ObamaWORLD

lunes 8 de octubre de 2012

¿La política exterior de Romney se parecerá más a Bush o a Obama?

La política exterior no será un tema importante en estas elecciones. Pero Romney habrá creído que tras su salto adelante en la campaña gracias al debate, hablar del mundo le daría estatura de presidente. Puede ser una buena estrategia: yo mismo acepto cada vez mejor la idea de un presidente Romney.

Pero aquí lo que me interesa hoy, más ahora que manda en las encuestas, es qué hará Romney en la Casa Blanca. Con el discurso de este lunes en el Virginia Military Institute ha despejado algunas dudas: todo será parecido.

Primero, si gana, se le presenta un panorama internacional más definido. Obama tenía en 2008 dos guerras en marcha. Ahora solo queda una -Afganistán- y tiene fecha de caducidad (2014). En su mayor discurso sobre política exterior en julio de 2008, Obama empleó 5.081 palabras. Romney ha usado ahora 3.329. El mundo tiene hoy problemas que requieren menos explicaciones, pero no menos decisiones.


El problema con Obama

Romney ha empezado su charla con una cita de George Marshall, el autor del plan Marshall: “El único modo en que los humanos pueden ganar una guerra es prevenirla”. Su estrategia básica es tener unas posturas claras -todos deben saber quién es amigo y quién no y por qué- y el mejor ejército del mundo: “No podemos apoyar a nuestros amigos y derrotar a nuestros enemigos si nuestras palabras no están basadas en hechos”. En cambio, con Obama la percepción no es de “apoyo, sino de pasividad”,  dice.

Obama es más ambiguo. Rusia, China, Pakistán, pero también Israel, Turquía o Arabia Saudí tienen dudas sobre qué hará Estados Unidos. Romney dice que con él no pasará. Es una estrategia con ventajas e inconvenientes según los casos concretos. Ha puesto estos:

1. Israel. Es el aliado inquebrantable. Obama ha dejado más espacio entre los dos países, dice Romney, y tiene razón. Primero presionó con los asentamientos y luego apoyá en seguida a la primavera árabe y no se decide a poner líneas rojas a Irán, como pide el israelí Netanyahu. El problema con la posición de Romney es qué ocurre si los dos países no tienen exactamente los mismos intereses.

2. Irán. Eso pasará pronto con Irán. Gane quien gane la presidencia, la mayor decisión de los próximos cuatro será qué hacer con Irán. Teherán está aún a más de un año de tener suficiente uranio para una -solo una- bomba. Sería difícil de ocultar y el presidente de Estados Unidos deberá entonces decidir si cierra los ojos, si permite un ataque israelí o si ataca junto a Israel.

Romney se ha dejado margen de movimiento, pero menos que Obama. Romney dice -aunque a veces ha dudado- que su línea roja es la “capacidad” de Irán de hacer una bomba. Eso puede ocurrir antes y es más difícil de demostrar.

Si Israel decidiera atacar a Irán sin Estados Unidos y la respuesta iraní no incluye intereses americanos, quizá se evitaría una guerra total. Un presidente Romney no tendrá ese margen. Las consecuencias de una guerra son tan inimaginables que hace unos días el último secretario de Defensa de Bush, Robert Gates, dijo que “sería catastrófico” y se sentiría “durante generaciones”.

Una guerra así con Obama reelegido no es imposible, pero sí menos probable. Las medidas que Romney ha propuesto ahora -más sanciones, más portaviones en el Golfo- son acciones que Obama ya ha tomado.

3. Siria. La mejor prueba de que Obama retrasará la guerra contra Irán tanto como pueda es Siria (y también lo que dudó en Libia). Estados Unidos ha controlado más que animado el envío de armas a los rebeldes desde Catar y Arabia Saudí a través de Turquía. Romney cree en cambio que eso es algo que hay que “asegurar”.

Obama actúa con cautela para que esas armas no caigan en manos de terroristas y para que Rusia no se enfade; puede ser un aliado en otros frentes. Así es la diplomacia. Romney cree que es más importante derrocar a Asad -un enorme aliado de Irán- y asegurarse que los próximos dirigentes sean amigos de Estados Unidos. Quizá tiene razón. Ahora muere mucha gente, pero con más armas puede que muera más aún. Aunque también podría ser que el régimen cayera antes.

Son decisiones inmensamente complejas y nadie -nadie- sabe cuál es el mejor camino. Hablar es fácil, pero esas son las decisiones que tocan al presidente. Obama ha optado por la prudencia a pesar de la destrucción. Romney, parece, sería más claro.

4. Irak. “El presidente intentó -y fracasó- asegurar una retirada gradual y responsable que habría asegurado mejor nuestros logros”, dice Romney. La primera parte es cierta, la segunda es política ficción. En Estados Unidos había pocas ganas de alargar Irak. Romney, en este caso, ha hablado porque es fácil hacerlo. Ya no hay vuelta atrás ni riesgo.

5. Al Qaeda. El terrorismo ha sido el gran éxito del presidente Obama, a pesar de que sus tácticas irriten a muchos de sus partidarios. No solo mató a Bin Laden, sino que ha mantenido a la banda a la defensiva. En buena parte gracias a los aviones sin piloto -drones- que bombardean Pakistán, Yemen, Somalia y puede ser que pronto algún campo de entrenamiento libio.

La muerte del embajador Stevens en Libia ha dado fuerza al argumento de Romney de que algo se hace mal en el mundo árabe. Sin ese ataque no tenía ninguna prueba. Es probable que sin este hecho habría evitado hablar más de política exterior.

6. Primavera árabe. Romney apoyaría los deseos de libertad de los árabes, pero que hará que sus gobiernos “respeten los derechos de todos sus ciudadanos, incluidos mujeres y minorías, aseguren un espacio para la sociedad civil, medios libres, partidos políticos y jueces independientes”. No ha dicho cómo logrará evitar que unos ciudadanos libres voten a partidos que aceptan esas libertades, pero no algunas premisas americanas -relaciones con Israel sobre todo.

El mejor ejemplo es la amenaza de limitar la ayuda a Egipto si no cumple. Es un riesgo: si Egipto renuncia -porque encuentra el dinero en otro lado-, Estados Unidos e Israel pueden quedarse sin aliado.


¿Romney será Obama o Bush?

Romney será como Obama y el Bush del segundo mandato. Se ha dejado margen para actuar como quiera -excepto quizá con Irán. Romney tiene asesores de politica exterior que cubren todo el ámbito republicano: desde neoconservadores a moderados. Si por ejemplo escogiera al ex jefe del Banco Mundial, Robert Zoellick, de secretario de Estado, y a Condoleezza Rice de secretaria de Defensa, una administración Romney sería un calco de la actual con toques del último George W. Bush.

Romney insistiría más en la “agenda de la libertad”, la que impuso Bush en los países árabes para que se abrieran hasta que Hamás ganó las elecciones en Palestina en 2006.

Romney alabó esta estrategia de Bush en julio en Israel, pero evitó recordar sus desafíos imposibles: “Bush exigió a Mubarak que avanzara hacia la democracia, pero Obama abandonó la ‘agenda de la libertad’ y vemos hoy revuelo en Oriente Medio en parte porque esos países no aceptaron las reformas que podrían haber cambiado el curso de la historia de una manera más pacífica”.

Pensar que Mubarak iba a abrir el país solo por la presión americana en lugar de cederle la presidencia a su hijo es una ilusión. A Romney le gustará hablar de valores y moral, pero seguirá sus intereses. Las últimas frases de su discurso son esas que tanto gustan a los republicanos: “Hay un deseo por liderazgo americano en Oriente Medio -y no es específico de la región”, o “tanta gente en todo el mundo mira aún a Estados Unidos como la mejor esperanza de la humanidad”. Obama nunca ha usado términos tan cursis.

Romney también gastará más en ejército: ha hablado de barcos y submarinos. Si quiere reducir la deuda en serio, estos gastos extra son irreales, aunque pueden servir para ganar votos en estados con industria militar -Virginia, sobre todo.

A pesar de que no lo reconozca, Romney seguirá en general el camino de Obama. Esta continuidad dice también poco en favor del progresismo del presidente. En política exterior fue mucho más republicano el primer Bush -tenía la excusa del 11-S- que Obama ha sido demócrata.

Los presidentes americanos son en política exterior más similares de lo que parece. Eso no significa que ante decisiones cruciales -Irán, Siria- pequeñas diferencias no creen grandes diferencias.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios 9 comentarios

Comentarios

  • 09.10.2012 Richard.

    Claro, era lo que yo mencionaba antes aquí mismo en este foro. La política exterior noertamericana gane quien gane es indistinguible.

    Ya sea el fanático fundamentalista mormón Mitt Romney, o el fanàtico protestante Obama, cualquiera de los 2 destruirá Irán a merced de Israel. Veremos en Irán las nuevas Falujas, las nuevas Sirtes, las nuevas Kabul, Beirut, Haditha, arrasadas por los misiles Tomahawk , por el uranio empobrecido y por supuesto, cómo no, por el fósforo blanco, desérticas como las deseaba Ronald Reagan, estuviera vivo el actor se frotaría las manos.

    Sólo que ahora se llamarán Qom, Natanz, Teherán, Mashad. En realidad no hay diferencia entre Romney, Obama o el sicario Aymán al Zawahiri, líder de Al Qaeda, todos son una caterva de asesinos, se caracterizan por ser unos cobramasacres y encargar asesinatos en masa con un común denominador: la sumisión y el arrodillamiento a Israel. Sí, la brigada esa de Libia de Al Qaeda que se llama: Ansar al Sharia, asesinó salvajemente al embajador Cat Stevens por encargo directo de Israel, para obligar a Obama a no salirse de los planes ya trazados años atrás.

    A fin de cuentas también otra horda de sicarios pakistaníes llamados Jundallah, han asesinado a más de 4 científicos Iraníes del programa nuclear, por orden directa de Israel: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/3782....erroristas

  • 09.10.2012 chomsky

    El filósofo estadounidense Noam Chomsky criticó a las campañas de Barack Obama y Mitt Romney, aspirantes a la presidencia de Estados Unidos, por no abordar temas cruciales como el desastre ambiental y la guerra nuclear.

    En un análisis publicado en el sitio digital chomsky.info, el filósofo se pregunta cómo las campañas políticas (en Estados Unidos) están abordando los temas más cruciales que enfrenta la sociedad.

    “La respuesta es sencilla: mal, o para nada. En tal caso, surgen algunas preguntas importantes: ¿por qué, y qué podemos hacer al respecto? Estos son dos temas de abrumadora importancia, porque el destino de las especies está en juego: desastre ambiental y guerra nuclear”, subrayó Chomsky.

    “Hay diferencias entre los partidos (republicano y demócrata) sobre cuán entusiastamente los ratones deberían marchar hacia el precipicio”, agregó Chomsky.

    Respecto a la amenaza de una guerra nuclear, el académico estadounidense apunta que la amenaza actual, según Occidente está de nuevo en el Medio Oriente, específicamente Irán; aunque realmente la verdadera amenaza en el área la constituyen Estados Unidos e Israel.

    A diferencia de Irán, Israel se niega a permitir inspecciones o firmar el Tratado de No Proliferación Nuclear, además de tener cientos de armas nucleares y sistemas de lanzamiento avanzados, y un largo historial de violencia, agresión e ilegalidad, gracias al absoluto apoyo estadounidense.

    “Pudiéramos estar avanzando hacia una guerra devastadora, incluso nuclear. Existen formas claras de superar esta amenaza, pero no se adoptarán a menos que haya un activismo público a gran escala que demande que la oportunidad sea aprovechada”, enfatizó Chomsky.

  • 09.10.2012 Jesus

    Sin dudas las encuestas han dado un cambio, todavia no implica que Obama perdera la reeleccion, pero el triunfo de Romney es mas posible que la semana pasada y dependera ahora — gracias a la pobre presentacion de Obama en el primer debate con su exceso de correccion que no le permitio cantarle las verdades, mas bien las mentiras, a Romney — de que Romney pueda seguir mintiendo… sin que Obama se decida a desenmascararle.
    Ahora Romney entendio que era el timing de presentar la “doctrina” — asi con minuscula — Romney y como todo lo que Romney dice es, un mentis a declaraciones previas… aderezado con pespectivas incumplibles.
    Por supuesto que algunos piensan que da lo mismo Obama que Romney, esos como dice un un poema… “no entienden media palabra”.

  • 10.10.2012 doc

    Pues los que pensamos que votar a uno o a otro es lo mismo que elegir a Guatemala o a Guatepeor seguramente no entendemos nada, pero basta un poco de lógica y dos dedos de frente para llegar a un silogismo simplísimo: si con Obama (paradigma de la Paz para el mundo civilizado) el mundo está a punto de llegar al catacrack, con Romney directamente tendremos que buscarnos las habichuelas trabajando con la gorrita de McDonalds, o en el caso de los españoles echando currículums en Eurovegas. Yo ya he solicitado el curso a distancia de croupier, por si acaso.

    Me pareció interesante la apreciación del autor sobre el porqué Obama no supo aprovechar el famoso video del 47% contra su oponente. Hubiera sido sencillísimo para un tipo tan listo como Barack soltarle una buena directa sobre el asunto, le habría dejado sonado y listo para el k.o. Sin embargo no lo hizo. ¿Por qué? Pues porque, como bien comentaba Jordi, tal vez no sea conveniente perder el apoyo de ese porcentaje que está a favor de la oligarquía de multimillonarios del Tea Party, o puede que incluso efectivamente el señor Obama gobierne del mismo modo que Romney para esa oligarquía y simplemente vende interés por los desfavorecidos para ganar votos.

    Es evidente que, como dice Chomsky, la diferencia es el ritmo con el que los ratones nos vamos a precipitar al abismo. Pero sí, puede que los que pensamos que Obama/Romney es tres cuartos de lo mismo es que no nos enteramos de nada.

  • 11.10.2012 Harvey

    romneyworld.es?

    mittromneyworld.es?

    ¿Hora de testear?

  • 11.10.2012 Jordi Pérez Colomé

    Harvey,

    Romneyworld me gusta, pero me parece que si hay cambio lo mejor será pasar a un nombre que dure más de cuatro años.

  • 12.10.2012 Richard

    Ese sicario extremista fundamentalista mormón llamado Wilard Mitt Romney, no va a llegar a la casa blanca, al menos no por ahora.

    Creo que tarde que temprano Obama le sacará a relucir lo dicho por él mismo acerca del 47% de los parásitos del partido demócrata que votarán por el negro de la sonrisa colgate.

    Lo grave, por otro lado es la interferencia directa, cínica y descarada del otro sicario mayor Benjamin “Bibi” Netanyahu, en las elecciones americanas a favor del homicida republicano.

    Obama no reconociò directamente el triunfo del malvado “tirano dictador” Chávez en las elecciones de Venezuela. Parece que está más a gusto con los Al Thani en Qatar que llevan 187 años gobernando, o con los Abdelaziz que llevan en Arabia Saudí más de 100 años, claro a esos sí los llaman Reyes, príncipes o jeques.

  • 12.10.2012 Harvey

    Sí. Incluso que dure más que ocho. Este blog me gusta mucho, lo leo desde que empezaste y leí todas sus entradas. Pero su nombre es un buen ejemplo de lo que hay que evitar en cuestiones de blogs.

    Creaste una marca, le diste muy buen valor agregado, pero en algún momento tendrás que renunciar a ella. ¿Te imaginas? kennedyworld, reaganworld (reaganomicsworld?) thebuckstopshereworld, etc.

    Quizá cuando lo creaste no preveías que iba a darte tantas satisfacciones.
    Felicitaciones. Enhorabuena.
    Pero ve pensando que vas a hacer. Aunque gane Barackworld

  • 29.10.2012 esBolsa

    Un día Obama puede ganar sin problemas, al día siguiente Romney se acerca peligrosamente ¿quién ganará? http://esbolsa.com/blog/bolsa-americana/elecc....encuestas/

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47