ObamaWORLD

Miércoles 5 de diciembre de 2012

La industria de los medios ha desaparecido

Hace unas semanas se confirmaron los nombres de los periodistas que estaban afectados por el ERE de El País. Hace un par de días cerró The Daily, el periódico para iPad de News Corporation, la empresa de Rupert Murdoch. El Cleveland Plain Dealer, uno de los principales periódicos de Ohio, anunció el martes el despido de un tercio de su plantilla de 168 personas.

Son tres medios de épocas, países y tamaños distintos. Pero tienen en común que su industria desaparece. Podría hacer listas así cada día. En este imprescindible ensayo de 100 páginas, los profesores Clay Shirky, Emily Bell y C. W. Anderson escriben: “Ya no hay nada que pueda ser descrito como ‘una industria’ para que entren los periodistas individuales”.

Hace unos días me entrevistaron sobre Obama unos estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona. Al acabar, me hicieron la pregunta más temida: “¿Qué nos aconsejas para empezar?” Mi consejo tradicional era: “Tomad experiencia por ahí, ved qué se hace mal y hacedlo mejor por vuestra cuenta”. Pero ya no puedo decir eso: ¿qué medio contrata a jóvenes para que cojan experiencia? Así que dije: “Montad algo que os guste”.

Quizá el mejor camino es una combinación de los dos: quien encuentre algo que lo aproveche; quien no, que haga algo por su cuenta. El detalle más importante es que esos jóvenes ya no serán nunca periodistas de un buque inexpugnable como El País, aunque trabajen en El País. La tele y la radio durarán más, pero no para siempre.

Las instituciones periodísticas seguirán ahí, pero serán más pequeñas y menos cómodas. Ahora hay que hacer más con menos y, sobre todo, distinto. Dudo que las grandes redacciones sepan dirigir y adaptarse a un cambio así. Cada vez que hablo sobre esto con un amigo que está en una gran redacción me hace una mueca de “lo veo crudo”.

De momento, en España, no he visto ninguna novedad espectacular. Sí que he visto mucho prometedor en el bando de nuevas pequeñas instituciones que surgen haciendo desde el principio más con menos.

*

The Daily era un periódico encerrado en un iPad. En twitter nunca vi enlazado una noticia al Daily. Es un aviso para los medios que piensan en muros de pago. Pero el problema del Daily es otro: hay que pagar para financiar algo entero de lo que solo me interesa con suerte un 20 por ciento, y que ya encuentro por ahí.

Yo era lector de revistas. Ahora soy lector de artículos de revistas y periódicos. La diferencia es que no leo todo un medio entero para encontrar lo que me interesa. ¿Me pierdo algo? Seguro. Pero encuentro otras cosas más interesantes. Leo mucho New York Times, Reuters o Wall Street Journal, pero también mucho de TPM, BuzzFedd o Daily Caller. También suelo leer de Haaretz, Egypt Independent, Now Lebanon o Today’s Zaman.

¿Cómo llego a esos medios y otros? Por email y por twitter. Cada día recibo newsletters del New York Times, TPM, Foreign Policy, Washington Post, Politico y The Hill y ojeo twitter sin parar (“Twitter es la herramienta más útil para periodistas desde la invención del teléfono”, dicen con razón Shirky, Bell y Anderson). Allí veo los titulares y leo y guardo lo que me interesa.

Como todo el mundo, pago menos por mi información en 2012 que en 2005. Es un problema grave para los periodistas. El periodismo ha vivido siempre de la publicidad, no de sus lectores. Ahora los anunciantes se han ido a buscarse la vida con otras estrategias más eficaces y más baratas.

¿Cómo harán todos estos medios para sobrevivir con lectores que picotean? Cada cual tendrá su opción y no habrá ninguna varita mágica. Eso quiere decir que las empresas con cientos de redactores son hoy inviables. Habrá más medios de menos periodistas, donde cada periodista aporte algo y el tema se acote (ya se crean mediosde un solo tema de actualidad).

*

La protección del gran medio ya no será suficiente. Un artículo en el ABC puede presumir de estar en el ABC, pero no se podía saber cuánta gente lo había leído entero. Por suerte. Pero ahora sí. Eso no quiere decir que se valoren solo los clics. Este blog tiene menos clics que muchos y no siento que no se valore. Los objetivos son distintos y hay espacio para todos.

No entiendo los lloros por el periodismo de antes. Era una época dorada porque los periodistas vivían mejor, no porque se hiciera mejor periodismo. Quizá hoy es menos variado, pero las bases para leer piezas mejores están ya puestas.

Los lectores tampoco son solo lectores. Me tomo con cuidado cada post de este blog porque sé que el primer comentario puede dejar todo el trabajo en nada. Mi ventaja como periodista no es que sepa más, sino saber buscar la información -saber dónde o quién es interesante y cómo puedo llegar a él- y saber contarla.

(La estrella del periodismo de 2012, Nate Silver, que con métodos estadísticos acertó el resultado de las elecciones norteamericanas, no se hizo famoso solo por ser el único en haber logrado esa proeza -hay más-, sino por saber explicarlo, intuir la noticia y fijarse en los detalles, como un buen periodista.)

Los periodistas estamos más expuestos. Internet nos ha puesto al nivel de otros que saben más. Las grandes instituciones no nos protegen. Pero están todas las pequeñas instituciones por hacer. No serán una industria, pero serán un negocio.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 22 comentarios

Comentarios

  • 05.12.2012 Vidal

    Yo como lector cada vez leo y sigo en twitter a más periodistas. Si me gusta un post de alguien lo más probable es que lo siga en twitter o lo añada a google reader.
    Si me gusta mucho un blog, como este por ejemplo al final término leyéndome el blog entero cuando tengo tiempo.
    Cada vez leo más en el móvil y menos en el ordenador raigamos que un 60/40.
    No se si estaré más o menos informado pero cada vez leo más. Esto no puede ser malo.
    Un saludo y gracias por tu trabajo!

  • 05.12.2012 David

    Me ha gustado mucho el blog siempre lo leo y gracias a ti tuve un seguimiento de la campaña americana no tan convencional. La noche electoral la seguí prácticamente desde tu Twitter y tus enlaces. Como dice vidal casa vez sigo a más periodistas que a medios determinados en Twitter y es genial.
    Eso si. Sigo suscrito a El País y entiendo la nostalgia. Mi humilde opinión es que los medios que pretenden ser de paño de operan de ser muchísimo más flexibles en sus ofertas de suscripción para amoldarse al cliente. Pero no se, es un tema complicado.

  • 05.12.2012 Luisdela

    A estas horas ya sabrás que Arcadi Espada ha puesto un link a este post , tiene la esperanza que tu forma de trabajar sea el periodismo del futuro. Yo he comprado treinta años El País en papel, ahora vivo lejos de cualquier Kiosko , lo leo en internet y les pago 10 euros al mes por la edición en PDF, por el Babelia y por la nostalgia de las páginas maquetadas de toda la vida y por contribuir a que no cierre. Pagaría 10 euros por algún periódico local, pero por el acceso completo te cobran la suscripción completa y no estoy dispuesto, solo me interesa el 10% de su información, me limito a consultar las noticias que me permiten en abierto. Compré y leí tu libro ” Cómo escribir claro” en formato digital. Mi forma de acceder a la información se adapta muy bien a lo que cuentas, espero que sea un camino exitoso .Gracias por tu trabajo

  • 05.12.2012 Dani García

    Es cierto que la industria ya no es industria, pero se niegan tanto a su caída que siguen empleando recursos económicos, y las influencias de los actores políticos que también se niegan al cambio en la era comunicacional, para librar esa guerra contra Internet. La www que se hizo como algo libre, está en su naturaleza. Miremos Google en Alemania, SOPA, PIPA, la reunión de estos días en Dubai donde los gobiernos del mundo se reúnen a puerta cerrada para tomar medidas de regulación con Internet. Que paradoja, se reunen a puerta cerrada sobre algo que es abierto; además como dando por hecho que Internet ES SUYO.

    La industria no es tal, Jordi, pero sigue siendo fuerte porque tiene al poder político de su lado. Ahora bien, no creo en el pesimismo, creo que la propia naturaleza del WWW hace imposible que se pueda capar como quieren. Es una batalla que tenemos que ganar, y el periodista también que elija bando, quedarse en el “el periodismo está de capa caida” o el “el periodista tiene que evolucionar como cualquier profesional y hacerse a esta impresionante era comunicacional”.

  • 05.12.2012 Javi

    Ya te lo dije hace mucho: eres tan destacado analizando a Obama como el periodismo y su futuro (que no acaba de llegar).

    En general, muy de acuerdo en todo, pero hay una frase que no acabo de tener clara: “Era una época dorada porque los periodistas vivían mejor, no porque se hiciera mejor periodismo”. Y no lo acabo de ver. Evidentemente, se vivía mejor. Muchos periodistas tenían sueldos que los que hoy empezamos ni alcanzamos a imaginar.

    Pero en una redacción de 300 personas cada uno hace un tema al día, puede salir a la calle, hacer preguntas, entrevistar a gente… en definitiva, dedicarle tiempo, trabajar el tema.

    Ahora, con la mitad de periodistas en cada redacción, tienes que hacer tres noticias, maquetar, editar, elegir la foto, picar datos para los gráficos (si los quieres)… y no tienes tiempo ni para salir a la calle, ni para preguntar… muchas veces ni para llamar por teléfono a alguna fuente. Y eso, por narices, se traduce en peor periodismo.

    Eso no quita que, como en todas las épocas y en todas las profesiones, hubiera mejores y peores periodistas, que con sus herramientas hacen mejor o peor periodismo.

  • 05.12.2012 Samuel

    Hombre Luisdela, creo que no has entendido a Espada. El dice algo así como que el periódico aporta algo superior a la información, que es una mirada particular al mundo, difícil de alcanzar desde twiter.

  • 05.12.2012 Jordi Pérez Colomé

    Javi,

    si cuentas las noticias importantes que hay en un periódico verás que no llega ni a un tercio de las 300. Un buen ejercicio que es mejor hacer en privado es hojear un periódico de 1995 y a ver qué impresiones da.

    El buen periodista tenía tiempo entonces para hacer bien su trabajo y tiene tiempo ahora. El problema de lo que dices es que se quiere llenar el mismo espacio con menos recursos. Hay que amoldarse a los recursos y no ofrecer lo mismo que toda la competencia, porque la competencia ya no está a 1,30 euros de distancia, sino a un clic. Habrá más y más variado.

    Luisdela,

    Samuel tiene razón. Arcadi Espada cree que el periódico da un menú diario más sólido que twitter o cualquier otra plataforma, y que eso es indispensable. Como dice, puede ser que los “muchachos” de hoy acabemos “inventando” el mismo periódico que se ha hecho siempre. Pero seguro que será más pequeño y, sobre todo, menos pretencioso.

  • 05.12.2012 Jeremías

    La mención de Arcadi a este blog tiene muy mala leche.

  • 05.12.2012 Jordi Pérez Colomé

    Jeremías,

    conozco algo la mala leche de Arcadi. Es risueña.

  • 05.12.2012 Carlos Jerez

    Hola Jordi, muchas gracias por el post me ha encantado, comparto mucho de lo que dices y he encontrado muy interesante el medio sobre Siria que has enlazado. Aun con todo eso me queda una gran duda sobre como fuentes periodísticas como ese medio o tu propio blog pueden llegar al gran público.

    Obviamente como explicais Twitter es una gran puerta y juega un papel muy positivo, pero aún noto como medios tradicionales que para mi tienen una calidad informativa bastante más baja de la que me puedo encontrar aquí se mantienen como referencia para echar un vistazo sobre lo que pasa en el mundo o en mi país. Incluso saltándote los tradicionales, meneame.net, cuyo democrático criterio de publicación da como resultado una mayoría de artículos poco relevantes y a menudo nada imparciales (aunque se que tu has sido publicado allí incluso una vez enviado por mi) tiene una atracción para mi, por lo generalista y masivo, que va a ser difícil de superar por la mayoría de medios alternativos donde encuentro información especializada y de calidad.

    Al final, solo unos pocos blogs os quedais con mi visita periódica, y es normal que no siga a la mayoría ya que para comprobar si tenéis nuevos artículos que me interesen (publicados con cierta periocidad pero no tan constante como un medio tradicional) tengo que hacer un mayor esfuerzo que deslizar el ratón por la página de El País y poder ver una docena de titulares diferentes.

    Por supuesto hay lectores de feeds y otras herramientas que facilitarán el acceso a vuestra información, pero el poco uso por parte de la mayoría de internautas supone una barrera. Por eso me pregunto si merecen la pena formatos como eldiario.es huffpo o alguna alternativa más libre a la hora de agregar diferentes fuentes.

    Un saludo.

    PD: Para polítologos, me pregunto como la descentralización del cuarto poder afectará a la relación de éste con la política.

  • 05.12.2012 Gil Toll

    ¿llego tarde o es verdad que se está acelerando la construcción de alternativas a los medios convencionales en este mismo instante? Supe hace 48 horas de la iniciativa de algunos periodistas de fundar una revista económica a la imagen de Alternatives Economiques. Hoy se publica en El País la entrevista a Edwy Plenel, director de Mediapart, que encuentra su correspondiente filial española en Infolibre. Ahora doy con este post tan interesante y cuando me miro al espejo veo http://www.recuperatufuturo.com y me parece que es una pieza más de este nuevo puzzle.

  • 05.12.2012 Mo

    Hace dos años, conversando con un directivo de NZZ acerca de pagar o no pagar por leer prensa digital, yo le decía que debería pagarse por leer un artículo y no por toda la publicación, y que quizá el futuro de los medios impresos estaba en una especie de iTunes donde volcasen todos sus artículos por temas y géneros y la gente pagase por pieza.
    Me alegra saber que no estoy tan loca!
    Estupendo post, como siempre.

  • 06.12.2012 B.

    “puede ser que los “muchachos” de hoy acabemos “inventando” el mismo periódico que se ha hecho siempre. Pero seguro que será más pequeño y, sobre todo, menos pretencioso.”

    Memorable.

  • 06.12.2012 Juanjo

    Muy buen post, creo q la mención de AE a tu blog tiene más de risueña que de mala leche, de entrada trae gente interesada y no faltona, como yo.

  • 06.12.2012 Gonzalo Martín

    “Los periodistas estamos más expuestos. Internet nos ha puesto al nivel de otros que saben más. Las grandes instituciones no nos protegen. Pero están todas las pequeñas instituciones por hacer. No serán una industria, pero serán un negocio”

    Exactamente.

  • 06.12.2012 Peter

    Sólo visito el bolg de vez en cuando y me encanta la claridad y la sencillez. Una fuente más.
    De la bola sobre el futuro que maneja el autor se intuye que la vida para el periodista será peor pero no así el periodismo y obvia unos riesgo claros en los que Arcadi sí insiste y creo que con razón.
    Hasta que un periodista logre labrarse un “nombre”, una credibilidad que le permita autosostenerse, necesitará o un gran medio que lo aupe y le permita escribir casi lo que quiera o deberá reducir su labor periodística a sensacionalismo para lograr muchos seguidores en twitter y demás. La reducción del periodista a individuo lo obliga a venderse y lo hace irreconocible frente a otros blogueros con los que compite. Creo que el periodismo se resiente de ello

  • 06.12.2012 Alfonso

    ¿Risueña? Brillante, lúcida la mala leche de Arcadi. Me obliga a reformar mi programas curriculares. Saludos. Alfonso

  • 07.12.2012 querolus

    Hola,

    la verdad es que yo también estoy esencialmente de acuerdo con el post. Hace tiempo que leo cada vez más fuentes, cada vez más especializadas y, en la mayor parte de ocasiones, cada vez menos profesionales de la información.
    Sin embargo, cuando Arcadi Espada apunta con el dedo trato de mirar a la luna y no al dedo y creo que tiene razón en una cosa. Al final, el periodismo se supone que ha de transmitir hechos. Hechos y no opiniones. Con motivo del informe de El Mundo sobre las cuentas de Pujol y Mas en Suiza, surgía el mismo debate al respecto. Toda la cobertura de la noticia se basó en comentar dos cosas anecdóticas: “a quién beneficia o perjudica” y “qué motivaciones hay detrás”. Cuando lo único que cuenta es “¿es verdad?” o “¿es mentira?” y nadie se ha dedicado, por el momento, a confirmarlo o desmentirlo, ojo, con datos, con numeros de cuenta, con fechas, con hechos. Todo lo demás, la opinión, el análisis, el pronóstico, es pura especulación sin valor. No es mejor que la que yo pueda tener. Lo que aporta valor, lo que me diferencia a mí de un diario es la posibilidad de encontrar, investigar y contar hechos.
    Todo esto viene al caso porque para poder seguir, corroborar, validar, investigar, hechos, es necesaria una estructura estable que, por un lado cobije al periodista y le de cobertura (el mundo es muy peligroso y más contando según qué hechos) y, por otro lado, le de credibilidad.
    Sin embargo, digo que estoy esencialmente con Jordi, porque, en realidad, que haga falta una estructura, una “institución”, una cabecera, no quiere decir que no haya formas alternativas de monetarizar el trabajo, ni que esa “estructura” sea como es ahora, una estructura sin versatilidad, con redacciones físicas enormes en los centros de las capitales, con grandes firmas que sólo aportan “análisis”, con negocios multimedia no asociados con la información…
    y, lo más importante de todo el post… yo, que soy médico, jamás leo las noticias de medicina en los periódicos. Me ponen de mala leche. Y supongo que le pasará lo mismo a muchos otros profesionales. Y no sólo eso, sino cuando un tema me gusta, leo cosas muy específicas que no se encuentran en los periódicos. O sea, omo dice Jordi, la información puede que se vuelva más sectorizada, especializada y, ojo, eso significa que será más rigurosa. Es decir lo que probablemente esté más en entredicho son los diarios generalistas que todo lo pretenden abarcar. Pero no los diarios ni, por supuesto, el periodismo.
    Ya para acabar la parrafada… siempre me gusta comparar la ciencia, a la que me dedico, con el periodismo. Ambas disciplinas buscan la verdad. Unos la verdad material, otros la verdad cotidiana. Sin embargo, a un científico jamás se le ocurriría “opinar” en las conclusiones de un “paper”. Jamás. Sería intolerable. Los métodos llevan a unos resultados y estos a una conclusiones que se han de ceñir exclusivamente a los resultados. Si, a pesar de que todo científico asume esa sistemática como única forma de aproximarse a la verdad, existen “corrientes de pensamiento”, “modas científicas”, fraudes…. qué no pasará en el periodismo. Y ya para poner la guinda… los científicos han decidido que en la búsqueda de la verdad, además, hay que declarar los conflictos de interés (quién te financia, por qué, miembro de qué comités eres…) porque pueden influir (y mucho) en esa verdad. ¿Alguien ha visto alguna vez a un periodista declarando sus conflictos de interés?.

    Es decir, ya acabo, el periodismo necesita volver, desde mi humilde opinión, a encontrarse con lo que de verdad sabe hacer bien, que es investigar hechos y dejar las opiniones. Que, por cierto, es por lo que, muy a mi pesar, porque aprecio muchísimo los posts de Obamaworld, Espada se recrea en su crítica hoy.

    Eso si, resumiendo, que los chicos monten algo que les guste que, si lo hacen bien, habrán montado un periodico que podrá ser perfectamente veraz y exitoso sin necesidad de C.E.Os o de rotativas.

  • 08.12.2012 Carlos Jerez

    Por cierto, acabo de ver claro porque los grandes medios tienen un problema, en el mejor periódico español he encontrado lo siguiente y por un momento he pensado en comentarlo en el post anterior, pero mejor no cometer el mismo error que ha cometido El País:

    http://elpais.com/elpais/2012/12/07/gente/1354908010_474729.html

    ¿Tanto manda el entretenimiento (o el sexo) en los medios mayoritarios? En el Marca lo tienen aún más claro (y si se miran cuales son las noticias más visitadas está claro.

  • 09.12.2012 pgb

    no he leido todos los comentarios, asi que igual me repito. queria apuntar dos cosas:
    por un lado, que pienso que no solo en el periodismo, sino en todas las actividades donde el autor da un toque importante, como la musica o la moda, somos cada vez menos seguidores y cada vez mas buscadores de lo que queremos. internet permite quitar el halo de genios a algunos autores y presentarse a muchas otras personas con cualidades diferentes pero comparables. ya no hay unos pocos gurus a los que hay que seguir, porque tenemos acceso a mas opciones y vemos que isaac rosa o jordi colome analizan mejor la actualidad que los nombres de dinosaurios que van a las tertulias. hay menos genios en el sentido del peso de la firma, porque podemos ver que hay muchas firmas muy buenas. ahora un buen articulo puede ganar relevancia rapidamente, el eco es mas fuerte y mas rapido que nunca. tambien si alguien se duerme o defrauda es tapado antes.
    y quiza los viejos medios pueden vivir de los nostalgicos que quieren leer el periodico con su cafe, de los bares que tienen el periodico en el mostrador y de las instituciones que los financian con subscripciones y anuncios, al menos si bajan el coste y suben el precio.

  • 10.12.2012 iggypop

    Güenas.

    Buen post. No estaría de más desarrollar eso que dices de “saber contarla”. Además de todo lo que contáis, la evidencia -y eso sí que hace llorar- es que el periodista cada día escribe peor -con honrosísimas excepciones-. Manda la asepsia más mediocre. Las crónicas se caen de las manos. Los artículos de opinión parecen fotocopias.

    Di a los futuros periodistas que escriban bien. Que se hagan leer. Que repasen a los clásicos.

  • 10.12.2012 Jesus

    Hay algo que toca Jordi y que no tiene que ver con los periodistas sino con los lectores que cada dias somos menos simples receptores, pues podemos interactura y dar nuestras opiniones, que no tienen porque ser mejores ni mas solidas que las del que postea, pero que pueden tener un angulo distinto al tratado.
    Hay algunos periodistas a los que choca esta nueva realidad y aunque tratan de adapterse — tienen blogs y se puede comentar — no aceptan, o lo hacen a regañadientes, la posibilidad de que un lector no este de acuerdo con lo que expresa o le muestre que los datos en los que se basa no son confiables, lo que los lleva a la absurda postura de no publicar los comentarios que no le son agradables.
    Y no teorizo, hablo en base a experiencia que yo y otros hemos vivido cuando enviaban comentarios que”chocaban” con lo escrito por el “propietario” de un blog que sobre temas de Cuba se publica en la pagina en español de la BBC. Por suerte, y para ser honesto, despues de muchas quejas parece que poco a poco va comprendiendo que se vive en una nueva era en que el periodista no esta encerrado en una urna de cristal, sino que cuando expone un punto esta haciendolo en un agora global, con todo lo que esto implica.

TRACKBACKS

http://www.obamaworld.es/comprar-kamagra-por-internet.html http://www.obamaworld.es/comprar-priligy-barato.html http://www.obamaworld.es/comprar-propecia-sin-receta.html