ObamaWORLD

miércoles 3 de octubre de 2012

Qué esperar de los debates entre Obama y Romney

El presidente Obama tiene ventaja en los sondeos. Pero ni mucho menos está todo decidido. Queda más de un mes para las elecciones y las encuestas pueden exagerar la ventaja de un candidato. Pero hoy nadie puede negar que Obama lo tiene mejor para seguir en la Casa Blanca.

La campaña de Mitt Romney se marcó tres momentos para dar un vuelco a esta elección y colocarse como favoritos: la elección del candidato a vicepresidente (fue Paul Ryan, que no tiene de momento un papel clave), la convención (que salió mal y el discurso más recordado fue de Clint Eastwood) y los tres debates. Solo queda el último cartucho. Mitt Romney tiene más a ganar que perder en los debates. Hoy miércoles es el primero (aunque en España empezará a las 3 de la madrugada del jueves). Debe aprovecharlo.

Las ventajas de Romney.- Solo por poder discutir cara a cara con el presidente, el caché de Romney subirá por dos motivos. Primero, los millones de norteamericanos que lo vean tratarán de imaginar qué tal quedaría un presidente Romney. Por poco que lo haga bien, esa impresión de que está preparado va a mejorar.

Segundo, hace cuatro años que nadie discute con Obama. En Estados Unidos no hay un líder de la oposición que interrogue al presidente en el Congreso, como ocurre en Reino Unido o en España. Las únicas preguntas difíciles que recibe el presidente son de periodistas y puede alargarse cuanto quiera o dar largas. En los debates deberá discutir con alguien a su nivel y no perder los nervios.

Las desventajas de Romney.- La historia juega en contra de Romney. Desde 1960 hay debates presidenciales televisados en Estados Unidos, con la excepción de 1964, 68 y 72: los entonces presidentes Lyndon B. Johnson y Richard Nixon no quisieron. De las diez ocasiones, en solo dos han servido para remontar en los sondeos: quien iba ganando pasó a ir perdiendo.

Fue en 1960 entre Kennedy y Nixon, y en 2000 entre Al Gore y George W. Bush. En ambos casos el candidato que iba mejor era vicepresidente saliente de un presidente que tras ocho años dejaba el país bien: Nixon con Eisenhower y Gore con Clinton. Pero su presentación como candidatos fue mal y perdieron.

En ambos casos el candidato que perdía mejoró en los sondeos no fue por una frase brillante ni por una medida política espectacular. Kennedy quedaba mejor en pantalla y parecía sensato; quienes temían votarle no vieron el motivo. Nixon, en cambio, estaba más rígido y se le veía menos natural:

Imagen de previsualización de YouTube

Con Gore ocurrió algo parecido: su comportamiento condescendiente y poco paciente con George W. Bush le hizo perder votos. Pero hubo dos ejemplos definitivos. En este momento célebre Gore se levanta para intimidarle y Bush, muy natural, lo ridiculiza con una sonrisa:

Imagen de previsualización de YouTube

Al principio de este otro vídeo, se ve y escucha a Gore suspirar mientras Bush habla; lo hizo en varias ocasiones.

Quién es mejor.- Si Obama va ganando, lo único que debe hacer es defenderse sin sobresaltos. Pero no es tan fácil. Obama es un gran orador, pero debate peor. Justo al revés que Romney. Así que en el debate se encontrarán a un nivel parecido. Aquí hay un vídeo de los mejores y peores momentos de Romney en debates:

Imagen de previsualización de YouTube

Obama debe cuidar por tanto solo la actitud y los grandes errores. La campaña de Romney quisiera que este debate se pareciera al de 1980 entre Carter y Reagan. Solo hubo uno y aunque Reagan lo hizo mejor, la elección ya se decantaba de su parte por otros motivos. Con Obama, de momento, eso no ocurre.

Un problema para Obama es que la mayoría de americanos cree que ganará el debate. Quien no va de favorito y crea menos expectativas -Romney en este caso- tiene más fácil dar la impresión de victoria. Aunque la presión de que debe aprovechar esta oportunidad juega en contra de Romney.

Qué pasará.- La historia nos dice que hay que rebajar las previsiones. Será una hora y media de debate en la que la mayor parte del tiempo los dos candidatos explicarán sus posturas. Llevan días ensayando sus respuestas: en los preparativos de Romney, el senador Rob Portman, de Ohio, hace de Obama; para el presidente, el senador John Kerry, de Massachusetts, hace de Romney (Kerry es bueno en esto: según las crónicas de 2004 ganó a Bush los tres debates aunque perdiera las elecciones). No será por tanto un continuo enfrentamiento directo, aunque habrá esos momentos. Incluso se han preparado alguna línea graciosa.

Pero solo ha habido diez ciclos de debates. Hay margen para ver sorpresas. No todo se juega en el primer asalto. Durante todo el mes de octubre se irá analizando cómo lo ha hecho cada cual.

Romney debe ir con cuidado y no atacar demasiado al presidente. Obama debe vigilar y no perdonar la vida al aspirante, como hizo Gore. Obama hace cuatro años que es presidente y se sabe bien los detalles. Romney en cambio confía en que el mal estado del país le dé la presidencia sin tener que contar con detalle qué va a hacer: es ingenuo y quizá mañana el presidente le pedirá concreción. El presidente procurará también sacar a Romney del discurso previsto, porque cuando más falla el aspirante es en improvisaciones.

Al contrario, Obama ya no puede confiar en ser “la esperanza” y “el cambio”. Ahora tiene que defender cuatro años en los que ha dicho muchas cosas y ha hecho lo que ha podido sin que haya salido del todo bien. Es por tanto vulnerable.

Es un combate en tres partes -3, 16 y 22 de octubre-, más un debate entre los vicepresidentes, menos importante pero no banal. Si no hay sorpresas, los cambios serán pequeños, pero puede pasar de todo. Romney hace seis años que espera este momento. Debe darlo todo en esta penúltima etapa de las elecciones de 2012.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios 5 comentarios

Comentarios

  • 03.10.2012 Richard.

    Bueno, ojalá sean interesantes los debates entre Obama y Romney. Para los electores serà una buena oportunidad para ver que tan fuerte está el presidente en un debate público y si su gran oratoria convence, esta vez en frente de Romney.

    Sin embargo, en mi opiniòn personal en lo que se refiere a política exterior, yo creo que es casi indistinguible el resultado así mismo de las elecciones. Gane el negro Obama o gane el ario Romney, aquí en este foro todos los lectores saben que la guerra contra Irán se llevará a cabo cueste lo que cueste.

    Por otro lado, ¿qué diferencia hay por ejemplo entre un sicario fundamentalista islámico como Aymán al Zawahirí, líder de Al-Qaeda y otros como el fundamentalista mormón MItt Romney o el fanático protestante Barack Obama?. Ninguna. Todos ellos encargan asesinatos en masa, salvo que el asqueroso harapiento islámico y el negro protestante le llevan una ventaja no muy grande a Mitt Romney el fanático mormón.

  • 03.10.2012 Jesus

    Hay algo que no entiendo y es esa aseveracion de algunos, y no es solo de Jordi de quien lo he leido, de que Obama tiene desventaja por no estar — para decirlo en terminos deportivos — entrenado para los debates… y la otra es que Romney es mejor en los debates que Obama.
    No creo que la pre-campaña republicana, dada la calidad de los contendientes, haya sido un buen “campo de entrenamiento” y no creo que los cuatro años de Obama en la presidencia le hayan hecho perder las capacidades mostradas en la larga contienda del 2008.
    En cuanto a la afirmacion de Jordi de que Romney es mejor debatiendo que Obama, creo que, como diriamos en idioma beisbolero, se fue con la bola mala; o para decirlo de forma mas clara a quien no sepa mucho de pelota, se dejo influenciar por lo que leyo de algun “analista”, uno de esos mismos que dicen que las encuestan estan siendo falseadas por los encuestadores liberales para beneficiar a Obama.

  • 03.10.2012 Paco

    Entonces la estrategia de Rommey es la misma que la llevó a Rajoy a la presidencia.

    No decir nada de lo que iba a hacer, sólo describir la situación actual. Veremos si los estadounidenses son tan idiotas como los españoles.

  • 03.10.2012 Jordi Pérez Colomé

    Jesús,

    no digo que Romney sea mejor, sino que es la mejor faceta de Romney y una de las más débiles de Obama. Tiene un estilo de profesor que no ayuda. Romney, si se centra en lo suyo, se habrá aprendido bien las respuestas y será convincente.

  • 03.10.2012 Jesus

    Jordi, Obama puede ser muy convincente en los debates — al menos eso mostro frente a Hillary y McCain — y aunque es cierto lo del tono profesoral a sido, increiblemente, en el lado en que se le considera mas fuerte, haciendo discursos.
    Obama tiene ademas, sino la ha perdido en estos cuatro años, otra ventaja a su favor: no es facil sacarlo de sus cabales; en cuanto a Romney es posible que debatir sea su mejor punto, pero considero que — como afirmo en su momento Gingrich — no esta a la altura de Obama.
    Pero bueno, ya queda bien poco, veremos que pasa

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47