ObamaWORLD

domingo 14 de octubre de 2012

El periodismo está más vivo que nunca

Hace unos días tuiteé esto:

En seguida varias personas me dijeron que no era lo mismo. Claro que no es lo mismo. Hice trampas. El New York Times y Drudge Report solo tienen en común que son medios de comunicación. Nada más. El New York Times es el mejor periódico del mundo con corresponsales y especialistas en todo.

Drudge solo se dedica a enlazar -a la página de origen- contenido que le interesa con un cambio en el titular. No solo eso: ha dado a veces exclusivas espectaculares; saltó a la fama por destapar el caso Lewinsky.

Aparte de hacer bien su trabajo y de que resulta interesante el giro que le da a las noticias con el titular y el menú de información que ofrece, su gran mérito es que empezó a finales de los 90, cuando los blogs apenas existían. No tiene ni siquiera un interés gráfico. Así de feo es Drudge:

Pero eso no es lo que importa. La lección de esta historia es que hay más tipos de periodismo por hacer que el del New York Times y el de  los medios tradicionales. Es una gran noticia para los periodistas y mala para los medios, que hasta ahora tenían el monopolio de la información.

El público ha descubierto que puede haber otras cosas y que a veces le interesan más: puede ser por el tema, por el enfoque, por la forma, por el estilo. Esa es la trampa del tuit de Drudge: el tamaño ya no importa. Y es periodismo.

No es nada nuevo, tampoco aquí. Con la profesora Eva Domínguez preparamos el segundo volumen de Microperiodismos y cada vez es más difícil seleccionar entre las docenas de nuevos proyectos en la web. Cada vez más periodistas ofrecen alternativas a lo que ya se hace.

Es una pena que El País haga un Ere y despida a 149 profesionales. Es una lástima para un gran medio y para los periodistas que deben buscarse la vida. Pero nada más. El País es una empresa cuya estructura de ingresos y tipo de oferta no parecen encajar en el futuro. No significa que vaya a desaparecer, pero será distinto. Nadie sabe qué habrá en el futuro, ni siquiera si los que están hoy resistirán. Pero es evidente que será más variado.

Habrá quien piense que sin grandes medios la presión al poder y las grandes exclusivas descenderán. No es cierto. El ex director de un periódico nacional me decía hace poco que cada mañana miraba los confidenciales en la web para enterarse de verdad sobre qué pasaba, porque hay cosas que los grandes medios no publican. Así les va, me decía.

Este ex director daba la culpa a las empresas. A los grandes grupos -con pocas excepciones- les interesa menos el periodismo que a los periodistas. La sociedad estará mejor con más periodistas que puedan trabajar sin depender de grandes compañías.

El periodismo cambiará por el motivo más simple: hay más oferta y el público se reparte. Cada día hay más gente que usa Facebook, Twitter, Instagram para ver qué hacen sus amigos u otra gente de la que se fian para ver qué han contado, leído o recomendado hoy. La célebre cultura democrática no se resentirá. Los centenares de miles de españoles -no más- que buscaban un tipo de información la seguirán encontrando.

Incluso la la tele -que hasta ahora resistía- se resentirá. Este estudio de Pew dice que ver el telediario baja entre los hábitos de los más jóvenes. Lo he podido confirmar con mis amigos treintañeros. Ninguno compra el periódico cada día, pero también cada vez menos ven las noticias en la tele.

La campaña americana que sigo desde hace meses es un pequeño ejemplo de que hay más oportunidades para el periodismo. En las elecciones de 1996 la información llegaba por los periódicos y la tele. Ahora hay centenares de medios online -algunos con beneficios- que la cubren más y mejor. No todo es interesante para todos, pero sin duda hay más oferta.

Politico por ejemplo empezó a tratar la política como si fuera una batalla, sin tantos reparos como el Washington Post y el New York Times. También sin ser partidista, como algunos tabloides o teles. Con los debates, por ejemplo, se vio bien. El New York Times dio la crónica del primer debate con un título soso.

Podían haber incluso optado por discretas opciones de otros periódicos locales: “Un Romney agresivo presiona a Obama sobre su presidencia” o “El debate da a Romney un nuevo impulso”. Pero prefirieron este título soporífero (podrían haberlo hecho también para ocultar adrede el desastre que fue para Obama):


Así tituló Politico una crónica del debate minutos después de que terminara:

Este era el título de su crónica general unas horas después (“reprieve” es indulto):

Politico se fija más en la guerra que es la política: posibles escándalos, conflictos internos en las campañas, sondeos, sin obviar el resto. Es un medio para quien le interese mucho la política. Politico ha usado esta base para crear Politico Pro, donde dan información en profundidad de ámbitos en los que hay gente dispuestas a pagar de verdad por saber qué ocurre: en 2010 empezaron con energía, sanidad, tecnología, tranportes y ahora se han extendido a defensa y sector financiero. Es otro tipo de futuro para periodistas.

Otros por ejemplo aplican abiertamente las leyes del periodismo deportivo a la política. Es fácil de imaginar cómo: solo hay que pensar en el modo en que tratan las jugadas polémicas del Barça y del Madrid los diarios deportivos de cada ciudad. Los medios conservadores tienen más éxito en este terreno porque su audiencia se siente menos representada -a veces con razón- en los medios generalistas. Los medios que creó Andrew Breitbart -Big Hollywood, Big Government, Big Journalism-, el Daily Caller, el mismo Drudge. Los progresistas tienen también su Daily Kos, TPM, Huffington Post.

Todos estos medios recientes cubren más intereses. La competencia es extraordinaria. No quiero comparar Estados Unidos con España. Allí el mercado es mayor, el inglés se lee en todo el mundo y Estados Unidos interesa más que España -menos a los españoles. Este blog es un ejemplo. Si hiciera algo así en Estados Unidos debería ser mucho más específico y dominar solo un ámbito. Pero también en español hay margen para hacer más cosas. La prueba es que se hacen. Estamos en una transición hacia no se sabe bien dónde, pero cada vez está más claro.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 15 comentarios

Comentarios

  • 14.10.2012 Álvaro

    Jordi, aunque ya dices en el último párrafo que no se puede comparar la industria periodística de ambos países, ¿crees que sería necesario un “Politico” es España? Es más, ¿crees que tendría éxito?

    Gracias por tu Periodismo.

  • 14.10.2012 Jordi Pérez Colomé

    Lo dudo. España genera menos información de ese tipo y hay menos margen para un medio tan político que no flaquee de uno de los dos bandos.

  • 14.10.2012 David

    Hola Jordi.

    Si tu te decidieras a meterte en política nacional conservando la linea de Obamaworld tendrías muchos lectores y siempre en aumento. Precisamente porque el sector de españoles que demandan información “que no flaquee de uno de los dos bandos” va en aumento. La cantidad de información tampoco es el problema: De que sirven telediarios llenos de idioteces porque no hay noticias ?. Se escribe cuando hay de que escribir y punto. Otra de las ventajas del nuevo periodismo.

    El shock que para TODO el mundo representa Internet empieza a ser evidente para TODOS 😉

    Pero mas que para periodistas, escritores, cantantes, cineastas…etc, lo será para los distribuidores de contenido. Estos tienen un futuro muy negro porque si el contenido es bueno, tendrá salida por otros medios y a los distribuidores tradicionales nadie va a echarles de menos.

    Seria interesante saber como ha ido evolucionando en lectores Obamaworld y también como lo hicieron sus ingresos anuales. Podríamos hacernos una idea de como de rápido se impone el nuevo modelo y como de viable es.

    Saludos

  • 14.10.2012 Jordi Pérez Colomé

    David,

    en diciembre publicaré el balance de 2012, como hice el año pasado. Ahí daré todos los detalles y las opciones de futuro que veo. Por ahora no preveo cambiar de sector.

  • 14.10.2012 David

    No lo decía con animo fiscalizador.

    Las cuentas no son asunto de nadie mas que de ti mismo y el publico lo que tiene que hacer es limitarse a seguir leyendo y apoyando a Obamaworld según vea que debe o no hacerlo. Es otra de las ventajas del nuevo periodismo: nadie puede comprometer tu linea editorial porque de nadie depende el blog mas que de ti.

    Lo decía por hacer estimaciones.

    Y en este sentido ni me interesa ni me sirve para nada las cuentas del 2012. De hecho, ningún numero es necesario. Con tener en cuenta los datos desde la creación del blog y escribir:

    progresión lectores: excelente
    viabilidad económica: insuficiente.

    o algo parecido según sean los casos seria suficiente.

  • 14.10.2012 Jesus

    Jordi, obamaword ha sido para mi mucho mas que un lugar donde veo analisis imparciales, o tan imparciales como puede ser un analisis — no por el hecho de querer parecer “correcto” o “imparcial”, sino por tener un enfoque realmente imparcial –, sobre la politica norteamericana; pero ha sido mucho mas que eso, me ha abierto a otras fuentes de informacion y hoy, gracias a ti, me considero mas informado que hace dos años atras.

  • 14.10.2012 Fedor

    Jesus, en serio? imparcial….? Que crees tu lo que significa obamaworl?

  • 14.10.2012 Marcos

    El capital de un periódico son sus periodistas.

  • 15.10.2012 David

    (Sin relacion con el articulo)
    Solo te queria comentar que te he intentado agregar en Pulse (es una especie de lector de RSS para iPhone) y no hay manera, en el catálogo sólo salen los feeds de las categorias de tu blog, pero no el feed completo.

  • 16.10.2012 doctor placer

    Yo hace tiempo que prefiero informarme por de internet, y dentro de internet me informo si es posible a través de blogs independientes.
    Habrá quien piense que son menos fiables, pero el sesgo tan descaradamente partidista que han tomado los grandes medios los hace dudosos y sospechosos.
    Incluso El País, que se menciona en esta nota, siendo el mejor periódico, o la SER, siendo la mejor radio, falsean y adulteran las noticias que vienen de Venezuela o Cuba, dentro de su cruzada antimarxista habitual.
    Los demás medios llegan a alcanzar el ridículo partidista, como es el caso de ABC o Antena3, y en algunos casos se convierten en panfletos para sus incondicionales (Intereconomía, La Razón, El Mundo).
    Desgraciadamente el capitalismo de EE.UU. se ha impuesto en todos los aspectos del mundo y el periodismo por supuesto no podía ser menos: ¿para qué contar la verdad si no produce beneficios?

  • 16.10.2012 Jesus

    Doctor placer, le recomiendo, para obtener lo que a ud le agrada leer, prensa tan “seria” como el granma digital, el sitio cubadebate o algunos del los blog de los empleados del regimen castrista, ahi sin dudas encontrara esas “informaciones” que ud tanto añora. Que lo que ahi se publica sea mentira o este groseramente manipulado… es lo de menos.

  • 17.10.2012 Richard

    Cómo cambian los términos y el lenguaje, según sean las conveniencias. Si claro en eso del periodismo por ejemplo hasta hace muy poco, casi ayer decían que todos esos fundamentalistas islámicos eran terroristas y muy peligrosos, que no se negociaba con ellos.

    Hoy en Siria a esos perros de guerra que les tiraron desde Turquía y casi todos los países fronterizos como Líbano, Jordania e Irak les dicen “rebeldes”, y todos los días vemos en CNN, Reuters, AFP, Infobae y demás como todo el grupo Prisa del cual hace parte El País, les dicen “Rebeldes Sirios”, así se les encuentre muertos como perros y con sus pasaportes Libios, Jordanos, Irakíes, Turcos, Saudíes, Qataríes , etc, son es “rebeldes Sirios” que luchan por la libertad y la democracia, así hay que llamárseles.

    Por ejemplo, hay miles de eruditos que opinan todos los días en el foro sobre las noticias del conflicto Sirio en El País, que abogan por la muerte y el derrocamiento del “tirano dictador Al Assad” de manos de esos mismos sicarios de Al-Qaeda que no hace mucho sembraron el terror en España, amenizando el ambiente con sus carros bomba, con cientos de muertos y tantos más heridos, recuerdan la estación de Atocha ?. Son esos mismos “angelitos” los que hoy a diario también detonan sus carros bomba por toda Siria, sólo que ahora según la mass media tan encantadora, son nuestros amigos y aliados, no importa que hayan matado a cientos y herido a miles en los atentados en España, todo por la “primavera árabe, la libertad y la democracia”.

  • 17.10.2012 Jesus

    Despues de concluir el segundo debate entre el Presidente Obama y Romney estan haciendo una serie de preguntas en varios televisoras a los “indecisos” que se han vuelto una especie de joya de la corona en la campaña; a mi, con todo el respeto, me parece increiblemente tonto que al cabo de un año de campaña con dos debates presidenciales y uno de los vicepresidecial efectuados se le de esa importancia a la opinion de personas que no han podido aun formarse una opinion.
    Si el futuro de USA esta en las manos de esas persona… muy mal estamos.

  • 17.10.2012 Gonzalo Martín

    Este es un debate que siempre me ha interesado, pero creo que hace mucho que está resuelto. O, narcisamente, puedo decir que lo tengo resuelto en mis debates personales.

    A saber (o debiera decir diagnóstico): en la crisis del periodismo hay dos actores, las empresas de medios de toda la vida y, por el otro, los periodistas. Ambos tienen o han tenido algo en común: un generalizado desconocimiento de la lógica subyacente en la economía y modo de producción digital en red.

    ¿Qué supone esto? Que las barreras de entrada para efectuar el tratamiento crítico de la información (en cristiano, los datos) son nulas. Y que la barrera de las fuentes para comunicar sus datos son nulas. Y ya. La supervivencia de las grandes marcas sólo se produce por dos motivos: la inercia de sus identidades junto a la “vaguería” de muchos lectores y el hecho de que conservan fuentes de financiación de mucho volumen económico que les permite dar mucha oferta, buena o no.

    El modelo de negocio de los grandes medios se basa en la publicidad. No en las subscripciones ni en las ventas ni nada de eso, en la publicidad. Así que hay que ver a qué aspira la publicidad que realmente cuenta. Los clasifiicados mueren con Google, también la publi local. Nos queda el gran anunciante, eso de “las marcas”. Buscan volumen de espectadores/, masa. Y, desgraciadamente, ante la asuencia de barreras de entrada y la fragmentación de oferta, ya no se puede concentrar todas las audiencias, las cultas y las no cultas (por simplificar). Resultado: la unica forma de alcanzar volumen es por el mínimo común denominador del gusto y los intereses. De ahí lo de tu amigo ex director.

    Esto es como un círculo vicioso: cada vez menos relevancia y más espectáculo. Cada vez menos complejidad y más entretenimiento. Y, de paso, cada vez más sesgado por opciones ideológicas que consumen de lo suyo, se refrendan a sí mismas. Resultado; menos valor por el que pagar, lo que empuja a más masa. Las malas noticias: no se puede evitar con una estructura tradicional. Así que la “hipercalidad” de New York Times o The Economist, que son globales, la pueden hacer pocos y la harán muy pocos en esa dimensión.

    ¿Qué pasa con los periodistas? Que han perdido el monopolio de la interpretación de la realidad, destapando las carencias de un modelo que era el que podía ser. No hay redacción que pueda cubrir todos los temas “generalistas” (incluyo eso de la agenda pública). Y es duro soportar que no puedes ir por el mundo con el privilegio de ser escuchado… únicamente porque has tenido ciertos méritos – sí – y la suerte de caer en el sitio donde se podía hacer. Ahora lo puede hacer todo el mundo: es interesante comprobar como muchas fuentes de redacciones “serias” son bloggers que trabajan gratis (o presuntamente gratis) por su pasión y son mejores conocedores de su realidad que cualquier reportero, incluso que cualquier gran dinosaurio de redacción de prestigio. En mi caso, conocedor como soy de la polémica de las descargas, nada más patético que las informaciones de la prensa sobre este asunto: desconocimiento, manipulación de periodistas desinformados e intereses corporativos todos a una.

    “Periodismo”, en realidad, ha sido otra palabra para hacer politica, se quiera o no. Al periodista lo que le gustaba o le suele gustar es su agenda personal y llegar a tratar sus intereses personales con un punto de vista. Al igual que cualquier otro ciudadano. Lo puede hacer bien, mal o regular. Pero es seguro que ha dejado de ser un privilegiado. Y lo ha dejado de ser en un entorno donde las grandes empresas ya no pueden soportar las estructuras laborales que les sostenían.

    El periodismo no ha muerto. O sí. Lo que no ha muerto es el acceso crítico a la inforamción: al contrario, es hoy mayor que nunca. Esto lo digo por los preeocupados por la democracia. Y lo que ha pasado es que hay muchas más oportunidades para crear pequeños negocios que puedan vivir de alcanzar un número de seguidores que quieran apoyar su labor. Negocios que serán, además, de mezclas de ingresos muy diversas. Pero pensemos que hoy, hasta las agencias que venden informes de inteligencia corporativa, hacen periodismo aunque no se llame así: consultan fuentes públicas y privadas, las contrastan y basan su éxito en subscripciones privadas y muy cerradas de gente que valora su capacidad de análisis “independiente”. Eso es el famoso Stratfor, aunque sea el peor de todo los que conozco. La información no es algo que sean solo primeras páginas y emulaciones del Watergate.

    Una última nota: ya no puede haber periodistas sin talento. Picar textos no es una opción.

  • 17.10.2012 David

    Brillante, Jesus.

TRACKBACKS

  • 23.10.2012 Emprendre en periodisme en temps de crisi

    […] no tot són males notícies. N’hi ha que pensen que el periodisme està més viu que mai. Les oportunitats d’emprendre projectes periodístics basats en nous models de negoci són […]

  • 30.10.2012 Mis blogs favoritos: Obamaworld « Desde la verbena

    […] hay otro tema que Obamaworld trata en su blog de manera perfecta: el periodismo, su crisis y su futuro (si lo tuviera o tuviese). La financiación o la forma de comunicar son […]

  • 28.11.2012 El periodismo no está muerto « The Red Stories

    […] quieran escucharlas. En definitiva, que tal y como expresó Jordi Pérez Colomé hace poco en su blog, “El periodismo no está muerto. Está más vivo que nunca”. Share this:TwitterFacebookLike […]

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47