ObamaWORLD

Domingo 30 de Diciembre de 2012

Seis puntos para entender mejor el abismo fiscal

El lunes es el último día para detener el inicio de abismo fiscal. Las negociaciones son ahora entre los líderes del senado. Si lograran algún acuerdo, debería votarse allí y luego en el Congreso, que podría aprobarlo o enmendarlo. A estas alturas es difícil conseguir evitar el abismo, pero hay opciones remotas. Estas son las claves para entender qué es y sus peligros.

1. No es un abismo. La palabra abismo da sensación de daño inmediato e irreparable. No es así. El 1 de enero se activarían o caducan un montón de medidas. Sobre todo son de dos tipos. Primero, subidas de distintos impuestos. La partida más grande son los recortes de George W. Bush de 2001-3, que eran para 10 años y hace dos se extendieron. Ahora caducan. Durante el primer mandato de Obama, tambien se recortaron impuestos como medidas de estímulo. Ahora deberían renovarse o no.

Segundo, recortes de muchas partidas de gasto público, tanto militares como civiles. Están exentas las que afectan a los americanos más pobres. Son el llamado secuestro, que se ideó entre Obama y el líder del Congreso, John Boehner, para obligar a llegar a un acuerdo antes de 2013. En esos recortes hay algo que no gusta a los dos partidos.

Son medidas que aunque entren en vigor el 1 de enero, son en cierto modo reversibles. Si el nuevo Congreso salido de las elecciones de noviembre -que jura el cargo el 3 de enero- es capaz de llegar a algún acuerdo, podría resolverse sin daños irreparables en las primeras semanas del año.

Pero hay dos factores imprevisibles: uno, cómo reaccionarán los imprevisibles mercados ante la incertidumbre y, dos, a final de febrero el Congreso debe renegociar un aumento del límite de deuda que Estados Unidos puede emitir para pagar sus gastos. Si se mezclaran las dos negociaciones, el caos complicaría cualquier solución.

2. No es solo fiscal. Las medidas del abismo fiscal tienen algo de bueno para los dos partidos: los demócratas logran subir los impuestos a los más ricos -a cambio de subírselo también, aunque menos, al resto. Los republicanos consiguen reducir el gasto público y el déficit, a cambio de que también el Pentágono vea reducido su presupuesto.

Todos salen ganando y perdiendo a la vez. Aunque el problema real es que según la mayoría de economistas la falta de acción devolvería el país a la recesión y haría crecer el paro. Así, por el bien de todos sería bueno llegar a un acuerdo. Como dicen en este buen resumen, el problema de estas medidas es que “serían demasiada austeridad demasiado de golpe”.

La aún débil economía no sería capaz de resistir, por ejemplo, la subida de impuestos a todas las capas: 3.446 de media a cada americano en 2013 (los que ganan más de un millón pagarían hasta 254 mil dólares más). El pago del subsidio de paro también se recortaría. El problema por tanto no es solo fiscal, va más allá.

3. Cómo se ha llegado aquí. El abismo fiscal es la suma de decisiones que el Congreso y la Casa Blanca deberían haber tomado en los últimos dos años y han ido aplazando. Han probado negociaciones directas y propuestas de comisiones. Nada ha funcionado. Ahora están ya obligados a hacer algo. Por eso se ha vuelto tan importante.

El problema principal es el déficit y cómo repararlo. Los republicanos quieren reducirlo sin subir los impuestos (estarían dispuestos a reducir desgravaciones); los demócratas en cambio quieren subir los impuestos a quienes ganan más de 250 mil dólares y recortar menos de otros programas.

Los demócratas ganaron las elecciones. Este asunto se discutió en la campaña, con lo que parece que el presidente debería poder imponerse. Pero los republicanos mantuvieron el dominio del Congreso. Los líderes republicanos insinuaron que podían subir algunas tasas. John Boehner intentó aprobar hace unos días con su mayoría una subida para quienes ingresan más de 1 millón de dólares. Era un primer paso para acercar posturas con el presidente. Pero no lo logró.

En el Congreso hay un problema. La mayoría de congresistas viven en distritos donde tienen una mayoría sólida. El único peligro que deben afrontar es en las primarias ante un miembro más radical de su partido. Las generales las ganarán seguro. Así que no tienen ningún incentivo para ceder con medidas impopulares. Boehner debería por tanto aprobar una ley con votos demócratas, pero se juega su cargo como líder del Congreso.

4. De quién será la culpa. Las elecciones y los sondeos dan ventaja a los demócratas. Pero una nueva recesión grave perjudicaría también la herencia del presidente. Los demócratas tienen preparado un eslogan simple para enero: los republicanos han permitido que los impuestos suban para todos solo para evitar que los ricos paguen más.

Por este motivo, puede ser más fácil un acuerdo cuando las tasas ya hayan subido. Así los republicanos podrían decir que han llegado a un acuerdo para “bajar los impuestos” a la mayoría de americanos, no “subirlos a los ricos”. Así es la política.

5. Cómo son las soluciones. Complicadas. A pesar de que los desacuerdos grandes son claros, hay montones de matices sobre los que se puede negociar. No se trata de un solo impuesto o recorte, sino que hay varias tasas que afectan de distinto modo. Lo difícil será luego venderlo a sus votantes.

Por ejemplo, estos son los puntos principales de las negociaciones de última hora según el New York Times: “Subsidio de paro, recortes en los pagos a los médicos de Medicare [el programa médico para mayores de 65], impuestos a grandes herencias [hoy pagan un 35 por ciento las que superan los 5 millones y podrían pasar a pagar más del 50 por ciento las que superen el millón], cómo limitar el impacto del impuesto mínimo alternativo [una tasa base pensada para ricos que no sube con la inflación y que empieza a afectar a la clase media]”.

6. Qué pasará. Es un verdadero misterio. El sábado leí más optimismo que el domingo. Visto que no es un abismo y que el inicio de los problemas es progresivo, parece que solo un milagro legislativo hará que surja un acuerdo el lunes. Los nervios, los sondeos y el índice de la bolsa pueden acelerar la solución en enero con el nuevo Congreso. Pero será inevitable pensar que los políticos no han sabido estar a la altura de sus cargos.

Etiquetas: , , , ,

Comentarios 4 comentarios

Comentarios

  • 31.12.2012 Jesus

    Pues sin dudas, pase lo que pase, hemos llegado a esto por la obstinacion y el extremismo republicano que querian ganar las presidenciales y el Senado para ”llevar a cabo sus politicas” (reducir la ayuda a los pobres, los ancianos y la clase media; desmontar el Obamacare, bajar los impuestos a los mas ricos y a las corporaciones, mas un largo etc en esa misma onda) y cuando perdieron… quieren hacer lo mismo que si hubieran ganado. Esa postura, por su puesto, tendra un precio a pagar en las elecciones del 2014.
    Ah, y muchas felicidades y cosas buenas todos en el 2013 y no se preocupen, pues igual que no se acabo el mundo a pesar de todas las predicciones ahora tampoco pasara nada a pesar del deseo de los republicanos o, para ser mas justo… de la mayoria de los republicanos.

  • 01.01.2013 José Manuel

    Después de leer este artículo, da auténtico pavor imaginar qué habrá escrito el autor en su libro “Cómo escribir claro”.

  • 02.01.2013 Amem

    A mi me gusta como escribe.

  • 21.02.2015 Sumi

    Meu caro Dr. PC, Pois claro que sou o mesmo, anteriormente mais assedduo veardde, e agora de tf3tf3s cor-de-rosa mas uma vez Anthrax, sempre Anthrax.Ne3o sei porquea, he1 uns tempos atre1s, fartei-me de “poledtica”. Ne3o he1 nada que uma pessoa veja e diga: “Sim senhor, ora aed este1 uma coisa bem feita”. Tirando isso, tere1 de concordar comigo que independentemente do nome poderoso, falar de extermednio com ar (e cor) de cupcake e9 muito mais soft do que se aednda tivesse a imagem do lobo. 🙂

TRACKBACKS

especialidades de médico paga más alto levitra generico tecnología de Boston reed college farmacia
Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to verify temporary file contents for atomic writing. in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:46 Stack trace: #0 /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/obama...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/obamaworld.es/web/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 46