ObamaWORLD

domingo 4 de noviembre de 2012

A quién votaría para presidente de Estados Unidos

Worthington, Ohio

El martes los americanos escogen a su próximo presidente. Yo no puedo votar. Pero sí que puedo decir a quién votaría. Este blog lleva el nombre del presidente de Estados Unidos, no de un candidato presidencial. Está abierto por tanto a apoyar a cualquiera.

Me gusta la tradición del periodismo anglosajón de elegir en elecciones y tener que razonar por qué. Procuro hacerlo siempre que cubro unas elecciones de cerca: lo hice en en Estados Unidos en 2010 -apoyé a un hipotético candidato demócrata- y en las presidenciales egipcias -escogí a Mohamed Morsi. Repasar en público los motivos de una decisión así es saludable para el debate y la tolerancia. Así espero que sea en los posibles comentarios. El País también hace hoy algo parecido en su página editorial.

La elección presidencial de 2012 tiene poco que ver con la de 2008. Ayer tuiteé estas dos fotos de mítines de Barack Obama. Esta es de 2008 en Sant Louis, Misuri. Había 100 mil personas.

Esta es de 2012 en Richmond, Virginia, y hay 15 mil personas.

Hace cuatro años, acababa una presidencia impopular y el país iba a escoger al primer presidente negro. Quizá no veamos nada igual en décadas. Pero cada cuatro años hay que escoger igualmente a un nuevo presidente. Aquel candidato inspirador es hoy el presidente Obama. Su bagaje es irregular y su reeleción no ilusiona. Ya sabemos cómo será su presidencia.

Pero si el voto no es para reelegir al presidente, debe ser para su rival, el gobernador Mitt Romney. Un cambio podría ser bueno para Estados Unidos y hay ámbitos en los que sería incluso fresco. Puedo imaginarme a Romney de presidente. Lo vi varias veces en enero en Florida y lo vi hace un par de días en Cincinnati. Ha mejorado mucho. Pero no ha logrado convencerme. Entiendo y admito que se desmienta y corrija lo que hizo o dijo en el pasado, pero lo hace tan a expensas de su audiencia que es fácil pensar que en la Casa Blanca pensará más en a quién se dirige que en todo el país. Me molesta más que no haya seguido con la tradición que inauguró su padre y no haya publicado más declaraciones de renta.

Romney ha basado su campaña en esperar que la economía vaya mal y en decir que había arreglado casos similares -en empresas y en los Juegos Olímpicos de Salt Lake- y que sabe equilibrar presupuestos. Seguro que es cierto, pero un presidente no es un director de una companía. Aunque base su campaña en la economía, en los cuatro próximos años el presidente deberá gestionar mucho más que eso. Es probable que ocurran sorpresas, como lo fueron las revueltas árabes. Sabemos menos de sus prioridades. Me fío más del presidente que ya conozco.


La economía

Soy receptivo a los argumentos del candidato Romney sobre la economía: el gobierno no crea empleo y el sector privado debe tener libertad y confianza para hacerlo. El gobierno es a veces un intruso, pero lo es también en aspectos socioculturales -matrimonio, aborto, contracepción, drogas- y ahí lo critica menos.

Romney acusa al presidente de haber malgastado 800 mil millones de dinero público en su estímulo, una ley que Obama firmó a las semanas de llegar al cargo para intentar frenar la recesión. Solo frenó la sangría. La economía de Estados Unidos aún flaquea. Según dicen aquí dos economistas, no se podía hacer más: la recuperación de una crisis financiera no se consigue en menos de cuatro años. En diez de las quince crisis financieras tras la Segunda Guerra Mundial, el paro no volvió a los niveles iniciales hasta después de una década. En Estados Unidos está ahora casi como estaba.

Los partidarios de Romney creen en cambio que el país debería estar ya mucho mejor, que “Estados Unidos debe poder ser mejor”, que no deben conformarse con esta “nueva normalidad”. La administración dice que es imposible ir más rápido. Sea quien sea el próximo presidente es probable que viva pronto una época de prosperidad. El presidente merece esa satisfacción. Nada de lo que propone Romney tendría efectos a corto plazo.

Junto con la crisis y el paro, la gran queja republicana es la deuda acumulada. “Todos queremos dejar a nuestros hijos un país mejor del que encontramos, no con una deuda que deban pagar”, decían anteayer en el mitin de Romney. Claro que sí. Pero la propuesta inicial más difundida de Romney es recortar impuestos para todos y aumentar el gasto militar.

Luego, de algún modo, la economía mejorará y la deuda se reducirá, creen. Quizá sí, pero no es momento para magias o esperanzas. Antes de fin de año, el gobierno y el Congreso deben acordar qué hacer con el déficit para que no suban los impuestos y provoquen una nueva recesión. Romney no ha dicho cómo espera evitarlo.


El bipartidismo

Ese gran acuerdo necesitará que los dos partidos cedan. La batalla feroz entre Obama y el Congreso en 2011 hace prever que si Obama es reelegido no se irá lejos. Con Romney en la Casa Blanca, los republicanos quizá estarían obligados a plegarse a las órdenes de su jefe de filas. Es un argumento de gran cinismo: los republicanos solo cederán si lo pide un presidente republicano. Pero es legítimo.

Prefiero no tener que aceptar la opción de que quienes mejor se han amurrallado en sus posturas. El momento es crítico y hay que hacer algo con el gasto público y la deuda. El presidente ha demostrado que está dispuesto a ceder de su lado, en recortesde gasto. Los republicanos no quieren en cambio aumentar los impuestos para nadie. Los impuestos suben y bajan. La mejor prueba es que el debate de subirlos para las rentas más altas surge de que el presidente Bush optó por bajárselos. Podría ocurrir de nuevo cuando gobierne un republicano.

Hay una opción cínica con más futuro: si el Partido Repubicano pierde y las encuestas a pie de urna demuestran que su apoyo entre mujeres, jóvenes, hispanos y otras minorías, es bajo, el debate interno será fascinante. El partido se habría movido hacia la derecha y no habría podido recuperar la Casa Blanca en plena crisis ni, lo que es peor, retomar el senado en un año favorable. Los candidatos republicanos a presidente en 2016 deberán valorar el camino. Puede crecer el espacio para moderados, y más si la presidencia de Obama acaba bien y una estrella como Hillary se presenta.


La energía

En el sur y el este de Ohio está lleno de estos carteles: “Stop the War on Coal. Fire Obama”. En Ohio el discurso de Romney está lleno de guiños a nuevas exploraciones para dar con petróleo y gas natural y usar más carbón. Puede dar algún empleo más; una joven en Steubenville me decía: “Vienen aquí las petroleras del sur y no dan ni un trabajo a la comunidad, se traen ya a sus trabajadores del sur”. El camino de la independencia en energía no sería distinto del que ha empezado Obama. Con recuerdos como el escape de BP en la costa de Florida en 2010, la independencia debe equilibrarse con modos para encontrar otras fuentes fiables para el siglo XXI.

El mejor país del mundo

Conozco y defiendo las virtudes de este país. Pero no es ningún paraíso. Los mítines republicanos son dados a las heroicidades: el faro de la libertad, el país en el que todos sueñan, el liderazgo ansiado. Así ha sido a veces. Un presidente Romney aprovecharía esta poesía con más crueldad que Obama, que la suele evitar.

Pero si dijera a la mayoría de los que aplauden a rabiar esas frases que al acabar el mitin me llevaran a algún barrio pobre lleno de negros, me dirían que ni locos. Las cárceles están repletas hasta niveles irracionales. Los barrios más humildes están salvajemente degradados.

Ya dije ayer que el número de americanos sin dientes es increíble. Hoy uno de ellos -de más de 50 años- me contaba cómo votó por primera vez en 2008 y cómo este año hacía de voluntario para la campaña de Obama. Esa historia de inclusión y variedad está en el corazón de Estados Unidos. El presidente Obama la representa mejor y con menos grandilocuencia.


El Apology Tour

Estados Unidos no pide perdón, dice Romney, cuando critica la gira por países árabes de 2009 de Obama. Yo vivo en el Mediterráneo. Prefiero en Washington un presidente que piense dos y tres veces qué debe hacer antes de poner en marcha una operación militar.

A pesar de su retórica, es probable que Romney se pareciera a Obama -que no es ningún pacifista-, pero la presión desde sectores de su partido y el callejón sin salida al que le puede llevar sus amenazas, lo hacen menos contenido. Con el terrorismo, Obama ha demostrado que no le tiembla el pulso en seguridad nacional. Ya es suficiente.


Obamacare

Si Obama es reelegido pasará a la historia por haber evitado la recesión y por haber aprobado Obamacare. Hasta ahora la sanidad universal consistía en ir de urgencias el día que alguien se ponía malo -luego debía pagar la factura. La reforma sanitaria de Obama asegura a más de 40 millones de americanos. Era necesario. La derogación que promueve Romney “en su primer día” como presidente no aclara como afrontará ese problema.

La segunda legislatura podría traer una moderada reforma de inmigración. Son prioridades que no necesitan que un politico malgaste su crédito: Obama lo hizo con la sanidad y merece admiración. Dejar pasar el tiempo no era una solución.

*

Cuando en actos republicanos se enteran de dónde soy, me dicen: “No queremos acabar como vosotros”. Lo entiendo. Yo tampoco hubiera querido. Pero es retórica. Estados Unidos es distinto y no será como Europa ni en doscientos años. Las condiciones, la tradición, la geografía, la lengua, el lugar en el mundo, apuntan en direcciones opuestas. Incluso antes Europa puede en algo parecerse más a Estados Unidos.

El equilibrio que representa Obama me parece más sensato. Todos son igual de americanos: los evangelistas y los sindicalistas, los proarmas y los pacifistas.

Si fuera ciudadano americano, votaría el martes por Barack Obama. Si gana Romney, enhorabuena. No sufriría por Obama. Su campaña es ejemplar, pero su creencia en que son más listos que nadie es a veces ridícula. Un baño de humildad a algunos que creen que van a cambiar el mundo sería algo digno de ver. Pero no es razón suficiente. Este blog anima a apoyar a Obama. Pero si pierde estará encantado de buscar un nombre nuevo.

Etiquetas: , ,

Comentarios 27 comentarios

Comentarios

  • 04.11.2012 Marc

    Yo no sé si votaría a Obama, pero tengo claro que no votaría a Romney. Por eliminación, pues, esperemos que gane.

  • 04.11.2012 Daniel

    Obama es la opción más fiable. No sabemos con qué nos puede sorprender Romney en una hipotética legislatura, pero lo que si sabemos es que será malo para los más desfavorecidos, que son muchos y que ya es hora de que se les tenga en cuenta. Además de su tendencia belicista, que seguro llevará a Estados Unidos a verse inmersa en numerosos conflictos que menoscabarán aún más el buen nombre del país y que por supuesto beneficiarán a las empresas que fabrican armas, que según tengo entendido son un lobby poderoso en USA dentro del partido republicano.
    Obama no fue lo que se esperaba de él, quizás por las expectativas generadas en torno al mismo. Pero al menos es consciente de los problemas sociales y pretende resolverlos. Yo al igual que tú, me quedo con Obama.

    Gracias Jordi por estas interesantes crónicas.

  • 04.11.2012 David

    Bah, con esa pinta que tienes, que solo ta falta el pañuelo palestino alrededor del cuello, alguien dudaba de quien seria tu favorito ?

  • 04.11.2012 DAVID

    Te escuché en Onda0. Debiste pontificar mucho mas. Para una oportunidad que hay de decirle a los periodistas tradicionales que solo hay un camino viable y que no tiene que ver con lo que están haciendo actualmente, alguno valido podría ser rescatado.

    Después de todo eres el pionero con mas proyección de esto del periodismo 2.0 en español.

  • 04.11.2012 Albertone

    Jordí, cuando pasen las presidenciales tienes que contarnos algo sobre las como son las elecciones de congresistas y senadores, como se hace la campaña y quienes son los candidatos.

  • 04.11.2012 mozer

    Dices que no sufrirías si pierde Obama?, yo creo que es a las claras el mal menor. Con Rommey un ataque a Iran es muy probable, prácticamente seguro, y quién puede predecir como terminaría algo así? Incluso si EEUU se lo deja a Israel y solo le da apoyo logístico y armas es peligroso, es por algo que Obama evita a toda costa algo así.

    Que pasaría con el recorte de impuestos e inversión publica que Rommey realizará si llega a la casa blanca? De vuelta a la recesión y no solo en EEUU, en Europa también, las ideas del republicano son un suicidio para la economía.

    YO, si pierde Obama, sufriría mucho.

    Un Saludo,

  • 04.11.2012 Jordi Pérez Colomé

    David,

    cada palo que aguante su vela. La situación no es fácil para nadie hoy. De aquí a un tiempo ya veremos. Ojo con los pañuelos.

    Albertone,

    aquí está la previa: http://www.obamaworld.es/2012/09/30/las-otras....os-unidos/ Ha cambiado poco.

    Mozer,

    digo que no sufriría por él como persona en su nueva vida. El país es otra cosa, aunque sería lo que los americanos han escogido.

  • 04.11.2012 pedro

    Es impresionante que un blog de una persona que se lo curra el solo, y que se financia a través de la aportaciones de lectores de mucha mejor cobertura de las elecciones que cualquier periódico nacional.

  • 04.11.2012 BloodyKefka

    Una pregunta ¿Y no hay más alternativas a Obama o Romnei?

  • 04.11.2012 Jordi Pérez Colomé

    Pedro,

    gracias por la exageración.

    Bloodykefka,

    en las primarias.

  • 05.11.2012 elio cesar

    Lo que yo si se es que si yo fuera anciano norteamericano , o si tuviera una enfermedad crónica , a no ser que sea millonario ,votaría a Obama , literalmente los ancianos se juegan la vida en estas elecciones, si ganara Romney , la frase “no country for old men” seria perfecta.
    Como soy gay también votaría a Obama, lo otro es ser tratado como un ciudadano de cuarta en tu propio país.

    Lo de no terminar como uds, es bastante dudoso, la catástrofe de las subprime empezó en norte América, y lo del déficit parece haber pasado el punto de no retorno , Jordi, USA puede devaluar su propia moneda?
    Se parece cada vez mas al imperio de Carlos V, con sus armadas , sus ejércitos , sus colonias , y el oro parecían invencibles a sus contemporáneos,pero la economía real estaba en bancarrota.

  • 05.11.2012 Jesus

    Jordi coincides con la mayoria de los votantes del estado en que Romney fue gobernador un perido — el que muestra como su gran logro politicos –, alli todas las encuestas le dan a Obama mas de 10 puntos de ventaja y en su ultima actualizacion, hoy a las 8.04 EDT, politico.com le da a Obama una ventaja del 20.2% .

  • 05.11.2012 Fran

    Bueno, pero si gana Romney… ¿Qué hacemos con el nombre del blog?

    De todos modos y ya en serio, felicidades por tu trabajo. Tus análisis son de lo mejor que he leído en mucho tiempo.

  • 05.11.2012 Arnau

    No creo que Pedro haya exagerado, nos cuentas el proceso de las elecciones de una forma completa y autentica y al mismo tiempo cercana y sencilla para los que no somos expertos y sobretodo para mi los mas importante intentado ser objetivo. Felicidades ! Yo te votaría a ti, Jordi for President! jajaja

  • 05.11.2012 Jordi Pérez Colomé

    Fran,

    es una pregunta que me han hecho otras veces. Tendré hasta el 20 de enero -cuando jura el cargo el nuevo presidente- para pensarlo. Sería parecido pero distinto.

    Arnau,

    mil gracias. De momento sigo con el periodismo.

  • 05.11.2012 BloodStar

    Sólo por el tema de la sanidad y los derechos de los homosexuales yo lo tengo claro.

    Elio el problema de España siempre ha sido la burbuja inmobiliaria hinchada hasta extremos ridículos. Estalló cuando las subprime pero sin esa crisis mundial nosotros habríamos tenido la nuestra igualmente. Digamos que eso precipitó los acontecimientos y hace que la recuperación sea más costosa.

    Pero lo nuestro es culpa nuestra.

  • 05.11.2012 Jorge

    Pues yo no me decido entre Gary Johnson o Jill Stein, ¿Los conocía Ud? Me da la impresión que no.

  • 05.11.2012 Miguel

    Yo por el contrario espero de todo corazón que gane Romney. En mi opinión su postura será intentar que los más desfavorecidos tengan la oportunidad de trabajar y de integrarse en el sistema y en el sueño americano. Con un trabajo ya podrán pagarse la sanidad dental, si es eso lo que realmente necesitan, o mudarse a un barrio mejor. La propuesta de Obama de dar subsidios a los más desfavorecidos no necesariamente supone integracíon. ¿que tiene de cohesionador recibir beneficencia estatal?

    La gente lo que necesita son oportunidades para progresar, que en mi opinión es lo que ofrece una politica económica más liberal como la de Romney. Los subsidios de Obama condenan a la pobreza y marginación, no sólo al que recibe el subsidio al hacerlo dependiente del mismo, cual vampiro, sino también a los que pagan más impuestos que podrán satisfacer menos necesidades, y a los que no podrán acceder a un puesto de trabajo dada la destrucción de empleo que generará la subida impositiva.

    Lo afirmo con total solidaridad y empatía con las clases más desfavorecidas y necesitadas. Libertad es sinónimo de oportunidades y progreso. Estado es sinónimo de derroche, corrupción, autoritarismo y pobreza.

    Y también deseo felicitar al autor del blog por su cobertura de la política americana y de Oriente Medio. Sigo este blog desde el principio de los tiempos. Un saludo

  • 05.11.2012 Jesus

    “Yo por el contrario espero de todo corazón que gane Romney. En mi opinión su postura será intentar que los más desfavorecidos tengan la oportunidad de trabajar y de integrarse en el sistema y en el sueño americano…”
    Por favor Miguel!!!

  • 05.11.2012 BloodStar

    ¿Miguel te refieres a EEUU o a los mundos de Yupi?

  • 05.11.2012 Miguel

    Parto de la base de que todos queremos lo mejor para la sociedad, para las personas y para los más desvalidos. La divergencia de opiniones está en como alcanzar esa meta abstracta, como es la del progreso y mejorar nuestra calidad de vida y de derechos civiles y libertades.

    Aunque en temas como el aborto o el matrimonio homosexual podría estar más cercano a las tesis del partido demócrata, he de reconocer que también yo voto pensando en el bolsillo. El mío y el de todos los ciudadanos. Y es en esto último lo que me hace ser un partidario de Romney.

    Uno de los slogan de la campaña del partido republicano creo resume bastante lo que Romney y los suyos buscan. A stronger middle class. Y también opino que nada mejor que una economía poco intervenida puede lograrlo. Romney busca hacer que los pobres y desfavorecidos tengan oportunidades reales de empleo, y es que un trabajo es indispensable para salir de la clase baja e incorporarse a la media. Y a un a riesgo de simplificar demasiado un debate socio-económico, señalaré por último, que si quieres que un hambriento deje de pasar hambre, no le des un pescado; enséñale a pescar.

  • 05.11.2012 elio cesar

    “que si quieres que un hambriento deje de pasar hambre, no le des un pescado; enséñale a pescar.”

    Miguel, el problema con este asunto de Romney , es que los ancianos, diabeticos , dializados, o cualquiera que tenga un hijo con una enfermedad crónica, no van a sobrevivir para pescar absolutamente nada, si gana ese señor y sus proyectos para la salud.
    El sueño Americano es para todos y la vida es una lotería, dicen los que ganan.

  • 05.11.2012 rojobilbao

    Son dos malos candidatos y uno a demostrado ser un presidente vulgar (siendo un grandísimo candidato).

    Deseando que ambos pierdan, me alegraría más ver perder a Obama.

  • 05.11.2012 rojobilbao

    ha demostrado.

    Me autocorrijo

  • 06.11.2012 Burgos

    Oye, Jesús. ¿No serás, por casualidad, Toni Cantó?

  • 07.11.2012 Oscar

    ii don’t believe what i’m reading!??¿ WTF!. REPUBLICANOS SINONIMO DE SOCIALISMO?, cuanta gente mal informada por dios, votar al partido republicano es lo mismo que votar aqui al PP, solo hay dos opciones, o ser RICO o GILI…. Y es que no hay nada mas tonto que un obrero de derechas, el partido republicano alli no es derecha, esta cerca del socialnacionalismo de hitler, solo hay que ver el DESASTROSO mandato de BUSH.

  • 08.11.2012 ElHombrePancho

    A los que hablan de los ancianos que se quedarían sin sanidad de ganar Romney, ellos están cubiertos por su propio plan al igual que los veteranos de guerra. Es la clase media la que está desprotegida.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia