizá la más interesante de todas. Es un estado liberal, la tierra de los Kennedy. Cuando en 2009 murió el senador Edward Kennedy debió hacerse una elección para sustituirle. Los demócratas tenían 59 senadores. Con solo 40, el partido rival no puede bloquear ninguna iniciativa. Pero con 41, sí.

Fue una elección espectacular: la reforma sanitaria estaba por votar. Los republicanos se concentraron en el estado, dieron con un buen candidato, el moderado Scott Brown, y ganaron. Ahora debe presentarse a la reelección porque en 2012 acababa el mandato de Kennedy, a quien sustituyó.

En 2009 tuvo una rival confiada y sosa, Martha Coakley. Ahora tiene una mejor, Elizabeth Warren, que lleva de momento una ventaja ligera en los sondeos. Pero estará igualado.

Hay otros dos estados que se anulan por ser situaciones parecidas: en Arizona el republicano Jeff Flake es favorito porque el estado es conservador; al contrario que en Connecticut, donde la aspirante republicana, Linda McMahon, lo tiene difícil en un estado liberal.

Las combinaciones son largas, pero la mayoría de encuestas tienden a dar mejores resultados a demócrataa. Aquí hay una buena lista que se actualiza con nuevas encuestas.

El Congreso es más claro

En el Congreso hay 435 escaños. Cada dos años todos los congresistas deben presentarse a la reelección. Cada uno tiene su distrito, que cubre una zona del estado. Así hay muchos que tienen la plaza asegurada porque provienen de regiones muy conservadoras o liberales. Su problema entonces es en las primarias: si uno representa mal a su partido le pueden desafiar desee su flanco y no es raro que pierda.

El Congreso tiene ahora 242 republicanos y 193 demócratas; la mayoría es 218. Los demócratas necesitan ganar 25 para recuperar la cámara. Este año, de los 435 congresistas, 340 viven en distritos que no van a cambiar de color: 186 republicanos y 154 demócratas. Así que solo hay 95 en juego real. Las encuestas dicen que los demócratas lo tienen difícil.

Hay un motivo adicional este año para que los demócratas lo tengan complicado. En 2010 hubo censo. Con cada censo, los distritos -que van por población- se reajustan. Texas por ejemplo ha ganado cuatro escaños nuevos. Los congresos de cada estado se encargan de diseñar esos distritos.

En 2010 había más congresos estatales en manos de republicanos, que serán los grandes benficiados. Uno de los grandes artes de la política americana es cómo se dibujan las fronteras de cada nuevo distrito para que el partido propio salga beneficiado.

Desde el punto de vista republicano, hay que hacerlo de modo por ejemplo que los barrios o ciudades con mayorías sólidas de negros o hispanos queden divididas -y por tanto, diluidas- en distritos con mayorías conservadoras. No siempre es posible -y no siempre es legal-, pero los mapas que salen de estas artimañas son a veces espectaculares. En este magnífico reportaje cuentan con todo detalle estos trucos históricos.

Etiquetas: , ,

Comentarios 3 comentarios

Comentarios

  • 30.09.2012 Antonio

    Podrías hablar un poco del referendo en Puerto Rico.

  • 30.09.2012 Jordi Pérez Colomé

    Los votos estatales los dejo para otro día, si llego.

  • 01.10.2012 Bastiat

    Hombre… yo entiendo que en los EEUU los del partido Democrata han conseguido imponer esa nomenclatura pese a que su ideario es socialdemócrata cuando no directamente socialista. Llamar liberal a una candidata por el Estado de Massachusetts que defiende una medida tan socialista como el sistema de salud de Obama…. es poco menos que una broma.

    No estaría demás, aunque no tengo yo porqué imponerte nada, que a la hora de hablar de los EEUU se hiciera simplemente con la nomenclatura de republicanos y demócratas, porque si hablamos de idearios habría que hilar muy fino sobre todo en el bando republicano que va desde los muy conservadores de una parte del Tea Party hasta el libertario Ron Paul. No así en el partido demócrata que como digo está lleno de socialdemócratas y socialistas. Aunque eso allí no ese use por el mal nombre que tiene desde la Guerra Fría.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47