ObamaWORLD

viernes 2 de noviembre de 2012

Steubenville, Ohio

Hoy por fin he llegado a Ohio. Esta mañana estaba sin plan, aunque sabía que Bill Clinton estaba en el estado. Cuando por fin he encontrado el lugar y la hora de sus actos he podido montarme la agenda del día.

Anoche Leslie me invitó a quedarme a dormir en su casa con sus tres gatos. Como es profesora, debía estar en clase a las 6.55. Me he tenido que levantar igual de temprano. Así que he tenido tiempo por la mañana para organizar la jornada. Solo tengo esta triste foto de la calle de Leslie: llegué y me he ido de noche.

Bill Clinton hablaba a la 1, a las 4 y a las 9. Los dos primeros en el norte y el otro en el sur. Me iba mejor el último. El viernes tengo una cita apalabrada con un profesor demócrata que vive por aquí y un mitin de Mitt Romney y Paul Ryan a las 7 de la tarde cerca de Cincinatti.

Antes de ir a ver a Clinton, quería pasar por Steubenville. En este pueblo en la frontera entre Pensilvania y Ohio estuve ya en 2008. La oficina de Obama en el centro un domingo por la tarde hervía de gente. Hoy, un jueves al mediodía, había solo los tres empleados.

Steubenville es un pueblo que vivía de la metalurgia y que hace quince años no queda nada. Es un lugar abatido.

He ido a comer a una taquería y estaba casi solo; había otra mesa. Parecía parado en el tiempo.

He hablado con la camarera. La gente que trabajó en las grandes compañías perdieron incluso sus pensiones cuando hicieron bancarrota. No eran fondos garantizados, así que todo se fue al traste. Ahora son ancianos que deben seguir trabajando. Los yacimientos nuevos de petróleo y gas natural podrían traer riqueza a la zona, pero de momento no: “Todas las compañías se traen ya a sus trabajadores expermientados; no contratan a nadie de aquí”, me ha dicho la camarera.

He visitado luego las sedes de Obama y Romney, y he seguido hasta aquí, en Chillicothe. La división de Ohio entre republicanos y demócratas es exacerbada. En las zonas rurales Romney domina; en las áreas urbanas, Obama. El país está más dividido de lo que parece.

Bill Clinton es bueno. No usa teleprompter y sabe lo que dice. Ya no le protege el servicio secreto. Se puede entrar a verle sin control específico de seguridad. Tiene la calma de querer ayudar sin responsabilidades y se nota que se divierte. Hoy ha hablado aquí ante un pabellón poco lleno.

Mientras hacía unas fotos del público para un post donde quiero comparar los seguidores de los dos candidatos, me ha venido otra persona de la campaña de Obama: “¿Estas fotos son para un medio o para uso personal?” El control es tan estricto que a menudo roza el ridículo.

Comentarios Un comentario

Comentarios

  • 21.01.2017 Deandre

    What a pleuasre to meet someone who thinks so clearly

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47