ObamaWORLD

sábado 27 de octubre de 2012

La magia electoral de la campaña de Obama

El primer gran rival de Barack Obama fue Hillary Clinton en las primarias demócratas. Cuando el senador Obama decidió presentarse, la favorita indiscutible para ser la siguiente presidenta de Estados Unidos era Clinton. La campaña de Obama creía que solo podía descarrilar a la favorita si ganaban en Iowa y los otros estados iniciales de las primarias.

En la primera encuesta que manejó su campaña, Obama quedaba tercero: John Edwards 38%, Hillary Clinton 25% y Obama 18%. El director de campaña de Obama en 2008, David Plouffe, escribe: “Estaba claro que no podíamos ganar si el universo de votantes [en Iowa] era el mismo que en 2004. Había sido el mismo más o menos desde que Jimmy Carter ganará en 1976. Para ganar, debíamos alcanzar el santo grial de la política: un electorado fundamentalmente cambiado”.

Hoy estoy en Carolina del Norte (en la foto la calle Hillsborugh, en Raleigh). Este año, como en 2008, es un estado en disputa, pero la mayoría de expertos lo ponen en el bando republicano porque las encuestas dan una ligera pero sólida ventaja a Mitt Romney. Pero según Jonathan Kappler, experto electoral en el centro North Carolina Free Enterprise, nada está decidido.

Los números cuentan una historia sencilla. John Kerry perdió Carolina del Norte ante George W. Bush en 2004 por 436 mil votos entre tres millones y medio emitidos. En 2008, Obama ganó el estado por solo 14 mil votos de entre 4,310 millones de papeletas emitidas. En esa elección, John McCain obtuvo 167 mil votos más que Bush; Obama en cambio logró 617 mil papeletas más.

Entre 2004 y 2008 el electorado creció en 786 mil nuevas personas registradas. Si sumamos los nuevos votos de Obama y McCain en 2008 dan 784 mil votos. Es evidente que es casualidad que el número se parezca tanto: es improbable que todos los votantes registrados votaran ese año y que ninguno de los ya registrados cambiara su hábito. Pero sea más o menos cierto, la consecuencia es la misma: Obama arrasó entre los nuevos votantes en 2008. ¿Por qué? Porque su campaña se dedicó a buscar ese santo grial de la política: un electorado nuevo.

En Estados Unidos los blancos suelen votar más republicano y las minorías, más demócrata. Los cuatro pilares del Partido Demócrata hoy son negros, latinos, blancos licenciados y jóvenes. En Carolina del Norte hay menos latinos que en el resto del país. Pero hay más negros y las universidades y las nuevas empresas de tecnología y biología han atraído a blancos con títulos universitarios. Si hay que buscar a nuevos votantes, hay que ir a encontrarlos sobre todo donde viven estos grupos.

¿Qué ha pasado en 2012? Pues que el electorado aún ha subido más. En 2008 había 6,250 millones de votantes registrados. En 2012, hay 6,604. Según la profesora de la Universidad de Duke, Paula McClain, en 2008 había unos 68 mil latinos registrados; en 2012 hay 111.753. No todos, claro, votarán o lo harán por Obama. Pero si el estado se decide de nuevo por unos pocos miles, ahí puede haber un motivo.

Después de ver el ejemplo de 2008, es fácil pensar que los nuevos son mayoría demócrata. Estos datos no implican que Obama tenga ganado el estado: la decepción de muchos hace que el procentaje en favor del presidente se reduzca. Pero con la suma de tantos nuevos votantes la caída de apoyo se podría paliar. En 2008 votaron alrededor del 70 por ciento de los registrados en Carolina del Norte. Según Kapplar, si ese número crece es más probable que favorezca a los demócratas, que suelen ir a votar menos. La campaña de Obama tiene margen para crecer.

“En 2008 votaron un 74 por ciento de blancos”, me dice Kappler. “Si Obama logra reducir ese porcentaje con nuevos votantes de minorías a un 71-72 por ciento, puede ganar el estado de nuevo”. Este análisis coincide con el de otro profesor de la Universidad de Duke, que cree que Obama tiene las mismas posibilidades de llevarse el estado que en 2008: un 35 por ciento más o menos. Puede pasar lo mismo. Igual que puede ocurrir en otros estados que están tan empatados. La encuesta que contará será la definitiva del 6 de noviembre.

La campaña de Obama empezó a preparar la reelección de presidente en 2008. Han tenido más tiempo de prever y analizar que en 2008. El perfeccionamiento de su sistema debe ayudar en un año malo. El director de la campaña de Obama, Jim Messina, dice: “Creemos que no se acierta siempre sobre quién formará el electorado” en las encuestas. “Nosotros seguimos creyendo que habrá un mayor porcentaje de minorías y jóvenes de lo que algunos calculan”. Es la magia de la campaña electoral de Obama: poner votantes donde antes no los había. Los métodos que usan para lograr llegar a tanta gente los contaré otro día. Aún reúno material.

Una de las mayores dificultades de hacer encuestas es averiguar cómo debe ser la muestra para que se parezca tanto como sea posible a la sociedad en general: cuántos de esos “minorías y jóvenes” se deben poner. La guía suele ser la tradición, pero a veces falla.

Este crecimiento podría no deberse al esfuerzo de la campaña de Obama -que no publica sus datos-, sino a la demografía: en Carolina del Norte cada vez vive más gente. Pero el problema demográfico clave lo tienen los republicanos. Como pasa en Virginia, la gente que emigra al estado, suele ir por trabajo y los empleos que hoy más ofrece el estado son puestos que requieren alta cualificación o labores más duras, que hacen los inmigrantes. Ambos grupos favorecen a Obama.

El problema de este crecimiento para el Partido Republicano va más allá de 2012. Gane o pierda Romney, los republicanos deben pensar en repasar su programa para que las minorías, aunque voten demócrata, lo hagan menos en masa. Según Kappler, Carolina del Norte y Virginia están destinados a ser estados en disputa durante años.

En cambio, Alabama o Georgia siguen, por ejemplo, en manos de los blancos rurales: allí no hay ni universidades de renombre ni mucho empleo para atraer talento. El partido -gane o pierda- deberá cambiar o hacer peligrar sus opciones. De esto hablaré mañana.

Etiquetas: , , ,

Comentarios 9 comentarios

Comentarios

  • 27.10.2012 Gaze

    “Por la boca muere el pez….”

    Jordi dice: “En Estados Unidos los blancos suelen votar más republicano y las minorías, más demócrata. Los cuatro pilares del Partido Demócrata hoy son negros, latinos, blancos licenciados y jóvenes.”

    …Ay, Jordi, intuyo que la minita del ObamaWorld comenzará a secarse después del triunfo de Mitt Romney… pero bueno, siempre queda un raspadito que reprobar… (:=

    Qué lindo como metes a toda la raza al saco sin discriminar peras de las naranjas: origen, educación dentro de la misma escala social minoritaria que ya sabemos que hoy no son tan minorías como se cree. Notodas las minorías, aunque pobres votan por Obama, eso es un estereotipo cruel.

    …Estereotipas demasiado a la raza, hombre, no sé porque los haces muy a pesar de que te empapas en la misma cultura del norteamericano por donde viajas en este momento. No es correcto hacer un periodismo tan tendencioso cuando tienes la oportunidad de ser un campeón trayendo la verdad a la superficie de tu blog… Es clara tu tendencia y tu blog ha decaído en ese sentido, una lastima.
    Pero pasando a lo que venía:

    …Debes primero saber que no todo hispano es un recogedor de frutillas, cubano-raftero muerto de hambre, jardinero, carpintero de techos, cocinero, o ilegales que vive de la bolsa gratuitamente. “Para qué meterlos a la bolsa con los que no son? Mira, de los cincuenta millones de hispanos que viven en el país no todos votaran por Obama como intentas sugerirlo, a pesar de que muchos lo hicieron durante el 2008 debido a que Obama les mintió dorándole la pastilla que ahora vemos que fue tan solo un placebo. Eso queda comprobado en las encuestas de los estado que van mano a mano con Romney.

    Ahora los hay quienes les interesa más la economía de Romney, la plata del trabajo legitimo, la seguridad y desarrollo del país mucho más que la defensa de grupo social o étnico de raza al que pertenecen. Ah, y menos mentiras. Sobre todo cuando se ve con claridad que los placebos y los escándalos apilados debajo de la alfombra del Ovalo comienza a ser tan obvio que en cualquier momento dará a luz de reventón de “watergate-Bengasi” -peor que la de Nixon… ¿No has visto como Obama, Hillary, Susan y Panetta mienten descaradamente?

    Además, todo sureño del país, sobre todo poblaciones de zonas rurales tales como los de las Appalachian sea “negro/blanco “agarrado de su biblia con su arma” y sobreviente del “wealfare”, no necesariamente votará por Obama. Pero esto no se dice en la prensa. También debes saber y quizás ser más crítico que tipificador que no todo asiático, especialmente el asiático que es una mayoría tan grande como la del hispano no le interesa votar por Obama. Entérate por donde va esta raza que no porque llegaron una vez haciéndola de lavanderos, cocineros y ferrocarrileros simpaticen con los placebos de Obama.

    ¿Votaras otra vez…? Suerte, (:=

    A pocas palabras buenas entendederas:

    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....62_600.jpg
    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....14_600.jpg
    http://media.caglecartoons.com/media/cartoons....24_600.jpg

    Aquí hay más de los estados Azules y que como dice el refrán: “cuando el rio suena, es porque caca trae…”:

    “Again, not a blowout. The nation is more polarized than it was in the past, so elections like 1984 or 1964 just don’t happen these days. but gaining the straight 2000 map plus Minnesota, Wisconsin, Iowa, Pennsylvania, and Maine’s second district would give Romney a 332-206 victory. The takeaway here is that Mitt Romney has many paths to victory. He’s solidified enough states (Florida, North Carolina, Virginia, Indiana, and probably Colorado) that he has his chances elsewhere (Pennsylvania, Ohio, Wisconsin + Iowa or New Hampshire, Nevada + New Hampshire + Maine 2). This election is winnable for Mitt Romney as long as his people vote and get out the vote on election day.”

    http://www.redstate.com/2012/10/26/swingomete....omney-win/

    Midwest and the Little House on the Prairie cierto que son son Estados azules pero muy llenos de “swing voters” y muchos independientes que esta vez sí votaran por “el demonio blanco”.

    “Given the national demographic trends, my guess is that the race is closer than that, but probably not close enough for an all-out push at this late stage. So what’s Romney doing? It’s probably all about Wisconsin with a side benefit of momentum.” Fear, fear, fear… my friends…

    http://www.tnr.com/blog/electionate/109174/wh....minnesota#

  • 27.10.2012 Jordi Pérez Colomé

    Hombre, Gaze, cuánto tiempo. Veo que no has perdido las ganas de escribir.

    Por supuesto que no todos los latinos o los negros votan por Obama o que todos los blancos lo hacen por Romney. Creo que es evidente que lo hace una gran mayoría, con lo que es posible sugerir que un voto latino o negro será para Obama y una rural blanco para Romney. Es obvio.

    Suerte para el día 6.

  • 27.10.2012 B

    1. “Cuando el senador Obama decidió presentarse, la favorita indiscutible para ser la siguiente presidenta de Estados Unidos era Clinton.”

    2. “En la primera encuesta que manejó su campaña, Obama quedaba tercero: John Edwards 38%, Hillary Clinton 25% y Obama 18%. ”

    ¿Esos datos son correctos? Si lo son, ¿hay alguna contradicción entre ambas afirmaciones? Si no, ¿qué fue del pobre Edwards?

    Gracias de antemano.

  • 27.10.2012 zaktrac

    Ni magia ni nada: puro circo.
    http://globaldisorder.blogspot.com.es/2012/10....icano.html

  • 27.10.2012 Jordi Pérez Colomé

    B,

    sí, disculpa, merecían una explicación. Hillary era la favorita para la nominación demócrata, pero en Iowa Edwards llevaba ventaja porque ya le conocían de 2004 y porque Hillary no era aún candidata oficial ni muy popular en el estado.

    Los Clinton y Iowa no tenían una relación extraordinaria. Bill no solo no ganó allí en 1992 sino que no hizo campaña y quedó cuarto. En Iowa aún se acuerdan. Por eso no tiene relación directa la nominación final -que Edwards tenía muy difícil- y los caucus de Iowa.

    Zaktrac,

    ese enlace no tiene nada que ver con el post. Es un problema distinto.

  • 28.10.2012 Jesus

    Parece que a Gaze le dieron de alta otra vez — de lo que me alegro — y que viene con con una gran acumulacion de energia…negativa. Y asi comprobamos que para el la mayoria de los latinos que votamos por Obama somos gente de segunda clase, pero por suerte hay una minoria como el — gente de clase y alcurnia — que sacan la cara por nosotros.
    Solo hay algo que no tiene en cuenta Gaze, que la alcurnia no siempre esta ligada con la capacidad de dicernimiento y nada lo demuestra mejor que la mayoria de los mas educados en USA — y no lo digo yo sino las encuestas — independientemente de su raza… votaran por Obama.

  • 28.10.2012 B.

    Gracias!

  • 29.10.2012 Juancho

    Joder Gaze, escribes comentarios más largos que el propio post… cualquiera se lee es tocho…

    Si sabes lo que es una encuesta y la estadística igual alcanzas a entender lo que es generalizar. Y si llegas hasta ahí comprenderás porqué es correcto decir que las minorías votan Demócrata.

  • 01.11.2012 zaktrac

    magia.
    (Del lat. magīa, y este del gr. μαγεία).
    1. f. Arte o ciencia oculta con que se pretende producir, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de seres imaginables, resultados contrarios a las leyes naturales.
    2. f. Encanto, hechizo o atractivo de alguien o algo.

    Mientras siga la magia, seguirá la guadaña:
    http://globaldisorder.blogspot.com.es/2012/11....jando.html

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia