ObamaWORLD

jueves 13 de diciembre de 2012

Los rebeldes sirios avanzan, pero el fin del régimen aún es un misterio

Los rebeldes sirios avanzan: controlan buena parte del norte y este del país, y de Alepo, la segunda ciudad siria. En los últimos días la batalla se centra en los alrededores de Damasco y el ejército de Asad usa cada vez más recursos desesperados. Pero aún es difícil imaginar qué tipo de final tendrá el régimen.

1. Todas las armas del arsenal, menos unas. Hace una semana, fuentes anónimas del gobierno americano anunciaron que el gobierno de Asad había empezado a mezclar productos químicos para crear gas sarín. El lunes, el secretario de Defensa, Leon Panetta, dijo que no: “No hemos visto nuevos pasos agresivos en esa dirección, pero seguimos vigilándolo muy de cerca”.

El miércoles otras fuentes anónimas americanas dijeron que Asad había lanzado seis misiles Scud desde Damasco al norte. Los Scud son de diseño soviético y poco precisos. El aparente objetivo era la base militar Sheikh Suleiman, al norte de Alepo, que los rebeldes habían capturado poco antes. Este vídeo es de la presunta celebración:

Imagen de previsualización de YouTube

El uso de misiles es una novedad. Puede indicar que la captura rebelde de misiles tierra-aire obliga al régimen a olvidar los cazas y usar menos riesgos con misiles. Puede indicar también que se quedan sin munición y usan todo el arsenal que les queda.

Otras dos pruebas de uso de armas nuevas son bombas incendiarias y minas navales en tierra. Según Human Rights Watch, esta imagen capturada de un vídeo es de bombas incendiarias -que pueden contener napalm u otros productos químicos-, lanzadas en lugares donde los rebeldes no manejan aún armas que puedan derribar aviones o helicópteros.

En este otro vídeo se ven presuntas minas marítimas que el régimen habría dejado caer desde un helicóptero para bloquear el avance rebelde. Parece la medida más desesperada.

Imagen de previsualización de YouTube

2. Los islamistas son los mejores y los peores. Lejos del frente militar, ha habido dos movimientos esta semana. Primero, Estados Unidos ha decladarado que Jabhat al Nusra es la sucursal siria de Al Qaeda en Irak y le ha designado como “banda terrorista”. La intención es aislarlos y evitar que reciban ayuda militar y económica exterior.

En Siria otros grupos se han enfadado, porque los jihadistas son de los mejores combatientes contra el presidente Asad: Estados Unidos, encima de que no ayuda, pone trabas.

Aunque Jabhat al Nusra tiene también sus intereses y su coordinación con toda la oposición no es óptima. Alexander Page es un activista sirio; la última ve que supe de él estaba en Jordania:

La medida sería más comprensible si fuera un paso previo a una intervención americana más directa en Siria, con envío de armas y dinero a los rebeldes seculares. Si no es así, la influencia occidental en una futura Siria se complica.

Ninguna solución era fácil para Obama. Si no hacía ya esta distinción, podían acabar como en Afganistán en los 80: ayudar al futuro enemigo por ser un aliado temporal.

Segundo, la nueva oposición exteriore se reunió el miércoles en Marruecos y consiguió reconocimiento y dinero. Aún deben formar gobierno y escoger un primer ministro y no hay garantías de que sus contactos con el interior sean sólidos, pero es una pequeña esperanza.

Más cuando los rebeldes controlan grandes zonas de Siria y no está claro que puedan por sí solos asegurar los recursos mínimos para sobrevivir para los civiles.

3. El final es un misterio. Otra de las grandes noticias de esta semana ha sido la masacre de 125-150 civiles en Aqrab, en el centro de Siria. Es una noticia porque son alauíes, la secta del régimen. Las primeras sospechas cayeron, como es lógico, en una venganza de los rebeldes suníes.

Pero según vídeos de testigos y testimonios de rebeldes, las milicias del régimen usaron a civiles de su grupo como protección. Luego les habrían matado. El motivo, como casi todo en Siria, no está claro. Puede ser que ni siquiera hubiera una masacre.

Estos días ha habido varios periodistas en Damasco (en el tuit, Jeremy Bowen, de la BBC). Describen una ciudad llena de puestos de control, con una apariencia de vida normal durante el día y fantasmal de noche. Se oyen explosiones y combates a lo lejos, lo que indica que los rebeldes están más cerca. Pero a todos les cuesta imaginar cómo puede acabar la guerra sino es con más meses de batallas y muertes.

Desde el principio del conflicto, Asad ha perdido terreno y capacidad. Pero es aún la milicia más poderosa del país. Sus aliados principales siguen de momento ahí: Irán, Rusia y Hezbolá. Hay 2,5 millones de alauíes en Siria que es probable que solo piensen en cómo sobrevivir y que la resistencia es la única salvación. Su exterminio es improbable. Pero que acepten la derrota en una nueva Siria es también difícil de imaginar hoy.

Hoy jueves, el viceministro ruso de Exteriores ha dicho que Asad pierde cada vez más el control del país y que la oposición podría ganar. Eso es bastante probable. En la cita entera, el viceministro añade que la oposición podría ganar “a un precio absolutamente inaceptable”. El problema es ese: cómo encontrar una salida rápida y poco violenta al conflicto.

El ligero cambio de posturo rusa puede ser un modo de presionar para buscar alguna negociación. ¿Qué pasaría por ejemplo con el resto del régimen si logran asesinar al presidente Asad?

En Irak, para que los suníes perdieran la cuota de poder que tenían gracias a Sadam se necesitaron años de guerra y, sobre todo, la intervención del ejército más poderoso del mundo. Hoy en Irak mandan los chiíes en un país con más calma que hace unos años. Pero en Siria no ocurrirá eso.

La única línea roja que ha puesto Estados Unidos es el uso de armas químicas. Si Asad las esconde, el único paso adelante que dará Obama es dar armas y dinero. Pero solo a una parte de la oposición. No es una buena receta para acabar con Asad, aunque quizá no haya más remedio. Si no hay sorpresas, Siria seguirá en los titulares durante tiempo.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios Un comentario

Comentarios

  • 14.12.2012 Jesus

    Muy buen post este de Jordi, la situacion en Siria es sumamente compleja y no todos son capaces de dar informaciones que sean a la vez bien sustentadas, serias y objetivas; en cuanto a la desigancion de Jabhat al Nusra como un grupo terrorista es una movida responsable de la administracion Obama, pues aunque se arriesga como nos dice Jordi, a que le digan que esta entorpeciendo la lucha contra el regimen de al-Assad hay que aprender de la historia y, como tambien nos dice Jordi, no se puede repetir errores como el que ayudar a un Bin Laden.

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:47 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(650): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig('livewaf') #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 47