ObamaWORLD

jueves 4 de octubre de 2012

Por qué Romney ha ganado el debate en diez puntos

El primer debate presidencial entre Barack Obama y Mitt Romney tuvo un resultado claro: el aspirante republicano lo hizo mejor. Aquí está en diez puntos por qué y cómo puede afectar a las elecciones.

1.- Romney sabe discutir. El debate era la última oportunidad de Romney para recuperar terreno en los sondeos y en las percepciones. Lo logró. Un debate no es solo argumentos. Son sensaciones. Romney es malo en discursos y monólogos, pero sabe discutir, conversar. Son virtudes distintas y en el debate lo demostró.

Romney había preparado con delicadeza cada intervención: tenía ejemplos de votantes a mano, sabía cómo podía huir de preguntas previsibles sin dar detalles que no había dado, tenía a mano argumentos de ataque y clavaba casi cada intervención dentro del tiempo. Si no lo hacía, se comía al moderador, Jim Lehrer.

El único pero es que a veces parecía demasiado agresivo o agitado. Pero puede pasar por pasión: hervía porque los americanos sufren y quiere empezar a arreglarlo ya. Son impresiones que cuentan.

2.- Obama no hila. Más sorprendente que la actitud de Romney fue el pobre papel de Obama. Sobre todo por dos motivos: primero, no refutaba con claridad las exageraciones o imprecisiones de Romney. Por la tele parecía fácil a veces responder a argumentos que luego Obama no aprovechaba. Era un poco inexplicable.

Segundo, el presidente parecía cansado y con pocas ganas de estar allí y debatir. No se le vio disfrutar ni insistir en hacerle ver a Romney quién tenía razón. La peor impresión es que pareció tener poca vitalidad para empezar un segundo mandato. Mientras Romney hablaba, Obama tomaba notas y notas. No miraba y participaba en el diálogo.

Incluso la campaña de Obama admite que Romney ganó “en estilo”, pero perdió “en sustancia”. En un debate el estilo cuenta mucho.

El único aspecto positivo para Obama es que a veces incluso podía dar pena. Algunos electores pueden sentir lástima por el presidente en un momento tan difícil y darle el beneficio de la duda. Es un consuelo débil.

Las expectativas amplifican la victoria de Romney. Según un sondeo tras el debate de la CNN, un 61 por ciento cree que Obama lo hizo peor de lo esperado y un 82, que Romney lo hizo mejor de lo previsto.

3. No hubo golpes definitivos. A pesar de la clara ventaja a los puntos de Romney, no hubo ningún golpe definitivo. Los argumentos fluyeron pero ambos estuvieron a un nivel parecido. Romney los ofreció mejor, con más convicción, pero en ningún momento dejó sin respuesta a Obama. Tampoco hubo ningún error de bulto.

4. El misterio de los sondeos. El consenso entre los opinadores sobre su victoria puede impulsar a Romney. Pero es difícil de imaginar cómo afectará con precisión un debate sobre temas específicos al grupo de indecisos. John Kerry también ganó los debates a George W. Bush en 2004 y perdió (por poco).

5. ¡Pero Romney ha vuelto! Pase lo que pase con los sondeos, hoy empieza el mejor momento de las elecciones para el candidato republicano. Para los medios era frustrante tener que cerrar la noticia más importante de cada cuatro años un mes antes de la elección. Ahora vuelve a haber partido: las opciones de Romney pueden crecer y si no lo hacen hay argumentos reales para discutir y llenar horas de tele y periódicos en que es mejor candidato de lo que parecía.

6. Por qué Obama no usó argumentos destructivos. El presidente no citó ni una sola vez el vídeo del “47 por ciento”, ni su ex empresa Bain, y solo una vez habló de estrategias que ya se usaron “en 2001”, pero sin citar a Bush. No fue a lo personal.

La campaña demócrata podía esperar que un debate aburrido y sin grandes ataques dejaría todo tal como estaba. Tampoco podían pretender que el presidente se ensuciara las manos con artimañas. Pero la cautela puede haberse ido de las manos. Si esperaban que Romney fuera tan aburrido como Obama, se equivocaron. Ahora hay que arreglar el problema.

7. La educación reina. Igual que Obama no usó ataques agresivos, Romney también  procuró ser respetuoso. En ningún momento sus palabras iban dirigidas contra Obama, sino contra sus políticas. El único perdedor fue el moderador, Jim Lehrer, que no dominó a ninguno de los dos. Antes de que acabara el debate ya tenía una parodia en twitter por su actuación: @SilentJimLehrer.

8. Los grandes ataques. Romney repitió dos veces los 90 mil millones que la administración Obama dio a empresas de energía verde y que han tenido pocos resultados. Es un buen ejemplo de amiguismo y del mal uso de fondos públicos. Obama insistió en el recorte de impuestos sin cubrir con nuevos ingresos que hará Romney; cuando Romney le decía que no, Obama no respondía ferozmente, se limitaba a repetir lo mismo.

Una curiosidad. A Romney no le gusta el camino de España: “España gasta el 42 por ciento de su economía en el gobierno. Ahora gastamos el 42 por ciento de nuestra economía en el gobierno. No quiero seguir el camino de España”. El detalle es otra prueba de lo bien preparadas que llevaba las intervenciones.

9. La importancia de los medios. La insistencia estos días de los medios en que Romney ha ganado será importante em la cobertura a partir de ahora. Nadie daba mucho por un perdedor como Romney. Ahora cambiará. Los medios influirán en la percepción de quien no haya visto el debate o no lo haya entendido. En declaraciones posteriores en la tele, se veía además el entusiasmo republicano y el temor demócrata.

Los únicos que pueden ayudar a Obama ahora son los célebres fact-checkers que tanto peso han ganado en esta campaña. Si empiezan a decir que cada argumento que hizo Romney es tendencioso, los partidarios de Obama pueden tratar de crear una nueva narrativa. Será difícil.

10. Obama debe volver, o no. El temor demócrata es una mezcla de rabia y de esperanza en que Obama -el verdadero- vuelva para darle una lección a Romney. Este primer debate era de economía, un terreno más favorable al aspirante. En política exterior, Obama debería estar mejor preparado. Pero puede ser que Obama no se sienta en su ambiente entre ataques. Si no es así, su espíritu competitivo -ampliamente documentado- debería darle un impulso en los dos debates que quedan.

*

He publicado ya cinco posts en el blog cerrado del viaje electoral a Estados Unidos. Si alguien que haya participado en el crowdfunding no ha recibido un email para saber cómo se accede, que me escriba aquí: jordi@obamaworld.es Me alegro de que por ahora vaya bien.

Si alguien más quiere participar, el proyecto de crowdfunding seguirá abierto aún durante 12 días. Gracias a todos.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 9 comentarios

Comentarios

  • 04.10.2012 Mufasa

    No citó el video del 47% porque Obama también busca agradar a los oligarcas que escuchaban a Romney. De hecho, nunca ha “condenado” el video o los comentarios… tan solo en un late-night le sacaron el tema y respondió con un discurso Disney.

  • 04.10.2012 Jesus

    Sin dudas Obama no quedo como se esperaba, como bien dice Jordi no hablo del 47%, ni parecia acordarse de Bain Capital, ni le dijo mentiroso a Romney cuando mintio; he estado pensando sobre que paso con el debate y esa percepcion de victoria de Romne y considero que la causa fue que Obama peco de “educado”.
    Creo que sin dudas — negarlo fuera un absurdo — Romney gano el show, fue agresivo, en exceso podemos decir, y lo mismo le quitaba la palabra a Obama (que a pesar de su “educacion” en una oportunidad tuvo, al fin, que decirle que lo dejara terminar) que discutia con el pobre de Lehrer… que queria que el debate se hiciera segun las reglas. Pero coincido con con los que dicen que Romney perdio en sustancia, y no por causa de Obama, sino porque Romney volvio nuevamente a su practica de negar hoy lo que dijo ayer y llego al colmo de decir — y esta vez no en un acto de campaña donde solo estaba un grupo de seguidores, sino ante millones de nortemericanos — que el plan de deducciones fiscales a los mas adinerados que Ryan se ha pasado todos estos dias tratando de defender no existe y demostro que ni tiene plan para reducir el deficit, ni plan para crear trabajos, ni plan para enfrentar el problema de la salud y que el unico plan que tiene fue el unico que nego: disminuir los taxes a los mas adinerados.
    Si, sin dudas Romney gano el show, pero segun pase la emocion de haber visto a ese Romney hablando, hablando y hablado — sin freno ni medida –, y se apaguen los restos de los fuegos artificiales, se vera que ese mismo Romney, que a muchos les parece un ganador neto, lo que hizo fue lo mismo de siempre: hundirse en el pantano de las contradicciones… y eso lo hizo por si solo, sin la minima ayuda — al menos visible — de Obama.

  • 04.10.2012 Richard

    Yo creo que Obama, guardará el arma de las palabras del fundamentalista mormón Mitt Romnney para más adelante eso que explica Jordi del 47%, dicho en propias palabras del candidato republicano.

    “Hay en todo caso un 47% de la gente que votará por el presidente. Bueno, es el 47% que lo apoya, los que dependen del gobierno, los que creen que son víctimas, los que creen que el gobierno tiene la responsabilidad de atenderlos, los que creen que tienen derecho a atención sanitaria, alimentos, vivienda, lo que queráis. Eso es un privilegio. Y el gobierno debe otorgárselo. Y votarán por este presidente en todo caso… Es gente que no paga impuestos a la renta”.

    Es decir; para Mitt Romney ese 47% de estadounidenses que va a votar por Obama son unos parásitos, unos buenos para nada, unos haraganes.

    Teniendo en cuenta las elecciones del 2008, Obama sacó casi 70 millones de votos, es decir que para el intolerante fundamentalista mormón Mitt Romney, un poco menos de 70 millones de estadounidenses son unos parásitos demócratas que dependen del partido y que EEUU les debe otorgar todo.

    Mejor dicho para el comprometido religioso mormón Romney en EEUU funciona un Socialismo puro. China y Rusia deben estar envidiosas de esa maravilla de socialismo según el republicano. Me atrevo a vaticinar que para las elecciones de este Noviembre los parásitos estadounidendes demócratas superarán los 70 millones holgadamente, lo de un país como Turquía o casi Alemania parasitando la economía estadounidense y mundial.

  • 04.10.2012 Marissa

    I agree with Richard. I DON’T LIKE MARXISM!
    Carl Marx creia en la distribucion de riqueza…. osea que los que ha trabajado , ha hecho bien su fortuna (no estamos hablando de Mexico) tienen que darle a los que ha sido flojos, drogados y pobrecitos terminaron sin dinero…Por favor no necesitamos al gobierno para que nos dirijan nuestras vidas tambien.
    ESO ES PARA LOS PERDEDORES.!
    Fue tan claro anoche en el debate que Romney tiene mas inteligencia y conocimientos de todo lo que aqueja a la nacion.
    Obama parecia que estaba en Valium, sus palabras no fluian y como no tenia el “telepronter” se veia perdido . Ja Ja

  • 05.10.2012 Carlos

    Hola,
    Me gusta mucho esta web, pero me sorprende que no me puede subscribir a tus entradas a través de RSS, sólo es una sugerencia 🙂 Enhorabuena por tu artículos, son muy fáciles de leer 🙂

    Un saludo

  • 05.10.2012 Jordi Pérez Colomé

    Carlos,

    están a la derecha en “Para seguir este blog”, apartado “Por feeds”.

  • 05.10.2012 Paco

    MARISSA se nota que no has leído a Marx…

  • 05.10.2012 Paula

    El jueves estuve en una conferencia del profesor del Graduate School of Political Management, en la Universidad George Washington, Christopher Arterton. Estaba de acuerdo con muchos de tus puntos, pero no le gustaba hablar de vencedores y vencidos. Aquí resumo el encuentro: http://seiscientas.wordpress.com/2012/10/05/l....y-y-obama/

  • 08.10.2012 Doctor Placer

    PACO: MARISSA no ha leído. Punto.

    Por cierto, hablando de elecciones, ¿qué me dicen de Hugo Chávez?

    jejeje. Permitan que me ría un poco. Jejeje…jejejeje..jojojo…jejeje.

    Jeje.

    En fin. Tantos telediarios dedicados a ensalzar la figura del contrincante, tantos periódicos llenos de exageraciones contra Chávez, y al final…pum!… mayoría de nuevo.
    Luego dirán que es pucherazo, cuando son las elecciones más vigiladas del planeta.

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia